Páginas vistas en total

jueves, 12 de junio de 2014

Consigna a los pilotos: “Saltad ante cualquier fallo que impida aterrizar”.



Las unidades de pilotos militares españoles se muestran estos días consternados con la noticia de la muerte del capitán Fernando Lluna Carrascosa. Y preocupados. Ya son muchos los casos de pilotos fallecidos en España, unos 90 desde 1980. Según ha sabido El ConfidencialDigital de fuentes militares del Ejército del Aire, esta misma semana tras conocerse el incidente se produjo una escena sorprendente en una de las bases aéreas militares con mayor actividad de España se omite su nombre a petición de las fuentes.

Cuentan testigos presenciales que, apenas 24 horas después del accidente de Morón de la Frontera, un mando se dirigió a un grupo de pilotos que iban a realizar un ejercicio rutinario. Les recordó lo acontecido al capitán Lluna Carrascosa, les pidió que le tuvieran en su recuerdo y les dio una consigna: “ante cualquier fallo que os impida aterrizar con una mínima seguridad, saltad”. Se trata de una consigna que, como recuerdan otras fuentes del Aire consultadas, “se da a todos los pilotos el primer día que se ponen a los mandos de un avión de forma solitaria”. Pero en algunos casos, muchos, no se cumplen.

Acabar con los ‘suicidas’
Estas voces recuerdan diversos accidentes con bajas mortales que se pudieron evitar con una eyección a tiempo. Y recuerdan a otros que, si bien no llegaron a lamentar incidentes, estuvieron a punto de chocar contra el suelo tratando con éxito en este caso de salvar el aparato que pilotaban.
La decisión de abandonar el aparato la debe tomar el piloto, explican, pese a que la torre de control le puede sugerir el salto. El piloto es, en todo momento, “el comandante de la nave, y como tal decide que hacer”. A quienes deciden tratar de aterrizar el aparato, pese a tener grandes dificultades para hacerlo, se les conoce habitualmente como suicidas.

La justicia lo investiga
En caso de que un piloto decida seguir adelante con el aterrizaje, debe saber que podría incurrir pese a que se trate de una actitud un tanto heroica incluso en una negligencia recogida en el Código Penal Militar. Es lo que ocurre con el caso del F-5 biplaza que se estrelló en Talavera la Real en 2012, matando al instructor y dejando parapléjico al alumno que le acompañaba. Ahora la Justicia militar investiga si se pudo tratar de una negligencia al no seguir el protocolo y saltar del avión a tiempo. (J.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook          

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.