sábado, 29 de junio de 2019

Los tres Ejércitos confluyen en Ferrol.

En el Arsenal Militar: unidades de Tierra, junto a la fragata Blas de Lezo
 
En las comarcas de Ferrol y Ortegal se desencadena estos días un escenario de crisis internacional. Tan ficticia como realistas son los medios militares desplegados para dar una respuesta certera y coordinada. Sobre el tablero, dos países en conflicto y un tercero neutral. El escenario, Galicia, y el epicentro, Ferrol.  El ejercicio Eagle Eye 19-02 moviliza durante esta semana 800 efectivos directos y unos 2.000 en conjunto pertenecientes al Ejército de Tierra, al del Aire y a la Armada. 
 
Plataforma de lanzamiento de misiles del sistema Nasams
 
Es la primera ocasión en que estas maniobras de vigilancia y protección del espacio aéreo nacional se desarrollan en territorio gallego, con tres focos de especial actividad, a saber, por mar, la fragata Blas de Lezo (F-103); por tierra, la antigua estación de radio de Mandiá y, por aire, el Aeródromo Militar de Santiago.  Es un «trabajo conjunto». Lo subraya el General Jefe del Mando Aéreo de Combate César Miguel Simón, sobre quien recae la coordinación del operativo cuya finalidad es «integrar las diferentes capacidades» de los tres Ejércitos.

Presencia en la comarca
Mando de operaciones del Ejército de Tierra en la antigua estación de radio de Mandiá

Durante estos días, por las carreteras es frecuente cruzarse con unidades móviles de Tierra. Despliega más de un centenar de vehículos de los regimientos de Artillería Antiaérea 71 (Madrid); 73 (Cartagena); 74 (Sevilla) y de la Unidad de Transmisiones del Mando de Artillería Antiaérea Madrid (UTMAAA).
Cañón del sistema Skydor 35/90. Su alcance eficaz es de 4.000 metros

Por mar, la F-103, dotada con el radar multifunción SPY-1D además de diversos sistemas de mando y control, navega hasta el área de Estaca de Bares, hacia donde zarpó ayer mismo luego de un encuentro de los mandos a bordo. También se perciben, por aire, las pasadas de los cinco cazas Eurofighters del Ala 11 (Morón), cuyo mando de operaciones se establece en la capital gallega. Será el viernes cuando, según las previsiones, se cierre el Eagle Eye, un ejercicio de carácter rotatorio ideado para defender un área concreta «aunando sinergias y maximizando el entrenamiento de las unidades».

Estación de radio de Mandiá
En el antiguo recinto militar se ha establecido el mando del Ejército de Tierra. Allí 347 militares desarrollan su actividad hasta el viernes. Trabajan, comen y duermen -en tiendas de campaña- al tiempo que también despliegan unidades en otros puntos de la zona, como Prioriño, Fene o la entrada de la ría. 

Simulación de un objetivo aéreo fijado y listo para el disparo

Disponen de misiles para alta, media y baja altura, que corresponden al sistema Mistral, Skydor 35/90; Nasams y Hawk. Al mando está el teniente coronel Santiago Serantes Vergara. El anterior asentamiento geográfico del «Eagle Eye» fue Soria, en el mes de marzo. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.lavozdegalicia.es/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook             

“Hitfist 30” apuesta segura para el 8x8 “Dragón” del ejército español.

El VCR Puesto de Mando de Compañía, uno de los nuevos dragones, vehículos 8x8.

El Vehículo de Combate de Ruedas (VCR) 8x8 “Dragón” contará con tres  sistemas de armas diferentes, una estación de empleo remoto de 12,7 mm., una torre de uso remoto de 30 para la Infantería y una torre tripulada de 30 para las unidades de Caballería. Mientras que para la  Infantería se seleccionaron dos torres a instalar en los demostradores tecnológicos, para la torre de caballería se seleccionó como única candidata la “Hitfist” de OTO Melara Ibérica, ahora Leonardo Hispania. 

No obstante, hasta que no finalicen los programas tecnológicos no habrá decisión al respecto. A finales de 2016, la Unión Temporal de Empresas (UTE) encargada del programa VCR firmó los contratos para el desarrollo de los tres prototipos de torres de 30 mm. que están siendo evaluados. De esta manera, los 56 VEC (Vehículo de Exploración de Caballería) dispondrán en caso de superar las pruebas según los Programas Tecnológicos y ser seleccionadas para la producción, de la torre tripulada biplaza Hitfist dotada del mismo cañón ATK Orbital Mk44 de 30 mm. con que cuentan las no tripuladas que se están evaluando. 

Hay que recordar que la compañía desarrolló una versión denominada Hitfist 30 OWS (Overhead Weapon Systems), que ofrece hasta un 60 por ciento de comunalidad, que la hizo atractiva para el cliente, que pudimos analizar en 2015, si bien no fue contemplada por la UTE. En este momento uno de los cinco demostradores está dotado de la Hitfist, concretamente el D4 configurado como VEC y puesto de mando de sección. Incluye los equipos del Programa Tecnológico 1 (PT1) de incremento de seguridad, salvo los implementos contra los IED (Improvised Explosive Devices), el blindaje añadido y el conjunto contra RPG; los del PT2 (conciencia situacional); los del PT4 (CIS e integración) a nivel de sección; y del PT5 (grupo motopropulsor).

La opción de la Caballería
Mientras que la tendencia que se ha generalizado durante los últimos años es desarrollar y adquirir torres de empleo remoto para diferentes vehículos de combate, las unidades de Caballería del Ejército de Tierra siempre mostraron su preferencia por una tripulada para las misiones de reconocimiento. 

Esta predilección se justifica por una supuesta mejora de la llamada conciencia situacional del jefe del carro y del tirador sobre las de empleo remoto, según la cual estos, ubicados en la torre y a menudo asomados fuera de ésta, disponen de una mayor capacidad para adquirir información del entorno que les rodea y actuar en consecuencia, en lugar de operar desde la seguridad del interior de la barcaza los sistemas electro-ópticos para vigilancia y designación de objetivos. A favor de esta opción también pesó el buen desempeño de la TC-25 de OTO Melara con que cuentan los VEC basados en el BMR (Blindado Medio de Ruedas) con que cuenta el Ejército de Tierra y que han sido empleados en diferentes misiones internacionales. La torre tiene una configuración tradicional, con el jefe sentado a la izquierda y el tirador a la derecha y está construida en una aleación de aluminio balístico con armaduras de acero y materiales compuestos que otorgan elevada protección.



El cañón BUSHMASTER II de ATK está diseñado para municiones de 30 x 173, pero se puede rehacer fácilmente para disparar disparos Supershot de 40 mm


Como las otras dos torres medias seleccionadas para el programa, incluye el cañón Mk44 Bushmaster II de 30 mm. de Orbital ATK, ya que fue seleccionado por el Ministerio de Defensa como requisito del programa en base a un análisis pormenorizado de diversos criterios, incluyendo los operativos, técnicos, económicos e industriales. La decisión fue trasladada a través de la UTE a los suministradores de las torres. Además del Mk44, cuenta con una ametralladora coaxial de 7,62 mm. y dispositivos lanzafumígenos, sensor electro-óptico dotado de canales óptico e infrarrojo y telémetro láser, otro dispositivo electro-óptico panorámico para el jefe, para realizar tareas del tipo hunter-killer, y además de una estación meteorológica propia.La torre cuenta con la preinstalación para dos lanzadores de misiles Spike LR situados a cada lado de la torre, los cuales podrían ser instalados en cualquier momento. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://defensayarmas

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook             

miércoles, 26 de junio de 2019

España sigue a la cola de la OTAN en gasto en defensa.

Desfile militar en Sevilla en el Día de las Fuerzas Armadas.

España sigue un año más a la cola de la OTAN en gasto en defensa. Según la primera estimación presentada este martes por la Alianza Atlántica, el Gobierno español destinará en 2019 un 0,92% del Producto Interior Bruto (PIB) o 11.505 millones de dólares, lo que sitúa a España como el segundo país que menos invertirá, solo por delante de Luxemburgo (0,55%), un puesto por debajo del que ocupaba el año pasado cuando destinó 11.171 millones, y muy lejos todavía del 2% del PIB que se han marcado como objetivo los países aliados para el año 2024. Según los cálculos de la OTAN, que servirán de base para la discusión que mantendrán este miércoles y jueves los ministros de defensa, son siete los países que alcanzarán este año el objetivo: Estados Unidos (3,42%), Grecia (2,24%), Estonia (2,13%), Reino Unido (2,13%), Rumanía (2,04%), Polonia (2,01%) y Letonia (2,01%). 

Además, están ya muy cerca de esa meta también Lituania (1,98%) y Turquía (1,89%) y se acercan Francia (1,84%), Croacia (1,75%) y la República checa (1,74%). “Cada vez más aliados están llegando al 2% de gasto. Este año esperamos que ocho países alcancen la meta frente a los 3 que había en 2014. Es una buena tendencia y esperamos que siga”, ha celebrado el máximo responsable de la OTAN. Las nuevas cifras suponen, según ha explicado el secretario general, Jens Stoltenberg, un incremento del gasto del 3,9% en el que se es quinto año consecutivo de incrementos, tras el avance del 4% registrado en 2018, el 5,8% de 2017, el 2,9% de 2016 y el 1,6% de 2015. Pese a las reiteradas presiones de Donald Trump, el porcentaje de gasto de los europeos así cómo de Canadá se mantendrá este año en el 1,55% del PIB. 

El nuevo balance también confirma que son cada vez más los países que han aumentado el gasto en capacidades y son ya 16 los aliados que destinarán este año al menos el 20% del gasto en equipamiento. Este es el caso de Italia (20,6%), España (20,7%), Holanda (23,1%), Hungría (23,5%) y una docena de países más con Luxemburgo (44,6%) y Eslovaquia (41,7%) a la cabeza. “Ha habido un progreso impresionando y una señal de compromiso” así que “la OTAN está en el buen camino pero debemos mantener el impulso positivo”, ha reivindicado Stoltenberg destacando que a finales de año los europeos y Canadá habrán aumentado en "100.000 millones de dólares" sus aportaciones respecto a 2016. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.elperiodico.com/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook             

martes, 25 de junio de 2019

Los Seal gaditanos de la Armada Española.

Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) DGC_120321_SAR_MDE_Atalanta_11_G

«Un hombre o una mujer con dedicación absoluta. Capaz de realizar sus cometidos de manera eficiente bajo cualquier adversidad, frío, sueño, hambre o cansancio. Situaciones que son francamente difíciles de entrenar». Esta es la definición de un militar de la Fuerza de Guerra Naval Especial formulada por uno de sus miembros, Magally (nombre en clave). Nacido en Algeciras hace 46 años, es militar de tropa y marinería permanente y lleva media vida en operaciones especiales.

Es uno de los gaditanos que forman parte de la élite de las Fuerzas Armadas españolas. Los boinas verdes de la Armada que son, asegura su comandante, el coronel Pedro Antonio Martínez Rodríguez de Lema, «parte de los herederos de una raza de guerreros, la gente de mar y la gente de guerra de la Armada Española, que sostuvo la más larga campaña que se ha visto, manteniendo abiertas las líneas de comunicación del imperio durante siglos, allá donde fuera necesario».

Los miembros de la FGNE mantienen su identidad en secreto.

El coronel Rodríguez de Lema, isleño, lleva un año al frente de esta unidad de la Infantería de Marina que celebra su décimo aniversario. Compuesta por militares «destinados actuar en vanguardia, audaces para acometer las misiones que se nos asignen y serenos ante los riesgos que su cumplimiento conlleva». Hombres y mujeres «comprometidos con los ideales de la unidad: sacrificio, trabajo, disciplina, firme voluntad de victoria cualquiera que sea la empresa a acometer, y compañerismo». Asegura su jefe que los militares de la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) están lejos «de la imagen tradicional de una especie de Hércules con armas de fuego» y que cuentan con cualidades como la audacia, la serenidad, la resistencia mental y la humildad.

Abordaje de submarino.

Precisamente esa característica, la humildad, es la que más subrayan los boinas verdes como necesaria, «para saber reconocer tus errores, aceptarlos y mejorar», señala Galgo, suboficial de 43 años y natural de Cádiz. Humildad acompañada de trabajo, voluntad de ser mejor cada día, honradez, amor a España, capacidad de sacrificio y lealtad.

Combatiendo piratas y terroristas
Un compendio que les hace ser ‘los guerreros perfectos’ para todo tipo de operaciones especiales: rescate de rehenes, asalto a buques o lucha contra el terrorismo, entre otras. Así lo han mostrado en todas las misiones, operaciones y ejercicios en los que han participado en esta década. Como en la liberación del pesquero ‘Alakrana’ en 2009, la liberación en 2011 de la ciudadana francesa Evelyn Colombo de manos de piratas o el rescate el pasado mes de abril de un jabeque yemení que fue secuestrado en el Índico. Hoy en día ha Fuerza de Guerra Naval Especial participa en la operación ‘Atalanta’, la operación de seguridad cooperativa en Cabo Verde o en algunos países del Sahel, así como en ejercicios nacionales de carácter específico de la Armada, conjuntos e internacionales de operaciones especiales. 

Y, afronta el reto de, como explica su comandante, «liderar por primera vez el mando del Special Operations Task Group (grupo de operaciones especiales) en el marco de la operación de Apoyo a Irak, formando parte del Mando Conjunto de Operaciones Especiales (CJDOTF-I) en el país, liderado por Estados Unidos y en coalición con varios países. Cuya misión es la derrota militar del Daesh» (grupo terrorista yihadista autoproclamado Estado Islámico) «mediante la asistencia militar a las fuerzas de operaciones especiales iraquíes». Pero la Fuerza de Guerra Naval Especial lleva muchas más misiones a sus espaldas que las de esta última década, ya que es heredera de más de 50 años de operaciones especiales. Esta unidad procede de la fusión de la Unidad de Operaciones Especiales (UOE) del Tercio de Armada de San Fernando (creada en 1966) y la Unidad Especial de Buceadores de Combate (UEBC) del Centro de Buceo de la Armada. 


«Se tuvieron que proyectar nuevas infraestructuras para acoger a la unidad, normalizar los procedimientos de dos unidades muy diferentes, proponer un nuevo sistema de formación para los operadores de guerra naval especial, definir qué nuevos materiales eran necesarios, elaborar publicaciones doctrinales, hacerse independientes del apoyo logístico que el Tercio de Armada y el Centro de Buceo proporcionaban a las unidades predecesoras. Todo ello mientras la participación de los boinas verdes de la Armada en operaciones crecía de forma casi exponencial. Porque estos diez años han sido los de mayor implicación en operaciones de la historia de las operaciones especiales en la Armada», explica el coronel Rodríguez de Lema.

«No nos comparamos nunca»
De hecho, muchos de los miembros gaditanos de la FGNE proceden de la UOE, como es el caso de Galgo, que ingresó en 1998 en operaciones especiales, de Magally, que lo hizo un año antes, o de Peri, militar de tropa y marinería permanente que, a sus 47 años lleva dos en la FGNE y una mochila de otros 17 en la UOE. Y, como no podía ser menos, su comandante ha servido en la UOE en todos sus empleos hasta que fue disuelta. «Las misiones y los materiales nos han hecho evolucionar a una velocidad realmente grande», pero los recuerdos de entonces «están ligados a las personas. Gente dura, leal y honrada que se dejaba la piel en el ejercicio intentando mejorar. Mucha de esa manera de ser perdura aquí: tozudez en mantener el esfuerzo, lealtad en el cumplimiento y amor a España». 

Los boinas verdes están preparados para realizar operaciones en cualquier entorno.

«Recuerdo como si fuera hoy mi primera subida a la Cruz del Romero. En una época donde podías pasarte días enteros andando por el monte sin cruzarte con nadie, aquel bosque era especialmente bello», cuenta el jefe de los boinas verdes. «Cuando llegamos arriba amanecía y pudimos contemplar los campos hasta Algeciras a un lado y hasta Cádiz al otro. No creo haber visto nada más bonito nunca». Han participado en misiones y operaciones en todos los continentes: Libre Hidalgo (Líbano), Irak, ‘Atalanta’ (océano Índico),Cabo Verde, Senegal, el Sahel, Bosnia, Túnez, Mauritania o ‘Libertad Duradera’ (Afganistán). Y han conseguido situarse entre las unidades de operaciones especiales más respetadas del mundo. Se adiestran con los Seal de la US Navy, los Formoza de Polonia, los Marsof de los Países Bajos, las SFG de Bélgica o los DAE de Portugal. Pero «no nos comparamos nunca» afirma su comandante. «En ejercicios y operaciones colaboramos con otras unidades para comparar tácticas, técnicas y procedimientos para mejorar. Nada más. Ellos aprenden y nosotros también».

«Cada mañana es un reto»

Son la élite. Solo superan el proceso de formación el 40% de los aspirantes que se presentan para formar parte de la Fuerza de Guerra Naval Especial. «Recuerdo mi instrucción dura, pero siempre motivado por la ilusión de llegar a la unidad en la que ya había estado de prácticas y a la que deseaba volver», cuenta Yankee, oficial de 29 años, nacido en Rota y que lleva casi cuatro años en la FGNE. «Durante el proceso de formación se recibe instrucción básica del combatiente, instrucción físico militar, curso de paracaidismo básico y de mandos, tiro, explosivos, comunicaciones, sanidad militar, superación de obstáculos, vida, movimiento y combate invernal, movilidad en vehículos tácticos, buceo de combate, plataformas navales y un largo etcétera», detalla. «Te entregas en cuerpo y alma a unos instructores en los que crees a fe ciega. 

Durante su formación también aprenden a saltar en paracaídas.

Ellos te llevan a superar pruebas y situaciones que jamás habría supuesto en mi vida, llevan tu cuerpo y mente a situaciones tan extremas (frío, calor, sufrimiento, sacrificio, sueño, hambre, sed), que nunca hubiese imaginado encontrármelas. Una vez superado, te sientes el hombre más dichoso del mundo», recuerda Peri. Pero, advierte su compañero Magally, «lo más duro no es conseguir la boina verde, sino mantenerla, que es lo que te hace ser especial». Y es que el día a día en una unidad de operaciones especiales «es una caja de sorpresas», relata Yankee, «una lucha diaria para alcanzar la perfección en todas las tareas», explica Galgo. Saben cuando entran a trabajar pero no a la hora a la que van a salir, por eso, en palabras de Peri, «cada mañana que amanece es un reto», «un continuo y minucioso adiestramiento específico», concluye Magally.

Los militares de la FGNE también saben tácticas de combate invernal.
Los militares de la FGNE también saben tácticas de combate invernal

El oficial Yankee sabe que, muy a su pesar, tendrá que dejar la FGNE en el futuro, mientras que suboficial y tropa esperan acabar su carrera en esta unidad y jubilarse portando la boina verde. La Fuerza de Guerra Naval Especial continuará combatiendo el terrorismo, como una «eficaz herramienta la lucha asimétrica», tal y como señala el coronel Rodríguez de Lema. Por delante, los ‘Seal’ españoles tienen «un futuro, interesante e intenso con muchos compromisos y despliegues operativos que van a exigir lo mejor de la Fuerza de Guerra Naval Especial para poder hacer frente a un mundo y sociedad en continuo cambio que nos obligará a una constante adaptación». (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.lavozdigital.es/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook             

Los A400M no permiten el salto más habitual de los paracaidistas.


El Ala 31 del Ejército del Aire cuenta ya con cuatro aviones de transporte Airbus A400M, dentro de un programa para dotarse de 27 unidades de este modelo. Aire está desarrollando un Plan de Implantación del avión y se están desarrollando las capacidades, entre las que todavía no se encuentra el salto en modo automático. Confidencial Digital ha podido consultar con fuentes internas de las unidades paracaidistas de las Fuerzas Armadas, que en los últimos meses han participado en ejercicios con el A400M. Pese a que sí se han realizado saltos paracaidistas desde un A400M en vuelo, han sido saltos en modo manual, y no en modo automático: el más habitual en las operaciones militares, en las que se utiliza un cable para que los paracaidistas se lancen del aparato y se abra el paracaidas.

Desde la Brigada Paracaidista (Bripac) del Ejército de Tierra explican a ECD que esta capacidad de salto en modo automático aún no está disponible y eso afecta a todos los A400M construidos, así como a las futuras entregas. Apuntan también que Airbus, la empresa fabricante de este avión de transporte, está trabajando con el ejército francés para tratar de solucionar esta carencia, pero “las diferentes pruebas de certificación pueden durar un año”. Aunque no conocen en concreto las medidas que está tomando Airbus, explican que parecen ir dirigidas a realizar modificaciones en el diseño del paracaídas.

Manual sí, automático no
Y es que, fuentes militares que han participado en los primeros vuelos en A400M afirman a ECD que “saltar en automático no podemos porque el rebufo es tan fuerte que rompe los paracaídas en las aperturas”. Aseguran que las explicaciones que se les ha dado es que la velocidad del avión y el rebufo de los motores, por el momento, rompería los paracaídas en saltos automáticos. De hecho, en modo manual sí que se están produciendo ya saltos desde el avión A400M. Un portavoz oficial del Ejército del Aire explica que saltos manuales han realizado efectivos del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo, del Aire, que se estrenaron el 9 de marzo desde un A400M del Ala 31 de Zaragoza, como miembros de la Brigada Paracaidista (Bripac) del Ejército de Tierra, que saltaron en modo manual días después.

La misma idea explican desde la Bripac: en modo manual no hay ningún problema al saltar desde los A400M, de ahí que ya se hayan realizado varios saltos de esta modalidad por parte de paracaidistas del Aire y de Tierra. Desde Airbus aseguran a ECD que este avión de transporte tiene ya capacidad total de lanzamiento en paracaídas por rampa, probado en operaciones. Asimismo, tienen certificado el salto por una puerta, pero no por las dos a la vez, por lo que los saltos (en modo manual) se limita a unos 30 paracaidistas. De forma que están trabajando para permitir el lanzamiento simultáneo por las dos puertas: “Se está trabajando con los clientes, se están haciendo ensayos para certificar esas capacidades”.

La misma idea destacan desde el Ejército del Aire: “El A400 es un avión de diseño totalmente nuevo. Como tal, tiene carencias que se van resolviendo gracias a la intensa colaboración entre la industria aeroespacial y las fuerzas aéreas”. Es decir, que aún se está trabajando para alcanzar todas las capacidades para las que está pensado este avión de transporte, del que España llegará a contar con 27 unidades en 2023, según está previsto por parte de Airbus y del Ejército del Aire. Fuentes oficiales de la Bripac añaden que las medidas que Airbus va a tomar para solucionar este asunto estaría hacer modificaciones en el diseño de los paracaídas para que resistan el salto en modo automático. Ahora mismo apuntan que desde la rampa pueden saltar unos 60 paracaidistas, pero no desde las puertas.

Se han lanzado cargas y “manolitos”
Militares de las unidades paracaidistas de las Fuerzas Armadas explican que además de la velocidad de apertura, también tienen problemas para saltar en automático por rampa, “porque la cinta del paracaídas es demasiado corta”. De ahí que se estén estudiando soluciones como ponerles una prolongación.

Por el momento, aseguran en distintas pruebas desde los A400M -más allá de los referidos saltos en modo manual- se han lanzado manolitos, es decir, muñecos que representan paracaidistas. Y también se están haciendo pruebas con el lanzamiento de cargas pesadas (piezas de artillería, mulas mecánicas, combustible, agua, comida, munición), que es otra de las funciones de este nuevo avión de transporte. En todos esos casos no hay problemas con el lanzamiento en paracaídas, pero sí con el modo automático de salto de paracaidistas, que está aún pendiente de una solución de Airbus. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.elconfidencialdigital.com/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook              

lunes, 24 de junio de 2019

El Gobierno noruego desiste de reparar la fragata de Navantia siniestrada-.


El Gobierno de Noruega informó hoy de que no reparará la fragata "KNM Helge Ingstad", construida por los astilleros españoles Navantia para la Armada del país nórdico y que en noviembre sufrió un grave accidente al chocar con un petrolero en una terminal cerca de Bergen (oeste). "Hemos decidido que es más conveniente deshacerse de la KNM Helge Ingstad que repararla", declaró hoy a la televisión pública NRK el ministro de Defensa, Frank Bakke-Jensen. 

La Agencia de Material de Defensa había concluido hace un mes en un informe que arreglar los daños costaría entre 12.000 y 14.000 millones de coronas noruegas (de 1.223 a 1.427 millones de euros), mientras que adquirir una nueva supondría un gasto de entre 11.000 y 13.000 millones (de 1.121 a 1.325 millones de euros). El informe destacaba que los daños eran "casi totales" y alertaba de los riesgos técnicos, económicos y de tiempo que supondría la reparación, factores tenidos en cuenta en la decisión del Gobierno, que pedirá ahora asesoramiento al comandante en jefe de Defensa para determinar cómo reemplazar la capacidad operativa de la fragata. "Se han discutido varias opciones: aumentar la capacidad submarina, más vigilancia aérea o quizás una nueva fragata", dijo Bakke-Jensen, quien resaltó que Noruega tiene una gran área marítima, por lo que el control de sus aguas es "esencial". 

La "KNM Helge Ingstad", que volvía de unas maniobras de la OTAN, chocó con un petrolero en una terminal cerca de Bergen (oeste), en un accidente con ocho heridos leves y que obligó a detener durante unas horas las operaciones petroleras en la zona. Según un estudio provisional, el accidente ocurrió por un conjunto de factores como la confusión entre las luces emitidas por el carguero y la terminal en la tripulación de la fragata, que tuvo que ser evacuada por el peligro de hundimiento de la nave. La Comisión de Investigación de Accidentes de Transporte noruega alertó tras el siniestro de que hubo un fallo de seguridad "crítico" relacionado con la estanqueidad (impermeabilidad). El informe provisional recomendaba a Navantia impulsar un estudio "sobre los elementos identificados en esta investigación inicial" y determinar si el problema se daba en otros buques. El grupo naval español, que construyó cinco fragatas para Noruega la pasada década, debía notificar el problema a "relevantes astilleros, propietarios y operadores", aconsejando "medidas necesarias para abordar la seguridad". 

La comisión señaló que el hallazgo "no está en conformidad con el estándar de estabilidad contra daños requerido" para esas fragatas. Fuentes de Navantia sostuvieron desde el comienzo que el diseño de la fragata cumple con las certificaciones internacionales de buques de guerra y, en concreto, la reglamentación sobre longitud máxima de inundación que deben soportar, lo que permite al barco mantenerse a flote aunque se inunden varios de sus compartimentos. La empresa española está colaborando en la investigación que lleva a cabo Noruega para esclarecer todas las circunstancias del accidente y desde el principio aseguró que analizaría todas las hipótesis sobre el siniestro, ya que algunas de las que se barajaban nacían de una investigación muy preliminar. La fragata fue reflotada en marzo tras una compleja operación, aplazada varias semanas por las condiciones meteorológicas, y con un coste de 770 millones de coronas (79,6 millones de euros). (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.larazon.es/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook             

Incidente entre un caza ruso y el portaaviones español "Juan Carlos I" en el Báltico.


Un caza ruso ha protagonizado un incidente sobre aguas del Báltico al pasar a escasos metros del portaaviones español Juan Carlos I, que se encuentra en la zona realizando unas maniobras de la OTAN. 

En un vídeo grabado desde la cubierta del barco español, se puede ver cómo un avión, identificado como un Shukoi Su-24 del ejército ruso, vuela a escasa altura y baja velocidad junto al portaaeronaves español. Según ha publicado Antena3, el caza ruso fue detectado por los radares del "Juan Carlos I" pero no se activó ningún tipo de medida al no considerar peligrosas las maniobras llevadas a cabo por el piloto. España participa en las maniobras de la OTAN ‘BALTOPS-19 cuyo objetivo principal es elevar el nivel de adiestramiento propio e interoperar con el resto de las unidades participantes en el planeamiento y la conducción de operaciones marítimas, con especial énfasis en las operaciones anfibias, operaciones aéreas y otras áreas del combate marítimo como guerra anti superficie y antisubmarina. Para esta misión, el LHD ‘Juan Carlos I’ lleva embarcados 900 militares. 

Además de los 300 miembros de la dotación, lleva una unidad aérea embarcada formada por 105 personas, 7 cazas Harrier y 3 helicópteros Seaking, un Grupo Naval de Playa compuesto por 30 personas y 4 lanchas de desembarco LCM-1E, y una fuerza de desembarco compuesta por 306 infantes de marina y 38 vehículos. Con esta actividad se potencia la presencia naval española en aguas del océano Atlántico, Canal de la Mancha, mar del Norte y mar Báltico, contribuyendo a la disuasión junto a países de la OTAN y aliados. La actividad incluirá escalas en los puertos de Kiel (Alemania), Brujas (Bélgica) y Vigo, donde se efectuará una Jura de Bandera para personal civil. Durante el despliegue, se llevan a cabo ejercicios para potenciar la interoperabilidad con diversas agrupaciones navales y países ribereños a la derrota prevista. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.larazon.es/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook            

viernes, 21 de junio de 2019

Un reportaje sobre un ejercicio Alfa de la Legión en el CMT ‘Álvarez de Sotomayor’.


El adiestramiento es una de las facetas más importantes de la vida de un militar, pues le permite prepararse para situaciones difíciles y reducir, en lo posible, las bajas propias en las acciones reales. 

En el Ejército de Tierra se suelen desarrollar diversos ejercicios de tipo Alfa (a nivel de compañía o sección), Beta (batallón o grupo), Gamma (regimiento) y Delta (brigada). El reportaje que os traigo hoy es sobre un ejercicio de tipo Alfa desarrollado por efectivos del Tercio “Alejandro Farnesio” 4º de La Legión, con base en Ronda (Málaga), concretamente la X Bandera “Millán Astray”, aunque en las imágenes -si la vista no me falla- aparecen también miembros de la VIII “Cristóbal Colón” del Tercio “Don Juan de Austria” 3.º de La Legión (los dos Tercios forman parte de la Brigada “Rey Alfonso XIII” II de La Legión, también conocida como BRILEG). El ejercicio se desarrolló en el Campo de Maniobras y Tiro (CMT) “Álvarez de Sotomayor” que tiene la Brigada de la Legión en Viator (Almería). 

El vídeo lo ha publicado CharryTV Ronda en su canal de Youtube: En el reportaje se ven maniobras de infantería en población con munición de fogueo (los soldados que hacen de agresores usan los uniformes con camuflaje pixelado M09 en su versión árida). En una de las secuencias se ve un micro drone Black Hornet Nano, con un tamaño más pequeño que el de una mano, ideal para este tipo de escenarios (la BRILEG fue la primera unidad del Ejército de Tierra que usó estos UAV el año pasado). Hacia el final del vídeo se ven prácticas de tiro con fuego real dentro de población, usando blancos de papel, prácticas de demolición, tiro con un mortero ligero ECIA L-65/60 de 60 mm, y finalmente tiro de precisión con tres fusiles Barrett M95SP de 12,7 mm, usando como blanco un viejo carro de combate M-47 Patton. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.outono.net/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook            

La guerra oculta del Brexit: España responde a los submarinos de Gibraltar con buques rusos en Ceuta.

brexit

España vuelve a permitir la escala en Ceuta de un buque militar de la Armada rusa. Algo por lo que la OTAN, Reino Unido y algunos sectores de Estados Unidos habían criticado duramente al Gobierno español en el pasado hasta forzarle a que las prohibiera. Esta vez, con el telón de fondo del Brexit, la visita rusa tiene un componente político: es la respuesta de España a las cada vez más frecuentes llegadas de submarinos nucleares -algunos para ser reparados- a Gibraltar. El Brexit no sólo se juega en los despachos, sino también en el mar. O, al menos, así explican fuentes de la Armada a OKDIARIO la situación que se está viviendo estos días en el Estrecho de Gibraltar. El pasado martes, el patrullero de la Marina rusa ‘Vasily Bykov’ atracaba en el muelle de Ceuta para dar descanso a los ochenta marinos que forman su dotación. Es una de las unidades más modernas que tiene en servicio la flota del Kremlin.


Ésta es la primera escala de un buque ruso desde noviembre de 2018, y la segunda desde que en 2016 España, forzada por la OTAN, Reino Unido y Estados Unidos, decidiese poner fin a las lucrativas visitas rusas a la ciudad autónoma. Cada buque ruso que atraca deja miles, incluso centenares de miles, de euros en ingresos al comercio y la hostelería local. Desde hace décadas (incluso en tiempos de la extinta Unión Soviética), Rusia ha considerado a Ceuta ‘puerto amigo’ para las flotas que cruzan del Mediterráneo al Atlántico y viceversa. Entre 2010 y 2016 se contabilizaron 60 escalas de buques militares rusos en la ciudad. Hasta que en 2016 todo cambió.

La OTAN cortó las escalas
En octubre de ese año, con la guerra en Siria en plena ebullición, Rusia solicitó a España permiso para que una gran flota que se dirigía a Oriente Medio pudiese realizar una parada técnica en Ceuta. Como se había hecho en el pasado, el permiso fue concedido por parte de Defensa y Exteriores. Sin embargo, las protestas por parte de Londres y de algunos sectores republicanos de Estados Unidos, a las que luego se sumaría la dirección política de la OTAN, llevaron al Gobierno de Rajoy a tener que pedirle a Rusia que cancelase de motu propio la escala. 

Ni Reino Unido ni Estados Unidos, que mantenían un pulso con Moscú desde la guerra de Ucrania, querían buques rusos husmeando a pocas millas de Gibraltar. El Peñón se había convertido en base de operaciones para submarinos nucleares de ambos países en el Estrecho, y era prioritario mantener alejado España cedió, y eso le costó una crisis diplomática con Rusia. Pero en noviembre de 2018 volvieron las escalas, la normalidad y el cabreo por parte de británicos. Y ha vuelto a ocurrir con esta reciente escala del ‘Vasily Bykov’.
Respuesta a Londres
Fuentes de Exteriores y Defensa, consultadas por OKDIARIO, admiten que la escala del patrullero ruso tiene un componente político: es la respuesta de España al creciente uso de Gibraltar por parte del Reino Unido como refugio marítimo de sus submarinos nucleares. Una forma de provocación y cierto "juego sucio" contra España, dicen, por parte de Londres. 

Las visitas británicas al Estrecho se intensificaron especialmente durante los meses más duros de las negociaciones por el Brexit. Un proceso en el que el futuro estatus de la colonia juega un papel fundamental. Efectivamente, las escalas de los submarinos de la Royal Navy han aumentado considerablemente en los últimos meses tal y como constatan fuentes militares a OKDIARIO. El ‘HMS Astute‘ o ‘HMS Talent‘ son algunos de los que han llegado al puerto gibraltareño en los últimos meses.
Recelos del Gobierno español
Pero lo que más preocupa a España, según admiten fuentes de Defensa, es que la mayoría de las escalas tienen un "origen técnico". Se sospecha que los submarinos, de propulsión atómica, son derivados a Gibraltar para realizar algún tipo de reparación técnica.

El que más preocupa tanto en Defensa como en Exteriores es el ‘HMS Talent’. Desde el pasado mes de abril, el submarino ha visitado la colonia en tres ocasiones. La última esta misma semana -coincidiendo con el buque ruso de Ceuta-. Este modus operandi ha despertado recelos en el Gobierno español. Se cree que Londres pueda estar realizando una "reparación por fases", dividiéndola en pequeños espacios de tiempo mensuales para evitar que llame demasiado la atención. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://okdiario.com/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook             

Cambio de mando a la americana.


Una ceremonia en la que se han puesto de manifiesto las buenas relaciones entre la Armada Española y la Marina estadounidense que, según lo vivido en la mañana de este martes en la Base Naval de Rota pasan por su mejor momento. Así ha sido el relevo de mando del Comandante de las Actividades Navales de Estados Unidos en España y Comandante Jefe de la Estación Naval de Rota. El capitán de navío David S. Baird ha sustituido al también capitán de navío Michael D. MacNicholl en el cargo que éste ostentaba desde hace tres años.
«Esta ceremonia pone en valor más de 60 años de cooperación en materia de defensa de estas dos naciones y también de amistad. En ello tiene mucho que ver la gente y las instituciones de El Puerto y Rota», ha dicho durante el acto el vicealmirante Enrique Torres Piñeyro, Almirante Jefe del Arsenal de Cádiz (ALARDIZ).

Lo ha hecho ante los alcaldes de estas dos ciudades, José Javier Ruiz Arana y Germán Beardo Caro que han asistido al relevo de mando estadounidense al igual que otras autoridades civiles y militares como representantes de la embajada estadounidense en Madrid, las máximas autoridades norteamericanas en la base naval de Rota o el coronel Alfonso Castillo, jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Cádiz, entre otros. El acto, al más puro estilo americano, ha comenzado con la llegada de los capitanes de navío saliente y entrante, junto al vicealmirante Torres Piñeyro y el Comandante de la Región Naval de Europa, África y Sureste de Asia de la U.S. Navy, el contralmirante Yancy B. Lindsey. Uno ha uno han ido subiendo al escenario acompañados del sonido del chifle, como si de un barco se tratase. Tras ello, los presentes, de pie y en posición de firmes, han escuchado los himnos de España y Estados Unidos.

«Somos más fuertes juntos»
El primero en tomar la palabra, después de que el teniente Tomek Maka, del Cuerpo Eclesiástico de Estados Unidos, realizase la invocación religiosa en la que ha rogado «por la gente del reino de España, por su hospitalidad y generosidad», ha sido el Almirante Jefe del Arsenal de Cádiz.

El vicealmirante Torres Piñeyro ha dado la bienvenida a Rota al capitán de navío Baird, al tiempo que le ha expresado su deseo de «continuar con las relaciones y las colaboraciones entre los dos países», todo ello «trabajando por la democracia y los valores». Asimismo, el ALARDIZ ha agradecido al capitán de navío MacNicholl «tu labor y tus esfuerzos aquí», que ha resumido con la expresión náutica «Bravo Zulu», es decir, bien hecho (BZ). «Dejas aquí muchos amigos», le ha dicho, pidiéndole que volviese «te esperan tostadas con jamón, salmorejo y un paseo por la feria», le ha comentado divertido, para terminar deseándole «buena suerte en Italia». Como reconocimiento a su labor, el vicealmirante Torres Piñeyro ha impuesto al capitán de Navío MacNicholl la cruz al mérito naval con distintivo blanco.

Acto seguido, ha intervenido el contralmirante Yancy B. Lindsey dando las gracias a España por su apoyo «durante más de 60 años fomentando la seguridad aquí y fuera». «Somos más fuertes juntos», ha afirmado el Comandante de la Región Naval de Europa, África y Suroeste de Asia. Asimismo, el contralmirante Lindsey ha querido tener unas palabras de reconocimiento para las familias de los militares estadounidenses destinados en Rota. «A veces su servicio es más importante que el nuestro», ha dicho, y ha destacado los cambios de residencia que implica su profesión y cómo sus familias lo aceptan y les apoyan. Por otro lado, el contralmirante Lindsey ha subrayado su agradecimiento al apoyo que la U.S. Navy recibe del personal español de este recinto militar gaditano en materias como la logística o el mantenimiento.

Agradecimiento a Rota y El Puerto
Tras ser de nuevo condecorado, esta vez por Estados Unidos, el capitán de navío Michael D. MacNicholl ha pronunciado su discurso de despedida. En primer lugar, se ha dirigido al vicealmierante Torres Piñeyro: «Le estaré eternamente agradecido por su apoyo a la Armada de los Estados Unidos y por lo que usted ha hecho por la comunidad americana y sus familias. La relación entre ambas Marinas es ahora más fuerte que nunca». El capitán de navío MacNicholl ha puesto de relieve las labores que se han realizado en la Base Naval durante los tres años en los que él ha estado al frente de las tropas estadounidenses en Rota, como mejoras en la zona aérea «que se ha convertido quizá en una de las mejores de Europa».

En el terreno personal, ha asegurado que tanto su esposa como él se llevan grandes recuerdos de su etapa en España. «El mosaico de colores de su cielo, los pueblos blancos, las cales empedradas, el cariño de su gente, los chiringuitos, los trajes de flamenca y las sevillanas, que hemos intentado aprender pero yo no he pasado de la primera, aunque mi esposa sí las baila muy bien», ha dicho jocoso. «Este lugar es especial y lo llevaremos en nuestros corazones», ha afirmado el militar norteamericano, que ha terminado su discurso dando las gracias a los alcaldes de Rota y El Puerto «por la generosidad y la hospitalidad de su gente».


Llegada de helicópteros y relevo de destructores
El último en tomar la palabra ha sido el nuevo Comandante de las Actividades Navales de Estados Unidos en España y Comandante Jefe de la Estación Naval de Rota, el capitán de navío David S. Baird. «Es un honor para mí haber sido destinado a Rota y tanto mi esposa como yo estamos deseando conoceros a todos y disfrutar de la hospitalidad de los vecinos de El Puerto y Rota», ha dicho en un prometedor castellano. Tras ello, ha expresado su agradecimiento al ALARDIZ, «por el apoyo que presta a la comunidad americana en Rota y a la misión de nuestras Fuerzas Armadas en esta base». Así como a los alcaldes de Rota y El Puerto, «por hacer que la comunidad americana se sienta como en su casa» y al personal de la Armada Española, «vuestra presencia hoy aquí es un ejemplo más de la generosidad y hospitalidad de nuestros anfitriones», les ha dicho.

Y ha concluido su discurso: «Aunque mi español aún no es muy bueno hay una palabra que estoy deseando usar aquí, amigos». En declaraciones a los medios de comunicación, al finalizar la ceremonia con la tradicional bendición, el capitán de navío Baird ha mostrado su intención de continuar con la labor de su sucesor y con la alianza con la Armada Española. En este periodo que le queda por delante se terminará de construir el 'navy lodge', es decir, el nuevo hotel de la base. «Quiero continuar el trabajo que se ha hecho hasta ahora y seguir trabajando con la marina española en todo lo que se está haciendo en la base», ha dicho. También durante su mandato llegará un nuevo escuadrón de helicópteros estadounidenses a Rota y se producirá la rotación de los destructores. 

Preguntado por ambos temas, el capitán de navío Baird ha afirmado que no tienen la fecha exacta de la llegada de los helicópteros ni del incremento de personal que supondrá «porque todavía estamos perfilando los planes, trabajando con la Armada Española y con el Gobierno de España para concretar los detalles». Y, respecto a los destructores, ha asegurado que aún no saben una fecha exacta de la rotación ni cuál será el primero de los barcos que se sustituya, pero que sí saben que será entre la primavera de 2020 y 2022. Por último, el capitán de navío Baird ha subrayado la importancia estratégica para Estados Unidos de la Base Naval de Rota, debido a su localización y a que tienen dentro de la misma «primera línea de seguridad» el puerto y el aeropuerto para apoyar los intereses de «Estados Unidos, la OTAN y Europa». (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.lavozdigital.es/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook