lunes, 21 de enero de 2019

La Armada empieza con MAR-41 su calendario de ejercicios 2019.



Imagen del ejercicio FTX-FIM 18, el más importante de Infantería de Marina

La Armada comienza un nuevo calendario para su preparación después de un 2018 completo con importantes maniobras. Desde hoy lunes se inician en el Golfo de Cádiz, y el mar de Alborán, MAR-41, dentro del adiestramiento periódico de las unidades de la marina española que tuvieron su última edición en septiembre.

Las instalaciones con las que cuenta la Armada en Cádiz, así como aguas de la Bahía fueron escenario durante 2018 de MAGRE, MARFIBEX, FIMEX, GLUFLEX, MILEX. Estos nombres no son otra cosa que las denominaciones de los ejercicios, que han simulado conflictos asimétricos, países desestabilizados, operaciones anfibias y distintas situaciones que intentan parecerse a las que podrían enfrentarse las Fuerzas Armadas y sus aliados en una intervención real. Fuentes de la Armada han destacado cinco ejercicios como los más sobresalientes de este pasado año. Estos son por orden cronológico.

Marfibex
En enero de 2018 se celebraron las Marfibex, un adiestramiento periódico en operaciones anfibias para mantener la capacidad de proyección de una fuerza en tierra desde la mar. Participaron las unidades del Grupo Anfibio y de Proyección de la Flota: el buque anfibio portaeronaves Juan Carlos I, los buques de asalto anfibio Galicia y Castilla y ocho lanchas de desembarco anfibio del Grupo Naval de Playa.
La Fuerza de Desembarco estuvo compuesta por el Primer Batallón de la Brigada de Infantería de Marina ‘Tercio de Armada’ y unidades de apoyo, además de una compañía de ‘Fuzileiros de Marinha’ portugueses y un pequeño destacamento de infantes de Marina norteamericanos de la unidad de respuesta de crisis desplegada en la Base Aérea de Morón de la Frontera.


Milex
En abril tuvo lugar el ejercicio militar de gestión de crisis MILEX 18 en Rota entre el 16 y el 24 de abril, un ejercicio de Estado Mayor centrado en el aspecto militar de la gestión de una crisis en los niveles estratégico-militar y operacional en el ámbito de la Unión Europea. En concreto, contemplaba una operación militar dentro del marco de la Política Común de Seguridad y Defensa (CSDP) y sirvió además para mostrar las capacidades de las Fuerzas Armadas españolas y la Base para poder ser cuartel general de alguna de sus operaciones, como es el caso de la Atalanta.

Aldefibex
Ya en septiembre, los buques Juan Carlos I y Galicia y unidades del Tercio de Armada se adiestraron para realizar una operación anfibia con la Base de Rota como escenario. Fueron las Adelfibex-82, que se desarrolló íntegramente con los buques en puerto y en las playas del Chorrillo y del Salado de la Base. Se centró en la certificación de patrones de embarcaciones y de lanchas de desembarco, y en la certificación de conductores de vehículos de Infantería de Marina.


FTX-FIM
Pero antes de terminar 2018, en noviembre, tuvieron lugar los dos mayores ejercicios. Así, FTX-FIM 18 fue el mayor de la Fuerza de Infantería de Marina con unos 1.000 infantes de la Brigada de Infantería de Marina Tercio de Armada, de la Fuerza de Protección y de la Fuerza de Guerra Naval Especial. Se simuló una supuesta operación de estabilización en cumplimiento de una Resolución de Naciones Unidas en apoyo de un país.
De este modo, se desplegaron unidades de Infantería de Marina en el Campo de Adiestramiento de la Sierra del Retín, en la Base Naval de Rota y distintas instalaciones militares de la Bahía de Cádiz.

Gruflex
El colofón al calendario de 2018 fueron las Gruflex. Con el objetivo es adiestrar al Grupo Anfibio y de Proyección de la Flota y la Brigada de Infantería de Marina en operaciones anfibias, planeando y ejecutando para ello una operación de respuesta a una crisis. Más de 3.000 hombres y mujeres, 4 países, 8 barcos, 1 submarino, 25 aeronaves y más de 150 vehículos fueron movilizados para este último adiestramiento que se desarrollaron, en su fase final, en Cádiz. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook       

La ministra de Defensa preside el acto de entrega a la Armada española del buque ‘Furor’.




La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha presidido hoy en el Arsenal de Ferrol el acto de entrega a la Armada del Buque de Acción Marítima (BAM) ‘Furor’. El acto se ha desarrollado siguiendo las normas del ceremonial marítimo y ha comenzado con la inspección del buque y la firma de la documentación de recepción del mismo. A continuación, Margarita Robles ha hecho entrega de la bandera nacional al comandante del buque, capitán de corbeta Ángel Morales, que ha embarcado junto a su dotación en el ‘Furor’. Antes de acudir al acto de entrega, Robles ha visitado la Exposición Nacional de Construcción Naval (EXPONAV) y el astillero de Navantia, donde ha mantenido un encuentro con los medios de comunicación. Durante el mismo, la ministra indicaba que “hemos conseguido que el Consejo de Ministros adelante en un año el plan de inversión y la aprobación de los 4.325 millones de euros.”

 











De la misma manera, ha querido destacar que “es un día importante para Ferrol” puesto que la construcción de las cinco fragatas F-110 supone “una actividad para la modernización de la Armada y para la creación de empleo en toda la región. BAM ‘FUROR’ La construcción del ‘Furor’ ha requerido 49 meses de trabajo. Este es el sexto buque del programa BAM de la Armada Española y con él se están sustituyendo sus viejos patrulleros. Su base habitual será el Arsenal Militar de Cartagena. Sus capacidades le permiten realizar misiones como vigilancia de la contaminación marítima, actuar como hospital en caso de catástrofe humanitaria o luchar contra la piratería en aguas internacionales. Construidos por la empresa española Navantia, los BAM han destacado por su excelente rendimiento en las diferentes misiones que ha participado, tanto nacionales como internacionales: desde operaciones de vigilancia marítima y espacios de interés nacional, hasta ejercicios y operaciones internacionales como la Operación Atalanta, o ejercicios de adiestramiento de Marinas amigas y aliadas en aguas del Golfo de Guinea (African Partnership).

Ceremonia de entrega del BAM Furor para la Armada. Foto: Ministerio de Defensa

Además, el ‘Furor’ está equipado con área de atención sanitaria con zonas de consulta y hospitalización, y posee medios de telemedicina y equipo médico de soporte vital avanzado. Dispone de los sistemas más modernos de mando y control, de combate y de comunicaciones, así como unos elementos de habitabilidad superiores a los recomendados por la normativa OTAN. El BAM ‘Furor’ desplaza 2.840 toneladas, tiene una eslora de 93,90 metros, 14,20 metros de manga, y puede alcanzar una velocidad de 20,5 nudos. Su dotación la forman 48 efectivos. Dispone de una cubierta de vuelo con capacidad para operar con helicópteros Augusta Bell 212, NH-90, SH-60 B, o vehículos aéreos no tripulados. Por lo que respecta al armamento, el ‘Furor’ está equipado con un cañón a proa Oto Melara de 3 pulgadas, (76 mm.), 2 cañones M242 Bushmaster de 25 mm. y 2 ametralladoras pesadas Browning M2 de 12 mm. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook