Páginas vistas en total

lunes, 8 de septiembre de 2014

El Gobierno y Defensa tienen claro qué hacer con la flota de aviones oficiales para evitar más problemas.



El Gobierno estudia la adquisición de un Airbus A-330 que pueda compatibilizar tareas militares y civiles para reforzar las necesidades de traslado de autoridades tras las últimas averías, siete en menos de diez meses, de los aviones oficiales destinados a este cometido. Los dos últimos incidentes que han alterado el programa de un viaje oficial han sido los protagonizados por el Airbus A-310 en el que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, inició el pasado 27 de agosto su gira por cuatro países del área de Asia-Pacífico, que sufrió una avería durante la escala técnica de la primera jornada, en Abu Dabi, y otra tres días más tarde. 

Al igual que en el primer incidente, la aeronave abortó el despegue por un fallo en el sistema automático de control de potencia de un motor, en este caso en el aeropuerto de Bali, y García-Margallo tuvo que esperar un día para reanudar su viaje, con destino a Samoa, a bordo del otro A-310 específicamente destinado por Defensa al traslado de autoridades. Esos días, en una entrevista, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, subrayaba que el problema de las averías de los aviones empleados para transporte de autoridades es un asunto muy mediático, pero con un fondo técnico de poca consistencia, y argumentaba que estas aeronaves se usan muchísimo y sólo en una ocasión una avería había impedido cumplir la misión asignada. Morenés aludía a la incidencia técnica que modificó los planes previstos por don Felipe, como Príncipe de Asturias, el pasado 25 de noviembre en la base aérea de Torrejón de Ardoz, cuando un fallo en un sensor del A-310 obligó a cancelar su visita oficial a Brasil. Tras esta experiencia y cuatro nuevos incidentes técnicos que, en meses posteriores, alteraron el programa de viajes oficiales del Príncipe, el Rey, la Reina y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el titular de Defensa insistía a mediados de abril en dejar claro que lo más importante era demostrar capacidad de reacción y tener preparada una "solución B". 

El ministro se refería en aquel momento a cómo, ante la avería que sufrió antes de despegar de Kuwait el A-310 en que viajaba don Juan Carlos, se había gestionado la posibilidad de utilizar un avión kuwaití para el regreso a España, una alternativa que finalmente no fue necesaria porque la reparación no duró más de media hora. En una ocasión, el "plan B" tuvo carácter preventivo y, así, Defensa desplazó hasta el aeropuerto de Santo Domingo a uno de los dos A-310 mientras don Felipe se trasladaba en el otro a San José para asistir a la investidura del presidente costarricense, por si el Airbus en el que viajaba el Príncipe se averiaba y era preciso sustituirlo. En todo caso, Morenés ya ha presentado a Rajoy el plan de renovación de la flota de aviones para el transporte de autoridades, que incluye la sustitución paulatina de los cinco Falcon-900 -los aviones más pequeños- con recursos no vinculados a Defensa y la adquisición de un avión de reabastecimiento en vuelo A-310 que pueda combinar esta actividad con el traslado de tropas o de autoridades. En cuanto a los dos A-310, tienen ya unos años y sufren por tanto determinado tipo de averías, pero, según aclara el ministro, están en la mitad de su vida útil y son sometidos a muchas más revisiones por horas de vuelo que los aviones comerciales.  

El 45 Grupo del Ejército del Aire, con base en Torrejón de Ardoz, es el encargado del transporte de autoridades del Gobierno y la Familia Real y, para ello, cuenta con estos cinco Falcon y dos A-310, aviones estos últimos con una autonomía de 9.600 kilómetros y 12 horas de vuelo, que costaron cada uno de ellos 180 millones de euros y con los que se sustituyó en 2003 a sendos Boeing 707. Hasta marzo de 2013, Iberia se encargaba del mantenimiento de estos aviones y, desde entonces, es la compañía aeronáutica europea EADS, fabricante de los Airbus, la responsable de este trabajo. Tras la cancelación del viaje del entonces Príncipe a Brasil en noviembre de 2013, las averías en estos aviones oficiales han afectado a don Felipe en República Dominicana (enero de 2014), a Rajoy en Irlanda (marzo), a doña Sofía en República Dominicana (marzo), a don Juan Carlos en Kuwait (abril) y a García-Margallo en Emiratos Árabes y, tres días después, en Indonesia (agosto). (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.onemagazine.es/

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.