miércoles, 15 de agosto de 2018

Jornadas de cohesión entre los miembros de la Unidad de Protección y los integrantes del 1st Battalion Grenadier Guards.

Teórica sobre el fusil HK G-36

Los componentes españoles y británicos de la Task Force Besmayah han llevado a cabo un “cross training” en la Base Gran Capitán. La Unidad de Protección del BPC VIII -que se ha formado sobre la base de la 8ª Compañía de Paracaidistas- al mando del capitán Álvaro Alejandre, tiene como misión principal asegurar la protección de los componentes de la Task Force Besmayah durante el adiestramiento que proporcionan a las fuerzas de seguridad iraquíes. Esta unidad, a cuyos miembros se les conoce como los “ángeles guardianes” debido al cometido que realizan, ha participado en una actividad de adiestramiento denominada “Cross Training” junto con los integrantes del 1st Battalion Grenadier Guards británico desplegados en la misma Task Force.
Ejercicio de tiro con fusil HK
Fue una oportunidad única para poner en común las diferentes tácticas, técnicas y procedimientos que emplean ambas unidades, así como para conocer el armamento y material específico que utilizan. Para ello, se llevaron a cabo diversos ejercicios de tiro de combate en los que los participantes utilizaron los fusiles de asalto HK G-36 (ESP) y SA-80 (GBR), así como las ametralladoras MG-42 y L7A2 GPMG. Los soldados británicos también tuvieron ocasión de conocer los vehículos blindados RG-31 y LMV Lince, y los militares españoles conocieron el vehículo Foxhound utilizado por los británicos en tareas de reconocimiento del terreno y en incursiones terrestres. Esta actividad sirvió para estrechar lazos entre los componentes de la Task Force, así como para comprobar que bajo el lema “Train together, win together”, todos sus integrantes cumplen con el objetivo de ayudar a las autoridades de este país a erradicar, de una vez por todas, la amenaza del terrorismo. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                  

El buque español ‘Castilla’ comparte con la Armada china sus experiencias contra la piratería en Somalia.

En el marco de la 'Operación Atalanta' de la UE, que lidera España tras el Brexit, fuerzas de la Armada china se reunieron con las europeas en el buque insignia de la operación, el ESPS Castilla. El objetivo: aumentar la cooperación conjunta contra la piratería en las costas de Somalia. El encuentro, que tuvo lugar la semana pasada, reunió al Capitán Liang Yang, Comandante de la Base de Apoyo del Ejército de Liberación Popular (PLA) chino en Djibouti, con el General de División inglés Charlie Stickland, Comandante de la Fuerza Naval de la Unión Europea (EU NAVFOR) y mandos españoles. 

Seguridad marítima en rutas comerciales 
En la web de la operación se explica como las reuniones periódicas “ayudan a fortalecer las relaciones entre la UE NAVFOR y las contrapartidas militares chinas”. También se destaca el hecho de que ambas fuerzas están proporcionando “seguridad marítima esencial” en la ruta comercial internacional, disuadiendo de “actos de piratería y robo a mano armada” en el Golfo de Adén. 

Por otra parte, se remarca el esfuerzo de las fuerzas navales chinas en su lucha contra la piratería para proteger a los “buques vulnerables” y para brindar escoltas para asegurar los “envíos humanitarios del Programa Mundial de Alimentos” cuando las fuerzas europeas no pueden. Por último, se resalta la “sólida relación operativa” en materia de cooperación y colaboración que disfrutan las fuerzas navales chinas y de la UE en el Golfo de Adén.

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook