Páginas vistas en total

miércoles, 26 de octubre de 2016

Mandos de la Armada ante la sorprendente escala de buques rusos: “la OTAN debería replantearse incluir a Ceuta y Melilla en su paraguas”.

Portaaviones ruso 'Almirante Kuznetsov', una de las unidades más destacadas de la flota del Mar del Norte que se dirige a Siria.
Portaaviones ruso 'Almirante Kuznetsov', una de las unidades más destacadas de la flota del Mar del Norte que se dirige a Siria.

“Si a la OTAN le molesta que buques rusos hagan escala en el puerto de Ceuta, que se replantee incluirla en su paraguas”.  

Así de contundentes se muestran mandos de la Armada consultados por El Confidencial Digital sobre la paradójica situación que se registra estos días: la fragata F-101 ‘Alvaro de Bazán’ y el buque ‘Cantabria’ (además de un avión P3), en misión de la Fuerza Naval Permanente de la OTAN vigilan/escoltan de cerca la navegación de una flota rusa de combate que viaja hacia Siria. Sin embargo, algunas de esas unidades rusas realizarán una escala los próximos días en Ceuta.

España cumple la normativa
Las fuentes consultadas advierten que, pese a que resulte “paradójico”, España está cumpliendo la normativa vigente. Por un lado, sus obligaciones como socio de la OTAN –poniendo a disposición de la Alianza sus unidades para vigilar la flota rusa- y por otro respetando las Normas para las escalas de buques de guerra extranjeros en puertos españoles en tiempo de paz, vigentes desde 1985.

La situación actual ha vuelto a reabrir un debate que solivianta a ciertos círculos de la Armada: el hecho de que Ceuta y Melilla no tengan “expresamente” estatus de territorio OTAN. Se trata, en opinión de las voces consultadas, de una cuestión “diplomática” de socios “de peso “en la Alianza como Estados Unidos y Francia: buscan “evitar una confrontación con Marruecos”. Incluir a Ceuta y Melilla dentro del paraguas de la OTAN supondría “reconocer la soberanía legítima y absoluta de España sobre ambas ciudades” asegura un oficial de la Armada española en conversación telefónica con ECD. Quedarían, pues, “blindadas” ante cualquier reivindicación de Marruecos.

Rusos y americanos a 35 kilómetros de distancia
En los últimos años, más de medio centenar de buques y submarinos rusos han hecho escalas de aprovisionamiento en Ceuta. Una situación que ha sido especialmente denunciada por algunos congresistas republicanos de  Estados Unidos, por el Gobierno del Reino Unido y por las autoridades de Gibraltar.
Alegan que esas escalas suponen un grave problema de seguridad para los buques norteamericanos y británicos que hacen escala en el puerto de Gibraltar, a apenas 30 kilómetros de distancia. Una cuestión de autoprotección más relacionada con la inteligencia y el espionaje que con el temor a un improbable ataque.

Una cuestión histórica
En abril de 1949, 12 países firmaban el denominado Tratado de Washington por el que se constituía oficialmente la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). En sus artículos 5 y 6 se establece que cualquier ataque contra un territorio de América del Norte o Europa será tomado como un ataque contra todos los socios. Ahí se incluyen, también, varias excepciones de territorios ajenos a Europa o América del Norte a los que se aplicará la misma protección: los departamentos franceses de Argelia (1), contra el territorio de Turquía o contra las islas bajo jurisdicción de cualquiera de las partes en la región del Atlántico Norte al norte del Trópico de Cáncer. En 1982, España firma su adhesión a la OTAN. Sin embargo, la Alianza no modifica estos puntos del tratado. Ceuta y Melilla, por tanto, quedan implícitamente fuera del paraguas de protección de la Alianza ante un eventual ataque.

Las interpretaciones de este y de posteriores acuerdos (como el ‘Strategy Concept’ firmado por todos los socios en la cumbre de Lisboa de 2010) están abiertas a entender que la protección de la OTAN se aplica a todos los territorios que formen parte del espacio de soberanía de los aliados. Es decir, implícitamente Ceuta y Melilla están bajo protección efectiva de la Alianza. Sin embargo, todos los intentos por conseguir una declaración expresa sobre el tema por parte del Consejo de Ministros de Defensa de la OTAN han fracasado. La última la protagonizó la entonces diputada de UPyD Irene Lozano, con una proposición no de ley presentada ante la comisión de Defensa que fue rechazada por PP, PSOE y CiU. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.