Páginas vistas en total

miércoles, 6 de agosto de 2014

Las relaciones industriales con Marruecos.

En el ámbito general la cooperación entre España y Marruecos es cada vez más estrecha. Nuestro vecino representa un mercado en desarrollo que ofrece grandes oportunidades para las empresas españolas. Con medias de crecimiento en el entorno del 4% del PIB, la economía marroquí ha experimentado un notable avance durante el presente siglo duplicando prácticamente su PIB desde el año 2000. En la actualidad aporta el 5% del global del PIB del continente africano y el 35% del de los países del Magreb. En el ámbito comercial España es el principal proveedor, aportando nuestras empresas un 13% del total de las importaciones de Marruecos, por un importe cercano a los 6.000 millones de euros en 2013. Por su parte, el 16% de las exportaciones marroquíes tienen como destino a España.

En materia de defensa el convenio de cooperación bilateral España-Marruecos, en vigor desde 1989, ha dado lugar a una importante actividad de cooperación entre ambas Fuerzas Armadas. Los intercambios para formación de personal, la realización de ejercicios o las más recientes cooperaciones en materia de apoyo a situaciones de emergencia y catástrofes han permitido un fluido contacto entre los Ejércitos de ambos países. Sin embargo, la presencia industrial de defensa española en nuestro vecino es escasa, en comparación tanto con las relaciones comerciales en el ámbito general, como con las desarrolladas en el ámbito de cooperación militar. Desde hace aproximadamente una década, las Fuerzas Armadas Reales han emprendido un importante proceso de modernización en cooperación principalmente con Estados Unidos y Francia. El presupuesto de defensa se ha multiplicado por tres, rondando actualmente los 4.000 millones de dólares, lo que ha permitido prácticamente duplicar las inversiones por miembro de las Fuerzas Armadas, unos 200.000 efectivos, que han pasado de unos 9.000 dólares en el año 2000 a superar los 16.000 en 2010, según datos del World Military Expenditures and Arms Transfers.

La cooperación con Estados Unidos ha permitido la renovación del parque acorazado con el suministro de unos 200 carros M1 Abrams, excedentes del US Army, a través de un contrato firmado en 2012, por valor de unos 800 millones de euros, en el que General Dynamics ha suministrado también municiones y equipos de comunicaciones, y que viene acompañado del suministro de 60 piezas de artillería M109A5, igualmente de surplus norteamericano. La Fuerza Aérea marroquí a través de acuerdos de cooperación con la USAF ha recibido 24 F16 en una operación valorada en unos 2.000 millones de dólares iniciada en 2007. La cooperación con Francia también ha sido especialmente estrecha. Las exportaciones a Marruecos suponen un 10% del total de las exportaciones de material de defensa de nuestro vecino del norte. En ese marco de cooperación se han realizado importantes proyectos como el suministro de un sistema RPAS -procedente de excedentes del programa SIDM (Système Intérimaire de Drone MALE) en el que ADS e IAI han actuado como socios industriales-, la modernización de la flota de helicópteros Puma iniciada en 2007 por valor de unos 2000 millones de euros, o la entrada en servicio, en febrero de este año, de una fragata FREMM, la Mohamed VI, que ha supuesto una inversión próxima a los 500 millones de euros, y que se ha realizado en el marco del programa nacional francés para la Marine Nationale.

La renovación de la Armada Real Marroquí se ha realizado no sólo en el ámbito bilateral francés sino buscando otros socios industriales, como el holandés Damen que ha suministrado 3 fragatas SIGMA, o contactos con la rusa Rosoboronexport para la obtención de submarinos clase Amur. Estos proyectos de nuevos buques han venido acompañados de la modernización de infraestructuras como el caso de la base naval de Alcazarseguer. El papel de la industria española en este ambicioso plan de renovación y modernización se ha limitado al suministro de estaciones de radar, sistemas de gestión de tráfico aéreo o vehículos. Detrás de este modesto papel de nuestra industria de defensa están las voces críticas que desde algunos sectores de nuestro país están condicionando las relaciones bilaterales en este campo, olvidando que Marruecos y España afrontan intereses comunes en materia de seguridad. Nuestra experiencia en la construcción de un tejido industrial de defensa bien puede servir de modelo a un país aliado y amigo con el que sería deseable reforzar la cooperación en ese ámbito de forma equivalente a la que tenemos en otros sectores. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.