sábado, 29 de febrero de 2020

La Armada inicia una misión en defensa de los intereses en África Occidental.

Audaz P-45

La Armada Española comienza una nueva misión africana. Desde mañana y hasta el 31 de julio el buque Audaz (P-45) recorrerá la costa occidental de este continente donde desarrollará misiones de cooperación defensiva con las marinas de nueve países y defenderá los intereses españoles en una zona de la cual provino en 2019 el 20,8% del petróleo que España importó. Zarpando mañana de su base en Cartagena, el Audaz tiene previsto iniciar su periplo africano en Mauritania para luego ir descendiendo hasta Senegal, Camerún y Namibia. Posteriormente, remontará haciendo escalas en Angola, Gabón, Nigeria (punto álgido de la misión), Ghana, Senegal y Cabo Verde. Antes de volver a su base, hará escala en Las Palmas de Gran Canaria, donde se le espera los días 22 y 23 de julio. 

«Nuestro objetivo es contribuir a incrementar la seguridad marítima en las zonas que transitamos y asegurar nuestros propios intereses de pesca, transporte energético y transporte de otras mercancías», explica a ABC el capitán de corbeta Santiago Santamaría, comandante del Audaz, un buque de acción marítima (BAM) que resulta ser el más moderno de la Armada Española, pues entró en servicio en julio de 2018. De 93,9 metros de eslora, la dotación del Audaz está compuesta de 52 marinos a los que hay que sumar otros 21 efectivos de los equipos operativos de seguridad de la Infantería de Marina, personal médico y de inteligencia. La piratería en el Golfo de Guinea, frente a las costas de Nigeria cerca de las plataformas de aprovisionamiento energético, es otro de los factores con los que tendrá que lidiar el buque Audaz. Desde 2009 la inestabilidad ha aumentado en esta zona y, en los últimos cinco meses, la actividad pirata se ha ampliado si cabe. «Observamos además que los patrones de actuación se han profesionalizado. 


Hace diez años los ataques piratas se producían principalmente a unas 50 millas náuticas de la costa (92 km.), ahora esa situación ha cambiado con acciones hasta 200 millas náuticas (370 km.) y el empleo de buques nodriza desde los que lanzan los ataques», explica el comandante del Audaz en conversación telefónica antes de zarpar. A diferencia de la piratería somalí, la nigeriana está muy ligada al crimen organizado y las mafias que campan a sus anchas tierra adentro. Es un modo de subsistencia y obtención de dinero. El 14 de enero, el organismo International Maritime Bureau publicó su informe anual de piratería en el cual alertaba del alto número de secuestros registrado el pasado año en el Golfo de Guinea, a niveles «sin precedentes». 

Aumento de la piratería 
«El número de tripulantes secuestrados en el Golfo de Guinea aumentó más del 50 por ciento de 78 en 2018 a 121 en 2019. Esto equivale a más del 90% de los secuestros mundiales denunciados en el mar con 64 tripulantes secuestrados en seis incidentes separados en el último trimestre de 2019 solo», destacaba el informe. 

En los titulares informativos de este organismo que vela por la seguridad en los mares ya apenas se habla de la piratería en el océano Índico, que atrajo la atención mundial entre 2008 y 2012 y obligó a la UE a reaccionar lanzando la Operación Atalanta. Precisamente, el pasado año, Nigeria fue el mayor suministrador de petróleo para España, acaparando el 16,9% de las importaciones (11,2 millones de toneladas). En la zona, otros países como Angola (3,2% del total), Camerún (0,6%) o Gabón (0,1%) exportan petróleo a España, según los datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos, tutelada por el Ministerio para la Transición Ecológica. Por cierto, las empresas petroleras cuentan con sus propios servicios de seguridad a bordo. 

Durante su misión, el Audaz también mostrará sus capacidades y realizará ejercicios con las marinas de los países que visitan. «Se trata de que conozcan nuestro modo de trabajo, conozcan nuestras capacidades y se interesen por fomentar la seguridad marítima». La lucha contra la inmigración ilegal o el narcotráfico son dos desafíos que el Audaz tratará cuando recale en países como Mauritania, Senegal o Cabo Verde. Además, participará en maniobras conjuntas internacionales organizadas por EE.UU. (Obangame Express) y Francia (Nemo). Durante estos próximos cinco meses, la dotación del Audaz pasará en la mar el 63 por ciento de los días, según los cálculos estimados en la preparación de la misión que se inicia mañana.

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook

Dos helicópteros Tigre disparan con fuego real de noche en el campo de maniobras de San Gregorio.

Un helicóptero Tigre dispara de noche en el campo de maniobras de San Gregorio.

Cuatro helicópteros ‘Tigre’ procedentes del Batallón de Helicópteros de Ataque (BHELA), la unidad táctica más puntera de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra destinada en Almagro (Ciudad Real), han realizado esta semana unas maniobras en San Gregorio con fuego real diurno y nocturno, tanto con cañón como cohetes. Un tuit muestra a dos de ellos disparando en una imagen nocturna, con Zaragoza al fondo. 

Esta batallón llegó el pasado lunes y ha acabado este viernes sus ejercicios, para los que se han tenido que preparar varias semanas utilizando simuladores como los que existen en el mismo centro, con el fin de acertar en los disparos incluso en condiciones tan complicadas como de noche. Fuentes militares han explicado a HERALDO este viernes que han trasladado 90 efectivos para este ejercicio Red Falcon en el CENAD (Centro Nacional de Adiestramiento de Defensa) y el fin definitivo es que les servirá para que los acrediten la OTAN para poder participar ante cualquier ataque de las tropas aliadas. Este motivo ha obligado a que participen también controladores aéreos del Ejército de Tierra, del Aire y de la Armada para examinar la caída de los proyectiles en la zona preparada de San Gregorio. 

La construcción de los helicópteros Tigre y la instalación del batallón cerca del campo de maniobras de San Gregorio fueron reivindicaciones del Gobierno de Aragón de Marcelino Iglesias, pero la decisión del ministro de Defensa, José Bono, (2004-2006) en el gobierno del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero fue contraria porque se llevó la industria a Albacete (60 millones de euros y 450 empleos directos) y las fuerzas armadas a Almagro (Ciudad Rea). Las dos provincias son de la comunidad de Castilla La Mancha, en la que José Bono fue presidente desde 1983 a 2004. "Bono es de Albacete y se lo ha llevado a su pueblo. Hace bien", declaró socarrón el diputado de Chunta Aragonesista, José Antonio Labordeta, en el Congreso.

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook

El RPAS Mantis de Indra es evaluado por el Ejército español.

Ejército español evalúa el RPAS Mantis Indra

El RPAS Mantis de la compañía Indra, está siendo evaluado por el Ejército español, según informaron a través de su publicación oficial Tierra. Las pruebas se están realizando en el campo de maniobras y tiro de la base General Menacho de Bótoa en Badajoz, donde ha recibido la autorización para operar por parte de Dirección General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa. Por consiguiente, miembros de la Brigada Extremadura XI han sido designados para realizar la evaluación operativa del sistema con la cual proveer de un feedback entre el fabricante y el usuario, con el objetivo de introducir las mejoras y ajustes necesarios. 


Se considera que el RPAS Mantis desarrollado por Indra, es una solución avanzada de bajo coste para misiones de vigilancia, adquisición de objetivos y reconocimiento para operaciones tácticas de corto alcance, diurnas y nocturnas, que requieran un rápido despliegue. Asimismo, cuenta con una avanzada aviónica y navegación de precisión (GPS/INS), que permite el vuelo en modo manual, asistido o con navegación completamente automática. Posee un alcance de 10 km con una autonomía de 1 hora de vuelo y un peso máximo de 5,2 kg. 

Fuente: https://www.zona-militar.com

Síguenos en todas partes y en cualquier momento. Poderio Militar tiene un diseño receptivo y puede abrir la web desde cualquier computadora, dispositivo móvil o navegador web. Para obtener noticias más actualizadas puedes seguir las páginas oficiales de la pagina tanto en Twitter y Facebook

Ocho cazas parten de Morón hacia EEUU al mayor ejercicio de guerra aérea del mundo.

Typhoon


Ocho cazas Eurofighter despegarán este sábado de la base de Morón de la Frontera (Sevilla) y pondrán rumbo a Las Vegas (EE. UU.) para participar en las maniobras de defensa aérea Red Flag, organizadas por Estados Unidos y consideradas como las más importantes de guerra aérea del mundo. Después de dos años de ausencia, este 2020 España estará presente en las maniobras con alrededor de 200 militares procedentes principalmente del Ala 11 de Albacete y del Ala 14 de Morón. Según ha explicado el Ejército del Aire, este viernes los Eurofighter de la base de Albacete vuelan hasta Morón, desde donde saldrán los ocho cazas juntos el sábado para cruzar el Atlántico. Tendrán que efectuar maniobras de reabastecimiento en vuelo con el apoyo de aviones cisterna hasta llegar a su primera escala en la isla Lajes de las Azores (Portugal). 

De ahí despegarán a la ciudad de Dover, en la costa este de Estados Unidos, donde recalarán en una base del ejército norteamericano, y luego seguirán hasta la base de Nellis, en Las Vegas. En apoyo a los cazas irán aviones cisterna de la fuerza aérea británica A-330 MRTT y también aviones A-400M y Airbus A-310, así como un P-3 Orión y un CN-235 de vigilancia marítima. A bordo viajará un equipo de rescatadores paracaidistas que, en el caso de caída al mar de algún avión durante el cruce del Atlántico, se encargarían de rescatar al piloto. España participó por última vez en estos ejercicios, que tendrán lugar del 9 al 20 de marzo y a los que se accede por invitación estadounidense, cuando en 2018 envió varios F-18 desde Torrejón y Zaragoza. 

Tras la guerra de Vietnam
Los ejercicios tipo Flag surgieron después de la guerra de Vietnam, cuando la fuerza aérea norteamericana comprobó que los pilotos de combate que lograban sobrevivir a las diez primeras misiones en un escenario real aumentaban considerablemente sus probabilidades de supervivencia durante todo el conflicto, así como su efectividad en combate. Puso entonces el énfasis en programas de entrenamiento realistas que contaran con una fuerza aérea enemiga simulada, los "agressors" (agresores), y un campo de batalla con sus correspondientes amenazas y objetivos que batir. 


Este escenario se estableció en la base aérea de Nellis, en el polígono Nevada Test and Training Range. La realización de estos ejercicios, explica el Ejército del Aire, contribuyó al éxito de la aviación aliada en la Guerra del Golfo y a la disminución de las bajas. El ejercicio Red Flag es considerado, según añade, el mejor de adiestramiento del mundo, en el que las diferentes fuerzas aéreas despliegan cazas, bombarderos, medios de recuperación de personal y de supresión de defensas aéreas enemigas, entre otras cosas. 


Síguenos en todas partes y en cualquier momento. Poderio Militar tiene un diseño receptivo y puede abrir la web desde cualquier computadora, dispositivo móvil o navegador web. Para obtener noticias más actualizadas puedes seguir las páginas oficiales de la pagina tanto en Twitter y Facebook

viernes, 28 de febrero de 2020

Nuevos “ojos” y “oídos” para los guardianes del espacio aéreo español.

EVA de Alcalá de los Gazules. Foto: Ejército del Aire
EVA de Alcalá de los Gazules
 
España cuenta con una amplia red de radares que vigilan día y noche su espacio aéreo. Estos equipos operan desde los bautizados como Escuadrones de Vigilancia Aérea (EVA) del Ejército del Aire, ubicados en hasta 13 puntos estratégicos de la geografía de la península Ibérica, y también de Canarias y Baleares, que permiten la detección e identificación inmediata de cualquier posible amenaza a la seguridad que proceda del aire.

El Ministerio de Defensa acaba de lanzar un programa para la modernización de estas unidades, los “ojos” y “oídos” del sistema de defensa aérea español, que implicará la instalación de nuevos radares en cinco de los emplazamientos durante los dos próximos años. Estos sistemas, con tecnología de última generación, mejorarán los tiempos de detección y la capacidad para procesar y transmitir datos. La vigilancia del espacio aéreo, misión de la que es responsable el Ejército del Aire, está articulada en torno al Sistema de Mando y Control Aéreo (Simca), con centros de operaciones en las bases de Torrejón de Ardoz (Madrid), Zaragoza y Gando (Canarias).

Estos centros se nutren de la información que captan los trece escuadrones: EVA 1 de El Frasno (Zaragoza); EVA 2 de Villatobas (Toledo); EVA 3 de Constantina (Sevilla); EVA 4 de Rosas (Gerona); EVA 5 de Aitana (Alicante); EVA 7 de Puig Mayor (Mallorca); EVA 9 de Motril (Granada); EVA 10 de Noya (La Coruña), EVA 11 de Álcala de los Gazules (Cádiz); EVA 12 de Espinosa de los Monteros (Burgos); EVA 13 de Sierra Espuña (Murcia); EVA 21 de Pozo de las Nieves (Gran Canaria) y EVA 22 de Peñas del Charche (Lanzarote). Las instalaciones crean una especie de malla invisible que cubre todo el espacio aéreo. Son los responsables de la alerta temprana. Ninguna aeronave entra en España sin que ellos la detecten.

EVA de Espinosa de los Monteros, cubierto por la nieve
EVA de Espinosa de los Monteros

El elemento más característico de estas unidades es su radomo, una cúpula de 17 metros de diámetro en la mayoría de los casos blanca o grisácea, visible en los días claros desde decenas de kilómetros, que protege las antenas de los radares de las inclemencias meteorológicas. Todos están ubicados sobre elevaciones del terreno, en algunos casos, sobre cimas, como el pico de Aitana de 1.558 metros, el pico de las Nieves de 1.956 metros o el Puig Mayor de 1.445 metros, techos de las provincias de Alicante, Las Palmas y Baleares, respectivamente. Desde sus privilegiadas posiciones vigilan el aire sin descanso: 24 horas al día, los siete días de la semana. En cada uno trabaja un destacamento de en torno a medio centenar de militares del Ejército del Aire, responsable del funcionamiento del radar y de garantizar la seguridad en las instalaciones. 

La principal infraestructura es un edificio con características similares a un búnker donde está el radar, los sistemas que dan servicio a éste, los sistemas de comunicaciones y las instalaciones donde hacen el día a día los militares. La comodidad es fundamental en estas bases, puesto que en los inviernos más duros algunas unidades pueden pasar aisladas más de una semana. En el EVA de Espinosa de los Monteros (Burgos), por ejemplo, situado a 1.659 metros de altura en el Picón del Fraile, conocen de sobra los efectos de los temporales de nieve frecuentes en el periodo estival. El inicio de estos destacamentos se remonta a los años 60 del siglo pasado. Los primeros fueron instalados en colaboración con la Fuerza Aérea estadounidense (Usaf), después de los Pactos de Madrid entre EEUU y la dictadura franquista. España en las décadas siguientes completó la actual red de escuadrones, que cuenta con 13 bases desde el año 2002.

Escuadrón de Vigilancia Aérea de Aitana. Foto: Ejército del Aire
Escuadrón de Vigilancia Aérea de Aitana

Nuevos radares “Lanza”
Casi 20 años después, el objetivo ahora es continuar a la vanguardia tecnológica, por lo que es necesario reemplazar los radares más antiguos RAT-31 SL/T de Alenia operativos todavía en los EVA de Villatobas, Aitana, Motril, Espinosa de los Monteros y Peñas del Charche, por radares “Lanza" de la empresa española Indra, que ya están en servicio en los ocho escuadrones restantes. El Ministerio de Defensa señala que “uno de los riesgos más importantes a los que se enfrenta el Simca es la obsolescencia de los sistemas radar y determinadas carencias técnicas que afectan tanto a la disponibilidad, como a la operatividad de los equipos”.

También hay una razón técnica para este cambio de radar. España ha puesto en marcha un plan nacional en el que están involucrados varios ministerios para implantar la tecnología 5G, hasta diez veces más rápida que el 4G, que revolucionará las comunicaciones. Dentro de este proceso, resultará necesario la sustitución de los radares del Ministerio de Defensa que operan en la banda 5G, como es el caso del RAT-31, por otros radares que trabajan en otras bandas de frecuencia. Su sustituto, el radar de largo alcance “Lanza”, tiene la capacidad de controlar un mayor número de aeronaves a una distancia máxima de hasta 470 kilómetros y 30 kilómetros de altura. Se trata de un sistema 3D, que proporciona cobertura en las tres dimensiones, de la empresa española Indra, desarrollado a partir de la segunda mitad de los años 80 del siglo pasado. El primero de este tipo fue instalado en 2001 en el EVA de Sierra Espuña.

Con precio por unidad que ronda los 25 millones de euros, puede ser configurado como sistema radar de largo alcance extendido, en emplazamiento fijo o móvil; sistema de medio alcance; o sistema de uso dual civil-militar. El programa de modernización de Defensa implica también el apoyo logístico, es decir, los repuestos y equipos de apoyo para la operación, y la instrucción en el empleo y mantenimiento de los nuevos radares. De esta forma, todos los EVA pasarán a contar con el mismo tipo de radar, lo que supone un ahorro en los costes de operación y mantenimiento, además de la ya mencionada mejora de la capacidad de detección.

Radar utilizado por los EVA del Ejército del Aire. Foto: Ejército del Aire
Radar utilizado por los EVA del Ejército del Aire

Ejercicio “Eagle Eye”
El funcionamiento de los escuadrones, junto con el resto del sistema de defensa aérea, es puesto a prueba de tres a cuatro veces al año por el Estado Mayor de la Defensa (Emad) en el ejercicio “Eagle Eye”.

El último de este tipo tuvo lugar a principios de este mes de febrero en la provincia de Málaga, con la participación de los EVA más próximos, ubicados en Motril y Alcalá de los Gazules, junto con otras unidades responsables de la defensa aérea como los cazas F-18, las fragatas F-110 o los sistemas de misiles Nasams, Hawk y Mistral del Ejército de Tierra.

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook

Una avería del buque «Juan Carlos I» obliga a reprogramar unas maniobras aeronavales.


Una avería del portaaeronaves «Juan Carlos I» ha obligado a la Armada Española a reprogramas las maniobras aeronavales que estaban teniendo el lugar frente a las costas de Cádiz y Huelva desde el 24 de febrero y hasta el 5 de marzo. Según informa la Armada, el buque insignia ha sufrido un «problema técnico en su sistema de generación de corriente eléctrica» lo que ha provocado que recale de nuevo en su base de Rota (Cádiz), «obligando a cancelar la entrada prevista en Almería para este fin de semana». 

Este hecho ha obligado a reprogramar los ejercicios previstos, conocidos como «Gruflex-20», y que involucraban a unos 1.500 militares españoles, seis buques de la Armada, ocho lanchas de desembarco, diez aeronaves, 91 vehículos y dos compañías de «marines» estadounidenses y «fuzileiros» portugueses. También se suspende la entrada prevista este fin de semana del buque de asalto anfibio «Galicia» en el puerto de Algeciras.

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook

La Unidad de Defensa de Artillería de Costa I/20 participa en un ejercicio de control de costa.

Despliegue de sensores

La Unidad de Defensa de Artillería de Costa (UDACTA) I/20, generada por el Regimiento de Artillería de Costa nº 4, realizó un ejercicio en el término municipal de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), entre el 17 y 23 de febrero. Consistió en el control con medios materiales de artillería de costa la zona de la desembocadura del río Guadalquivir. Esto les permitió unirse a las tareas de control que desempeñan los buques de acción marítima “Furor” y “Serviola” en el área del Estrecho, dirigidos por el Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima (MVSM), en Cartagena (Murcia).

Además, la UDACTA contó, para esta activación, con el paraguas protector de una Unidad de Protección a la Fuerza que se constituyó por medios y personal del Regimiento de Infantería “La Reina” nº 2 y del Regimiento de Transmisiones nº 1. La UDACTA participa siempre bajo el control del Mando de Operaciones en este tipo de ejercicios, que coordina el MVSM, como parte de las operaciones permanentes de las Fuerzas Armadas.

Fuente: https://www.zona-militar.com/
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook

jueves, 27 de febrero de 2020

Nuevo luto en la Academia General del Aire: muere el Comandante Garvalena en su C-101. El caza accidentado en La Manga y será retirado en 2021.

Esta tarde, un CASA C-101EB Aviojet de la Patrulla Águila, el “Águila 5” o “Solo” pilotado por el Comandante Eduardo Fermín Garvalena Crespo, ha caído al mar cerca de La Manga, en Murcia. El Ejército del Aire ha informado de la caída del avión de entrenamiento a las 16:45, añadiendo a las 17:44 que el aparato caído era el “Punto 5” o “Solo”. A las 18:31 nuestra Fuerza Aérea comunicaba a través de su Twitter esta triste noticia: “Los medios de búsqueda encuentran restos del avión siniestrado. No hay indicios de que el piloto se haya podido eyectar”. A las 19:40 el Ejército del Aire confirmaba el fallecimiento del piloto, el Comandante Eduardo Fermín Garvalena Crespo, nacido el 28 de mayo de 1981 en Granada. 

Estaba casado y tenía tres hijas. Según señala el diario La Verdad, su padre es el Coronel Eduardo Garvalena, que fue director de la Academia General del Aire entre 2004 y 2006. El Comandante Garvalena tenía 2.300 horas de vuelo con el 142 Escuadrón del Ala 14 (en cazas Mirage F-1 entre 2007 a 2013), el 142 Escuadrón de Ala 14 (con cazas Eurofighter Typhoon, de 2014 a 2017) y el 793 Escuadrón de la Academia General del Aire, que se encarga del entrenamiento avanzado de los alumnos. El Comandante Garvalena se incorporó como instructor de la AGA en 2017. También se unió a la Patrulla Águila como piloto de reserva. En febrero de 2019 relevó al Comandante Francisco Marín Núñez como “Águila 5”. Da la casualidad de que el Comandante Marín falleció el 26 de agosto en idénticas circunstancias, cuando su C-101 cayó al mar cerca de La Manga. 


Una racha de accidentes a la que hay que sumar el fallecimiento del Comandante Daniel Melero Ordóñez y de la Alférez Alumna Rosa María Almirón Otero el 18 de septiembre cuando su avión de entrenamiento básico Enaer T-35C Pillán cayó al mar ante la playa de Santiago de la Ribera, en Murcia. El Comandante Garvalena había participado en dos misiones internacionales: en la Policía Aérea del Báltico en Lituania en 2016 con el Ala 14 a los mandos de su Eurofighter, y en la Operación Atalanta en Yibuti en 2018. Actualmente, ésta era ya su segunda temporada en la Patrulla Águila como Águila 5. Podéis verle aquí en un vídeo que grabó en junio del año pasado para felicitar al Colegio Sagrado Corazón de Jesús de Ferraz, en Madrid, por su 75º aniversario:

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook

Navantia elige a Abengoa para el Sistema AIP del submarino S-80.



El astillero Navantia ha seleccionado a la empresa Abengoa como la suministradora de su novedoso Sistema de Propulsión Anaerobia (AIP, en sus siglas en inglés), clave para el proyecto del nuevo submarino S-80. Abengoa competía con Técnicas Reunidas, cuyo sistema se ha descartado finalmente, según ha anunciado el astillero público este miércoles en un comunicado. El sistema AIP es clave porque los actuales submarinos convencionales (no nucleares, claro) requieren realizar operaciones de snorkel diarias para recargar sus baterías con motores diésel, lo que les hace vulnerables a la detección y ataque. 


“El Sistema AIP minimizará esta indiscreción al recargar las baterías del submarino en inmersión con una pila de combustible, que emplea hidrógeno producido mediante procesado de bioetanol y oxígeno para generar energía eléctrica, permitiendo navegar al submarino semanas sin salir a superficie”, explica Navantia. Los cuatro submarinos S-80 de la Armada Española contará con este nuevo sistema AIP. Sin embargo, los dos primeros (S-81 y S-82) serán convencionales hasta que en su primera gran inmovilización sean reacondicionados. La Armada Española espera que el S-81 entre en servicio en septiembre de 2022. Así, será en el S-83 donde se realicen las pruebas definitivas del sistema de AIP. Navantia ha informado que en julio de 2021 lo embarcará para su puesta a punto.

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook

El Ejército de EE.UU. reconoce que añadiría otros dos destructores a Rota.


Por primera vez un alto cargo militar estadounidense se ha mostrado a favor de sumar otros dos destructores a los actuales cuatro que EE.UU. despliega en la base aeronaval de Rota (Cádiz). Se trata del general de cuatro estrellas Tod D. Wolters, mando de las fuerzas militares de EE.UU. en Europa, quien ayer defendió en la «Armed Service Committee» del Senado que «añadiendo dos destructores de la US Navy a los cuatro que ya están en la base de Rota permitiría reforzar nuestro compromiso con los aliados europeos y africanos». «Si me preguntan si los sumaría, diría que mañana mismo», dijo. La información de que EE.UU. quería desplegar esos dos destructores adicionales con 600 marinos extra fue adelantada por «El País» el pasado 18 de diciembre. Hasta ahora ningún alto mando militar se había manifestado públicamente sobre ello. 

 Sin duda, este será uno de los asuntos que el presidente de EE.UU., Donald Trump, tratará en su reunión con el Rey en la Casa Blanca el próximo 21 de abril. Con anterioridad, en junio, había trascendido públicamente el deseo estadounidense de sustituir a los cuatro destructores actuales (Donald Cook, Ross, Carney y Porter) por otros cuatro más modernos y con helicópteros de ataque. La Sexta Flota de EE.UU., con base en Nápoles (Italia), anunció así la próxima rotación de esos cuatro destructores que llegaron a la base gaditana en 2014 y 2015. Principalmente, sus misiones han consistido en realizar patrullas marítimas programadas por el Mar Mediterráneo, Mar Negro o Atlántico Norte. No obstante, no hay que olvidar que dos de ellos (USS Ross y USS Porter) fueron utilizados por la Administración Trump para bombardear con misiles «Tomahawk» posiciones del régimen sirio de Bashar al Assad el 7 de abril de 2017 como respuesta a un ataque químico del Gobierno sirio. 


Los nuevos destructores “más nuevos y modernizados” llegarían a España entre 2020 y 2022, incluidos esos dos extra si se llega a un acuerdo finalmente. Hay que recordar que el acuerdo inicial del despliegue fue anunciado por el presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero (con el cual cerraba así sus difíciles relaciones con EE.UU.) apenas un mes antes de las elecciones del 20 de noviembre de 2011. Zapatero se trasladó hasta Bruselas para anunciarlo junto al entonces secretario general de la OTAN, el danés Anders Fogh Rasmussen, y el secretario de Defensa Leon Panetta. Fue firmado ya por el ministro de Defensa Pedro Morenés y Panetta. Sobre la base de Rota, el actual Convenio de Cooperación de Defensa entre España y EE.UU. autoriza 4.250 efectivos de personal militar estadounidense y 1.000 de personal civil están autorizados a desplegar en la Base de Rota. 


Todo ello con los cuatro destructores Aegis, 5 aeronaves administrativas para servicios de apoyo, 13 aeronaves de reconocimiento naval y 18 aeronaves de patrulla marítima y vigilancia oceánica de superficie. Sin duda, la llegada de dos nuevos destructores reforzaría la posición estratégica de la base para EE.UU. y la OTAN -forma parte del componente naval del «escudo antimisiles»-, estrecharía aún más las relaciones de Defensa entre ambos países y supondría un acicate para las relaciones del Gobierno de Pedro Sánchez y la Administración Trump, maltrechas tras el «Delcygate». 

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook

El Gobierno financiará el desarrollo de un submarino de pila de combustible capaz de producir hidrógeno a bordo.

No se trata de un objetivo a corto plazo, pero la pila de combustible de hidrógeno ya está en el radar de la Armada española. A través del programa Medusa 300, el objetivo es dotar a cuatro submarinos S-80 de un sistema de pila de combustible a bordo que podría estar listo en seis años. Con una eslora de casi 90 metros y capaz de permanecer más de dos semanas en inmersión, estos submarinos tendrán capacidad de lanzamiento de misiles de ataque a tierra y anti bunque, torpedos filo guiados y minas. 

Objetivo: llegar a los 300 kW
Este submarino monocasco montará el sistema Propulsión Independiente del Aire (AIP) 'made in Spain' basados en células de combustible y con un motor eléctrico de imanes permanentes. Dicho sistema está dotado de un reformador de bioetanol que generará el hidrógeno y un sistema de pila de combustible, según desprende el programa publicado por la Dirección General de Armamento y Material, quien gestiona el proyecto. La pila de combustible ha sido adquirida al gigante norteamericano UTC Aerospace System, uno de los mayores proveedores mundiales de productos aeroespaciales y de defensa, pero el objetivo es desarrollarla en España debido a su alto coste. 

Según explica la cabecera defensa.com el sistema de pila de combustible debe alcanzar los 300 kW a lo largo de las tres fases del programa Medusa 300, dotado con un millón de euros para la primera fase. En la primera se evaluará la funcionalidad de un módulo prototipo de 5 kW y se estudiarán alternativas tecnológicas; en la fase dos se hará con uno de 50 kW y en la tercera y última se desarrollará el de 300 kW, programado en 2026. El objetivo es poder suministrar a los S-80 (que fabrica Navantia en Cartagena, Murcia) la pila de combustible a un coste razonable, sin depender de empresas extranjeras. Hace años que la esfera de la Defensa por mar trabaja en soluciones basadas en el hidrógeno, puesto que no solo permite mejorar los sistemas de propulsión y la capacidad de las baterías, sino que se aumenta la autonomía de los submarinos alargando el tiempo que pasan bajo el agua, los hace virtualmente indetectables y consigue que las operaciones sean silenciosas. 

Un buen ejemplo de esta tecnología lo encontramos en el submarino Tipo 212 (que puedes ver justo abajo), desarrollado por la alemana Howaldtswerke-Deutsche Werft GmbH para la Armada de Alemania, y que presta servicio desde 2005. Este submarino monta un sistema de propulsión diésel y un sistema adicional de propulsión independiente de aire (AIP), que utiliza una membrana de intercambio de protones en células de combustible alimentadas por hidrógeno y almacenado en tanques construidos en hidruros metálicos. Más allá de la esfera de la defensa, marcas como Toyota han aplicado la tecnología del Mirai para mejorar el sistema de un barco que energéticamente autónomo y que produce hidrógeno directamente a partir de agua de mar. Nota: la imagen de portada es meramente ilustrativa y no se corresponde con el submarino S-80.

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook