lunes, 15 de abril de 2019

El Gobierno español reserva 225 millones para un nuevo avión entrenador del Ejército.


entrenador avanzado C-101

El Gobierno ha aprobado adquirir compromisos de gastos de 225 millones de euros para que el Ministerio de Defensa compre un nuevo avión entrenador de la Academia General del Aire. En total, serán 75 millones de euros adicionales anuales en 2020, 2021 y 2022, fecha para la cual se prevé completar la sustitución del avión Casa C-101 Mirlo. «El Ejército del Aire ha determinado que la fecha en la que el actual sistema C-101 no podrá continuar proporcionando entrenamiento básico para alumnos es septiembre de 2021, por lo que debe disponerse de un nuevo sistema con las capacidades tecnológicas que garanticen una formación adecuada a los pilotos alumnos a partir de dicha fecha», informó la referencia del último Consejo de Ministros.

La sustitución del C-101 es una de las prioridades del Estado Mayor del Ejército del Aire para estos próximos años. El veterano Casa C-101 Mirlo entró en servicio en 1980. Es un avión de entrenamiento avanzado que permite una formación aeronáutica completa desde las primeras fases de vuelo hasta la transición a los aviones de combate. Fue construido totalmente en España por Construcciones Aeronáuticas S.A. (CASA), que luego se integró en la actual Airbus. Precisamente desde la multinacional aeronáutica europea se trabaja en una oferta propia para optar al nuevo contrato del Ministerio de Defensa. Airbus fabrica el avión entrenador Orlik en su fábrica de Polonia. Además de esta opción, desde el Ejército del Aire también se habían manejado las opciones del estadounidense T-6 Texan II (fabricado por Beechcraft) y del suizo PC-9 (Pilatus).

PC-9 (Pilatus)
Avion T-6 Texan II

En un encuentro con periodistas, el jefe del Ejército del Aire, el general Javier Salto, informó que el nuevo contrato contemplaría la adquisición de entre 20 y 22 aparatos. También defendió la elección de un programa industrial «que revierta directamente en el empleo en España». Estos aviones son necesarios para la formación de los nuevos pilotos del Ejército del Aire. No obstante, este no es el único modelo de avión entrenador que deberá acometer el Ejército del Aire en el futuro cercano. Tal y como reconoce el Gobierno: «El estado actual de las distintas fases de la enseñanza aeronáutica militar presenta una retirada del servicio de los distintos sistemas, gradual y escalonado entre 2021 y 2027». Otro de los aviones que habrá que retirar son los F-5 que instruyen en el vuelo de combate a los pilotos militares españoles. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://abcblogs.abc.es/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook    

Defensa cancela el plan para dotar de armamento a los drones.


Los drones o vehículos aéreos no tripulados de las Fuerzas Armadas no irán, por el momento, artillados con armas ofensivas. Así lo ha decidido el Ministerio de Defensa, después no sólo de haberse planteado esa posibilidad, sino de haberla puesto por escrito en un documento oficial. 

Confidencial Digital ya contó en diciembre de 2018 que altos mandos del Ejército del Aire veían con buenos ojos, y por ello apostaban por estudiarlo, iniciar un proyecto de dotar de armamento los cuatro drones MQ-9 Predator B que entran al servicio de las Fuerzas Armadas españolas a lo largo de este año 2019. Pues bien: ahora, ECD ha podido constatar que un plan ya más concreto, con cifras de presupuesto incluso, fue considerado por el Ministerio de Defensa, pero descartado finalmente.

2,3 millones para “Armado RPAS”
La idea se plasmó en el “Plan anual de contratación para el año 2019 del Ministerio de Defensa”. A lo largo de 166 páginas, el departamento de Margarita Robles desgrana “las propuestas de contratos, acuerdos técnicos y otros negocios jurídicos onerosos que el Ministerio de Defensa prevé celebrar durante el ejercicio 2019”.

Dentro este plan, la Subdirección General de Adquisiciones de Armamento y Material incluyó un contrato con el título “Armado RPAS (Atlante/Euro Male/GNWS)”. Se trataría de un procedimiento de licitación en la modalidad de negociado con publicidad, con un importe total previsto de 2.363.000 euros. Actualmente, los distintos modelos de drones de las Fuerzas Armadas no están armados, como se ha dicho. Los más nuevos, los Predator B, están destinados a lo que se denomina misiones ISR (Intelligence, Search and Recognize); es decir, se dedican a misiones de reconocimiento, vigilancia e inteligencia.

Prioridad “muy baja”
Un portavoz del Ministerio de Defensa explica a ECD que, efectivamente, en la programación de I+D (Investigación y Desarrollo) para el ciclo 2019-2024 “figura un Objetivo de Recurso Material de armado (I+D) con el componente ARMADO RPAS (para los sistemas Atlante/EURO MALE/NGWS)”. El Euro Male, por ejemplo, es un dron de gran autonomía y vuelo a altitud media, que están desarrollando en un proyecto conjunto España, Alemania, Francia e Italia. También se plantea como “un sistema aéreo estratégico operacional dotado de una elevada capacidad de reconocimiento, vigilancia y adquisición de objetivos”, según Defensa.

Se considera un Objetivo de Recurso Material (ORM) como “un conjunto ordenado de componentes vinculados entre sí que contribuyen entre todos ellos a proporcionar una solución integral en alcance y plazo para obtener, total o parcialmente, una determinada capacidad militar u objetivo del Departamento”, en definición del ingeniero Manuel Pereira Rueda. Desde Defensa añaden que, en este caso, el objeto del proyecto tecnológico incluido en los planes de inversión y contratación era “estudiar la posible integración de los sistemas de armas con los de RPAS”, sin definir el número de unidades que sería armadas.

Sin embargo, el proyecto no irá adelante. Las fuentes del ministerio explican que tras analizar ese Objetivo de Recurso Material y estudiar las opciones disponibles, se terminó por darle una prioridad “muy baja”, debido “a su escaso desarrollo tecnológico e innovador”. De ahí que finalmente no se haya previsto crédito para llevar a cabo el proyecto de armar los RPAS “en el ciclo citado”, es decir, desde este 2019 hasta 2024. Al menos, según los planes actuales del Ministerio de Defensa. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.elconfidencialdigital.com/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook