lunes, 18 de marzo de 2019

El 'hacker' que entró en Defensa se ha movido al menos durante tres meses en su red interna.


El hacker que ha atacado el sistema de comunicación interno del Ministerio de Defensa se ha movido por la red durante los últimos tres meses. El departamento dirigido ahora por Margarita Robles se dio cuenta de las intrusiones después de que uno de los miembros de su personal detectase movimientos extraños en su cuenta. Los investigadores tratan de determinar la procedencia de los ataques.

Este mismo lunes, el Ministerio de Defensa dio traslado a la Fiscalía de las "posibles intrusiones" en su red de propósito general. Según ha podido saber EL ESPAÑOL, los investigadores han detectado movimientos extraños que se remontan hasta, al menos, hace tres meses.  Las pesquisas, que corren a cargo del Mando Conjunto de Ciberdefensa y del Centro de Sistemas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (CESTIC), han detectado varios ataques en este periodo de tiempo. Ahora tratan de determinar a qué información han podido acceso los atacantes. Fuentes próximas afirman, no obstante, que el sistema de comunicaciones atacado es el que se utiliza en el día a día, y que la información confidencial se traslada a través de vías más seguras.

Cómo se detectó la intrusión
En cualquier caso, preocupa la intrusión en su red de propósito general; un sistema que sostiene, entre otros, los correos electrónicos de los empleados y funcionarios del Ministerio de Defensa. Alrededor de 50.000 usuarios tienen acceso al portal.
Uno de ellos fue quien dio la voz de alarma. En concreto, detectó movimientos extraños en su cuenta que no correspondían con su actividad real. El Ministerio de Defensa solicitó una investigación y, tras confirmar que se habían registrado intrusiones, este lunes dio traslado al Ministerio Fiscal.

¿Quién puede estar detrás?
Más difícil será poner nombre y apellidos al hacker que ha asaltado el sistema de comunicación interna del Ministerio de Defensa. Todas las hipótesis están encima de la mesa, desde entidades estatales hasta organizaciones con intenciones desestabilizadores -tales como organizaciones terroristas o criminales-. La envergadura de los movimientos hace pensar en alguna entidad de capacidad correspondiente.
De acuerdo a los datos que maneja el Centro Criptológico Nacional, órgano dependiente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), en España se registraron 38.000 incidentes relacionados con la ciberseguridad a lo largo de 2018; mil de ellos, de posible origen extranjero. 102 de ellos fueron ataques críticos.

Fuente: https://www.elespanol.com/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook   

La unidad que investigó el espionaje a militares españoles en Letonia está formando a las tropas en ciberdefensa.

Una llamada telefónica de madrugada. En la pantalla del teléfono aparece un número con prefijo de Letonia. Lo conocen porque un familiar, militar profesional, se encuentra desplegado allí en el marco de la misión de la OTAN para proteger al país báltico de cualquier injerencia externa. Al descolgar, no se oye nada. Cuelgan. Preocupación, desvelo, preguntas, nervios y llamadas al número de contacto que les han dado en los cuarteles de las unidades que se hace cargo de la misión. Un número sólo para casos de emergencia. Esta fue la situación que se encontraron varias familias de militares españoles hace unos meses en Letonia. Casos así se acumulaban y obligaron al Estado Mayor y a Defensa a abrir una investigación, tal y como desveló ECD. Se detectaron también otros movimientos extraños. Por ejemplo, facturas de hasta 700 euros en los móviles que los militares se llevaron a la misión por supuestas llamadas realizadas desde territorio ruso. 

Llamadas que nunca pudieron hacer pues no traspasaron en ningún momento la frontera rusa ni dejaron de estar conectados a la red GSM de Letonia. Todos estos incidentes no solo afectaban a las tropas españolas. También se reportaron casos similares entre polacos, italianos, eslovenos y eslovacos, con quien comparten base en Adazi, a las afueras de Riga, a unos 200 kilómetros de la frontera rusa. El Mando Conjunto de Ciberdefensa se puso a analizar el caso y a recabar pruebas. El Mando de Operaciones también se movilizó, enviando a Adazi un equipo especializado en contramedidas del Regimiento de Guerra Electrónica nº 31 (REW 31). Su objetivo era descubrir si los soldados españoles estaban siendo objetivo de algún tipo de operación tecnológica ‘enemiga’. No era la primera vez que la OTAN se encontraba ante algo así en el Báltico. Tras meses de extrañas incidencias, las irregularidades cesaron bruscamente. Las investigaciones, al menos hasta donde ha podido saber ECD, no llegaron a ninguna conclusión concreta ni pudieron determinar el origen de los incidentes. 

Sin embargo, Defensa se ha propuesto concienciar a los militares que vayan de misión para que este tipo de situaciones no vuelvan a ocurrir. Así, en el plan de entrenamiento al que se someten antes de una misión, el Ejército ha incluido lecciones de ciberseguridad con el objetivo de minimizar los riesgos y explicar a los militares cómo hacer un uso responsable de sus dispositivos y comunicaciones cuando se encuentren en una misión. Quienes imparten este tipo de lecciones son integrantes del Regimiento de Guerra Electrónica 31, el mismo que Defensa envió a Letonia para averiguar quién estaba ‘jugando’ con los smartphones de los militares españoles. Se les ofrece consejos sobre el uso responsable de las redes sociales, lo inapropiado que puede ser en ocasiones subir una fotografía de su trabajo, o el uso de redes públicas de wifi a través de las que pueden sufrir ciberataques. También se les dan consejos para que trasmitan a sus familiares. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.elconfidencialdigital.com/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook   

Estados Unidos aprueba la venta de once vehículos anfibio de asalto a España.

 
El Departamento de Estado de Estados Unidos ha dado hoy su visto bueno a la venta a España de once vehículos anfibio de asalto, un trámite habitual previo a la transacción definitiva, informó la Agencia de Cooperación en Seguridad de esta cartera (DSCA). La operación, que asciende a 107 millones de dólares (unos 94,5 millones de euros), incluye también la venta de equipos de blindaje y piezas de repuesto, además de contemplar el suministro de servicios técnicos para su manejo y mantenimiento. 

La compra incluye ocho vehículos del modelo Personnel (AAVP-7A1), dos del modelo Comando (AAVC-7A1) y uno Recovery (AAVR-7A1). La Infantería de Marina de la Armada española ya dispone de vehículos anfibios de asalto de este tipo, fabricados por BAE Systems. Tienen una autonomía en tierra de 480 kilómetros y de siete horas en el agua. Van armados con una ametralladora cuyo calibre varía en función del modelo del que se trate. En el caso del modelo Personnel tiene capacidad para transportar hasta 18 soldados equipados con una dotación de tres personas y dispone de una ametralladora de 12,7 mm y de un cañón de 40 mm. "La venta propuesta respaldará la política exterior y los objetivos de seguridad nacional de Estados Unidos al mejorar la defensa de un aliado de la OTAN, que además es una fuerza política y económica para la estabilidad y el progreso de Europa", señaló el Departamento de Estado en un comunicado. 
 
Estos once nuevos vehículos se sumarán a la flota de 19 vehículos anfibios con los que ya cuentan las Fuerzas Armadas españolas. "España no tendrá problemas en hacerse cargo de los nuevos vehículos (...) y es experta en sacarles el máximo rendimiento", agregó la nota. La recomendación por parte del Departamento de Estado es el paso definitivo para cerrar una operación, puesto que la votación en el Congreso supone apenas una formalidad por cuestiones de trámite, ya que los legisladores históricamente siempre han respetado el dictamen del Gobierno en estas cuestiones. De acuerdo con los últimos datos oficiales divulgados por el Gobierno de EE.UU., en 2016 el Congreso aprobó la venta de armamento a España por valor de 371,95 millones de dólares (327,7 millones de euros). (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.larazon.es/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook