lunes, 28 de octubre de 2019

Nuevos obstáculos para Navantia en el concurso de diseño FFG(X) para la Armada de los Estados Unidos.


El proyecto de construcción de fragatas FFG(X) para la Armada de los Estados Unidos, uno de los concursos internacionales más importantes en marcha y en el que Navantia participa en su fase de diseño, sigue sin gustar a la administración norteamericana, pese a faltar menos de un año para su adjudicación. Tras el informe negativo del GAO –Oficina de Responsabilidad Gubernamental– el pasado mes de agosto, en el que se demandaba más concreción en los requisitos de las naves y una garantía de fabricación más férrea, el proyecto volverá a debatirse en breve en el Congreso, donde siguen encontrando puntos negros en su planteamiento. 

Según el último informe del Servicio de Investigación del Congreso (CRS), encargado de supervisar y simplificar los proyectos a debatir la Cámara Baja, el planteamiento de la Armada está más definido que durante la Petición de Propuestas (RFP) del mes de julio, pero siguen encontrando problemas que consideran importante debatir. Por una parte, el Congreso continúa dudando del modelo de Diseño-Parental –basar los buques en uno ya existente y de eficacia probada– frente al desarrollo de uno completamente nuevo. Este punto es precisamente donde participa Navantia con su serie F-100, dado que la legislación estadounidense prohíbe que naciones extranjeras fabriquen su equipamiento militar, pero sí permite usar sus diseños. 

La cámara alta, no obstante, sigue sin ver con buenos ojos esta maniobra, pues si bien ayuda a agilizar el proceso de construcción no contarían con la totalidad de la propiedad intelectual del diseño o la capacidad de realizar modificaciones importantes ‘a posteriori’ en el mismo. Del mismo modo, la Cámara Baja cuestiona el reparto de las tareas de construcción entre diferentes astilleros del país o si sería más conveniente hacerlo en uno solo. En este sentido, el informe destaca los problemas de competencia existentes entre las diferentes compañías y el impacto en el tejido industrial que podría causar dicha elección. Finalmente, uno de los puntos más espinosos sería la posibilidad de retrasos de necesitar incorporar nuevos buques de combate litoral (LCS) durante el proceso de fabricación. 

La construcción de las fragatas supondrá una gran carga de trabajo –y económica– para factorías y Gobierno durante más de una década, por lo que se considera un compromiso a largo plazo de alto riesgo. El problema, no obstante, radica en parte en la baja popularidad de esta clase de buques entre la propia Armada, pues en la actualidad resultan menos versátiles que una fragata, pese a tener un coste inferior. Afortunadamente, la fecha definitiva para la adjudicación del proyecto será en julio de 2020, lo que da margen para continuar el debate sin llegar a solaparse con las elecciones generales de noviembre. (Jesús.R.G.) 

Fuente: https://www.diariodeferrol.com/
 
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

Las personas del Ejército del Aire que hacen posible el ejercicio Ocean Sky 19 en Canarias.


Como os comenté hace poco, estos días se está desarrollando en la Base Aérea de Gando, en Gran Canaria, el ejercicio Ocean Sky 19 de la OTAN, con la presencia de cazas F-15 de la USAF. The Fighter Community ha publicado un interesante vídeo que nos muestra lo más importante de este ejercicio, que no son los aviones, sino las personas que hacen posible que vuelen y que velan por la seguridad de la base: pilotos, mecánicos de aviones, personal de pista, bomberos, personal de suministro de combustible, personal de la torre de control y miembros de la Policía Aérea. 

El vídeo ha sido elaborado para la web del Ejército del Aire con imágenes grabadas por la Sección de fotografía del Ala 46, la Oficina de comunicación del Ala 46 y Alejandro Afonso: Enhorabuena a todas esas personas que hacen posible la actividad diaria de nuestra Fuerza Aérea, y que demuestran día a día su profesionalidad, su entrega y su voluntad de servir a España por encima de cualquier dificultad. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.outono.net/
 
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

Helicópteros del Ejército de Tierra y Ospreys de los Marines en un ejercicio bilateral en Almagro.

Tripulantes de las FAMET se preparan para su despliegue en Irak en noviembre

El pasado miércoles, dos convertiplanos MV-22 Osprey del Cuerpo de Marines de EEUU llegaron a la Base Militar de Almagro (Ciudad Real) de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET). Los marines pertenecen al Special Purpose Marine Air-Ground Task Force-Crisis Response-Africa 20.1, con base en Morón (Sevilla), y han desplazado dos MV-22 Osprey y dos equipos de Controladores de Ataque Terminal Conjunto (JTAC), formados por soldados de una alta preparación encargados de dirigir las operaciones aéreas desde tierra en zona de combate. 

El objetivo de esta visita es desarrollar el Ejercicio Black Joint, a fin de mejorar la interoperabilidad entre los Marines y los miembros de la ISPUHEL XI, la unidad española que relevará en noviembre a los miembros de las FAMET desplegados ahora mismo en Irak. Por la parte española, en este ejercicio participan helicópteros pesados CH-47 Chinook del Batallón de Helicópteros de Transporte V (BHELTRA V) y helicópteros AS-532UL Cougar del Batallón de Helicópteros de Maniobra IV (BHELMA IV), así como personal del Batallón del Cuartel General de las FAMET. La evaluación del ejercicio tendrá lugar este jueves, tras lo cual habrá una ceremonia de despedida. Podéis ver a continuación algunas fotos de este ejercicio que ha publicado el USMC.


Dos CH-47 de las FAMET y uno de los MV-22 de los Marines en la plataforma de la Base “Coronel Sánchez Bilbao” de Almagro, hogar del Batallón de Helicópteros de Ataque I (BHELA I), equipado con los Eurocopter Tigre.


Las tripulaciones de las FAMET y de los Marines (las primeras con monos áridos, las segundas con monos verdes) y uno de los MV-22 descansando en la pista.


Uno de los Chinook del BHELTRA V que participa en este ejercicio, concretamente el HT.17-19 / ET-419. Esta unidad tiene su sede en la Base “Coronel Maté” de Colmenar Viejo (Madrid).


Uno de los Cougar españoles rodando por la pista de Almagro. El de la foto es el HU.21L-51 / ET-651, perteneciente al BHELMA IV, una unidad con sede en la Base de “El Copero” en Dos Hermanas (Sevilla).


Un MV-22 de los Marines recogiendo en tres trasero. Los convertiplanos son una mezcla de aviones y helicópteros: pueden orientar sus grandes hélices para despegar y aterrizar en vertical e incluso hacer vuelo estacionario como un helicóptero, y poniéndolas en horizontal puede volar con un avión turbohélice. Obsérverse un curioso detalle en la cosa: este Osprey lleva la marca “VMM-” que identifica a los Marine Medium Tiltrotor Squadrons, pero no indica el número del escuadrón.


Un Chinook de las FAMET preparándose para despegar. Nuevamente es el HT.17-19 / ET-419 que hemos visto más arriba en pleno vuelo.


Un Osprey, un Chinook y un Cougar volando durante el ejercicio Black Joint. La finalidad de estas maniobras es mejorar la interoperabilidad entre el Ejército de Tierra y los Marines, según ha informado el USMC.

Un Osprey y un Chinook del BHELTRA V. El helicóptero de la foto es el CH-47D HT.17-11 / ET-411.


Un Chinook y un Cougar de las FAMET despegando en Almagro el pasado miércoles. Los aparatos son los que hemos visto antes: el Chinook HT.17-19 / ET-419 y el Cougar HU.21L-51 / ET-651.


Un Cougar alzando el vuelo con los artilleros dispuestos en los portones. Los AS-532UL Cougar de las FAMET van equipados con ametralladoras FN MAG-58 de 7,62 mm y Browning M-3M de 12,7 mm.


La foto que encabeza esta entrada vista al completo: dos Osprey, dos Chinook y dos Cougar descansando en la plataforma de Almagro el pasado miércoles.



Un CH-47D Chinook de las FAMET preparándose para aterrizar detrás de uno de los Osprey de los Marines. Parte de la flota de CH-47 de las FAMET sigue conservando el viejo esquema verde oliva, en vez del nuevo camuflaje a tres colores copiado de Francia. Una manita de pintura no les vendría mal.


Un Cougar y un Chinook de las FAMET preparándose para despegar. El CH-47 lleva su portón abierto con el artillero ya en posición. Cada Chinook de las FAMET lleva tres tiradores con sendas ametralladoras M-240 (antes eran M-60) de 7,62 mm en las puertas laterales y el portón trasero.


Una foto de familia de las tripulaciones de ambos países junto a uno de los MV-22. Obsérvese que entre el personal americano hay un aviador de la Fuerza Aérea (el cuarto por la izquierda). Se le distingue por el característico camuflaje ABU de tonos grises.


Y otra foto de recuerdo, ésta junto a uno de los Chinook españoles. Como he señalado más arriba, a los tripulantes de los MV-22 se les distingue por sus monos verdes.


Dos regalos para nuestros aliados: un pequeño banderín que reproduce el guión de las FAMET y una látima autografiada con los distintos modelos de helicópteros de nuestro Ejército de Tierra.


Y de propina, libros con fotos de las FAMET. A los americanos se les ve encantados con tanto regalo, ¿a que sí? (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.outono.net/
 
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

El rescate del cazaminas Turia costó 674.290 euros.

El rescate del cazaminas Turia costó 674.290 euros

Vista del cazaminas Turia, cuando encalló


El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un acuerdo por el que se toma razón de la declaración de emergencia para el rescate del buque cazaminas M-34 «Turia», por un importe de 674.290,81 euros. Se trata de un procedimiento de contratación, efectuado en su día, por el cual se regulan contratos que la Administración tenga que actuar de manera inmediata como consecuencia de acontecimientos catastróficos, de situaciones que supongan grave peligro o de necesidades que afecten a la defensa nacional. 

De este modo, la empresa «Ardentia Marine» resultó adjudicataria de los servicios de salvamento realizados por la sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar), colaboradora activa en los trabajos de reparación del buque. Además del importe del rescate del buque, la referencia del Consejo de Ministros se informa de los trabajos que se tuvieron que realizar para salvar, en la medida de lo posible, el buque y la motivación de la tramitación de emergencia por el Intendente de Cartagena. Así se expone el relato de los hechos: La declaración de tramitación de emergencia vino motivada porque el día 26 de agosto el Cazaminas ‘Turia’ se incorpora al dispositivo de búsqueda de los restos del avión C-101 siniestrado frente a La Manga del Mar Menor.


Durante las labores de identificación de los restos y con condiciones meteorológicas desfavorables la madrugada del 27 de agosto, pierde el robot submarino por engancharse en el fondo. En la mañana de ese mismo día, durante las labores de recuperación del vehículo, toca con el fondo y queda varado, produciéndose una vía de agua progresiva que afecta a varios compartimentos del buque. Por parte de la dotación del buque y de medios de la Armada se procedió a realizar de forma inmediata las labores de respuesta ante la emergencia, que incluyeron la estanqueidad de los compartimentos, el parcheo en las zonas afectadas y el desalojo de personal y equipos no necesarios. 


Se coordinaron con los medios de Sasemar en la zona para asegurar el buque, el desalojo del combustible y el montaje de las barreras anticontaminación». Los trabajos realizados en las siguientes 48 horas incluían, además, asegurar el buque con anclas, montaje de dispositivos de achique e inspección de compartimentos para la evaluación de las líneas de acción a seguir.  Según los informes técnicos, las condiciones en ese momento no permitían realizar una reparación del casco in situ debido a la magnitud de los daños, por lo que se consideró reflotar el buque y sacarlo de la varada en las rocas.  A la vista de la excepcionalidad de la situación y siendo vital que el buque permaneciera en este estado el menor tiempo posible por el empeoramiento del estado de la mar, se tramita de emergencia la contratación de la prestación de las acciones de recate del cazaminas Turia.  

Hay que recordar que ni el Ministerio de Defensa o la Armada Española han comunicado oficialmente si procederán a la reparación del buque que en estos momentos se encuentra en los astilleros de Navantia en Cartagena. No obstante, fuentes oficiales de la Armada ya explicaron que «la intención era recuperar el buque. Ello dependería de la viabilidad técnica y económica que conllevase la recuperación. Además de los destrozos evidentes en el casco, la sala de máquinas del Turia se hundió parcialmente, dañando parte  de los motores y el sistema eléctrico. La hélice, que chocó contra el lecho rocoso de la playa del Banco del Tabal., también sufrió daños, la quilla y los estabilizadores también sufrieron destrozos. Tras el accidente la Armada cesó de su puesto al comandante del Turia. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://abcblogs.abc.es/
 
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales! 

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook