Páginas vistas en total

jueves, 3 de septiembre de 2015

El portaaviones Príncipe de Asturias se pudre en los astilleros de Ferrol.

Según los planes iniciales de la Armada, el ‘Príncipe de Asturias’ debería estar ya camino del desguace. Su subasta estaba prevista para este verano que está finalizando, pero de momento ni ha sido convocada. ECD se ha puesto en contacto con voces de la Armada, que no han podido ofrecer una razón concreta sobre este retraso, aunque dejan entrever que puede existir un “problema con la tasación”. Sin embargo, asumen que el buque sea sometido a subasta antes de finales de este 2015, y que en primavera de 2016 abandonaría definitivamente el muelle del astillero de Ferrol en el que se encuentra bajo custodia. Según explican fuentes militares, a bordo ya no hay “nada de valor”. 

Todos los equipos, piezas y sistemas que pueden ser reutilizados como piezas de recambio para otros buques ya han sido retiradas. Está completamente desequipado y desarmado. Tan sólo queda el ‘cascarón’ de lo que un día fue el buque estrella de la Armada española. El más grande de su historia. Uno de los principales inconvenientes que ha generado esta situación es el gasto que supone mantener a los alrededor de quince militares que mantienen vigilado el buque para evitar el saqueo de lo poco que queda a bordo. El operativo de seguridad se alarga las 24 horas del día y se cubre con personal del Arsenal de Ferrol, que en diciembre cumplirán dos años dedicados a dichas funciones. Un problema que, según explican fuentes militares, la Armada quiere quitarse de encima cuanto antes. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook               

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.