lunes, 14 de octubre de 2019

El Gobierno en funciones apoya el embargo de armas a Turquía.

El ministro español de Exteriores en funciones, Josep Borrell, anunció este lunes que España se sumará a la decisión de países como Francia o Alemania de vetar la venta de armas a Turquía por su ataque en el noreste de Siria contra milicias kurdas, que aseguró que ha generado en la Unión Europea (UE) un rechazo general, informa EFE. «Lo que está en el ánimo de todos es adoptar una actitud muy exigente con Turquía, desde luego en materia de venta de armas en primer lugar, y a continuación ver qué más se puede hacer», indicó Borrell a su llegada a una reunión de ministros de Exteriores de la Unión Europea que se celebra hoy en Luxemburgo. «Pero la actitud es muy generalizada en un rechazo frontal y firme contra el ataque que Turquía ha lanzado contra Siria», agregó el próximo jefe de la diplomacia comunitaria. 

Borrell evitó no obstante dar por hecho un acuerdo unánime entre los Veintiocho sobre la imposición de un embargo de armas a Ankara. «Yo no diría tanto. Los acuerdos unánimes son difíciles de conseguir, pero eso no es una materia de la Unión Europea. Los acuerdos son de cada país en particular», aclaró. Lo que sí dejó claro es que «sin duda, el Gobierno español está completamente a favor de no más venta de armas a Turquía», aunque al tratarse de «una decisión de cada país, no puedo garantizar qué harán los demás países». EN 2017, 301,5 MILLONES A este respecto hay que recordar que en 2017, última fecha de que se dispone datos anuales, España exportó a Turquía materiales de defensa y doble uso por 301,5 millones de euros (6,9% del total), según el informe de la Subdirección General de Comercio Internacional de Material de Defensa y Doble Uso (Ministerio de Economía, Industria y Competitividad). 

Turquía es el país líder de las exportaciones españolas a estados de la OTAN no miembros de la UE. Más concretamente, los datos de Turquía explicitan que la mayor exportación se debió a dos aviones de transporte A400M dentro del programa de cooperación europeo (245,2 millones de euros) y partes y piezas de aeronaves, piezas para avión de entrenamiento turco, componentes de motores de buques, keroseno de aviación, reactivos y consumibles biológicos para identificación de muestras ambientales, munición y cartuchos para arma corta, granadas de fusil, cordón detonante para la minería y un rifle de caza con munición para un particular. 


En el primer semestre de 2018, el valor de las exportaciones fue de 162,5 millones de euros (9,5% del total). En esa cifra tiene bastante peso la exportación del avión de transporte militar A400M de Airbus. Fuentes de la compañía consultadas informan de que la aeronáutica ya entregó 9 de los 10 aviones contratados. El último está previsto que se entregue en 2022, por lo que se tiene la confianza que para esa fecha ya no exista la posibilidad de un embargo de armas a Turquía.  Además, las relaciones de defensa entre España y Turquía también tienen otra arista. Se da la circunstancia de que Navantia participa en un consorcio turco-español para construir en el astillero turco de la ciudad de Sedef  un buque portaaeronaves como el «Juan Carlos I».  

Imagen

Es el conocido como LHD Anadolu, buque insignia de la armada turca que espera se entregado en abril de 2021  tras cinco años y medio de construcción. Ya fue botado.  Este buque estará especializado en capacidad de proyección anfibia así como portahelicópteros, lo que permitiría dar a la armada turca un salto cualitativo. Siempre se especuló con la posibilidad de que Turquía pudiera encargar un segundo buque de proyección estratégica basado en el «Juan Carlos I».  Fuentes de Navantia informan de que un posible embargo de venta de armas a Turquía no les afectaría pues «está siendo construido en su total allí»: «Navantia está en la fase final de entrega de planos para que ellos terminen la construcción». (Jesús.R.G.)
 

Fuente:  https://abcblogs.abc.es/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

Defensa renuncia a que un general español lidere la misión europea en Malí.

Defensa renuncia a que un general español lidere la misión europea en Malí

 
El próximo mes de diciembre España aspiraba a asumir por tercera vez el mando de la misión militar EUTM Malí, que tiene como objetivo el adiestramiento de soldados malienses en su lucha contra el yihadismo. Era un puesto esperado, dado el peso del contingente español en la misión (292 efectivos, siendo la principal nación aportadora del total de 600) y después de un año con generales alemán y austriaco. Sin embargo, el Ministerio de Defensa ha renunciado a dar la batalla en Bruselas por este alto puesto militar «al estar el Gobierno en funciones», informan a ABC fuentes militares solventes. 
 
 
Incluso ya estaba decidido el militar que iba a ser propuesto por España para el mando: el coronel Eduardo Diz Monje, jefe de la Guardia Real hasta el pasado 13 de septiembre y del que se esperaba su ascenso para asumir el cargo en el cuartel general de Bamako, capital maliense. Según explican las mismas fuentes, un general portugués asumirá el mando en diciembre, relevando así al austriaco Christian Habersatter, en el cargo desde el pasado 12 de junio. Se da la circunstancia que durante los primeros seis meses de 2019 el mando de EUTM Malí fue el general alemán, Peter Mirow. Esta fórmula anual compartida -antes los mandos solían ser de 11-12 meses y exclusivo de un general- es la que aspira ahora a consolidar España que propondría a un general para la segunda mitad de 2020… si hay un Gobierno que no esté en funciones, claro. 
 
 
«Esa posibilidad está encima de la mesa», informan las mismas fuentes. Pese a que Portugal liderará el mando de la misión EUTM Malí, España continuará con un contingente que aportará la Fuerza de Protección, compuesta de unos 80 efectivos, y que sirve de apoyo a la nación que lidera la misión. El general Enrique Millán Martínez fue el último español en comandar esta misión en 2018 (31 de enero-30 de noviembre). Previamente, el general Alfonso García-Vaquero Pradal, mandó la misión (octubre de 2014 – julio de 2015). Esta misión fue lanzada por la UE en enero de 2013 tras una intervención unilateral de Francia para frenar el avance yihadista sobre Bamako. El principal campo de adiestramiento se sitúa en Koulikoro, a 90 kms. de Bamako, donde las tropas españolas repelieron un doble ataque suicida yihadista el pasado mes de febrero. (Jesús.R.G.)
 

Fuente:  https://taskandpurpose.com/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

La Armada exhibe fuerza con la Alianza Atlántica en el Estrecho.


La rueda de prensa acontece media hora antes de una exhibición aeronaval con el buque insignia de la Armada Española, el Juan Carlos I, aproximándose a estribor, el buque Cantabria o la fragata Blas de Lezo a babor y otros cinco dejándose ver por la popa. Estamos a unas 20 millas náuticas de la costa gaditana, frente a la localidad de Zahara de los Atunes, y la OTAN exhibe aquí fuerza naval. Es un aviso, y no solo para navegantes. En el hangar del buque de apoyo logístico Castilla (L-52) el vicealmirante británico Keith Blount, jefe del mando naval de la OTAN, no duda en explicar que este tipo de fuerzas de reacción rápida «están preparadas para luchar en una guerra si es necesario». 

Todo buenismo se deja ya en puerto. Por ello es necesario adiestrarse y certificar a través de un ejercicio como el Dynamic Mariner 2019 que un buque-cuartel de mando estará listo en cinco o siete días si la OTAN lo requiere para comandar una misión naval. Sea cual sea el escenario. Desde el mar Negro, al Báltico, desde el Mediterráneo al Atlántico Norte. Esa será la misión del buque Castilla y su recién creado cuartel SPMarFor que, comandado por el vicealmirante Antonio Martorell Lacave, liderará en 2020 la Fuerza de Reacción de la OTAN (Nato Response Force, NRF). Junto a la naval, la Alianza Atlántica tiene otras cinco NRF alistadas permanentemente: terrestre, aérea, operaciones especiales, cíber y logística. 

El ejercicio más importante 
España aceptó esta valiosa aportación a la Alianza Atlántica para el próximo ejercicio después de que Holanda renunciara en septiembre por enviar sus buques a una emergencia humanitaria en las Bahamas. 

En las maniobras Dynamic Mariner, que deben certificar la capacidad española, despliegan del 7 al 18 de octubre 28 buques (26 de superficie y dos submarinos) y 21 aeronaves de doce países de la OTAN. En total, 4.500 marinos, siendo el ejercicio naval más importante del año en esta zona sur de la OTAN. En la misma rueda de prensa el almirante de la Flota, Manuel Garat, subraya que «no sólo nos preparamos para cualquier amenaza o contratiempo clásico que provenga del Este o Norte, también el Sur supone una zona de inestabilidad». Precisamente, ese viene siendo el mantra de España en el seno de la Alianza durante el último lustro: no solo Rusia, también el Sur cuenta para la seguridad de la OTAN, con la franja del Sahel como principal preocupación. Es la «disuasión 360 grados» que la OTAN quiere transmitir con estas maniobras. 


«Proporcionaremos una plataforma (el buque Castilla) para ejercer de mando y control de una fuerza naval de gran entidad que puede incluir grupos anfibios o portaaviones, escoltas, submarinos y aeronaves de distintos tipos», explica el vicealmirante Martorell Lacave que hasta hace poco era el mando de la Operación Atalante de la UE. El buque Castilla, con 160 metros de eslora, tiene una dotación de 190 marinos y ya ha desempeñado con anterioridad la misión de cuartel flotante de la OTAN, la última en 2015. Esta fue una de las razones por las que se recurrió a España una vez que la Marina de Holanda dejó tirada a la OTAN. Entre sus cometidos, esta Fuerza de Reacción naval puede actuar en «operaciones iniciales de entrada como parte de un despliegue mayor». Para ello, uno de los ejercicios a los que asistimos es el desembarco en la playa de la Sierra del Retín de cuatro lanchas, donde los infantes de Marina toman una playa y proyectan vehículos militares. 



España se ha volcado especialmente en este ejercicio en un momento en el que la OTAN atraviesa vicisitudes varias tras la decisión de Donald Trump de retirar las tropas estadounidenses del norte de Siria y dejar al aliado turco hacer la guerra libremente contra los kurdos. España, por ejemplo, se está planteando retirar su batería de misiles Patriot que despliega desde enero de 2015 en suelo turco con la OTAN. De los 28 buques que se han dado cita frente a las costas gaditanas, 16 son españoles (incluido el submarino Mistral). Además, el Ejército del Aire aporta un avión de patrulla marítima P-3M Orión, cercanos a su «retirada» pero que aún desempeñan su cometido tras casi 50 años de servicio. Signo inequívoco de que las inversiones aún se esperan en según qué rincones de las Fuerzas Armadas. 

2.700 militares y 16 buques españoles
Actualmente estas maniobras se encuentran en la fase de entrenamiento que durará hasta el domingo 13 de octubre, tras lo que se pasará a la fase operativa. Y en ellas se están realizando adiestramientos específicos en determinadas áreas como operaciones aéreas, guerra antisubmarina, de superficie y anti aérea, medidas contra minas, así como operaciones anfibias y de protección de la Fuerza.


España, como país anfitrión, aporta la mayor cantidad de medios al ejercicio, con más 2.700 militares y 16 buques: los buques 'Castilla', 'Cantabria', 'Rayo', 'Juan Carlos I' y 'Patiño', las fragatas 'Álvaro de Bazán', 'Juan de Borbón', 'Reina Sofía', 'Santa María', 'Numancia' y 'Blas de Lezo', los cazaminas 'Segura', 'Tambre' y 'Tajo'. Así como el submarino 'Mistral' y un avión P-3 Orión de patrulla marítima. Parte de los buques de varios países participantes en este ejercicio están integrados actualmente en Agrupaciones Navales Permanentes de la OTAN SNMG1 y SNMG2. (Jesús.R.G.)
Fuente:  https://www.lavozdigital.es/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

El Gobierno modifica el techo de gasto para financiar las fragatas F-110.


El Consejo de Ministros dio luz verde a modificar las anualidades y porcentajes establecidos en la Ley General Presupuestaria para adquirir compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros para que el Ministerio de Industria pueda financiar en parte el desarrollo del programa de las fragatas F-110 de Navantia. 

El Gobierno explica que se esta decisión se ha adoptado teniendo en cuenta que los compromisos totales de gasto que el Ministerio de Industria adquiriría por la financiación del programa de desarrollo de las fragatas F-110 exceden los establecidos en la Ley General Presupuestaria. Así, se ha establecido un límite de compromiso máximo de 254,1 millones de euros para 2020; 320 para 2021; 350 para 2022; 255 para 2023; 210 para 2024 y 25 para 2025. Industria firmará este año un convenio plurianual con Navantia para establecer cómo va a llevarse a cabo esa financiación. (Jesús.R.G.)
 
Fuente:  https://www.lavozdegalicia.es

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook