miércoles, 21 de agosto de 2019

Misión en Afganistán: los «operaciones especiales» de España en Kabul.

Misión en Afganistán: los «operaciones especiales» de España en Kabul
Adiestramiento en operaciones especiales nocturnas por parte de "boinas verdes" españoles


España lleva diecisiete años en Afganistán. Pero lejos del pico de 1.400 militares desplegados en 2013 -necesarios para el repliegue de la provincia de Badghis y después de la base de Herat- el actual contingente español en la operación «Resolute Support» de la OTAN lo componen 60 militares, de los que 47 proceden del Mando de Operaciones Especiales, con base en Alicante. Son los «boinas verdes» de las Fuerzas Armadas. También hay tres intérpretes españoles. Desplegados en dos campamentos en la provincia de Kabul con condiciones espartanas –Camp Taylor y Camp Morehead-, su misión consiste en asesorar y entrenar a cinco unidades del incipiente Mando de Operaciones Especiales del Ejército Afgano, siendo tres de estas nuevas unidades las de mayor preparación y disponibilidad dentro de las fuerzas afganas. 

Ejercicio de tiro de las fuerzas afganas supervisando por militares de operaciones especiales españoles

Operaciones nocturnas, asaltos a edificios, incursiones en zonas enemigas… «todo lo que permita degradar las capacidades de la insurgencia para cometer actos terroristas» son lecciones que los «operaciones especiales» españoles transmiten a los afganos. Todo ello sin que apenas se conozca su identidad o haya imágenes que puedan revelar su participación (si las hay son pixeladas). La misión de los «boinas verdes» también incluye la ejecución de operaciones, llevando los soldados afganos la iniciativa y el peso de las mismas. 

Aunque los españoles, según se reconoce, también están «hombro con hombro»: «Esto incluye acompañamiento en la ejecución de las citadas operaciones, de cara a asesorar, evaluar y corregir su desempeño en las acciones, así como proporcionar, en caso de necesidad, aquellas capacidades de las cuales todavía carecen, como puede ser la evacuación del personal herido», puntualiza el comandante Diego Sotelo Rodríguez, jefe de la actual Fuerza de Operaciones Especiales (FOE) desplegada en Afganistán desde mayo y hasta principios de noviembre cuando será relevada por otra.
 
Un militar del MOE supervisa los resultados del ejercicio de tiro

Los «boinas verdes» españoles suelen actuar en la zona del centro de Afganistán, a una distancia de sus campamentos que pueda ser cubierta por los medios de evacuación médica, que es lo que limita, junto a las capacidades de inteligencia, vigilancia y reconocimiento y de apoyo de fuegos aéreos, los sitios donde se puede realizar una operación.
 
Cuarta misión en Afganistán
Esta unidad de «operaciones especiales» española fue la petición que EE.UU. hizo a España para la nueva misión de la OTAN «Resolute Support» que se puso en marcha en 2015 tras dar por finalizada la anterior, ISAF. «Resolute Support» no es una misión de combate, aunque convive con otra operación exclusiva de EE.UU. que sí lo es («Freedom Sentinel»). Ambas se encuentran bajo un mando único, del general de ejército estadounidense Austin S. Miller y, por tanto, se desarrolla en una zona de combate. Obviamente, también se complementan. El comandante Diego Sotelo es un veterano de estos parajes. Mazar i Shariff, Badghis, Herat o Kabul le resultan familiares. Ya participó en 2004, 2008 y 2012 en otros despliegues en Afganistán, una guerra que dejó un centenar de militares españoles fallecidos. Se trata del mayor sacrificio de nuestras tropas en una misión exterior.

Imagen de Kabul desde el monte Rabbani, que parte en dos la capital afgana

«Para nosotros es un reto ayudar al pueblo afgano en la consecución de un futuro en paz, en el cual puedan mejorar sus condiciones seguridad, y por tanto de vida. También evitar que el país se convierta nuevamente en un refugio de organizaciones terroristas, desde el cual se organicen y apoyen ataques en territorio nacional y países aliados», explica el comandante Sotelo a ABC en conversación telefónica antes de acudir al Tactical Operations Center (TOC), desde donde coordinan y planifican las operaciones.
 
El 28 de septiembre Afganistán celebra elecciones presidenciales. Los talibanes, y sobre todo sectores más radicales al margen de cualquier negociación y la franquicia de ISIS en Afganistán, a buen seguro que preparan una oleada de ataques para poner en jaque, una vez más, la estabilidad del país. Este escenario está presente en la planificación de la misión de la OTAN, que cuenta con un total de 17.000 militares de 39 países. «Las amenazas de ataques con fuego indirecto o de posibles ataques con IED (artefactos explosivos improvisados) son habituales, al igual que en el resto del país, es decir, lo normal en Afganistán en la situación actual», advierte otra fuente militar conocedora de la situación en Afganistán.

Movimientos limitados
«Todo apunta a un alto el fuego a principios de septiembre, o eso parece que es el propósito de la administración norteamericana para facilitar el final de la operación, pero lo cierto es que ni los talibanes son un bloque monolítico, y muchos de sus grupos no parecen estar dispuestos a capitular, ni son la única amenaza en Afganistán, ya que el ISIS-K y otras organizaciones similares van a continuar en su intento de afianzarse en la zona», puntualiza.
 
Trampolines en el monte Rabbani de Kabul

Efectivamente, en las últimas semanas han repuntado los ataques contra personal de la administración del gobierno afgano, sus fuerzas de seguridad y personal de la universidad de Kabul. Los movimientos por la ciudad de los occidentales y de las fuerzas de la coalición de la OTAN, y por tanto de los militares españoles, están muy limitados, y si se realizan son en condiciones estrictas de seguridad, es decir, con vehículos blindados, escoltas, rutas programadas… En la guerra de guerras del siglo XXI que es Afganistán, la amenaza nunca cesa. (Jesús.R.G.)  

Fuente: https://abcblogs.abc.es/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

La fragata ‘Méndez Núñez’ se hace a la mar tras efectuar escala en Laem Chabang en un puerto de Tailandia .


El buque finaliza su estancia en Tailandia con motivo del 500 aniversario de la primera vuelta al mundo. La fragata ‘Méndez Núñez’ ha completado una escala en Tailandia que ha tenido como objetivo llevar a cabo diversas actividades de diplomacia de defensa y apoyo a la industria nacional. Asimismo, el buque ha realizado labores logísticas y ha recibido material y víveres para continuar con su circunnavegación. La Armada española mantiene una estrecha relación con la Marina tailandesa, ya que desde 1954 guardiamarinas tailandeses han recibido su formación en la Escuela Naval Militar de Marín, Pontevedra, cuna de los oficiales de la Armada española. 

Recibimiento al comandante de la F-104, el capitán de fragata Antonio González del Tánago

Durante su escala en Laem Chabang, el buque recibió a bordo al almirante retirado Kholak, primer alumno tailandés en cursar sus estudios en España entre 1954 y 1959, al que se hizo entrega de un pequeño obsequio como recuerdo. La fragata española recibió además a bordo a numerosos miembros de la comunidad española residente en Tailandia, así como a militares de la Real Armada de Tailandia, que pudieron conocer de cerca el buque y la labor que desempeña su dotación. La fragata, que a la salida a la mar llevará a cabo ejercicios de adiestramiento con la marina Tailandesa, tiene previsto continuar su despliegue conmemorando el 500 aniversario del inicio de la primera vuelta al mundo. (Jesús.R.G.)  

Fuente: http://www.emad.mde.es/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

Los tiradores del Ejército español, al nivel de los mejores de Europa.



La competición reunió a 31 equipos de tirador
La competición reunió a 31 equipos de tirador
Un equipo durante una de las pruebas
Un equipo durante una de las pruebas

Los representantes del Ejército español demostraron su excelente nivel de preparación durante la participación en el European Best Sniper Team Competition, una competición para equipos de tiradores de precisión. En ella se dieron cita entre el 20 y 25 de julio, en la base estadounidense de “Camp Algier”, en Grafenwörh (Alemania), un total de 31 equipos procedentes de 17 países pertenecientes a la OTAN.

Los militares españoles —que aportaron dos equipos, uno de la Brigada “Alfonso XIII” II de la Legión y otro de la Brigada “Almogávares” VI de Paracaidistas—, obtuvieron buenos resultados en todas las pruebas, muy exigentes tanto en los aspectos táctico y técnico cómo físico. Destaca la sexta posición conseguida por el equipo de la Legión en la marcha rápida de 20 km y la posterior ejecución de tiro.

La participación en este tipo de competiciones internacionales ofrece la posibilidad de instruirse en ambientes y terrenos distintos a los comunes. Además, la orientación que se le da a las actividades también varía, poniendo encima de la mesa distintos puntos de vista sobre la táctica y el empleo de unidades de tiradores, por lo que resultan muy enriquecedoras. Asimismo, favorecen el intercambio de información de manera informal entre los participantes sobre procedimientos, orgánica, armamento, material y equipo de otros Ejércitos. (Jesús.R.G.)  

Fuente: http://www.ejercito.mde.es/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

martes, 20 de agosto de 2019

Los posibles sustitutos para el C-101 Aviojet: aviones turbohélices y dos reactores italianos.


Spanish AF CASA C-101EB Aviojet.jpg
CASA C-101 Aviojet

Hace ya más de dos años que se está hablando de la sustitución de algunos de los aviones de entrenamiento del Ejército del Aire de España, pues están llegando al final de su vida operativa.

Los aviones de entrenamiento del Ejército del Aire
Para los que desconozcan esto, en el Ejército del Aire hay varios tipos de aviones de ala fija dedicados a labores de entrenamiento de pilotos. En primer lugar están los ENAER T-35C Tamiz, un modelo chileno con motor de hélice que usa la Academia General del Aire (AGA) para la instrucción básica. La Academia también usa los CASA C-101 Aviojet, un modelo de construcción española, como entrenador avanzado (es el que aparece en la foto que encabeza esta entrada).

File:Spanish Air Force CASA T-35C Tamiz (ECH-51) Lofting.jpg
Los ENAER T-35C Pillán, conocidos en España como Tamiz, son los entrenadores de instrucción básica de la Academia General del Aire
 
Los alumnos de 5º curso de la AGA que aspiran a ser pilotos de caza y ataque se adiestran con los Northrop F-5BM Freedom Fighter del Ala 23 de Talavera La Real (Badajoz), y posteriormente hacen el entrenamiento de conversión con los biplazas EF-18BM Hornet (en el Ala 12 de Torrejón y el Ala 15 de Zaragoza) y Eurofighter EF2000T Typhoon (Ala 11 de Morón y Ala 14 de Albacete). A su vez, los futuros pilotos de transporte se adiestran con las avionetas Beechcraft F-33 Bonanza del 42 Grupo de Fuerzas Aéreas, con base en Villanubla (Valladolid) y con los CASA CN-235 del Grupo de Escuelas de Matacán (GRUEMA), en Salamanca.

File:Spanish Air Force Northrop (CASA) SF-5B(M) Freedom Fighter Lofting-1.jpg
Los Northrop F-5BM Freedom Fighter son los aviones de entrenamiento para pilotos de caza y ataque que posee el Ala 23 con base en Talavera La Real, Badajoz



El Ejército del Aire baraja sustituir al Aviojet por un modelo turbohélice
Actualmente se están barajando distintas posibilidades para sustituir a los Aviojet y a los Tamiz, pero también hay que buscar un sustituto para los F-5BM. La solución ahora mismo no es fácil y lamentablemente parece lejana la posibilidad de que los Aviojets sean sustituidos por un modelo de fabricación nacional. En febrero de 2017 se habló de la posible sustitución de los Aviojet y de los Tamiz por un único modelo turbohélice, lo que significaría que el entrenamiento avanzado de los alumnos del AGA dejase de hacerse en aviones de reacción: sería un retroceso en prestaciones -un turbohélice no tiene las capacidades de un reactor-, aunque para los alumnos del AGA sería un avance en lo que respecta a la aviónica, pues los instrumentos de nuestros queridos Culopollos -como se conoce a los Aviojets en el EdA- se han quedado muy anticuados.    
Los posibles candidatos serían el Beechcraft T-6 Texan II (podéis verlo sobre estas líneas; es un modelo estadounidense usado por la USAF, la US Navy y la Luftwaffe como entrenador básico), el Pilatus PC-21 (podéis verlo al final de este párrafo; es un modelo suizo que usa el Armée de l’air de Francia) y el PZL-130 Orlik 3 (un modelo polaco cuyo único usuario militar es la Fuerza Aérea Polaca). Los cuatro serían buenos sustitutos para el Tamiz -incluso demasiado buenos-, pero ¿también para el Aviojet? La gran ventaja es que son más baratos y más fáciles de mantener que un reactor. El año pasado se conoció que el Ejército del Aire se inclina por el Texan II o por el PC-21.

La posible alternativa de Airbus: un C-102 del que no se sabe casi nada
En marzo del año pasado Airbus propuso un posible sustituto para el C-101, pero se trata de un proyecto del que apenas se sabe nada, que ya se conoce en el propio Ejército del Aire como C-102 pero que no llegaría a tiempo para cubrir el hueco dejado por la jubilación de los Aviojets entre 2021 y 2022. 

EADS Mako jet trainer mockup at Paris Air Show June 1999.jpg
Avion EADS Mako

Se da la circunstancia, además, de que Airbus ya presentó hace dos décadas un proyecto de entrenador avanzado, el MAKO, que no pasó de la maqueta (podéis verla bajo estas líneas en un vídeo grabado en el Feria Internacional del Aire y del Espacio del año 2000 en Chile) y acabó siendo cancelado tras perder varios concursos frente a un modelo italiano, el Aermacchi M-346 Master, del que os hablaré más abajo.
 
La alternativa italiana: los reactores M-345 y M-346
Sobre esta cuestión, lo más juicioso que he leído es este artículo publicado el 12 de julio por la revista Defensa, una publicación veterana y de referencia en España sobre cuestiones militares. El artículo -os recomiendo leerlo entero- critica las prisas con las que ahora se tienen que sustituir los C-101 por culpa de los restrictivos gastos militares de los distintos gobiernos (estamos a la cola de la OTAN en inversión en defensa en relación al PIB). 

Avion Aermacchi M-346

La revista Defensa advertía de la necesidad de sustituir en breve plazo los F-5BM. Y esto le abre un serio problema al Ejército del Aire. El F-5BM está basado en un caza ligero de la década de 1960 y es un avión supersónico (llega a Mach 1.7). Aunque el Ejército del Aire se plantease sustituir los C-101 por turbohélices, seguiría necesitando un avión a reacción para sustituir a los F-5BM. La solución que propone la revista Defensa es un avión a reacción para sustituir a los Aviojets: el italiano Aermacchi M-345, un avión de entrenamiento que hizo su primer vuelo en 2005. Podéis verlo en este vídeo: En la Aeronautica Militare Italiana están en vías de reemplazar los viejos Aermacchi MB-339 -un avión de la misma época que el Aviojet, la década de 1970- con los M-345. En cuanto al F-5BM, la solución sería el Aermacchi M-346 Master, que es el “hermano mayor” del anterior y ha sido adquirido, entre otras, por las fuerzas aéreas de Italia, Israel y Polonia. Podéis ver aquí el vuelo de prueba del primero de los ejemplares polacos:
El M-346 es un avión supersónico: alcanza Mach 1.3, y además sirve como avión de ataque. Sería una excelente compra para España, y por la arquitectura modular de su sistema de aviónica digital, es un excelente entrenador de caza para futuros pilotos de Eurofighter y también de cazas de 5ª generación, pudiendo actualizarse con más facilidad a futuras necesidades. Por otra parte, el M-346 es un avión apto como entrenador avanzado y de caza (el avión está preparado para llevar armamento, tanto aire-aire como aire-superficie), de forma que podría abaratarse el coste de estas enseñanzas concentrándolas en este modelo, lo que le convierte en un posible sustituto tanto del C-101 como del F-5BM; parece ser lo que tienen en mente los polacos. A su vez, la Fuerza Aérea de Israel usa el Grob G120 como entrenador básico, el T-6 Texan II como entrenador intermedio y el M-346 como entrenador avanzado. 

Avion T-6 Texan II

El gran inconveniente del M-346 es su coste: 21 millones de dólares por unidad, frente a los 8,9 millones del Texan II o los 9 millones del PC-21. Por otra parte, y según apunta la revista Defensa, Leonardo, la compañía italiana propietaria de Aermacchi, tiene una factoría en España, concretamente en Valencia, colabora en el proyecto Eurofighter con Airbus y además ofrece colaboración y contraprestaciones con la industria española. Entre tanto, la solución podría ser alquilar turbohélices mientras no se incorpora el sustituto definitivo del Aviojet. A falta de un remedio mejor por culpa de las imprevisiones políticas, parece la opción más sensata. Se da la circunstancia, además, de que la Aeronautica Militare Italiana ya exhibió un M-346 en junio de 2018 precisamente en San Javier, durante el festival aéreo celebrado con motivo del 75º aniversario de la AGA. Podéis verlo en este vídeo:

La inevitable pérdida de una de las señas de identidad de la Patrulla Águila


Sea como sea, la pena es que dentro de unos años, y si sigue existiendo, ya no podremos ver a la Patrulla Águila volando en aviones de fabricación nacional. Era una característica de este equipo acrobático común a los de otros países: los Red Arrows británicos, la Patrouille de France, los Frecce Tricolori italianos, los Blue Angels y los Thunderbirds de EEUU, la Patrulla Iskry polaca, los Rúskiye Vítiazi de Rusia, los Blue Impulse japoneses y los Black Eagles surcoreanos vuelan en aviones fabricados en sus respectivos países. Es una forma de exhibir tu potencial industrial. Que Construcciones Aeronáticas (CASA) fuese absorbida por Airbus tuvo sus ventajas, pero tiene también estos inconvenientes. Ahora tenemos que depender de otros países para buscar un avión de entrenamiento. Una pena. (Jesús.R.G.)  

Fuente: http://www.outono.net

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

lunes, 19 de agosto de 2019

Alakranes, los vehículos porta-mortero con los que el Ejército librará la guerra del futuro.

El 'alakran' es el nuevo vehículo porta-mortero, en fase de experimentación.

El horizonte es el año 2035. El Ejército de Tierra diseña -y experimenta- cómo serán sus brigadas del futuro. Flexibles, con un alto componente tecnológico pero con el soldado como punto clave en su estrategia. Porque las guerras serán híbridas y las amenazas requerirán un alto nivel de adaptación. 

También en sus vehículos. Y es ahí donde entra en escena sus nuevos alakranes. Se trata de sus nuevos vehículos porta-morteros, una versión adaptada del Vehículo de Alta Movilidad Táctica (VAMTAC) S3 que está en dotación en el Ejército. El Ejército de Tierra le ha bautizado con este nombre por su apariencia y capacidades; al igual que el alacrán, dispone de su capacidad de ataque en la parte trasera, desde donde dispara sus proyectiles. Un sistema novedoso y que evita los problemas de retroceso que tienen otros vehículos. Ese era el objetivo de sus diseñadores -la firma New Technologies Global Systems, que forma parte del grupo Everis- y que ya ha podido comprobar el Ejército de Tierra. La experimentación ha corrido a cargo de la Legión, en la base Álvarez de Sotomayor de Viator (Almería), siguiendo la estela de otros demostradores que el Ejército ha recibido en los últimos tiempos. 

Exhibición pública del 'alakrán'.

Allí, los militares pudieron comprobar las capacidades del alakrán, con una capacidad de fuego de mortero de 81/120 milímetros. El Ejército ha puesto a prueba la rapidez con la que el alakrán y sus integrantes -cuatro efectivos- son capaces de desplegarse y abrir fuego. También ha proyectado los morteros para comprobar la facilidad del sistema. La propia ministra de Defensa, Margarita robles, comprobó estas capacidades en visita oficial a Viator. Tras las experimentaciones pertinentes, el Ejército remitió una serie de peticiones a la empresa fabricante, según detalla la revista Tierra. Entre ellas, la de incorporar el sistema de mando y control Talos, ya conocido en algunas unidades. 

'Alakranes', 'dragones' y 'castores' 
Con la incorporación de los alakranes, el Ejército de Tierra sigue con la misma dinámica de bautizar a los vehículos que incorporará a las brigadas del futuro. En EL ESPAÑOL ya se ha hablado de los dragones, los vehículos 8x8 a los que se les dio esa denominación en recuerdo a los dragones del siglo XVII, unidades que podían combatir en sus caballos o a pie; una característica que recogen los nuevos 8x8. Algo parecido se puede decir de los castores, los vehículos de los que dispondrán los zapadores para abrirse camino en las circunstancias más adversas. 

Su nombre viene dado por la capacidad que tienen estos animales para construir presas y modificar el entorno para un fin concreto. Más allá de los nombres con los que se denominan a los futuros vehículos, el Ejército diseña su concepto de brigada del futuro, con el objetivo puesto en el año 2035. Las lecciones aprendidas de escenarios bélicos o conflictivos como Irak o Ucrania, entre otros, han servido para comprender cómo serán las guerras en unas décadas: por y entre la gente, en muchas ocasiones en escenarios urbanos y frente a enemigos desiguales. Una guerra híbrida, en definitiva, en el que el componente tecnológico será crucial. Por eso el Ejército afina la maquinaria para incorporar una serie de vehículos que considera indispensables en sus objetivos. (Jesús.R.G.) 

Fuente: https://www.elespanol.com/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

sábado, 17 de agosto de 2019

La Legión y la BRIPAC pinchan en el torneo que ha reunido a los mejores tiradores de precisión de Europa.



Tiradores selectos españoles de la VII Bandera “Valenzuela” del Tercio “Don Juan de Austria” 3º de la Legión, han participado durante cuatro días en el European Best Sniper Team Competition 2019, un torneo organizado por el Ejército de Estados Unidos en el campo de maniobras de Grafenwoehr, en Alemania. En la edición de este año, celebrado entre los días 21 y 24 de julio, tomaron parte un total de 30 tiradores selectos de 17 países: Alemania, Bélgica, Canadá, República Checa, Dinamarca, Eslovenia, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Letonia, Bulgaria, Países Bajos, Polonia, Reino Unido, Suecia y Turquía. 

Después de una semana de intensas de pruebas físicas y puntería de precisión, los francotiradores de la Legión Francesa quedaron en primera posición, proclamándose así ganadores en la edición de 2019. Durante el evento, los equipos francotiradores tuvieron que caminar 12 millas en uno de los días más calurosos registrados en Alemania. Es habitual que sean tiradores de la Legión, junto a los de la Brigada Paracaidista, quienes representen a España en esta competición internacional de tiro en la que participan ejércitos aliados de la OTAN. 

Así fue la competición 
Tras la competición, el US Army (el Ejército de Estados Unidos) explicó en un comunicado que, además de someter a los tiradores de cada país a estas pruebas, la competencia sirvió sobre todo para que la comunidad de francotiradores compartiera técnicas. Las pruebas, desarrolladas utilizando las habilidades de trabajo en equipo, además de las individuales y propias de cada participante son variadas y destinadas a calcular, no solo la capacidad de disparo en múltiples situaciones si no también su destreza en simulaciones de acción real. 

Entre los desafíos del European Best Sniper estuvieron la navegación terrestre, donde los equipos tenían que localizar diferentes objetivos ocultos en el bosque alrededor de la base, y un tiroteo donde los participantes tenían enfrentarse a varios objetivos de largo alcance con disparos continuos. En el siguiente vídeo de la competición, se puede apreciar cómo se desenvuelve el equipo de la Legión, formado por un tirador y un observador. El primero de ellos va armado con un rifle de francotirador Accuracy International AW308 de calibre 7,62 mm, y el segundo lleva un fusil de asalto G-36E con mira telescópica. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.elconfidencialdigital.com/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

viernes, 16 de agosto de 2019

Cuatro Vientos tendrá un hangar con capacidad para ocho NH90.


La base aérea de Cuatro Vientos en Madrid tendrá un nuevo hangar con capacidad para albegar hasta ocho helicópteros multipropósito NH90. El Ejército del Aire ha abierto una licitación para la construcción de estas instalaciones por un importe de 11,7 millones de euros, impuestos incluidos. 

El proyecto incluye además dos edificios adosados, uno de ellos para oficinas, talleres, almacenes y cuartos de instalaciones y otro para el simulador de vuelo del helicóptero. El hangar, por su parte, dispondrá de cuatro puestos para el mantenimiento y otros cuatro para el estacionamiento. El edificio de hangar será de unas dimensiones de 162,86 m de largo por 29,10 m de ancho, con una altura libre de 9,02 m. El edificio de talleres, oficinas, almacenes e instalaciones de 113,54 m de largo por 7 m de ancho, con una altura de 12,65 m y el edificio del simulador contará con unas dimensiones de 29,10 m de largo por 12,62 m de ancho y una altura de 12,15 m. Esta es la tercera licitación abierta en apenas un mes con el objetivo de preparar la base aérea madrileña para la llegada de los nuevos helicópteros. 


El Ejército del Aire puso en marcha a mediados de julio otros dos contratos que permitirán la ampliación de la plataforma de estacionamiento y la adecuación de la zona en la que estará el futuro hangar mediante la instalación de una red eléctrica y comunicaciones, entre otros trabajos. El Ejército del Aire recibirá los primeros helicópteros NH90 el próximo año dentro del primer lote de 22 unidades adquirido por España, las que 16 serán para el Ejército de Tierra y seis para el Ejército del Aire. Las entregas están previstas para el periodo 2014-2021. El Ministerio de Defensa adquirió el año pasado un segundo lote de 23 helicópteros: 10 para el Ejército de Tierra, seis para la Fuerza Aérea y otros siete para la Armada. El calendario de entregas, en este caso, es entre 2023 y 2028. 

Plazos de la licitación 
La empresa adjudicataria tendrá 13 meses para levantar las instalaciones. El contrato estará gestionado mediante procedimiento abierto y tramitación ordinaria por la Dirección de Adquisiciones del Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire. El plazo para obtener los pliegos del expediente finaliza el 9 de septiembre y tan solo un día después, el 10, vence el plazo para presentar las ofertas. La empresa con mejor puntación en el proceso de licitación se dará a conocer el 23 de septiembre. El órgano adjudicatario valorará con hasta 80 puntos el precio y con 20 el plazo de ejecución. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.buckerbook.es/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

Crece la incertidumbre en torno al concurso FFG(X) de Estados Unidos.

Nuevo diseño conceptual presentado por Navantia y General Dynamics en la feria Sea-Air-Space | chris cavas


El pasado viernes día 9 la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO), entidad responsable de estudiar y revisar la viabilidad de todo proyecto puesto en marcha por el Gobierno de los Estados Unidos, hizo público un informe en el que se ponía en duda la fiabilidad del presupuesto inicial propuesto por la Armada de la nación norteamericana para el primer buque del programa FFG(X) –veinte fragatas con soporte para misiles guiados–, en al que opta Navantia con su F-100. El documento, dirigido al Congreso, cuestiona principalmente el montante de 1.300 millones de dólares –cerca de 1.160 millones de euros– solicitado para el pago de la primera unidad. A pesar de que Navantia tan solo participa en la fase de diseño del proyecto debido a la férrea normativa del país en materia de construcción de armamento, este se ha convertido en una de las puntas de lanza del grupo naval público en su estrategia internacional. 

La importancia de este nuevo informe, por tanto, pasa por el papel de Navantia y sus competidores en el propio programa, dado que, como se recoge en el texto, “este [coste] estimado no puede concretarse hasta que la Armada no comunique qué diseño será el ganador”. El principal problema destacado en el documento es que los encargados de estimar los costes del Departamento de Defensa (DOD) consideran que el presupuesto ofrecido por el ejército es “dudoso”. Tal y como apunta la GAO, la aproximación tomada por los mandos de la Armada busca generar un “incentivo” de cara a los participantes mediante un precio fijo, que difiere mucho del modelo de “alto riesgo y reembolso de costes” que suele adoptar en otros contratos. Problema de garantías Otro punto de gran importancia destacado en el informe, muy cuestionado desde algunos sectores de la Armada, fue el tema de la garantía ofrecida para los buques. 

En este caso se trata casi de un tema de semántica pero que, en el ámbito de la contratación de unidades de guerra, podría suponer la congelación del proyecto de sembrar la duda entre los congresistas encargados de dar luz verde a los presupuestos. Al parecer, en último pliego presentado por por el ejército se menciona que todas las naves contarán con su correspondiente garantía. El problema es que en el mismo se utiliza el término “guarantee” en lugar de “warranty”, una diferencia sutil sin traducción directa pero con connotaciones muy específicas. Así, la primera definición podría interpretarse como una garantía por parte del fabricante de que el producto será entregado en perfecto estado y cumpliendo con todas las especificaciones requeridas, mientras que la segunda implica una responsabilidad subsidiaria –con un fondo de seguridad por unidad de cinco millones de dólares– en caso de problemas en la nave durante los primeros 18 meses de servicio. 

Esa diferencia en la terminología fue defendida desde la Armada como una forma más de incentivar la producción, alegando que “su uso podría afectar negativamente el coste de fabricación de los buques, además de reducir la competición para adquirir el contrato”. Desde la GAO, no obstante, se afirma que en ningún momento se les proveyó de “algún análisis que sirva para probar tales afirmaciones”, concluyendo, por tanto, que la opción elegida –guarantee–, “no otorga la misma cobertura” que la segunda. Por último, el informe concluye recomendando tanto ofrecer un presupuesto basado en datos específicos elaborado por una entidad independiente, como el cambio de terminología de cara a la firma del contrato, que en un principio tendrá lugar a lo largo del mes de julio de 2020. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.diariodeferrol.com/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

Así interceptan los F-18 españoles a los aviones rusos en el Báltico: «En 15 minutos están en el aire».


Un caza español F-18 y dos aviones de combate rusos Sukhoi Su-27 tuvieron ayer un tenso «roce» sobre el mar Báltico, según difundió el Ministerio de Defensa ruso en un vídeo distribuido por la agencia estatal Sputnik. Los aviones F-18 españoles forman parte de la misión de Policía Aérea de la OTAN desplegados desde el 1 de mayo y hasta el 31 de agosto en Lituania. Su misión es proteger el espacio aéreo de Estonia, Letonia y Lituania, países de la Alianza Atlántica que carecen de aviación de combate y cuyo espacio aéreo es objeto de incursiones aéreas rusas. 

Según la versión de Moscú, el caza español se aproximó hasta el avión de transporte ruso en el que se encontraba el ministro ruso de Defensa, Sergei Shoigu, sobrevolando la zona en espacio aéreo internacional, y por tanto neutral. El avión del ministro ruso procedía del enclave ruso de Kaliningrado, situado entre Polonia y Lituania. Desde el Ministerio de Defensa español preferieron no comentar los hechos aunque dejaron constancia de su existencia: «Seguimos con atención toda la actividad de los aviones españoles que operan como vigilancia aérea en el Báltico bajo el control de OTAN. Tenemos todos los datos, pero al ser una maniobra de OTAN es ella quien debe informar de estos temas». 

140 militares en Lituania 
España despliega cinco aviones de combate F-18 «Hornet», del Ala 12 (Torrejón de Ardoz) y un contingente de 140 militares del Ejército del Aire en la base de Siauliau. En esta ciudad coinciden con la fuerza aérea húngara, que lidera la misión lituana con cinco cazas JAS-39 Gripen. Junto a España, la otra nación de apoyo es Reino Unido, que envió un contingente de cazas Eurofighter a Estonia también por cuatro meses. El destacamento «Vilkas» -como se suele llamar a este destacamento español en Lituania- está formado en esta ocasión por 94 militares del Ala 12 de Torrejón de Ardoz. 

El resto proviene del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), la Unidad Médica Aérea de Apoyo al Despliegue (Umaad) Zaragoza, el Grupo Móvil de Control Aéreo (Grumoca), el Centro de Informática de Gestión (Ciges) y la Dirección de Asuntos Económicos (DAE). Según informó el 18 de julio el Estado Mayor de la Defensa en su página web, los aviones de combate de la Alianza Atlántica destinados a esta misión salen al encuentro con frecuencia de aviones rusos: «Ilyushin 76, Antonov 12, Sukhoi 35… son algunas de las aeronaves de la Fuerza Aérea Rusa que normalmente sobrevuelan el espacio aéreo de OTAN sin las autorizaciones requeridas por la normativa internacional». 

En menos de 15 minutos 
«En menos de 15 minutos, y gracias a un procedimiento de puesta en marcha reducido a los mínimos pasos, el binomio de los F-18 del destacamento Vilkas se encuentra en el aire para proceder a la interceptación e identificación visual de la aeronave», explicaron en un comunicado. 

Desde el Control and Reporting Centre (CRC) de la misión se produce la detección de aquellas aeronaves que sobrevuelan el espacio aéreo de los países bálticos con alguna irregularidad: no existe un plan de vuelo, no lleva activado el IFF (identificador amigo-enemigo) o no está en contacto radio con la agencia de control de tránsito aéreo. España ha venido desplegando un destacamento de cazas en un país báltico, cuatro meses al año, desde 2015 con el objetivo de apoyar esta misión de la OTAN. (Jesús.R.G.)

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook