lunes, 30 de septiembre de 2019

El baile de un elefante: bella demostración de un A400M Atlas del Ejército del Aire en Lérida.


El fin de semana pasado, un Airbus A400M Atlas del Ala 31 del Ejército del Aire hizo dos exhibiciones (una el sábado y otra el domingo) en la Festa al Cel del Aeropuerto de Lérida. El vídeo a cámara rápida del pintado del primer Airbus A400M del Ejército del Aire El primer Airbus A400M del Ejército del Aire se entregó en Sevilla entre acordes de Star Wars El Atlas es uno de los aviones más grandes de nuestra Fuerza Aérea. Su principal misión es el transporte aéreo táctico, es decir, que es capaz de llevar soldados y carga a las zonas de operaciones, aterrizando y despegando en distancias cortas, aunque también tiene capacidad de transporte estratégico, es decir, la misma misión pero en largas distancias y en cualquier punto del mundo. 

Está previsto que el Ejército del Aire disponga de 14 A400M, designados en España como T.23 (inicialmente se encargaron 27, pero 13 de ellos serán exportados a causa de los recortes presupuestarios en Defensa). El primer avión español, el T.23-01, fue entregado el 1 de diciembre de 2016. Podéis ver aquí cómo fue pintado, aquí su primer vuelo y aquí la ceremonia de entrega, que se hizo al son de la “Marcha imperial” de “El Imperio contraataca”. El avión que voló en Lérida es el TK.23-03, entregado en julio de 2018 y que como indica su designación, es un avión con capacidad de transporte y de reabastecimiento en vuelo, para lo cual se le instalaron dos pods o góndolas de las que se proyectan mangueras para suministrar combustible a otros aviones, una función que en el Ejército del Aire ya venían desempeñando los KC-130H Hercules del Ala 31. 

Los aviones del Ala 31 tienen el indicativo de radio “Dumbo” y los parches de sus dos escuadrones, el 311 (transporte) y el 312 (transporte y reabastecimiento en vuelo) llevan imágenes de elefantes alusivas al gran tamaño de sus aviones. La demostración del A400M en Lérida fue, ciertamente, como el baile de un elefante, con el añadido del hipnótico giro de las hélices de este modelo (a diferencia de otros aviones, las dos hélices Ratier-Figeac FH386 de 8 palas de cada ala giran en sentido opuesto para dar mayor estabilidad al vuelo). Especialmente llamativo fue ver a un avión tan grande hacer el clásico alabeo con el que los pilotos saludan al público. Podéis ver un resumen muy completo de esa exhibición en este excelente vídeo del canal de Youtube Barcelona. (Jesús.R.G.)

Fuente:
http://www.outono.net/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

Las imágenes del buque Elcano en su varada en San Fernando.



«Con objeto de enmarcar y proporcionar un hilo conductor a esta dimensión internacional, el Buque Escuela de la Armada “Juan Sebastián de Elcano”, que desde hace más de 90 años surca todos los mares llevando el nombre del primer hombre que dio la vuelta al mundo, replicará la ruta de la expedición Magallanes-Elcano, arribando a los lugares que visitó o descubrió la expedición en la misma fecha en que se cumplen los 500 años de las efemérides», informan desde la Armada. 


Con este objetivo en el horizonte cercano, el buque escuela Juan Sebastián de Elcano se prepara en los astilleros de San Fernando (Cádiz) para acometer su 92 Crucero de Instrucción, que tendrá lugar desde noviembre a abril. El bergatín-goleta se encuentra desde hace dos meses en una varada reglamentaria en las instalaciones de Navantia, con el tratamiento del casco como uno de los principales trabajos. Este buque emblemático fue entregado a la Armada Española en 1928, por lo que está en la cuenta atrás de su centenario. 

En el 92 Crucero de Instrucción el bergantín-goleta tiene planificado visitar puertos americanos tras un atraque logístico en Las Palmas. Así, visitará Río de Janeiro (Brasil), Montevideo (Uruguay), Buenos Aires (Argentina), Mar del Plata (Argentina), Recife (Brasil), Curazao (Países Bajos), Santo Domingo (República Dominicana) y Miami (Estados Unidos) para regresar finalmente a Cádiz. Con el 93 Crucero de Instrucción, que será su undécima vuelta al mundo entre agosto de 2020 y agosto de 2021, la Armada Española rendirá homenaje al marino de Guetaria al que debe su nombre. 


Y es que con ambos Cruceros de Instrucción se ha diseñado un recorrido para recalar en los puertos principales de la gesta iniciada por Fernando Magallanes hace 500 años y concluida por Juan Sebastián de Elcano tres años después. Esa vuelta al mundo prevé atraques en los siguientes puertos: Santa Cruz de Tenerife, Río de Janeiro (Brasil), Buenos Aires (Argentina), San Juan (Argentina), Punta Arenas (Chile), Valparaíso (Chile), El Callao (Perú), Guayaquil (Ecuador), Acapulco (México), Honolulú (Estados Unidos), Guam (Estados Unidos), Hong-Kong (China), Manila (Filipinas), Ternate (Indonesia), Yakarta (Indonesia), Bombay (India), Mascate (Omán), Alejandría (Egipto), La Valeta (Malta), Palma de Mallorca y Cartagena. 


La recalada de Elcano en esos países del 92 y 93 Crucero de Instrucción constituirá el punto focal de las actividades conmemorativas en esos países; en ese sentido se están coordinando programas con actividades institucionales, académicas, culturales, divulgativas, náutico-deportivas y jornadas de encuentro y convivencia entre los alumnos españoles y sus coetáneos del país anfitrión. Tras haber generado un gran impacto mediático el pasado mes de julio con su visita a Guetaria (Guipúzcoa), lugar de origen del marino que culminó la hazaña, el buque escuela de la Armada es comandado ahora por el capitán de navío Santiago de Colsa que relevó al capitán de navío Ignacio Paz. (Jesús.R.G.)

Fuente:
https://abcblogs.abc.es

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

Obsolescencia por tierra, mar y aire: el grave problema de las Fuerzas Armadas españolas.


Con las Fuerzas Armadas suceden cosas curiosas y contradictorias. Por un lado, hay parte de la población que cuestiona la mera existencia del ejército. Por otro lado, en las encuestas suele ser la institución más valorada. Nadie se acuerda de su situación cuando no pasa nada, pero todo son preguntas cuando suceden desgracias. Esto último es lo que ha ocurrido tras los recientes accidentes del Ejército del Aire. En ese momento, mucha gente se pregunta sobre el estado de nuestra tecnología militar, su seguridad y antigüedad. Hemos tomado el pulso al conjunto de las fuerzas y este es el resultado.

Los accidentes, sobre todo los aéreos, nunca ocurren por un único motivo y siempre son el resultado de una concatenación de sucesos. Pero tienen lugar por algo y, si tomamos el ejemplo del Ejército del Aire, en cinco de los siete últimos accidentes hay involucrado material con bastantes o demasiados años de servicio a sus espaldas. Son, por ejemplo, los casos del F-5 de Talavera, el del Super Puma de Gando, el del F-18 de Torrejón y los dos últimos de San Javier. Aparte, podemos considerar el del Eurofighter de Albacete y el del C-295 de Santa Cilia, ambos con aviones que, sin ser nuevos, tampoco llevaban un período de servicio dilatado en exceso. El material antiguo parece un factor a considerar, aunque se realicen los mantenimientos preceptivos y se hayan llevado a cabo por personal bien formado. 

Es más fácil que se nos rompa algo en un automóvil de quince años que en uno de tres, aunque el primero se lleve con regularidad al taller y haya pasado la ITV. Esto afecta a los tres ejércitos. Cuando ocurre con los aviones, se averían y se caen, salen en todos los telediarios. Pero también fallan los carros de combate y los blindados, así como los barcos. Pero son casos que no trascienden, que no son noticia. La formación del personal, hoy en día parece la adecuada. Esto se puede comprobar en misiones o ejercicios donde las fuerzas españolas actúan con las de otros países. Descartado el factor humano (siempre se puede errar, es humano) hay que apuntar hacia otro lado. La clave está en los recursos. No es que el operario no sepa hacer la reparación o el mantenimiento, el problema está en que no se dispone de la pieza o del recambio.

Aire: entre la necesidad y la urgencia

En el Ejército del Aire hay serios problemas de renovación de material. Quizás el caso más claro sea el de los F-18 de Gando (Canarias). Se trata de los F-18 más antiguos, que se compraron en los años 90 ya de segunda mano, procedentes de la US NAVY y que, además, no han sido modernizados al nivel de los de la península. Aunque la plataforma F-18 es buena, su equipamiento no está al nivel, por ejemplo, de los F-16 último modelo recientemente adquiridos por Marruecos. Su renovación es algo urgente y aunque se da por hecho su sustitución por Eurofighter nuevos, es un tema que no termina de carburar. Otro tema urgente es el reemplazo de los aviones de adiestramiento. Esto afecta a tres modelos que, por desgracia, todo el mundo tiene en la memoria: el Tamiz, el C-101 y el F-5. 

Caza europeo FCAS

Es un capítulo que parece que se ha ido dejando de lado al no tratarse de unidades de combate, pero son la escuela de todos los pilotos. Hay planes para su reemplazo, pero aún nada decidido en firme, solo candidatos y rumores. El tiempo pasa y las horas de vuelo siguen cayendo como una losa sobre estos aviones con 30 y 40 años a sus espaldas. Podríamos seguir con los aviones de patrulla marítima P-3 Orión, necesitados también de un reemplazo sobre el que no hay nada decidido, para terminar con la sustitución del resto de la flota de F-18, que habrá que ver qué se hace y qué modelo es el elegido, pues el programa europeo FCAS, aparte de ver cómo termina siendo el avión (que será a gusto de Francia), tiene pinta de que se va a retrasar mucho en los plazos.

Mar: exigencia máxima, recursos mínimos
El caso de la Armada es el ejemplo de que eso de "hacer más con menos", que vienen diciendo sistemáticamente todos los almirantes al frente de la institución, no se puede llevar al extremo. Cada vez la marina de guerra dispone de menos recursos y de un material que va envejeciendo y se renueva con retraso, eso sin entrar en hechos como el de que, por ejemplo, las cinco F-100 (buques magníficos, sin duda) deberían haber sido seis y una se quedó por el camino.

Fragatas F-110

El programa de las F-110 ya está en marcha, pero con años de retraso y, mientas, las fragatas a sustituir, que serían las seis F-80, alargando su vida útil y comprometidas en todo tipo de misiones. Son buques que ya se han retirado en otras marinas del mundo y que dan fallos y problemas por simples cuestiones de vejez. No todas se han modernizado por igual y en algunas su habitabilidad no es la que gustaría para las misiones tan prolongadas que realizan.

Ninguno de los navíos patrios dispone de un sistema de misiles eficaz para defenderse
Pero quizás lo más sangrante sea el tema de la 'defensa de punto'. Se trata de la última línea defensiva del buque ante el ataque de misiles y consiste en sistemas de cañones automáticos de pequeño calibre (20 o 30 mm) de tiro muy rápido, o bien sistemas de misiles ligeros tipo RAM (Rolling Airframe Missile). Ninguno de los navíos de la Armada dispone de un sistema eficaz para este cometido. Esto es preocupante dado que se trata de unidades que están realizando misiones por todo el mundo. Que, por ejemplo, el Juan Carlos I o los buques clase 'Galicia' dispongan de "reserva de peso y espacio" para este cometido, que es la forma eufemística de decir "está previsto pero no ha habido dinero para ponerlos". Unos buques que, por cierto, ya tienen 9 años el primero, 21 el Galicia y 19 el Castilla. Ninguna otra armada del mundo incurre en esta situación.

Buque LHD Juan Carlos I. A popa deberían estar dos montajes de defensa de punto

Hay otros problemas, como el retraso en los nuevos submarinos (tema polémico donde los haya), la pérdida de capacidad de lucha antisubmarina, en la actualidad al mínimo hasta que lleguen las F-110; o el estado de la Flotilla de Aeronaves, que no recibe material nuevo desde hace años. Respecto a la flotilla, se encuentra en una encrucijada terrible. Sus aeronaves son muy antiguas, aunque bien mantenidas y modernizadas en parte. La realidad es que se mantiene en vuelo el helicóptero Sea King más antiguo del mundo (el 01-501). Los aviones Harrier, evolucionados al máximo, están en el límite de vida operativa y si no se reemplazan —el F-35B es la única alternativa— se perdería una importantísima capacidad aeronaval. Algo en lo que la Armada española fue pionera y un referente europeo, pero donde nuestros vecinos, como Italia, ya nos han adelantado.

Tierra: grandes programas, grandes recortes
El Ejército de Tierra sufrió hace 15 o 20 años una modernización modélica que afectó a equipos y doctrina, siendo quizás su máximo exponente el carro de combate Leopardo, el blindado VCI Pizarro y, poco después, el helicóptero Tigre. Pero ahora da la sensación de que todo está estancado y la llegada de material nuevo y los programas de sustituciones van con cuentagotas y retraso. El vehículo Pizarro se ha modernizado en una Fase II y se ha hecho un buen trabajo con la industria nacional. Se podía haber redondeado el tema añadiendo a su torre un lanzador de misiles, pero aun así, el resultado es bueno. Eso sí, se recortó en el número de unidades. 


En cambio, el Leopardo, que hace 15 años podía considerarse de los mejores carros de combate del mundo, se está quedando atrás ante la falta de necesarias modernizaciones que afectan a aspectos clave: sistemas de defensa inteligentes (tipo TROPHY), blindaje mejorado, kits de camuflaje y sistemas de enmascaramiento, ópticas avanzadas, munición más potente, etc. En helicópteros se ha hecho un gran esfuerzo y se va por el buen camino con el Tigre, con el Caimán (NH-90) y, sobre todo, con el CH-47 Chinook, cuya modernización le dará renovados bríos, pero el otro programa estrella del Ejército, el famoso blindado de ruedas 8x8 Dragón que jubilará (por fin) a los veteranos BMR y VEC, llega con mucho retraso y algunas dudas. Sobre él planea la sospecha de que al final las 1.000 unidades programadas queden reducidas de forma significativa, lo que sería catastrófico para los planes del Ejército de cara a su futuro concepto de unidades de combate en 2035.

El 8x8 Dragón, la gran promesa, llega con retraso y las 1.000 unidades programadas podrían reducirse
Quedan en el tintero otros temas, como algunos tipos de vehículos de zapadores como carros lanzapuentes y retroexcavadoras, sistemas anticarro sobre vehículos blindados... También mencionar el reemplazo del VCC Centauro de Caballería, pasada la mitad de su vida útil sin saberse con qué se va a sustituir, siendo aquí una buena alternativa el desarrollo (ni siquiera planteado) de un modelo nacional basado en la plataforma del 8x8. Y, por último, la artillería autopropulsada, cuyo defecto es que el M-109 es casi irrompible y parece por ello que no es necesario su reemplazo, pese a tener las piezas de casi 40 años de servicio.

Blindado 8x8 Dragón

La conclusión se puede entender con un ejemplo: no es lógico querer tener un automóvil de alta gama, como el de los vecinos, pero ahorrar en el seguro, escatimar en los mantenimientos o no dotarle de elementos imprescindibles de seguridad. Los hechos lo demuestran: el problema que acucia a las Fuerzas Armadas españolas es una cada vez mayor escasez de recursos, con un material que no se renueva cuando es necesario, ajustando al límite en aspectos críticos y a la vez con un nivel de exigencia cada vez mayor. Hay tropas españolas en Líbano con BMR y VEC, en Somalia con fragatas al final de sus días, en el Mediterráneo con aviones que se quedan anticuados y en Canarias con cazas de segunda mano pidiendo el retiro. La obsolescencia militar en España no solo es real, es preocupante.(Jesús.R.G.)

Fuente:
https://www.elconfidencial.com/


Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

Los alféreces cadetes desarrollan un ataque a posición defensiva.



Más de un centenar de caballeros alféreces cadetes de la Academia General Militar (AGM) se encuentra esta semana realizando prácticas con las unidades militares de la Comandancia General de Melilla. Este martes se dividieron en varios grupos y visitaron un cada uno los acuartelamientos para conocer las instalaciones y los medios de las unidades de la ciudad. Uno de esos grupos de alumnos asistieron al Acuartelamiento Millán Astray para realizar una de sus prácticas junto a las unidades del Tercio Gran Capitán 1º de la Legión. La actividad principal consistió en un ataque a posición defensiva. El pelotón debían dirigirlo los propios cadetes a lo largo de todo el terreno del Tercio.

El teniente coronel Eugenio Castilla Barea, el máximo responsable del Tercio Gran Capitán 1º explicó que a la sección de cadetes se le ofreció una orden de operaciones, de modo que ellos tuvieron que hacer una serie de estudios acerca de la misión, del terreno y del enemigo. En función de lo que observen, encuadrados en una sección de legionarios, los cadetes desarrollaron el ejercicio práctico. “Realmente partimos de un estudio teórico para después hacer una ejecución práctica, y es la primera vez estos alumnos se enfrentan a una situación de este calibre”, señaló el coronel Castilla. Por ello, tuvo también su dificultad para los cadetes ya que no conocían a los suboficiales ni a los legionarios que se les puso a su disposición para la maniobra. De acuerdo con el coronel tan solo conocían “ligeramente” el material que iban a utilizar.

“Por ejemplo, para ellos los BMR (Blindado Medio sobre Ruedas) son nuevos, el terreno por supuesto es totalmente desconocido, realmente esto es una inmersión brutal en un campo de ejercicios que ellos no dominan todavía a la perfección”, expresó. De esta manera, esta maniobra es una manera de enfrentar a los alumnos de la Academia General Militar a lo que supone una especialidad fundamental de Infantería “de una forma muy drástica”. Además, realizar las prácticas conjunto a los profesionales es un hecho que a los cadetes les impacta, ya que posiblemente todavía no estén preparados para desarrollar estos ejercicios a la perfección. Estos estudiantes de la Academia General Militar están todos en tercer curso, y entre este grupo de alumnos y alumnas alférez cadetes hay también varios alumnos de intercambio de West Point (la Academia Militar de Estados Unidos) y de Jordania. 

El caballero alférez Feliz fue el elegido para estar al frente del pelotón y comentó que está siendo un honor poder trabajar en Melilla. “Nosotros venimos de la academia y siempre que salimos tenemos pocas ocasiones para poder trabajar con las unidades, y la verdad es que para nosotros es un honor para nosotros trabajar con la Infantería de la Legión Española aquí en Melilla”, expresó. Feliz reconoció que enfrentarse a este nuevo ejercicio les ha costado adaptarse ya que se encuentran estos días junto a grandes profesionales. Pero pese a la complicación, quedaron contentos con el resultado obtenido: después fue todo “rodado”. Su principal objetivo en estos días con la Comgemel, no es otro que aprender todo lo que puedan acerca de las armas y las especialidades. Muchos de ellos aún no tienen todavía una idea hecha de lo que quiere elegir por lo que su principal misión es queremos es aprender e instruirse.

La primera vez que dirigen un pelotón
A lo largo de estos días los alféreces cadetes tocarán diversas especialidades, y ellos, aunque tengan cierta predilección por alguna de ellas, aún no saben qué escoger de cara al futuro, y estas prácticas les ayudarán a tener más clara una elección. Este martes fue la primera vez que se ponían al frente de un pelotón de Infantería, con supervisión, anduvieron por un terreno por el que no habían estado antes, como si se tratara de una situación real, entraron en una edificación y rescataron a un rehén.

Primeros pasos en situaciones tácticas
“La situación táctica que se les ha planteado es que ellos son los que tienen que atacar y nosotros les hemos puesto una fuerza de oposición que se establece en defensiva”, comentaba el coronel Castilla Barea. Se trata de un episodio típico de ataque convencional de alta intensidad, según el coronel, el eje de la preparación de Infantería y la preparación de los alumnos de la AGM “en lo táctico”.

Para los cadetes es una situación bastante demandante, ya que se encuentran encuadrados teóricamente en una compañía de nivel superior que les presta fuegos de apoyo, y ellos después tienen que manejar todos los elementos del ataque: sus propios fuegos de apoyo, sus vehículos, sus pelotones, etc. “Ellos hacen de jefes de pelotón, algunos de tiradores de ametralladora; uno de ellos ha sido seleccionado para que ejerza el puesto táctico de jefe de sección, que es lo que haría un teniente que es lo que ellos van a ser, si Dios, quiere dentro de dos o tres años”, explicó.

Coronel Castilla Barea: “Elegir con corazón la especialidad con la que más se identifiquen”
El principal consejo que ofreció el jefe del Tercio a los alféreces cadetes que se encuentran estos días en la ciudad es que “elijan de corazón aquella especialidad fundamental con las que ellos se identifiquen realmente”. “Esa es la única consideración y es el único eje de su decisión, no tienen que pensar en el futuro de su vida militar ni dónde la van a desarrollar porque eso es totalmente impredecible”, señaló el coronel Castilla Barea. El responsable del Tercio Gran Capitán I de explicó que el Ejército se encuentra en continua evolución y que es imposible trazaR una línea de lo que va a ser la carrera personal de cada uno. 

Por ello, recomienda a los jóvenes “que se tiren a la piscina desde el trampolín de su corazón, de su verdadera inclinación y de lo que realmente a ellos les llama la atención”. De esta forma, señala que el quienes se vean como infantes, vayan “a muerte” con las especialidades fundamentales de Infantería, y así si es cualquier otra especialidad. “Porque esa es la clave del éxito de toda una vida profesional: estar a gusto donde realmente encajas”, expresó el coronel. Comentó también que hay que tener presente que la finalidad global de esta semana que pasarán los alumnos en Melilla es poder conocer en profundidad lo que las unidades dependientes de la Comandancia General de Melilla pueden permitirse ofrecer, cuáles y como son las especialidades que se hayan en la ciudad y qué es lo más característico de todas ellas. (Jesús.R.G.)

Fuente:
https://elfarodemelilla.es/


Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook