jueves, 23 de agosto de 2018

Los Eurofighter españoles vuelven a volar en el Báltico.


El Estado Mayor de la Defensa (Emad) ha vuelto a exhibir uno de los aviones de combate Eurofighter en operaciones en Lituania, cuya misión finalizará el 31 de agosto tras cuatro meses de despliegue. España participa en esta misión de la Alianza Atlántica desde principios de mayo con el destacamento Vilkas, con base en Siauliai. 

Todo ello después de que el pasado 7 de agosto uno de estos cazas españoles desplegados en la misión de la OTAN en el Báltico lanzara por error mis-“un fallo humano”, apuntan las fuentes- un misil Amraam en el espacio aéreo de Estonia mientras realizaba una maniobra con dos Mirage franceses. Sobre el misil disparado, no ha habido noticias de su localización y fuentes militares apuntan a que fue lanzado en modo autodestrucción por lo que no es fácil localizar sus restos. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

España forma a 20 oficiales de Malí para misiones de combate.


Veinte oficiales de las Fuerzas Armadas de este país africano se han formado durante 12 semanas en el séptimo Curso de Comandante de compañía para oficiales que ha tenido lugar en el campo de entrenamiento de Koulikoro, situado a 60 kilómetros de Bamako. Todos ellos, con cargos de teniente a capitán, y de todas las ramas y servicios de las Fuerzas Armadas de Malí (MAAF), se han 'graduado' de lo que se puede considerar como uno de los cursos más exigentes impartidos por la misión europea en Malí, dirigida por un contingente español.
 
Alrededor de 130 militares españoles, muchos de ellos curtidos en Kosovo, Líbano o Afganistán, han enseñado a los alumnos las habilidades necesarias para comandar una compañía de infantería en situaciones de combate, además de todas aquellas capacidades relacionadas con los deberes diarios de un comandante. Como consecuencia, el entrenamiento ha incluido adiestramiento táctico en todos los tipos de operaciones militares que las fuerzas armadas de Malí pueden llevar a cabo: operaciones defensivas, ofensivas, de estabilización y de terreno urbano.

Distintos tipos de formación
La capacitación de estos cursos califica a los estudiantes para evaluar, planificar y llevar a cabo cualquier misión que se lleve a cabo en cualquier condición y terreno. Pero también les ha capacitado para llevar a cabo el fin último de todo militar: proteger a la población de su país de las amenazas que puedan surgir. Además, el curso incluyó otros temas como liderazgo, topografía y manejo de GPS, cuidado médico y protocolos de evacuación, señales y procedimientos de radio, técnicas y procedimientos de IED..., que habilitan a los oficiales para garantizar el éxito táctico.

Otro aspecto importante del curso fueron los procedimientos utilizados para entregar un orden de operación (OPORD), utilizando ayudas visuales tales como bocetos o cajas de arena. Por su parte, los participantes se formaron también en derecho internacional humanitario y en derechos humanos por los expertos proporcionados por el Cuarteles General de la Misión de Entrenamiento de la Unión Europea (EUTM-MHQ). El fin, tal y como cuentan en la página web de la misión., es asegurar que los agentes “conozcan y cumplan las regulaciones y leyes internacionales”.

La misión EUTM-Malí
La misión de la Unión Europea EUTM-Malí se creó para proporcionar al Ejército maliense entrenamiento militar y asesoramiento en las cadenas de mando y control, logística y gestión de recursos humanos, junto con derecho internacional humanitario. El primer mandato de la Unión Europea empezó el 1 de abril de 2013. 

En él, se desplegaron fuerzas españolas para la Operación, finalizando la misión en mayo de 2014. Ese mismo mes se inició un segundo mandato de dos años de duración hasta mayo de 2016. Por esas fechas se iniciaría un tercer mandato, también de 2 años, en el que se generó un nuevo contingente con puestos nuevos y nuevas capacidades. España aporta 130 militares, 20 de ellos como refuerzo temporal.
 
El porqué de la misión
La misión de la Unión Europea en Malí responde a la crisis política, humanitaria y de seguridad que estaba sufriendo el país a consecuencia de los hechos acaecidos en el Norte de su territorio desde principios de 2012. Durante ese periodo tuvo lugar una rebelión tuareg en la región de Azawad, provocada en buena medida por el desplazamiento de este grupo de población nómada a consecuencia de la guerra civil de Libia.
 
Dicha rebelión fue seguida por un golpe de estado militar y por la entrada del grupo yihadista Ansar Dine en el territorio. Los acontecimientos convirtieron el país en un centro de inestabilidad y en una grave amenaza para toda la región del Sahel y para Europa. Ante la gravedad de la crisis, el presidente interino de Malí, Dioncounda Traoré, remitió peticiones oficiales de apoyo al secretario general de la ONU, a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y a la UE, incluyendo en esta última una petición de ayuda para la reestructuración y entrenamiento del Ejército. Finalmente, la UE se dispuso a ayudar en este último punto al ejercito maliense. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.elconfidencialdigital.com/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook