viernes, 20 de julio de 2018

Cómo y por qué Sánchez anunció que aumentará el gasto en defensa al 2%.

Pedro Sánchez, en la cumbre de la OTAN en Bruselas.

Según explican al Confidencial Digital altos cargos gubernamentales, el jefe del Ejecutivo salió de Moncloa con un discurso diseñado por su equipo, que también fue supervisado por Exteriores, en el que se defendía la postura de España, anticipada por Sánchez de no incrementar el gasto militar hasta el dos por ciento: --“El mensaje era claro. El presidente tenía que defender que la aportación española en las labores de defensa de la Alianza no se basaba solo en la inversión de más dinero. Había que reivindicar nuestras bases en el extranjero, los efectivos destinados fuera de nuestras fronteras... y Sánchez cumplió a rajatabla el guión previsto”.

No obstante, el jefe del Ejecutivo se guardaba un as en la manga, que sus colaboradores más próximos le habían recomendado: negociar con otros países europeos un anuncio conjunto, aunque “individualizado” en el que se adquiriera el compromiso de llegar al 2% en 2024, tal como exigía Trump. En Moncloa, afirman las fuentes consultadas, estaban preparados para cualquier golpe de efecto del presidente estadounidense, y por eso “se trazó un plan B” que finalmente hubo que poner en marcha cuando Trump entregó una carta a los ocho países que habían mostrado públicamente su rechazo a incrementar el gasto militar y después de exigir que la inversión en Defensa llegara al 4% del PIB. 

Trump preparaba su venganza...  
Todo comenzó una semana antes de la cumbre, cuando el secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg visitó España para reunirse con Pedro Sánchez. El encuentro fue preparado por Defensa con el equipo de la OTAN de Stoltenberg. De esos preparativos el primer mensaje fue que España iba a Bruselas con intención de mostrar su compromiso con el cumplimiento del 2%.   

Sánchez, no obstante, transmitió a Stoltenberg que la postura que iba a llevar a la Cumbre era que su Gobierno, no va a llegar a esa cantidad, porque se tiene que valorar también que las Fuerzas Armadas españolas están muy bien estructuradas, son eficaces y España es el país que participa en más misiones. El mensaje no solo llegó al secretario general de la OTAN, sino a la administración Trump, que estaba atenta de la postura de varios países europeos respecto a esa exigencia. El “no” de España no fue el único, y el republicano tenía claro que debía vengarse.   

… y Sánchez se la devolvió con Canadá  
Así, en la Cumbre, Trump arremetió contra los ocho países que rechazaron el compromiso del 2 por ciento: España, Alemania, Canadá, Bélgica, Noruega, Italia, Países Bajos y Portugal. Este grupo defendió, en la primera intervención de sus respectivos líderes, la posición inicial de no llegar al 2 por ciento. 

No obstante, una reunión de Sánchez con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeu, lo cambió todo.   Las fuentes consultadas explican que en esa conversación, el presidente español “activó el plan B” de aceptar el incremento del gasto militar al 2%, siempre y cuando se sumaran aquellos gobiernos que se habían mostrado contrarios. Finalmente, y después de ese giro de Sánchez, el resto de estos países señalados por Trump adoptaron rápidamente el discurso del dos por ciento. (Jesús.R.G.) (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.elconfidencialdigital.com

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+