lunes, 12 de noviembre de 2018

La Otan pone a prueba la resistencia al frío extremo de los soldados leoneses.



Una sección del Grupo de Artillería de Información y Localización, conocido como el Gail, de la base Conde de Gazola de Ferral de Bernesga ha participado en uno de los ejercicios más extremos que organiza la Otan. Los soldados leoneses se desplegaron en Noruega para participar en un supuesto escenario defensivo al que acudieron junto con el resto de miembros de los países adscritos al Tratado del Atlántico Norte. 

El ejercicio, simula un zona de conflicto ficticia a la que acuden los aliados desde el sur para ayudar al país nórdico, supuestamente atacado por una fuerza no perteneciente a la Otan. El objetivo, la coordinación de los países para ser capaces de dar una respuesta conjunta ante cualquier agresión bélica, es decir lo que está enmarcado en el artículo 5 de la Organización del Tratado del Atlántico Norte. El Gail II/63 aportó al ejercicio, que acaba de concluir, su radar contrabatería Arthur, que permite localizar cualquier origen de fuego enemigo terrestre, con un alcance de 40 kilómetros. El radar, precisamente de fabricación noruega, «detecta la trayectoria y localiza el punto del origen del fuego de la artillería enemiga o los morteros y pasa la información exacta a las tropas», explica el teniente coronel del Gail, José Luis Fernández, quien añade que se trata de un «radar terrestre punta» y único dentro del Ejército Español.


El frío extremo en el que se desarrolló el ejercicio, con temperaturas inferiores a los 20 grados bajo cero, obligó a los 25 soldados que se han desplazado a Noruega a despertarse por las noches para arrancar los vehículos y evitar que el intenso frío afecte a los sistemas, a pesar de que están preparados para las bajas temperaturas, ya que unidades de otros países sufrieron la congelación de sus vehículos. Durante el ejercicio, todo el personal —50.000 militares, 65 buques, 250 aviones y 10.000 vehículos de 31 países, ya que además de los aliados también participan Suecia y Finlandia— se alojó en acuartelamientos del país nórdico, que es el que más fondos destina a Defensa dentro del marco europeo. La sección leonesa estaba formada por 25 miembros, de los que tres eran mujeres (dos suboficiales y un cabo), que estaban integrados dentro de la Brigada Acorazada Italiana Ariete. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook              

Así lanza en vivo un F18 del Ejército del Aire español un misil aire aire Iris-T.


Durante esta semana se está desarrollando en la Base Aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) el ejercicio Dardo. El objetivo de este ejercicio es realizar prácticas de tiro aire-aire real con las aeronaves de caza del Ejército del Aire (Eurofighter y F-18), así como con la sección de defensa aérea SHORAD de misiles antiaéreos de corto alcance perteneciente al Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA). Durante esta campaña de tiro se lanzarán ocho misiles IRIS-T, tres misiles AIM-7 Sparrow y dos misiles Aspide. Estos últimos serán lanzados desde tierra en el polígono de tiro de Medano del Loro en Huelva por el EADA. Participan en esta campaña las alas 11, 12, 14, 15 y 46. 

Cuentan con el el apoyo del Grupo Móvil de Control Aéreo (GRUMOCA) y del Centro Logístico de Apoyo y Experimentación (CLAEX). Además, el Ala 48 está dando cobertura SAR al ejercicio. El Mando Aéreo de Combate (MACOM) es el responsable del planeamiento y ejecución de la campaña. Los lanzamientos están teniendo lugar en áreas acotadas del golfo de Cádiz, con la colaboración de la empresa SCR, que es la encargada de proporcionar los blancos a derribar. Se trata de aeronaves pilotadas desde tierra capaces de volar en formación y maniobrar como si se estuviera en un escenario táctico real. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook              

Los barcos rusos regresan a Ceuta: un tanque, un buque de guerra y un remolcador.



Tres impresionantes barcos de guerra de la marina rusa llegaron el viernes a la ciudad de Ceuta para reabastecimiento de combustible y descanso de sus tripulaciones antes del regreso a su país procedentes de Siria. El crucero portamisiles Mariscal Ustinov, el buque cisterna Dubna y el remolcador SB-406 volvieron al puerto español después de dos años. Anteriormente, el puerto se mantenía cerrado a los barcos rusos por exigencias de la OTAN. Los buques, atracados en el muelle España bajo fuertes medidas de seguridad y multitud de curiosos, se han ido posicionando en sus atraques donde permanecerán todo el fin de semana, recuperando así las escalas de los buques de la armada rusa interrumpidas desde octubre de 2016.  

El portamisiles “Almirante Ustinov” atracado en el muelle de Levante 

El crucero antimisiles ‘Marshal Ustinov’ de 186 m de eslora y 20 m de manga, tiene una dotación de 589 personas entre oficiales, suboficiales y marinería; junto a él, el remolcador SB-460  de 62 m de eslora y 15 m de manga, con 48 tripulantes y el buque cisterna Dubna de130 m de eslora y 20 m de manga, con 70 marineros se encuentran atracados en la cara de Poniente del Muelle España.

Remolcador SB-406y el buque logistico al fondo

Entre 2011 y 2016, un total de 62 buques rusos visitaron el puerto español. Según la estadística, en 2014 alrededor de 2.300 marinos rusos desembarcaron en Ceuta y cada uno cambió alrededor de 450 euros (510 dólares) para gastarlos en tiendas y restaurantes locales. Además, cada barco militar se abastece de diésel y agua potable durante el atraque. En total, cada visita de un buque ruso solía aportar alrededor de 300.000 euros (340.000 dólares) a las arcas de la ciudad.


Gibraltar es clave
Para el experto norteamericano, el acceso de Rusia a Ceuta "es particularmente preocupante" por la proximidad de Ceuta a Gibraltar, puerto en que "los EE.UU. han confiado a menudo [...] desde su primera intervención militar en ultramar, en 1801, contra Barbaria [hoy Libia], hasta las intervenciones militares más recientes en Oriente Medio y el norte de África". Esta situación es muy sensible respecto a los submarinos nucleares de la US Navy, que tienen en Gibraltar "el mejor lugar del Mediterráneo" para hacer reparaciones y proveerse. 

"Los submarinos rusos que están a pocos kilómetros de distancia [Ceuta, Melilla] presentan un potencial problema de inteligencia y seguridad para los EE.UU. y sus aliados", dice el documento. El informe destaca la deslealtad de España con sus aliados de la OTAN, a quien dificulta las operaciones, a la vez que facilita las cosas a Rusia, su principal rival. "La política de España de permitir a la marina rusa que use el puerto de Ceuta es cada vez más indefendible, si tenemos en cuenta la reticencia española a permitir que los barcos de la OTAN hagan viajes directos entre Gibraltar y los puertos españoles", explica.

Restricciones a los aliados
Coffey insiste. "Aunque España es miembro de la OTAN, su gobierno impone restricciones a los EE.UU. y a otros activos militares de la OTAN que visitan Gibraltar". Entre otras limitaciones, los barcos de la US Navy que fondean en Gibraltar no tienen permiso para acceder a un puerto español si no han pasado antes por otro. "Sorprendentemente, España prefiere en sus puertos a los barcos rusos antes que los de la OTAN", remacha.

Lo mismo pasa con los aviones. Las autoridades españolas deniegan rutinariamente permiso a los aviones militares de la OTAN para sobrevolar a o aterrizar en España si han despegado de o se dirigen a Gibraltar. Por ejemplo, un avión militar norteamericano que vuele entre Rota y Gibraltar primero tiene que desviarse a Faro, en Portugal, o a Tánger, en Marruecos".
Coffey cita aquí otro informe suyo, donde defiende que, por motivos de seguridad nacional y en su propio interés, los EE.UU. tienen que proteger la soberanía británica sobre el peñón y respetar la decisión de los gibraltareños ante las pretensiones españolas.

Presión por todos lados
El autor propone al gobierno y a la administración de los EE.UU. "presionar desde todos lados" a España. "La administración [de los EE.UU.] tiene que trabajar con el Congreso para enviar un mensaje claro y coordinado de que cualquier apoyo español a la marina rusa es impropio de un aliado de la OTAN". También recomienda al presidente, el republicano Donald Trump, y a su asesor de seguridad nacional, John Bolton, que "hagan pública su decepción con España [...]. 


El secretario de Estado, Mike Pompeo, y el secretario de Defensa, James Mattis, "tienen que aprovechar todas las oportunidades, incluidas las reuniones ministeriales de la OTAN, para plantear este asunto a sus homólogos españoles". Al mismo tiempo, los EE.UU. "deberían coordinarse con todos los miembros de la OTAN para presionar a España". "Considerando el estado actual de las relaciones entre Occidente y Rusia, sería una irresponsabilidad que Madrid vuelva a permitir que los barcos de guerra rusos usen puertos españoles. El gobierno de los EE.UU. tiene que dejar claro al más alto nivel que considera completamente inaceptable cualquier apoyo a la marina rusa". (Jesús.R.G.)

Fuente: https://elfarodeceuta.es/
https://www-elnacional-cat.cdn.ampproject.org/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook