martes, 25 de septiembre de 2018

Navantia botará el primer logístico australiano a finales de noviembre.

.

La ceremonia de botadura del primer buque de aprovisionamiento en combate que construye Navantia Ferrol para la Armada de Australia ya tiene fecha. Será a finales de noviembre -coincidiendo, como es habitual, con la pleamar, el día 23- y una jornada después se llevará a cabo la ceremonia de puesta de quilla del segundo buque, que comenzará así a crecer en la grada. El primer barco logístico, que será bautizado como HMAS Supply, cuenta ya con el 70 % de los bloques colocados en la grada, y el 30 % restante, que se están fabricando tanto en el astillero ferrolano como en el de Fene, serán instalados en los dos meses que restan hasta su lanzamiento al mar.

Fuentes de Navantia explicaron que el armamento y el montaje de elementos y de equipos se acelera en esta etapa de la construcción, a medida que el barco crece en la grada y permite que se desarrollen trabajos en distintas zonas. La previsión que manejan los responsables de la compañía pública es la de que, en el momento de la botadura, el buque tendrá un grado de ejecución total que superará el 60 %. En todo caso, se prevé que el avance de la fabricación y las pruebas permita realizar, tras el bautismo de mar, tareas en dique y a flote con garantías hasta la fecha de entrega. 

En ambas plantas
La construcción de los dos barcos de aprovisionamiento -el segundo de los cuales será bautizado como HMAS Stalwart- se está llevando a cabo tanto en el astillero ferrolano como en el de Fene, en donde también se fabrican módulos para los navíos. En estos momentos, la repercusión del empleo puede cuantificarse en ocupación para 870 trabajadores de compañías auxiliares, 200 de los cuales se encuentran en Fene, además de otros 230 pertenecientes a la plantilla directa de Navantia. 

A este volumen de empleados hay que añadirles otro importante grupo que pertenece a subcontratistas que efectúan tareas en sus propias empresas, fuera de los astilleros de la ría, pero que trabajan directamente para este programa. En estas circunstancias se encuentran otros 200 empleados de firmas de ingeniería y otros 250 de compañías suministradoras. En conjunto, unas 1.600 personas cuyas ocupaciones laborales guardan relación directa con la obra.

Un programa que tendrá que coger velocidad para que el próximo bautismo sea en junio 
El plazo de construcción ajustado ha sido una de las características principales del programa de los dos buques de aprovisionamiento para la Armada de Australia. El compromiso que adquirió Navantia fue el de entregar los dos barcos en el 2020, por lo que el astillero ferrolano tiene que realizar un esfuerzo adicional al realizado cuando construyó el Cantabria para la Marina española, barco en el que está basado el programa australiano. 

Por el momento, Navantia afirma que se está ajustando a los hitos contractuales de acuerdo con la planificación establecida. No obstante, será a partir de los próximos meses, aunque fundamentalmente a partir de que se produzca la ceremonia de puesta de quilla del segundo de la serie, cuando la factoría tenga que acelerar el ritmo, con los navíos en ejecución paralelamente. Se notará entonces mucho más en la curva de empleo, que llegará a los picos máximos de ocupación. 

Las F-110
Si el Gobierno central cumple con el anuncio realizado y firma el acta de ejecución de las F-110 antes de que finalice el año, el fin la obra de los buques de aprovisionamiento para Australia coincidirá con el arranque de la construcción de las fragatas. El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, ha instado al Ejecutivo central a contratar ya las F-110 para evitar vacíos de trabajo. «A partir del año 2020, se pueden crear aquí 5.000 o 6.000 puestos de trabajo, recuperar la demografía y parece que viene el ciclo bueno, aguardando que se concrete y no se haga partidismo interesado según gobierne en Madrid», dijo. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

El BAM Furor inicia sus pruebas de mar.

El BAM "Furor", a su salida, esta mañana, de la ría de Ferrol

El Buque de Acción Marítima Furor, amadrinado recientemente por la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha iniciado sus primeras pruebas de mar, en aguas cercanas. La planificación que maneja el astillero es que el barco sea sometido a las evaluaciones de navegación hasta el próximo miércoles, aunque también se ha reservado el jueves por si es necesario repetir algún tipo de prueba o realizar alguna adicional. El personal a bordo del Buque de Acción Marítima ?el sexto de estas características fabricado por Navantia para la Armada española? llevará a cabo pruebas de fondeo, de navegación, de propulsión y de equipos eléctricos, entre otros. 

Como viene siendo habitual en este tipo de ejercicios, a bordo del Furor navegan tanto personal directo de la plantilla de Navantia y también de compañías auxiliares, aunque debido al tamaño del navío, en un número menor que en otras anteriores ocasiones. Durante las tres jornadas, la previsión es la de que el barco permanezca alrededor de doce horas efectuando las pertinentes evaluaciones. El Furor aún será sometido a otras pruebas de mar antes de ser entregado a la Marina, a finales de año. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook