sábado, 14 de diciembre de 2019

Navantia Sistemas desarrolla en San Fernando el primer barco autónomo de España.

El 'USV Vendaval', que equipa los sistemas de navegación autónoma desarrollados por Navantia.


Navantia Sistemas ha desarrollado en San Fernando, el primer barco con capacidad autónoma en España, bautizado como USV Vendaval, que ha sido entregado a la Autoridad Portuaria de Ceuta. La embarcación ha sido construida por el astillero gallego Aister. La filial de Navantia con sede en San Fernando ha llevado a cabo la instalación e integración del control de la propulsión y de un conjunto de sensores requeridos por el cliente, como son los radares, sonares, GPS, navegadores inerciales, estación meteorológica, cámaras infrarrojas, cámaras estereoscópicas, cámaras 360º y AIS. 

Estos sensores pueden ser gestionados de forma remota desde un centro de mando y control, en tierra o instalado en otro barco, y también de forma manual desde dentro del puente de gobierno de la embarcación, según ha informado Navantia en un comunicado. En cuanto a los modos de navegación, la embarcación puede ser gobernada de forma totalmente autónoma, siguiendo una ruta preestablecida, o teleoperado desde un centro de mando y control, tanto en modo semiautomático como en modo tripulado. Además, en caso de que haya que abortar la misión, el sistema dispone de un modo de regreso automático, y para todos los modos automáticos el sistema detecta posibles colisiones y las evita de forma autónoma. Entre las misiones para las que el sistema ha sido diseñado destacan: seguridad en desastres marítimos, eliminación de vertidos contaminantes para el medioambiente, protección de activos, lucha contra la inmigración ilegal y narcotráfico, vigilancia y antiterrorismo. 

El sistema de Navantia también puede incorporar elementos disuasorios como son altavoces y focos, para evitar que las embarcaciones entren en zonas de peligro para los seres humanos, o cañones de agua para sofocar incendios y para otras aplicaciones militares. Gracias a su diseño, la línea de productos USV, desarrollada por Navantia, proporciona una gran versatilidad tanto en su versión civil como militar, "pudiendo integrar cualquier tipo de sensor o dispositivo necesario para cubrir los requisitos del cliente". Esta línea de producto supone para Navantia un campo en el que realizar aplicaciones reales de los "desarrollos innovadores en algunas de las nuevas tecnologías más demandadas en la actualidad", como son la gestión de datos, la inteligencia artificial o la ciberseguridad, todas ellas tecnologías fundamentales para el correcto funcionamiento de esta embarcación.

Fuente: https://www.diariodecadiz.es/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook

Llegan a España los primeros Predator del Ejército del Aire.


Los primeros UAV General Atomics Predator del Ejército del Aire están ya en la base aérea de Morón para su traslado a la de Talavera. 

El 12 de diciembre aterrizó en la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) un Antonov An-124 a bordo del cual llegaron, desmontados, los primeros aviones UAV General Atomics MQ-4B Predator y otros componentes, con los que el Ejército del Aire español aumentará su capacidad en el campo ISR (Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento). Tras ser desembarcados por personal del Segundo Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (SEADA), está previsto que antes de fin de año sean trasladados a la base aérea de Talavera la Real donde serán montados y probados. En esta base se ha construido un hangar para estos RPAS con tres posiciones de estacionamiento y una cuarta para tareas de mantenimiento. Una vez completados los procesos administrativos de aceptación y certificación estos aparatos pasarán a ser operados por el Escuadrón 233 del Ala 23 en la citada base, con un destacamento en el aeródromo militar de Lanzarote. 

En total son cuatro aviones y dos estaciones de tierra los adquiridos por el Ejército del Aire, que los ha designado NR5 (N por No tripulado, y R por Reconocimiento), por un importe de 158 millones de dólares. En este contrato Sener es el socio español del fabricante frente al Eército del Aire. Aunque estos UAV pueden ser armados con misiles, España de momento ha descartado esta capacidad y sólo los usará en misiones de inteligencia equipados con cámaras de fotos y de video capaces de trabajar tanto en el espectro de luz visible como en el de los infrarrojos. Además cuenta con un radar. Entre las misiones que pueden realizar podemos nombrar la evaluación táctica de daños, designación de blancos, apoyo a misiones de rescate de personal, observación de situaciones como crisis humanitarias, vigilancia y control de fronteras, prevención de incendios y lucha contra el terrorismo y el crimen organizado. 

Las primeras tripulaciones (pilotos, operadores de sistemas, analistas de imágenes y mecánicos entre otros) ya han completado su formación, la cual se ha realizado en Estados Unidos (en la en la base aérea de Holloman, Nuevo México) y España (en la Escuela UAS del Ejército del Aire en la base aérea de Matacán, Salamanca y el Centro Cartográfico del Ejército del Aire en la de Cuatro Vientos, Madrid). Algunos de los equipos completaron, dentro de su formación, su suelta en el Predator B en Holloman. El MQ-4B es un derivado del MQ-1 Predator, con mayor tamaño y un motor turbohélice en lugar de uno de pistón, y con mayor capacidad operativa, tanto en términos de carga de pago como de autonomía de vuelo (hasta 27 horas) y velocidad (450 km/h).

Fuente: https://fly-news.es/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook