Páginas vistas en total

jueves, 5 de junio de 2014

Todos los títulos que ostentará el Rey Felipe VI.


La Constitución de 1978, en su artículo 56.1, establece que “el Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, etc.” Y el artículo 56.2 afirma que “su título es el de Rey de España y podrá utilizar los demás que correspondan a la Corona". Está claro que el rey de España tiene este título, pero ¿a qué se refiere la Constitución con la frase “podrá utilizar los demás que correspondan a la Corona”? Dice correspondan, y no corresponden. Entonces… ¿hay más títulos? ¿Siguen vigentes en la actualidad?

LOS TÍTULOS HISTÓRICOS DEL REY DE ESPAÑA
En las antiguas monarquías, el rey era el soberano del territorio. Sus derechos de propiedad sobre él le facultaba para ceder partes a quien otorgaba un título nobiliario como duque, conde, etc., con lo que éste se convertía, prácticamente, en soberano de esa parcela del territorio el ducado, el condado, etc. con prerrogativas de gobierno, fiscalidad y justicia muy amplias. Durante la Reconquista, conforme los reyes de Castilla y de Aragón iban recuperando el territorio hacia el sur, añadían nuevos títulos de propiedad. 

Así, por ejemplo, tras el título de ‘Rey de Castilla’ que incluía a León, seguía el de Rey de Toledo, Rey de Jaén, etc. Y lo mismo ocurría con el ‘Rey de Aragón’ y su propio proceso reconquistador. Otro medio de adquirir títulos de soberanía era por matrimonio y herencia. Por otra parte, dado que, según su importancia, unos territorios quedaban calificados como ‘reinos’ y otros como ‘ducados’, ‘marquesados’, etc., al título del rey se le añadían los de duque, marqués, etc., de tal modo que la lista iba creciendo conforme aumentaban los territorios sobre los que se tenía la soberanía, efectiva o simbólica. A título de ejemplo, vale referirse a los títulos que tenían los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, en 1503:
- Como Rey y Reina:
De Castilla, León, Aragón, Valencia, Mallorca, Granada, Toledo, Galicia, Sevilla, Córdoba, Jaén, Algeciras, Gibraltar, islas Canarias, los Algarves, Córcega, Cerdeña y Sicilia
- Como Duques:
de Atenas y Neopatria
- Como Conde y Condesa:
de Barcelona
- Como Condes:
de Rosellón y Cerdaña
- Como Marqueses:
de Oristán y Goceano
- Como Señores:
de Vizcaya y Molina
El devenir de los acontecimientos llevó al aumento de los títulos como muestra, por ejemplo, los del rey Felipe III, ya en el siglo XVII:
- Como Rey:
De Castilla, León, Aragón, Valencia, Granada, Toledo, Galicia, Mallorca, Sevilla, Córdoba, Murcia, Jaén, Algeciras, Gibraltar, islas Canarias, Portugal, los Algarves, Córcega, Cerdeña, las Dos Sicilias, las Indias Orientales y Occidentales, las Islas y Tierra Firme del Mar Océano, Hungría, Dalmacia, Croacia y Jerusalén
- Como Príncipe:
de Suabia
- Como Margrave:
del Sacro Imperio Romano Germánico
- Como Archiduque:
de Austria
- Como Duque:
De Borgoña, Bravante, Lotaringia, Limburgo, Milán, Luxemburgo, Gueldres, Atenas y Neopatria
- Como Conde:
De Barcelona, Rosellón, Cerdaña, Borgoña, Habsburgo, Flandes, Artois, Henao, Holanda, Zelanda, Namur, Zutphen, Tirol, Gociano
- Como Marqués:
de Oristán
- Como Señor:
de Vizcaya, Molina, Frisia, Salins, Malinas y ciudades, pueblos y tierras de Utrecht, Overjissel y Groninga

- Y, a todo lo anterior, se añadía un título de resonancias romanas: ‘Dominador’ de Asia y de África.

La independencia nominal, teórica, de todos estos territorios quedaba expresada en el ordinal por el que el soberano era identificado en cada estado, dadas las respectivas líneas sucesorias de cada uno de ellos. Por ejemplo, el citado rey Felipe III, tenía este numeral en Castilla, pero era Felipe II en Aragón, en Portugal y en las Dos Sicilias, y Felipe V en Navarra, conforme sus respectivos árboles dinásticos.

ACTUALIDAD DE LOS TÍTULOS
¿Qué cabe decir en la actualidad acerca de los títulos que corresponderían al rey Felipe VI? Son, sin duda, patrimonio de nuestra rica y compleja Historia que hay que conservar porque se refieren a aspectos muy importantes de nuestro pasado, y la grandeza e importancia mundial de la Monarquía Hispánica. Sin embargo, hoy en día son de poca aplicación práctica y no se invocan porque muchos de ellos se refieren a territorios que, producto de la misma Historia, hoy son soberanos, como la nación hermana de Portugal y el de imposible ejercicio como el de Rey de Jerusalén.

De todos estos títulos, el de resonancias más afectivas es, sin ninguna duda, el de Rey de las Indias Orientales y Occidentales, la manera antigua de referirse a América y Filipinas. Sobre esto, llama la atención que en determinados lugares de América han venido refiriéndose al rey Juan Carlos como ‘el rey’, con la proximidad de seguir considerándolo parte de su propio pasado. Y es que no ha de olvidarse que las independencias de las naciones hermanas hispanoamericanas ocurrieron tras diferentes guerras civiles en las que una de la partes, la integrada fundamentalmente por habitantes americanos, no quería la independencia de España. (J.R.G.)

Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook        

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.