sábado, 17 de noviembre de 2018

La Armada española desembarca en el cantón militar del Porís de Abona.

Maniobras de la Infantería de Marina en Los Abades, Tenerife

La Armada española desembarcó en la tarde de ayer, mediante un ejercicio helitransportado y anfibio en el cantón militar del Porís de Abona, en Arico. 

La infantería de marina española, la más antigua del mundo llegó a bordo del buque de asalto anfibio Galicia, desde cuyas bodegas salieron las lanchas de desembarco, que llevaba a bordo a los vehículos con los que se estableció una cabeza de playa. Previamente, los helicópteros Sea King, de la 5ª Escuadrilla de Aeronaves llevaron a cabo un helitransporte hasta el lugar donde se concentraría el grueso de la compañía de desembarco. El Galicia ha sido diseñado para transportar tropas y vehículos y para operar con embarcaciones anfibias en su dique y con helicópteros en su cubierta de vuelo. La misión principal de los buques de esta clase es llevar a cabo operaciones anfibias. Sus misiones incluyen también operaciones de mantenimiento de la paz y de ayuda humanitaria, mediante apoyo médico y quirúrgico, en catástrofes naturales, ya que cuenta con un hospital a bordo de grandes prestaciones.

El Galicia también está capacitado para actuar como buque de mando de la Fuerza Anfibia y de la Fuerza de Desembarco y como buque de mando alternativo de un Mando de Componente Marítimo. El ejercicio consistió en asegurar una cabeza de playa y en la ocupación de una zona segura con el desembarque y posterior embarque de los Vehículos de Alta Movilidad Táctica (Vamtac) en sus diferentes versiones de reciente adquisición y Bulldozer que se encargaron de despejar la zona de obstáculos para que los infantes pudiesen actuar. Estos iban provistos de su armamento, el fusil G-36E, así como el lanzagranadas Instalaza C90C. El Batallón de Desembarco es un elemento fundamental para el desarrollo de la maniobra de la Brimar. Sus características principales son: la flexibilidad, que le permite operar con helicópteros, embarcaciones, medios mecanizados /motorizados, combatir a pie en terrenos difíciles (terreno urbano, montañoso...); la adherencia y adaptación al terreno, así como la capacidad de ocupación, característica intrínseca de las unidades de infantería. 

Otra característica es la polivalencia, capaz de participar en un amplio espectro de operaciones. Por último, está el alistamiento, es decir, su capacidad para embarcar en un corto periodo de tiempo y con suficiente autonomía, es un factor diferenciador de otras unidades de orgánica similar. El Batallón de Desembarco es la unidad táctica fundamental del Cuerpo de Infantería de Marina. Puede actuar encuadrada en una unidad superior o de forma independiente, constituyendo un conjunto equilibrado de capacidades, capaz de cumplir una gran variedad de misiones de combate, y por la rapidez de su despliegue con medios navales y aéreos, ideal para llevar a cabo misiones de respuesta a crisis o planes de contingencia. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook               

El Consejo de Ministros aprueba este viernes la compra de 23 nuevos helicópteros NH-90.


El Consejo de Ministros autorizará este viernes al Ministerio de Defensa a negociar y firmar con Airbus Helicopters el nuevo programa especial de helicópteros de transporte NH-90 (Lote II). Según fuentes militares conocedoras del contrato, «el nuevo lote de helicópteros tendría 23 unidades, y por primera vez contará con el modelo navalizado destinado a la Armada Españolas». El pasado 7 de septiembre el Consejo de Ministros ya dio luz verde a la reprogramación de este programa con un techo de gasto de unos 1.450 millones de euros. No obstante, las mismas fuentes informaron a ABC que el paquete que se suscriba ahora podría ver rebajado su presupuesto hasta los 1.200 millones para acometer la fabricación de los 23 helicópteros y las tareas de ingeniería que conlleva. Se dejaría para el próximo año el contrato de la configuración de los aparatos según la misión que lleven a cabo (Tierra, Aire o Armada) y el apoyo logístico. 

El programa especial del helicóptero de transporte NH-90 fue suscrito en diciembre 2006 con un total de 104 unidades (48 para Tierra, 28 para la Armada y otros 28 para Aire). Hay que recordar que por la crisis el pedido de la primera fase se redujo en mayo de 2013 de 45 a 22 helicópteros (el contrato se cifró igualmente en torno a los 1.500 millones de euros). Con el acuerdo que se autoriza hoy en el Consejo de Ministros se recuperaría el pedido inicial al gran recorte militar de la crisis con Pedro Morenés como ministro de Defensa. De esos 22 iniciales ya han sido entregados 10 a las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (Famet). Se espera que en 2019 el Ejército del Aire cuente ya con uno de estos aparatos. El helicóptero NH-90 español se ensambla en la planta que Airbus tiene en Albacete. «Este nuevo contrato supone una buena noticia para la fábrica de Airbus Helicopters en Albacete; además, los infantes de Marina de la Armada contarán al fin con helicóptero para llevar a cabo sus operaciones anfibias», informan a ABC. 

En total, Airbus Helicopters tiene un pedido global de 540 aparatos con Alemania, Francia, Italia, España, Suecia, Noruega, Finlandia, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Grecia, Australia, Nueva Zelanda, Omán y Qatar. De ellos ya se han entregado 345. En Albacete se fabrica el fuselaje delantero de todos estos helicópteros. Tras elevar el techo de gasto del submarino S-80 de Navantia (1.706 millones), firmar la modernización de los Chinook con Boeing (1.060 millones) y acordar el pago al operador Hisdesat para el uso de dos nuevos satélites (1.397 millones), este es el cuarto gran contrato que suscribe el Ministerio que dirige Margarita Robles. Con otros contratos la cifra se eleva a 5.400 millones en cinco meses. Aún faltan las fragatas F-110 y el vehículo blindado 8×8. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook