jueves, 20 de febrero de 2020

La Armada jubila al 'Mistral' después de 3.000 días de viaje submarino.


Dos marineros, en la cubierta del 'Mistral', atracado en el Arsenal de Cartagena.

Como en una nave espacial. Así resume el comandante Ernesto Zarco la vida en el submarino Mistral que la Armada jubila este verano tras 35 años sufriendo la presión del agua. Ochenta metros cuadrados de espacio habitable para 65 personas que no impiden que sus astronauta le hayan tomado cariño. El Mistral es uno de los tres submarinos que tiene la Armada española a falta de recibir los nuevos de la serie S80 y en junio acabará su ciclo de vida. Alargarla habría costado muchos millones en lo que se conoce como una gran carena (desmontarlo entero y volverlo a montar), por lo que la decisión está tomada. Este sumergible de los años 70 ya no buceará más a partir del verano y, como explica a Efe Zarco, jefe de la flotilla de submarinos de Cartagena (Murcia) que estuvo a su mando más de un año, ya "ha cumplido con creces sus objetivos" con más de 3.000 días bajo el mar.

Si en la imaginación de Julio Verne el Nautilus recorrió 20.000 leguas (casi 100.000 kilómetros), el sumergible español con nombre de viento del noreste batió ese hito con creces, aunque sin llegar al otro lado del mundo como el capitán Nemo. Zarco calcula que lleva a sus espaldas 245.000 millas (450.000 kilómetros) de maniobras, misiones internacionales (estuvo en la antigua Yugoslavia y en Libia) y otras operaciones, muchas de las que no puede ni hablar. "El submarino lo que suele hacer es obtención de inteligencia, comprobación de los movimientos del enemigo, tener el control sin que el enemigo lo sepa", explica.

"Un piso patera es mejor"
Lo que sí puede contar es su olor -"mezcla de gasoil, humanidad, grasa y espacio confinado"-, su espacio -"se vive mejor en un piso patera"- y las "experiencias maravillosas", y no tanto, que ha vivido dentro del tubo de acero. Como esa vez en que buceó maravillado en medio del Mediterráneo a cien metros de profundidad para reparar la puerta por donde se tira la basura o cuando, igual de sumergido, le comunicaron que ETA había asesinado a un colega submarinista, uno de los momentos más duros. Solo hay en el Mistral y en los otros dos submarinos de su serie, la S70 (el Tramontana y el Galerna), dos retretes y una ducha, pero muy poquitas veces, dice Zarco, han tenido que hacer cola. "Nos sincronizamos perfectamente, mientras que en mi casa tengo que aporrear la puerta del baño".


Un marinero en el puente de mando del 'Mistral'.
Un marinero en el puente de mando del 'Mistral'. Efe

El espacio mínimo en el "tubo de la risa" produce dentro ese olor que llevó a la recepcionista de un hotel a dejar en la calle a 50 submarinistas mientras les hacía el "check in", relata Zarco. "Quédense fuera y que entre uno, por favor", les dijo a unos militares recién aterrizados después de un mes bajo el agua. Ese confinamiento que tienen que soportar les moldea además un carácter especial parecido al de los cosmonautas, que viajan en una nave tecnológicamente igual de compleja e interiormente igual de pequeña. "Somos lobos solitarios", dice Zarco, pero rodeados de gente, sin conexión a internet y sometidos a una presión que hace crujir constantemente el casco del sumergible.

120 días de mar al año
"Es un medio muy hostil", añade, con aventuras diarias que "forjan un espíritu difícil de crear de otra manera" entre sus pasajeros. Y engancha: "Cuando llegas a casa, tu familia te tiene que decir que te calles, que en la vida hay más cosas".

El Mistral ha hecho una media de 120 días de mar anuales en sus años activos y con su jubilación deja a la Armada un poco coja. Lo ideal, explica Zarco, es tener tres "armas submarinas", de manera que haya uno disponible, otro preparándose para la misión y otro desplegado. El oxígeno está previsto que llegue en 2022, cuando Navantia entregue su primer submarino S80, el primero de diseño y fabricación española y que tendrá más espacio vital (incluso un catre por persona, cosa impensable en el Mistral). "Estamos deseosos", resume el comandante, ya que con los nuevos (hay cuatro S80 previstos para entregar hasta 2027) las capacidades del aparato "aumentarán exponencialmente". Sobre todo "la discreción", la principal ventaja de estas naves.

Serán mucho menos ruidosos y con mucha más autonomía, lo que dará a España, según Zarco, un "poder de disuasión" con el que "puedes evitar un conflicto sin disparar un solo tiro". De hecho, el experto submarinista cree que ahora se está produciendo un 'boom' de estos aparatos en el mundo. Actualmente, explica, hay unos 110 submarinos de guerra convencionales (que no se propulsan con energía atómica), pero en la próxima década está previsto que se construyan 100 más en todo el globo. Todo el mundo ha comprendido, dice Zarco, la importancia estratégica de este arma submarina, la misma que desata pasiones en un grupo de militares conocidos entre ellos como los legionarios de la mar.

Fuente: https://www.elespanol.com/

Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook

Así es el NH90, el helicóptero “multiusos” que este año llegará al Ejército del Aire.


El Ejército del Aire cuenta las semanas para comenzar las operaciones con uno de los helicópteros de transporte más moderno del mundo, el NH90, un modelo del que el Ejército de Tierra ya ha recibido una docena de unidades y que, en un futuro no muy lejano, actuará también desde las cubiertas de los buques y fragatas de la Armada española. Los nuevos helicópteros del Fuerza Aérea operarán desde la base aérea de Cuatro Vientos en Madrid. Aquí, se trabaja a contrarreloj para que todo esté listo ante la llegada del primer aparato el próximo mes de julio. 

Las instalaciones madrileñas acogerán un moderno complejo que incluye un hangar con capacidad para albergar hasta ocho helicópteros, más un simulador, y un edificio para el personal responsable de las operaciones. El Ministerio de Defensa ha invertido en este proyecto, que también implica modificar y ampliar parte de la pista de la base, unos 20 millones de euros. Mientras avanza la construcción de los nuevos edificios, los primeros pilotos del Ejército del Aire, un comandante y tres capitanes, ya están preparados para ponerse a los mandos de la aeronave, después de completar a finales del año pasado el curso de formación.
45 helicópteros contratados
Este es uno de los programas especiales de armamento del Ministerio de Defensa sobre el que más impacto tuvo la crisis económica. En un primer momento, España mostró su intención de comprar 104 helicópteros NH90, sin embargo, los recortes presupuestarios dejaron el primer pedido firmado en 2013 en tan solo 22 unidades. Hace apenas un año, a finales de 2018, el ministerio cerró un segundo contrato con Airbus Helicopters para la adquisición de otros 23 helicópteros de este modelo. En total, 45 aeronaves por 2.641 millones de euros, menos de la mitad de las previstas al principio, repartidas de la siguiente manera entre las Fuerzas Armadas españolas: 26 para Tierra, 12 para Aire y siete para la Armada.

El NH90 está diseñado y fabricado por el consorcio europeo NHI Industries, formado por las compañías Airbus Helicopters y Leonardo. Al igual que pasó con el helicóptero de ataque Tigre, España apostó en su momento por un producto europeo. El Ejército de Tierra recibió en diciembre de 2014 la primera unidad de las 12 que ya están en servicio en la base riojana de Agoncillo de la Fuerzas Aeromóviles (Famet). En esta base, ha sido instalado además un moderno simulador diseñado por la empresa española Indra. Después de seis años de adaptación a este nuevo helicóptero, las Famet preparan el siguiente paso, el salto a las operaciones españolas en el exterior. El escenario elegido ha sido Irak.


El despliegue en esta misión está previsto para este mismo año, con el objetivo de sustituir a los helicópteros Chinook que regresarán para afrontar un largo proceso de modernización por parte de la compañía fabricante, Boeing, en Estados Unidos. Mientras, entre este año y el que viene, España completará su primer lote de NH90 de 22 aparatos. El calendario del programa establece que el Ejército del Aire recibirá seis helicópteros de este modelo, las Famet sumarán otros tres y la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) se quedará con el prototipo. Estos diez nuevos helicópteros incorporarán algunas mejoras respecto a los que ya están en servicio. 

Entre las novedades destaca una nueva cámara con visión infrarroja Wescam de la empresa canadiense L3, comunicaciones vía satélite a través de la constelación Iridium y la posibilidad de instalar un afuste ligero para una ametralladora Mag 58 de 7,62 mm. También contarán con una grúa de rescate de doble gancho para afrontar con éxito uno de los principales cometidos de estos helicópteros en el Ejército del Aire, las misiones marítimas de búsqueda y rescate (SAR, por sus siglas en inglés). De forma paralela, el Ministerio de Defensa está trabajando en un modelo adaptado a los requisitos de la Armada española. Las operaciones sobre la mar poco o nada tienen que ver con las de tierra firme y los helicópteros necesitan incorporar con modificaciones para garantizar el éxito de la misión. Dos serán las principales novedades que incorporará: un tren de aterrizaje más resistente, que soportará las exigentes tomas en las cubiertas de los buques, y sistema automático de plegado de las palas.

De cinco helicópteros a uno solo
El gran objetivo de este programa es ahorrar costes dentro de las Fuerzas Armadas españolas, institución en la que nunca sobran los dineros. Al revés, casi siempre adolecen de falta de presupuesto. Los Ejércitos y la Armada pasarán de cinco modelos de helicópteros de transporte táctico a una sola familia con dos versiones. El Ejército de Tierra y la Fuerza Aérea reemplazarán en los próximos años sus flotas Super Puma y Cougar por la versión del NH90 denominada GSPA (Ground Spain Army), diseñada para llevar a cabo misiones de transporte táctico de tropas, operaciones especiales, evacuación sanitaria y hasta búsqueda y rescate (SAR). En el caso de Tierra, el NH90 también sustituirá a los AB-212 todavía operativos en Canarias.


Por su parte, la Armada contará con la versión bautizada como MSPT que sustituirá de forma progresiva a sus veteranos Sea King, SH60 y AB-212, modelos algunos con más de cuatro décadas de servicio en la Flotilla de Aeronaves. Esta versión podrá desempeñar las mismas misiones que la configuración de Tierra y Aire, y, además, estará especialmente pensada para llevar a cabo operaciones de apoyo a la proyección de fuerzas desde la mar, pudiendo transportar hasta 20 soldados totalmente equipados o un vehículo ligero. La previsión es que el prototipo sea una realidad en 2022 y, un año después, la Armada ya cuente con la primera unidad en servicio.

El helicóptero NH90 es además el primer programa de adquisiciones en el que el Ministerio de Defensa apuesta por un mantenimiento centralizado. Una experiencia piloto, puesto que hasta ahora cada fuerza lleva a cabo o encarga la reparación del material que tiene en su inventario por separado. Además, el ministerio calcula que el entrenamiento en los simuladores permitirá reducir entre un 30 y un 40 por ciento las horas de vuelo reales dedicadas cada año al adiestramiento de los pilotos. Todo sea en pro de una mayor eficiencia.

Fuente: https://www.larazon.es/
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook

El último Eurofighter español ya está en Albacete.

Llegada a Los Llanos del últmo de los Eurofighter españoles.

El último de los Eurofighter del Ejército del Aire ha llegado ya a su base, donde comenzará a volar en breve, aunque desporvisto de la decoración especial que tuvo. El último Eurofighter del Ejército del Aire español, el C16-78/10235/14-36 ya está en la base aérea de Los Llanos (Albacete) tras su vuelo de entrega desde la factoría de Airbus en Getafe. 

El avión había sido aceptado por el Ejército del Aire el pasado mes de diciembre, pero ha permanecido en Getafe hasta ahora. Por medio, Airbus y el Ejército del Aire celebraron un acto privado para celebrar la entrega, para el cual se decoró de forma especial la deriva del avión, decoración que le ha sido retirada antes del vuelo a Los Llanos. El primer Eurofighter del Ejército del Aire fue entregado el 9 de octubre de 2003 y desde entonces ha formado parte de las Alas 11 (Morón de la Frontera) primero y 14 (Los Llanos). En estos años se han perdido tres aviones por accidentes. Un biplaza y dos monoplazas.


Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook