Páginas vistas en total

sábado, 28 de febrero de 2015

No hay que preocuparse porque Australia no nos compre submarinos.

 
El Departamento de Defensa australiano no ha tenido en cuenta al submarino español S-80 para el concurso en el que decidirá qué submarino para su marina. Sin embargo, el almirante Ángel Tafalla se muestra optimista y no cree que se deba perder la calma por ello... ¿Cuáles son sus argumentos?

El Gobierno considera normal el retraso en el programa de los submarinos S-80
El desarrollo del submarino S-80 está resultando un proceso lleno de reveses. A sus ya conocidos problemas de peso se suma que, hace unos días, Australia prescindía del S-80 en el concurso con el que decidirá a quién encarga su programa militar de submarinos. La noticia implica que el astillero español Navantia se queda fuera de un concurso valorado en nada menos que 50.000 millones de dólares australianos –unos 34.000 millones de euros-. Sin embargo, Onemagazine.es ha hablado con el almirante Ángel Tafalla, ex segundo jefe del Estado Mayor de la Armada y del Mando Marítimo OTAN de Europa Sur, quien nos ha pintado una situación mucho menos dramática. Tafalla señala el retraso como principal causa de haber perdido la oportunidad de Australia -pero no la única-: “el submarino va bien y es puntero, pero se ha retrasado. La seguridad que tenemos nosotros de que va a salir bien no la tienen los australianos. Pero Australia seguirá siendo un buen cliente con otros proyectos, como el del Buque de Aprovisionamiento de Combate análogo al ‘Cantabria’". 

El almirante Tafalla apuesta por la propuesta de Japón como la ganadora más probable: “Japón ha hecho una interpretación de su Constitución que le permite exportar armamento. La diferencia de tiempos, a mi juicio, ha sido clave”, considera; “además, desde el punto de vista estratégico, Japón es para Australia un aliado más importante que España. Incluso teniendo el S-80 listo a tiempo, probablemente hubiese ganado Japon el concurso por razones mas estrategicas que tecnicas”. Según Tafalla, los problemas con el peso y el sistema de propulsión de los S-80 se están resolviendo, gracias a la asesoría y las aportaciones de diversas compañías. “El S80 es un submarino oceánico muy potente, con una propulsión novedosa que, cuando se demuestre que es operativa, dará mucho juego”, afirma; “el golpe recibido ha sido el retraso, lo que supone un encarecimiento: cuantos más años tarde, más dinero nos va a costar”.
Una buena noticia, dado que “la importancia de los submarinos para la seguridad de un país es enorme. He visto a submarinos en situaciones operativas, como en Perejil o en las Malvinas, y un submarino infunde mucho temor. La cuestión del reconocimiento encubierto es clave. El problema es que sólo algunas naciones logran tenerlos, ya que son difíciles de mantener, de operar… y para ello hay que adiestrar a la gente”. Cuatro submarinos es lo único que asegura tener uno siempre operativo y otro listo para entrar. 

Sobre el rumor de que la Armada podría recurrir a la adquisición de submarinos de segunda mano, Tafalla es escéptico: “Una Armada como la nuestra, que ha tenido que desguazar el ‘Príncipe de Asturias’, está al límite. España tiene que sacar adelante aquello en lo que se ha metido. Si hemos convencido al mando político de que podemos hacer submarinos, no es el momento de meternos en el mercado de segunda mano. Con los presupuestos actuales es inviable y desequilibraría a la Armada”. “Lo ideal es tener cuatro submarinos, ya que es la única forma de asegurar que tengamos siempre una unidad operativa y otra lista para entrar en funcionamiento”, sentencia el almirante.


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.