miércoles, 28 de noviembre de 2018

Tecnobit-Grupo Oesía entrega los primeros displays para los aviones F-18, del contrato por valor de 15 millones de euros.

Tecnobit-Grupo Oesía entrega los primeros displays para los aviones F-18, del contrato por valor de 15 millones de euros

El Presidente Ejecutivo de Tecnobit-Grupo Oesía, Luis Furnells, ha entregado hoy formalmente al Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, General Javier Salto, el primer display de última generación para equipar a los F-18 españoles. El acto se ha desarrollado en la sede de Grupo Oesía en Valdepeñas (Ciudad Real), donde hasta un 20 por ciento de su plantilla ha participado, directa o indirectamente, a lo largo de los dos últimos años en las fases de desarrollo y fabricación de los nuevos displays. En total se producirán 182 displays, que irán instalándose en los F-18 del Ejército del Aire entre este año 2018, el 2019 y el 2020. El conjunto del proyecto genera unos ingresos superiores a los 15 millones de euros. El Jefe de Estado Mayor ha destacado la importancia de la colaboración entre el sector privado y el público para este tipo de producciones de vanguardia y, al respecto, ha elogiado la capacidad tecnológica demostrada por Grupo Oesía y la calidad de servicio y esfuerzo del equipo de trabajo de los displays, que han sido también protagonistas de este evento.
 
El Presidente Ejecutivo de Grupo Oesía, Luis Furnells, ha recordado como la empresa ganó esta adjudicación en un concurso convocado por la OTAN superando a grandes compañías internacionales. Asimismo ha explicado que, con la finalización del desarrollo y la puesta en el mercado de las primeras unidades de displays, Grupo Oesía se adelanta a su competencia y se convierte en el gran referente internacional en el desarrollo de estos componentes para el sector aeronáutico. De hecho, grandes plataformistas internacionales ya se ha interesado por incorporar este producto en sus futuros aviones. Los displays de Grupo Oesía ofrecen una mayor capacidad de procesamiento, lo que permite incorporar más funcionalidades, y además, tienen la capacidad de presentar en color las informaciones relevantes. Los displays han supuesto para Grupo Oesía un gran reto ya que, en un periodo muy corto de tiempo, se ha tenido que completar el ciclo de desarrollo compaginándolo con ingeniería inversa y el trabajo conjunto con el cliente final. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

La Armada rusa ha vuelto a Ceuta para quedarse.


Hace ya dos semanas que los buques rusos volvieran a Ceuta  después de dos años de incomparecencia. La escala del un crucero antimisiles Marshal Ustinov, acompañado de un remolcador y un petrolero, encendió los ánimos de algunos socios de la OTAN. Especialmente Reino Unido y Estados Unidos (de hecho, como contó ECD, la escala se produjo durante la visita a la base de Rota de un senador norteamericano). Según explican fuentes militares a ECD, el malestar en Reino Unido continuó en días posteriores a la visita rusa a Ceuta. 

Buques británicos tuvieron que vigilar de cerca el paso del Marshal Ustinov por el Canal de la Mancha de vuelta a Rusia. La vuelta de los rusos se produjo unos días después del paso del ministro ruso de Exteriores Serguei Lavrov por Madrid, donde se reunió con su homólogo Josep Borrell y con Felipe VI. Quedaba así superado el alejamiento diplomático que supuso el veto a la escala en la ciudad autónoma de la flota rusa encabezada por el portaaviones Almirante Kuznetsov en 2017, y la posterior exclusión de España como ‘puerto amigo’ para los buques de Moscú.

La primera de una nueva serie de escalas
Según ha podido saber ECD de fuentes gubernamentales bien situadas, la escala del Marshal Ustinov no ha sido un hecho aislado. España ha dado “luz verde” a que estas escalas vuelvan a repetirse en un futuro de manera más o menos regular. La próxima, aseguran, podría producirse antes de finales de este año.
Estas voces, que han tratado el asunto de cerca, consideran que la escala de principios de noviembre es un “gesto de buena voluntad” por parte de Rusia. En esa parada de los tres buques rusos no hubo ningún tipo de abastecimiento, tan sólo fue una escala para el descanso de las tripulaciones. Sin embargo, se confía en que en próximas visitas sí que servirán de avituallamiento para las flotas.

En plena negociación con Gibraltar
Lo que tampoco pasa desapercibido en ciertos ambientes, especialmente el militar, es que el deshielo de la situación entre España y Rusia se produjo en plena negociación entre la UE y Reino Unido por el Brexit. Negociaciones que pudieron fracasar por el veto español al papel que tendrá Madrid cuando en el futuro se decida el estatus político de Gibraltar.                

Cabe recordar que las escalas de buques rusos en Ceuta han soliviantado a Reino Unido y Estados Unidos. Ambos países alegan que unidades de sus flotas militares se guarecen en la base naval de Gibraltar mientras que Rusia tiene algunos de sus barcos a pocas millas de distancia. Estos argumentos incluso fueron respondidos por mandos de la Armada española a través de estas páginas. Si Reino Unido y Estados Unidos quieren a los rusos fuera de Ceuta y Melilla, que la OTAN “se replantee incluirlas en su paraguas” alegaban. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

La Legión, al frente de la respuesta militar rápida de la UE.

La Legión, al frente de la respuesta militar rápida de la UE

España volverá a liderar la reacción militar rápida de la UE ante cualquier crisis durante el primer semestre de 2019. En esta ocasión será La Legión, con su X Bandera “Millán Astray” del Tercio “Alejandro Farnesio” 4º (base en Ronda), la unidad responsable de desplegar. Se trata de una de las operaciones fuera de territorio nacional que aprobará el Gobierno para el próximo año y que se activaría en caso de que la UE lo requiera. “Una muestra más del compromiso español con la defensa europea”, según explican a ABC fuentes militares.

Hoy, la ministra de Defensa, Margarita Robles, asistirá a la certificación de este batallón europeo de respuesta rápida (“Battle Group Package”, en el argot comunitario) en el ejercicio “Quick Lion 18”, que se desarrolla desde el pasado día 19 y hasta el 30 en el Centro de Adiestramiento de San Gregorio (Zaragoza).


El objetivo es impulsar la capacidad de respuesta militar netamente europea, al margen de la OTAN, ante crisis estipuladas en el Artículo 43 del Tratado de la UE: misiones de desarme, humanitarias y de rescate, prevención de conflictos y de mantenimiento de la paz, o misiones en las que intervengan fuerzas de combate para la gestión de crisis serían algunas de las posibles intervenciones militares. «Todas estas misiones podrán contribuir a la lucha contra el terrorismo, entre otras cosas mediante el apoyo prestado a terceros países para combatirlo en su territorio», se estipula además en el texto comunitario. El batallón de respuesta de la X Bandera “Millán Astray” de La Legión incluiría además de compañías de infantería unidades de apoyo al combate (artillería y zapadores) y apoyo logístico (transporte, combustibles, suministros, etc.).


En caso de ser activada, esta fuerza militar tendría apoyos de otras unidades como las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (Famet), de la cual dependen helicópteros de transporte como los Chinook, los NH-90 Caimán o los Cougar necesarios para adentrarse en un escenario de crisis en apenas horas. El Cuartel General de la Fuerza desde el cual se monitorizaría la operación militar sobre el terreno se situaría la División “Castillejos”, con el general Fernando García González-Valerio al frente. Se trata de un general experto en operaciones en el exterior con participación en Afganistán (mandó como coronel parte del repliegue de Qala i Nao), Kosovo o Bosnia y Herzegovina. En un nivel superior, a nivel estratégico, el Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad de Bétera (Valencia) tendría otro papel preasignado, pudiendo desplegar desde territorio francés, en el cuartel de Mont Valérien (Suresnes).

Además de las unidades españolas citadas, la fuerza militar de choque de la UE dispondría también de efectivos de otros tres países: Italia, Francia y Portugal. En total, unos 2.500 militares. Esta fuerza de reacción rápida europea es una de las unidades militares que los 27 países miembros (a partir del 29 de marzo tras el Brexit) quieren potenciar para fomentar la defensa europea común y la acción exterior comunitaria. En el segundo semestre de 2017 España también tuvo al cargo esta fuerza que históricamente nunca ha sido utilizada por falta de voluntad política. Actualmente, España participa en seis operaciones militares bajo bandera de la UE con 938 efectivos ( de un total de 3.148), según los últimos datos facilitados por el Estado Mayor de la Defensa: Operación Atalanta en aguas del Índico (362), Malí (292), operación Sophia en el Mediterráneo (258), Somalia (15) y República Centroafricana (8) y Bosnia y Herzegovina (3). (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook