viernes, 24 de agosto de 2018

El Ejército del Aire compra nuevos trajes pesados de desactivación de explosivos.


El brigada Rafael Sánchez Martos en un despliegue en el Líbano.

El Centro de Desactivación de Explosivos (CEOD) del Ejército del Aire, dependiente orgánicamente del Centro Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX), ha iniciado el proceso de adquisición de trajes de protección para el personal de la unidad. Estos trajes pesado de desactivación, tal y como recogen los pliegos técnicos del contrato a los que ha podido acceder ECD, deberán disponer de la protección y resistencia necesaria para reducir en un 90 por ciento los efectos y la presión provocada por una explosión de medio kilo de explosivo plástico C4 -de uso militar- a una distancia inferior a un metro del artificiero. (Vea a continuación una explosión de unos 400 gramos del mismo explosivo). 

El pack debe estar compuesto de chaqueta, pantalón, protector pélvico, protector de pie y casco con unidad de control remoto y sistema de refrigeración. Deberá estar diseñado para ofrecer la máxima protección contra los efectos de la sobre presión, fragmentación, impacto y calor en operaciones, “todo ello sin menoscabo de la flexibilidad y el confort”. Para casos de emergencia, el traje completa deberá contar con sistemas de extracción rápida y acceso fácil a zonas vitales, que permitan operar con rapidez a los equipos de asistencia médica. El importe total del contrato asciende a 60.000 euros, y las empresas que quieran optar al contrato podrán presentar sus ofertas hasta el próximo 3 de septiembre. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook