Páginas vistas en total

sábado, 7 de junio de 2014

El Príncipe Felipe va a heredar algo más que la corona...


Felipe de Borbón es hoy teniente coronel del Ejército de Tierra, capitán de fragata de la Armada y teniente coronel del Ejército del Aire; estos tres empleos son, entre ellos, del mismo nivel jerárquico y se corresponden con los de las promociones con las que ingresó en cada una de las academias militares. El día de su proclamación como Rey se convertirá, automáticamente, por este hecho, en capitán general de cada uno de los tres ejércitos. Esto constituye un salto de seis empleos militares por los que Felipe de Borbón no pasará, como sí deberán hacer sus compañeros de promoción.¿A qué se debe este ascenso tan grande?

El empleo militar de capitán general es el más alto que existe en las Fuerzas Armadas españolas. Es el vértice del Ejército de Tierra, el de la Armada y el del Ejército del Aire. Pero sólo corresponde al Rey de España según el artículo 2 de la Ley 39/2007. A lo largo de la Historia de España, no ha habido muchos militares de profesión que hayan alcanzado el máximo empleo efectivo de capitán general. En algunos casos, el ascenso se otorgaba con carácter honorífico y, en otros, con carácter póstumo. Lo que genera un poco de confusión, a causa de la identidad de los nombres, es que antiguamente también se confería, no el ‘empleo’, sino el ‘cargo’ de capitán general de un territorio, una especie de delegado del Gobierno en términos actuales, y que no suponía el ascenso del nombrado.

LA CONSTITUCIÓN Y LA HISTORIA
Dice la Constitución, en su artículo 62.h, que “corresponde al rey el mando supremo de las Fuerzas Armadas”. Esta afirmación aparece en nuestro texto fundamental como consecuencia de una realidad que está vigente en España desde su nacimiento o incluso antes. La fortaleza de un rey en las antiguas monarquías se basaba en su carácter guerrero. No se podía ser rey si no se era un verdadero jefe guerrero capaz de defender el reino, de conducir a la victoria a las tropas y lograr que el reino ampliara sus riquezas, territorio, comercio o influencia exterior. En cambio, esta cuestión provocaba graves problemas en la antigüedad cuando el rey iba a la guerra al frente de sus soldados y resultaba muerto en un combate o quedaba prisionero del enemigo. El reino quedaba afectado por la desaparición súbita del gobernante máximo, siendo esta una de las razones que aconsejaban la existencia oficial de un heredero que garantizara la continuidad. 

En nuestra Historia tenemos el caso del rey de Francia, Francisco I, que fue capturado por soldados españoles en la famosa batalla de Pavía (Italia) el 25 de febrero de 1525. De modo parecido, nuestro Carlos I, combatiendo en Centroeuropa a los protestantes, estuvo a punto de ser capturado en 1551 cerca de Innsbruck (hoy Austria). No todos los reyes de España han ejercido plenamente de generales en jefe. Felipe II, siendo príncipe, se presentó en San Quintín (norte de Francia) tras la conclusión de la famosa batalla contra los franceses el 10 del agosto de 1557. El rey Felipe IV instaló en Fraga (Huesca) su cuartel general para estar cerca de las tropas que combatían a los invasores franceses y a los súbditos rebeldes de Cataluña en 1644. Felipe V, en 1702, estuvo al frente de su ejército en el norte de Italia y también estuvo a punto que caer prisionero. Hasta Alfonso XII (rey entre 1874 y 1885) no veremos a otro Rey de España en primera línea del frente, animando con su presencia a las tropas e infundiéndoles el convencimiento de que peleaban por una causa justa y trascendental.

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA ES CIVIL
A diferencia de los reyes, el presidente de la República citando la Constitución de 1931, era el “jefe del Estado y personifica la Nación” pero no estaba constituido como capitán general ni tampoco como jefe supremo de las Fuerzas Armadas. Como Jefe del Estado, sí estaba, entre sus funciones, conferir los empleos militares, declarar la guerra, firmar la paz, etc. El presidente de la República es, esencialmente, una autoridad civil, aunque ser militar no sería impedimento para serlo, como por ejemplo, el general De Gaulle en Francia, o el general Eisenhower en los EE.UU.

LA PRINCESA
¿Y la infanta Leonor? ¿Adquirirá un empleo militar cuando sea Princesa de Asturias, de Gerona y de Viana? ¿Y cuando sea reina? Con toda seguridad, la princesa ingresará con la edad adecuada, en las tres academias militares, donde adquirirá la formación necesaria para asumir el papel constitucional sobre las Fuerzas Armadas descrito en el artículo 62.h, antes citado.

Cuando en su día sea proclamada reina, será la Capitán General del Ejército de Tierra, la de la Armada y la del Ejército del Aire. En esto será como su antepasada Isabel II que, por ser Reina por sí misma y no como consorte, era la cabeza de los ejércitos. De hecho, en el Museo el Ejército del Alcázar de Toledo se conservan las prendas militares de su uniforme femenino.

Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook        

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.