martes, 6 de agosto de 2019

Tizona, un cañón ‘made in San Fernando’

Pugna israelí por la torre de 30 mm. del vehículo 8×8 del Ejército español

La Tizona fue la espada del Cid Campeador, clave en la reconquista y que hoy se expone en el Museo de Burgos. Navantia ha bautizado con este nombre a uno de sus proyectos tecnológicos más ambiciosos para el Ejército de Tierra. La torre Tizona es un cañón anticarro con el que Navantia opta a un concurso público para dotar a nuestras Fuerzas Armadas de un soporte de tiro muy sofisticado. La Unidad de Sistemas del astillero de San Fernando sigue su estrecha colaboración con el Ejército de Tierra y con la Armada. Este búnker de La Carraca, donde se desarrolla la más alta tecnología militar 'made in Spain', será el cerebro del sistema de defensa y control de navegación que llevarán las nuevas fragatas F-110 de la Armada española. La Unidad de Sistemas de la factoría gaditana, donde trabajan más de 300 profesionales, tiene un amplio curriculum en materia de desarrollo logístico para el Ministerio de Defensa. 

En 2003 arrancó un ambicioso programa para diseñar una torre de exploración y reconocimiento terrestre en el campo de batalla para los blindados. El proyecto militar cristalizó en 2011 tras una inversión de 20 millones de euros. De esta forma, Navantia optó a un concurso público para incorporar al Ejército español un sofisticado sistema de reconocimiento del campo de batalla a distancia aportando más seguridad a nuestros soldados. Se trata de un sistema de visión que aporta información sobre objetivos a larga distancia. El SERT (Sistemas de Exploración y Reconocimiento Terrestre) se esconde el diseño y comercialización de todo tipo de equipamientos para vehículos militares. Navantia ganó este concurso de desarrollo tecnológico y desde 2017 produce en serie, junto con Urovesa, el SERT para 18 blindados de nueva generación. 

Alta precisión

La Unidad de Sistemas se enfrenta ahora a un nuevo reto con el Ejército de Tierra. Se trata de la torre Tizona, es decir, la fabricación de una potente estructura para implantar en blindados 8x8 que incluye un cañón para misiles anticarro y una ametralladora. La tecnología permite que la Tizona sea un elemento autónomo. No necesita un artillero 'in situ' para cumplir con su misión. Los ingenieros de Navantia montaron a primeros del pasado julio el prototipo de la Tizona, que anteriormente fue presentado por la presidenta de Navantia, Susana de Sarriá, en la Feria Internacional de Defensa y Seguridad (Feindef), celebrada en Madrid el pasado mayo. La Tizona es una torre de 30 mm no tripulada de alta precisión creada por Navantia para el Ejército español, con el apoyo de la española Expal, empresa alavesa dedicada a la fabricación de munición, y de Elbit Systems, fabricante israelí de material electrónico para defensa. Esta torre está diseñada para su incorporación al Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR 8×8). 


Si finalmente Navantia se hace con este concurso, se crearán unos 300 empleos en el astillero. Según anunció la presidenta de Navantia, Susana de Sarriá, el proyecto lleva asociado un plan industrial que permitirá que la torre evolucione y que pueda ser mantenida en España, "con las capacidades industriales de aquí, e incluso que, con licencia, la torre pueda ser exportada. Además, debemos destacar que la torre generará empleo y riqueza en la bahía de Cádiz, un empleo de alta calidad, con un importante contenido tecnológico en nuestra factoría de sistemas de San Fernando. Todo esto hace que sea una torre 100 % española", ha asegurado. La torre Tizona es una estructura de alta precisión tanto en disparo estático como dinámico, gracias a sus características de estabilización del cañón y a las prestaciones de sus sistemas electroópticos de última generación, probados con éxito en las condiciones más extremas. 

Además, incorpora otros subsistemas seleccionados, como por ejemplo, el misil contracarro Spike, cañón coaxial o sistemas lanzadores de granadas fumígenas", explican desde Navantia. Por otro lado, indican que, si bien su condición es no ser tripulada, puede estar disponible también como tripulado. En este programa Navantia aporta un conocimiento, experiencia y unas instalaciones con gran capacidad de integración y fabricación de sistemas de armas, artillería y armas de medio calibre, mientras que Expal se encargará de la fabricación y pruebas de subsistemas eléctricos y electrónicos, así como su mantenimiento; Elbit Systems, como tecnólogo, respaldará la puesta en marcha y calificación de las nuevas líneas de producción, y garantiza el bajo riesgo tecnológico del programa. Adicional a la fuerte nacionalización de producción prevista, los socios han definido un ambicioso plan de exportación, que se beneficiará de la fuerte vocación internacional de los partners españoles. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.lavozdigital.es/
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

Fomento descarta que vaya a asumir la reforma de Navantia Ferrol.


«El Ministerio de Fomento no ostenta competencia alguna sobre Navantia o sobre las obras de construcción del Astillero 4.0 en Ferrol, ni será quien licite las obras de construcción de dicho astillero». El gabinete que dirige en funciones José Luis Ábalos descarta así asumir ningún tipo de papel en la materialización de la reforma de la antigua Bazán para adaptarse a la revolución tecnológica que tiene en marcha, a través de una respuesta a la parlamentaria de Unidas Podemos Yolanda Díaz. Es el segundo ministerio, después del de Defensa, en apartarse del proyecto de transformación del astillero, que está incluido en el plan estratégico de la compañía que dirige Susana de Sarriá para los próximos cuatro años. 

Desde distintos ámbitos políticos se había apuntado la posibilidad de que fuese el Ministerio de Fomento el que licitase los trabajos, debido a que afectarán a la lámina de agua de la planta e implicarán rellenos. La reforma de la factoría para adecuarse a los preceptos de la industria 4.0 implicará no solo un cambio radical de los procesos, sino también una revolución en las instalaciones. Navantia pasar de construir los buques en la grada a hacerlo en un nuevo dique, de grandes dimensiones, y cubierto. Fomento recuerda que la empresa pertenece al conglomerado de firmas de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), «que controla el 100 % de su capital, que a su vez se encuentra adscrita al Ministerio de Hacienda». La diputada de Unidas Podemos por Pontevedra pregunta al Ejecutivo «se está en risco o desenvolvemento do Estaleiro 4.0» e insta a concretar qué ministerio es el que se pondrá al frente del proyecto. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.lavozdegalicia.es/
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

¿Ciencia ficción? Defensa se prepara para probar su modelo de 'soldado del futuro'

Combatiente del futuro
Imagen de los prototipos de equipo del programa Combatiente del Futuro (COMFUT)

España quiere avanzar en la modernización de sus Fuerzas Armadas, acortando los plazos para tener listo el programa Siscap (Sistema Combatiente a Pie), el proyecto que persigue desarrollar e integrar la tecnología para dotar al soldado de los medios más avanzados en un escenario de combate. Mientras Estados Unidos sigue trabajando en proyectos como 'Onyx', para la integración de exoesqueletos en el trabajo diario de las tropas, la apuesta 'Made in Spain' es mucho más ambiciosa, con siete subsistemas incorporados. Según recoge Jane´s, el programa está preparado para pasar la Fase 1 de validación en noviembre y debería estar listo para las primeras pruebas sobre el terreno a finales de año. 

El Siscap es heredero de los avances conseguidos con programas previos como el Comfut y se puso en marcha en 2017 para lograr avances radicales en las áreas de Armamento y Munición, Eficacia de Fuego, Información y Comunicación, Sostenimiento, Supervivencia, Fuente de Alimentación y Entrenamiento. Los adelantos serán posibles gracias al trabajo de la UTE formada por GMV e Indra. La primera es la empresa responsable de integrar los citados sistemas, amén de desarrollar la electrónica y el software del ordenador principal que dará servicio a cada soldado. Además tiene que lograr uno de los puntos clave del programa, la gestión de la energía para el funcionamiento del sistema. Pero no todo es palabrería, España quiere también ese 'plus' de capacidad de esfuerzo que los exoesqueletos pueden aportar en territorio de conflicto. El proyecto de la Fuerza 2035, que avanza en paralelo al Siscap, señala que el uso de estos ingenios es una de las apuestas del Ejército de Tierra. 

El uso que desean los responsables de la DGAM para estos ingenios se enmarca dentro del campo de la protección del soldado en combate, la mejora de la toma de decisiones, así como la menor fatiga. Estos elementos, en conjunción con avances en campos como la inteligencia artificial y la realidad aumentada puede suponer un 'extra' para la toma de decisiones del combatiente, en lo que a la capacidad de captar señales y mejorar en su consciencia de situación en medio del caos de la guerra. Tal y como señaló 'Infodefensa', el Ejército de Tierra recibirá tres demostradores del programa, tras los logros conseguidos en el desarrollo. Se trata de un hito importante, toda vez que se puso en marcha en 2017 a instancias de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM), un plazo corto para un programa de Defensa. Todo apunta a que la fase de I+D del Siscap se dará por concluida este año, y una vez se ejecuten las pruebas de los subsistemas en condiciones reales habrá que confiar en su correcto funcionamiento.


Las Fuerzas Armadas lo quieren listo en 2022, y por ahora los plazos apuntan a que se llegue a tiempo. La iniciativa de la cartera que lidera en funciones Margarita Robles no es ninguna ocurrencia, teniendo en cuenta que las principales Fuerzas Armadas del mundo tienen en marcha desarrollos similares, como es el caso de Alemania con el 'Infanterist der Zukunft', Francia y su 'Felin', Estados Unidos con el 'Land Warrior', Italia y su 'Soldato Futuro', Holanda con el programa VOSS y Reino Unido con el desarrollo del FIST. Y estas iniciativas son respaldadas por la industria de manera entusiasta, hasta el punto de que, según un pronóstico de mercado publicado por la firma neerlandesa ASD Reports, se estima que estos programas generaran ingresos adicionales al sector de 17.500 millones hasta 2027. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.lainformacion.com/
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook