lunes, 30 de diciembre de 2019

El ejercicio Trueno 2019 de la BRIPAC y del Tercio de Armada con los Marines de EEUU.

El Centro Nacional de Adiestramiento (CENAD) de Chinchilla, en Albacete, ha sido el escenario de un ejercicio bilateral en el que han participado militares de España y Estados Unidos. El ejercicio se centró en el tiro con ametralladoras, puntería de combate, patrullaje y operaciones defensivas. Podéis ver a continuación una serie de fotos de este ejercicio, hechas por el cabo Kenny Gomez de los Marines y publicadas por el portal multimedia DVIDShub.net de las Fuerzas Armadas de EEUU. 


Un infante de Marina español de la Sección de Reconocimiento del Primer Batallón de Desembarco (BDE-I) del Tercio de Armada disparando con una de las carabinas M-4 de los Marines.


Y siguiendo con el intercambio de armas, un Marine del Special Purpose Marine Air-Ground Task Force – Crisis Response – Africa (SPMAGTF-CR-AF), con base en Morón (Sevilla), probando el fusil de asalto español G-36E con lanzagranadas AG-36.


Un marine de EEUU e infantes de Marina españoles cuerpo a tierra en el CENAD de Chinchilla.


Un marine mostrando su ametralladora M-240B a un miembro de la Brigada Paracaidista.

Un marine observa a un miembro del TEAR manejando su carabina Heckler & Koch G-36CE, la versión corta del G-36E.


Un marine haciendo indicaciones sobre la carabina M-4 a un colega español.


Otra imagen de participantes en el ejercicio en un cuerpo a tierra. El marine de primer plano lleva un fusil de asalto M-27, basado en el exitoso Heckler & Koch HK416.


Dos miembros de la BRIPAC, un infante de Marina del TEAR y un marine el SPMAGTF-CR-AF intercambiando impresiones durante el ejercicio.


Un miembro del TEAR haciendo fuego con una ametralladora M-240B de los Marines.


Un infante de Marina del TEAR (izquierda) y un marine haciendo fuego con armas cortas.


Un miembro del TEAR mostrando su fusil de asalto español G-36E con lanzagranadas AG-36 a un marine.

Fuente: http://www.outono.net/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook

España negocia la venta de buques militares a Rabat por primera vez en tres décadas.

La corbeta marroquí 'Teniente Coronel Errahmani'.
La corbeta marroquí 'Teniente Coronel Errahmani'

España negocia con Marruecos la venta de buques militares por primera vez desde hace tres décadas, según fuentes gubernamentales e industriales. Se trata de dos patrulleros de altura de la clase Avante, fabricados por el astillero público Navantia y similares a los cuatro Buques de Vigilancia del Litoral (BVL) vendidos durante la pasada década a Venezuela. El coste de esos dos barcos ronda los 260 millones de euros y la operación está pendiente solo del visto bueno del rey Mohamed VI. La negociación se desarrolla en plena polémica por la iniciativa de Rabat para delimitar sus aguas territoriales, que afecta a Canarias. 

En 1982, la Empresa Nacional Bazán —actual Navantia— entregó a la Marina Real marroquí el buque Teniente Coronel Errahmani, una corbeta que durante tres décadas fue su buque insignia. A principios de esa misma década, la Armada marroquí compró también en España cuatro patrulleros de la clase Lazaga y otras embarcaciones menores. Sin embargo, en las tres décadas siguientes, Marruecos optó por adquirir sus nuevos buques en Francia (la fragata Mohamed VI y las dos de la clase Floréal, entre otros) e incluso en Holanda (tres corbetas de la clase Sigma), dejando de lado a sus suministradores españoles. La situación puede cambiar si prospera la negociación que mantienen los dos países para la venta de dos patrulleros de la clase Avante. Se trata, según las fuentes consultadas, de embarcaciones similares a los BVL vendidos a Venezuela: buques de unas 1.500 toneladas y 80 metros de eslora, con una autonomía de 4.000 millas y 40 tripulantes. 

Ese tipo de patrulleros de altura están diseñados para la vigilancia del litoral y tareas de rescate y salvamento —disponen de cubierta para helicópteros—, entre otras misiones. Por sus características, resultan adecuados para evitar la salida de pateras con migrantes irregulares o para su interceptación en alta mar, una capacidad de la Marina marroquí que España está interesada en potenciar. La operación, valorada en unos 260 millones, está muy avanzada y dispone ya de respaldo financiero, pendiente solo del definitivo visto bueno del rey Mohamed VI. No se limita a la venta de dos buques, sino que se prolonga con el apoyo durante su vida operativa. La corbeta Errahmani ha estado varias veces en los astilleros de Navantia en Cartagena (Murcia), la última en octubre de 2017, para su mantenimiento.

Fuente: https://elpais.com/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook