martes, 24 de julio de 2018

Defensa repatriará un helicóptero siniestrado en Irak.

Un Cougar AS532 en la Base aérea de Almagro.

El Ministerio de Defensa repatriará uno de los cinco helicópteros desplegados en Irak dentro de la operación Inherent Resolve de lucha contra el Estado Islámico, según fuentes militares. Se trata de un Cougar AS532 que resultó gravemente dañado hace unos diez días al sufrir un siniestro cuando se disponía a despegar en la base de Taji, a 27 kilómetros de Bagdad. La aeronave rozó con las palas una valla de protección de la pista y los pedazos salieron lanzados en todas direcciones, dañando el rotor de cola, la célula del aparato e incluso a un avión estadounidense que se encontraba en las inmediaciones. Precisamente la presencia de este avión habría llevado al piloto del helicóptero a desviarse de la pista de rodaje y colisionar, según las fuentes consultadas. 

Por fortuna, ninguna persona resultó herida y la tripulación del helicóptero reaccionó con rapidez, evitando que se incendiara. Defensa repatriará el aparato y, una vez en España, valorará la posibilidad de repararlo en función del coste y de la gravedad de los daños estructurales. El precio de un Cougar AS532 ronda los 20 millones. El Ejército de Tierra cuenta con unas 30 unidades de este modelo. España ha enviado a Irak un destacamento de cinco helicópteros de transporte integrado por tres aparatos pesados CH-47D Chinook y dos medios Cougar AS532, con 75 militares. La Task Force Toro, nombre de la unidad española, con la comandante Gala Gallego al frente, se ha encuadrado en una unidad estadounidense, la 449 Combat Aviation Brigade, y realiza sus mismas misiones, aunque los aparatos españoles tienen vetado operar en Siria. Los cinco helicópteros llegaron el 24 de mayo a Kuwait a bordo del buque de proyección estrategica de la Armada Juan Carlos I y desde allí se desplazaron en vuelo hasta Irak, previa escala en la base estadounidense de Camp Buehring. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook          

Relevo español en el Componente E3A de la Fuerza de Control y Alerta Temprana de la OTAN.

El jefe del Ala de Operaciones con los jefes de Escuadrón saliente y entrante

El teniente coronel Fernando Raimundo Martínez ha pasado el guion del Escuadrón de Vuelo número 2 al teniente coronel Carlos Sánchez Bas. 

En los 35 años de historia del Componente E3A de la Fuerza de Control y Alerta Temprana de la OTAN (NAEW), nunca antes se había producido un hito como el acontecido el miércoles 18 de julio: dos tenientes coroneles del Ejército del Aire español fueron los protagonistas en la ceremonia de relevo de la jefatura de uno de los escuadrones de vuelo operativos AWACS. En una ceremonia militar llevada a cabo en el Hangar 2 de la Base de la OTAN en Geilenkirchen, el teniente coronel Fernando Raimundo Martínez pasaba el guion del Escuadrón de Vuelo número 2 al teniente coronel Carlos Sánchez Bas, simbolizando así la transferencia de autoridad y responsabilidad de la misión y el personal del escuadrón. El acto estuvo presidido por el general jefe de Componente E3A, Karsten Soye, y contó con la presencia de diferentes autoridades civiles y militares españolas, como la cónsul general de España en Dusseldorf. El teniente coronel Fernando Raimundo ha ejercido el mando del Escuadrón número 2, formado por más de 160 hombres y mujeres de 16 naciones diferentes, desde el año 2015, fecha en la que se aprobó el nuevo “peace establishment” de la Fuerza NAEW. 

Durante este tiempo, la unidad ha estado participando en las misiones de Assurance Measures que la OTAN lleva a cabo en apoyo a los países bálticos y del este de Europa, así como las misiones de Tailored Assurances Measures específicamente para Turquía. Asimismo, desde octubre de 2016, se viene participando en apoyo directo a la Coalición contra el ISIS en el marco de la operación “Inherent Resolve” que se lleva a cabo en Irak y Siria. A este respecto, España ha desempeñado la jefatura de la Fuerza NAEW desplegada en la Zona de Operaciones hasta en cuatro ocasiones, lo que ha contribuido decididamente a darle mayor visibilidad e influencia a nuestra nación en el Componente E3A. Desde el pasado año, se viene además participando en la operación “Sea Guardian” tras aprobarse el cambio de la operación “Active Endeavour” de lucha contra el terrorismo en el mar Mediterráneo. En lo que respecta a ejercicios, el Escuadrón número 2 ha participado en numerosos ejercicios de la OTAN para la certificación de distintos Cuarteles Generales, especialmente en ejercicios de Defensa de Misil como el “Formidable Shield”, así como en los tradicionales de participación masiva de aviones de cazas, como puedan ser el Red Flag, el Mapple Flag, TLP y Ocena Sky. 

El próximo mes de septiembre, lo hará por primera vez en el ETAP-04 (European Air Transport Program) en Zaragoza. La herencia que recibe el teniente coronel Sanchez Bas es “jugosa” e importante. El reto y la responsabilidad, también. Durante los próximos años como jefe del Escuadrón, no solo tiene que mantener el “tempo” operacional al que está sometida la unidad, sino también debe buscar oportunidades de entrenamiento que permitan que su personal esté permanentemente preparado para seguir a la vanguardia de la OTAN. Todo este compromiso operativo se lleva a cabo puntualmente en un momento en el que la flota está sujeta a un proceso de modernización, lo que da idea del enorme esfuerzo que llevan a cabo los hombres y mujeres que están bajo su mando en el escuadrón para proporcionar el resultado deseado: la seguridad. Sin lugar a dudas, los logros alcanzados por el Escuadrón número 2 durante el tiempo de mando del teniente coronel Raimundo Martínez y aquellos que están por llegar en los próximos años con el teniente coronel Sanchez Bas, dejarán una marca duradera en el recuerdo del Componente E3A de la Fuerza NAEW: la Marca España. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook          

España participa en una Inspección FACE en Ucrania.

Área administrativa FACE

Un miembro de la Unidad de Verificación Española (UVE) se ha integrado en el equipo inspector liderado por Luxemburgo y con participación de otros seis países invitados. Un miembro de la Unidad de Verificación Española (UVE) ha participado como invitado en la Inspección FACE liderada por el Gran Ducado de Luxemburgo en la República de Ucrania. 

El objetivo de la inspección, llevada a cabo del 15 al 20 de julio, ha sido comprobar la información proporcionada en el Intercambio Anual de Información sobre los principales sistemas de armas que recoge el Tratado FACE y comprobar la situación general del país debido al conflicto abierto en la zona del Donbass, con una amplia mayoría de población pro-rusa, con un conflicto enquistado desde el año 2014. El equipo estaba formado por tres componentes de la Unidad de Verificación de BENELUX (BACA) y siete inspectores invitados procedentes de Alemania, Bélgica, Canadá, España, Estados Unidos, Francia y Holanda. El equipo de escolta de la unidad de verificación ucraniana estaba compuesto por cuatro miembros. El objetivo de la inspección era la empresa civil aeronáutica ubicada en Odessa. El Equipo de Inspección también tuvo la oportunidad de acceder al equipo y armamento convencional declarados: helicópteros Mi-8, aviones de combate operativos Mig-23, Mig 29, Su-17 y Su-24, aviones de entrenamiento L-39, y equipo fuera de servicio y para exportación Mig-27 y Mig-21. 

Además se tuvo acceso a las distintas cadenas de montaje aeronáuticos y lugares de almacenamiento. Por último se tuvo acceso al proyecto común ucraniano-francés Delfin para el desarrollo de una avioneta ligera multipropósito. Al finalizar la inspección, el jefe del Equipo de Inspección declaró al jefe del Equipo de Escolta que consideraba que Ucrania había cumplido con los términos del Tratado FACE más allá de lo establecido. La Unidad de Verificación Española es la unidad encargada de velar por el cumplimiento de los tratados de control de armamento firmados por la mayoría de los países europeos en el marco de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), con el fin de promover una mayor apertura y transparencia en sus actividades militares y contribuir al desarrollo y robustecimiento de la paz, la estabilidad y la seguridad internacional. El Tratado de Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE), el Documento de Viena (DV 2011) y el Tratado de Cielos Abiertos constituyen la base fundamental sobre la que se cimenta la actividad de la UVE. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook