sábado, 29 de junio de 2019

Los tres Ejércitos confluyen en Ferrol.

En el Arsenal Militar: unidades de Tierra, junto a la fragata Blas de Lezo
 
En las comarcas de Ferrol y Ortegal se desencadena estos días un escenario de crisis internacional. Tan ficticia como realistas son los medios militares desplegados para dar una respuesta certera y coordinada. Sobre el tablero, dos países en conflicto y un tercero neutral. El escenario, Galicia, y el epicentro, Ferrol.  El ejercicio Eagle Eye 19-02 moviliza durante esta semana 800 efectivos directos y unos 2.000 en conjunto pertenecientes al Ejército de Tierra, al del Aire y a la Armada. 
 
Plataforma de lanzamiento de misiles del sistema Nasams
 
Es la primera ocasión en que estas maniobras de vigilancia y protección del espacio aéreo nacional se desarrollan en territorio gallego, con tres focos de especial actividad, a saber, por mar, la fragata Blas de Lezo (F-103); por tierra, la antigua estación de radio de Mandiá y, por aire, el Aeródromo Militar de Santiago.  Es un «trabajo conjunto». Lo subraya el General Jefe del Mando Aéreo de Combate César Miguel Simón, sobre quien recae la coordinación del operativo cuya finalidad es «integrar las diferentes capacidades» de los tres Ejércitos.

Presencia en la comarca
Mando de operaciones del Ejército de Tierra en la antigua estación de radio de Mandiá

Durante estos días, por las carreteras es frecuente cruzarse con unidades móviles de Tierra. Despliega más de un centenar de vehículos de los regimientos de Artillería Antiaérea 71 (Madrid); 73 (Cartagena); 74 (Sevilla) y de la Unidad de Transmisiones del Mando de Artillería Antiaérea Madrid (UTMAAA).
Cañón del sistema Skydor 35/90. Su alcance eficaz es de 4.000 metros

Por mar, la F-103, dotada con el radar multifunción SPY-1D además de diversos sistemas de mando y control, navega hasta el área de Estaca de Bares, hacia donde zarpó ayer mismo luego de un encuentro de los mandos a bordo. También se perciben, por aire, las pasadas de los cinco cazas Eurofighters del Ala 11 (Morón), cuyo mando de operaciones se establece en la capital gallega. Será el viernes cuando, según las previsiones, se cierre el Eagle Eye, un ejercicio de carácter rotatorio ideado para defender un área concreta «aunando sinergias y maximizando el entrenamiento de las unidades».

Estación de radio de Mandiá
En el antiguo recinto militar se ha establecido el mando del Ejército de Tierra. Allí 347 militares desarrollan su actividad hasta el viernes. Trabajan, comen y duermen -en tiendas de campaña- al tiempo que también despliegan unidades en otros puntos de la zona, como Prioriño, Fene o la entrada de la ría. 

Simulación de un objetivo aéreo fijado y listo para el disparo

Disponen de misiles para alta, media y baja altura, que corresponden al sistema Mistral, Skydor 35/90; Nasams y Hawk. Al mando está el teniente coronel Santiago Serantes Vergara. El anterior asentamiento geográfico del «Eagle Eye» fue Soria, en el mes de marzo. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.lavozdegalicia.es/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook             

“Hitfist 30” apuesta segura para el 8x8 “Dragón” del ejército español.

El VCR Puesto de Mando de Compañía, uno de los nuevos dragones, vehículos 8x8.

El Vehículo de Combate de Ruedas (VCR) 8x8 “Dragón” contará con tres  sistemas de armas diferentes, una estación de empleo remoto de 12,7 mm., una torre de uso remoto de 30 para la Infantería y una torre tripulada de 30 para las unidades de Caballería. Mientras que para la  Infantería se seleccionaron dos torres a instalar en los demostradores tecnológicos, para la torre de caballería se seleccionó como única candidata la “Hitfist” de OTO Melara Ibérica, ahora Leonardo Hispania. 

No obstante, hasta que no finalicen los programas tecnológicos no habrá decisión al respecto. A finales de 2016, la Unión Temporal de Empresas (UTE) encargada del programa VCR firmó los contratos para el desarrollo de los tres prototipos de torres de 30 mm. que están siendo evaluados. De esta manera, los 56 VEC (Vehículo de Exploración de Caballería) dispondrán en caso de superar las pruebas según los Programas Tecnológicos y ser seleccionadas para la producción, de la torre tripulada biplaza Hitfist dotada del mismo cañón ATK Orbital Mk44 de 30 mm. con que cuentan las no tripuladas que se están evaluando. 

Hay que recordar que la compañía desarrolló una versión denominada Hitfist 30 OWS (Overhead Weapon Systems), que ofrece hasta un 60 por ciento de comunalidad, que la hizo atractiva para el cliente, que pudimos analizar en 2015, si bien no fue contemplada por la UTE. En este momento uno de los cinco demostradores está dotado de la Hitfist, concretamente el D4 configurado como VEC y puesto de mando de sección. Incluye los equipos del Programa Tecnológico 1 (PT1) de incremento de seguridad, salvo los implementos contra los IED (Improvised Explosive Devices), el blindaje añadido y el conjunto contra RPG; los del PT2 (conciencia situacional); los del PT4 (CIS e integración) a nivel de sección; y del PT5 (grupo motopropulsor).

La opción de la Caballería
Mientras que la tendencia que se ha generalizado durante los últimos años es desarrollar y adquirir torres de empleo remoto para diferentes vehículos de combate, las unidades de Caballería del Ejército de Tierra siempre mostraron su preferencia por una tripulada para las misiones de reconocimiento. 

Esta predilección se justifica por una supuesta mejora de la llamada conciencia situacional del jefe del carro y del tirador sobre las de empleo remoto, según la cual estos, ubicados en la torre y a menudo asomados fuera de ésta, disponen de una mayor capacidad para adquirir información del entorno que les rodea y actuar en consecuencia, en lugar de operar desde la seguridad del interior de la barcaza los sistemas electro-ópticos para vigilancia y designación de objetivos. A favor de esta opción también pesó el buen desempeño de la TC-25 de OTO Melara con que cuentan los VEC basados en el BMR (Blindado Medio de Ruedas) con que cuenta el Ejército de Tierra y que han sido empleados en diferentes misiones internacionales. La torre tiene una configuración tradicional, con el jefe sentado a la izquierda y el tirador a la derecha y está construida en una aleación de aluminio balístico con armaduras de acero y materiales compuestos que otorgan elevada protección.



El cañón BUSHMASTER II de ATK está diseñado para municiones de 30 x 173, pero se puede rehacer fácilmente para disparar disparos Supershot de 40 mm


Como las otras dos torres medias seleccionadas para el programa, incluye el cañón Mk44 Bushmaster II de 30 mm. de Orbital ATK, ya que fue seleccionado por el Ministerio de Defensa como requisito del programa en base a un análisis pormenorizado de diversos criterios, incluyendo los operativos, técnicos, económicos e industriales. La decisión fue trasladada a través de la UTE a los suministradores de las torres. Además del Mk44, cuenta con una ametralladora coaxial de 7,62 mm. y dispositivos lanzafumígenos, sensor electro-óptico dotado de canales óptico e infrarrojo y telémetro láser, otro dispositivo electro-óptico panorámico para el jefe, para realizar tareas del tipo hunter-killer, y además de una estación meteorológica propia.La torre cuenta con la preinstalación para dos lanzadores de misiles Spike LR situados a cada lado de la torre, los cuales podrían ser instalados en cualquier momento. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://defensayarmas

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook