lunes, 10 de abril de 2017

El Gobierno autoriza el gasto de 90 millones en la varada de buques de la Armada.


El Consejo de Ministros ha autorizado la celebración del acuerdo marco de varadas de buques de la Armada, así como los contratos que se adjudiquen basados en el mismo. El objeto del Acuerdo es la prestación de todas las actividades de varadas, así como el sostenimiento integral de las superficies de los buques, que sea necesario efectuar en las plataformas navales. Además, se unifican los diversos expedientes que se tramitaban anualmente a través de Órdenes de ejecución al amparo del Convenio con NAVANTIA. 

NAVANTIA es la única empresa que cuenta con instalaciones y servicios de varada preparados en las tres principales bases de la Armada (Cartagena, Ferrol y San Fernando/Rota o Cádiz). Igualmente, dispone de las infraestructuras necesarias para desarrollar todas las actividades. Esta ubicación garantiza, por una parte, una respuesta inmediata a las necesidades de la Armada y, por otra, un ahorro al no ser necesario el desplazamiento de dotaciones y unidades fuera de sus bases de apoyo. 

Noventa millones
El valor máximo estimado es de 90.000.000 de euros, distribuidos en las siguientes anualidades: 15.000.000 de euros en 2017 y 15.000.000 de euros en 2018. Además, se incluyen 45.000.000 de euros para eventuales prórrogas y 15.000.000 de euros para modificaciones. El procedimiento de adjudicación del contrato es negociado sin publicidad con la empresa NAVANTIA y el plazo de duración de este Acuerdo Marco será desde la fecha de formalización hasta el 31 de diciembre de 2018, prorrogable por el mismo plazo. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

Navantia puja por su mayor pedido.



Australia acaba de abrir oficialmente el concurso para la construcción de nueve fragatas para la Armada de su país y así lo ha confirmado el ministro de Industria de la Defensa, Cristopher Pyne. Navantia competirá por hacerse con este importante contrato con la italiana Fincantieri y la británica BAE Systems, las tres compañías que componen la denominada lista corta en esta licitación. Ahora, las compañías disponen de un plazo de tres meses para presentar sus ofertas, que en el caso de los astilleros públicos españoles estará basada en las fragatas F-100. Fincantieri opta con la clase Bergamini y BAE, con la fragata FREMM.

Para Navantia, este concurso es de vital importancia, ya que implica el contrato de mayor importe al que optan los astilleros públicos españoles en su historia. El ministro de Industria de la Defensa cuantificó en 35.000 millones de dólares australianos (más de 25.000 millones de euros) el importe del programa, que no obstante no incluye únicamente la construcción de los barcos, sino también otras actuaciones, como el mantenimiento futuro y la formación de las dotaciones, entre otros. Cristopher Pyne incidió en que el SEA 5000 es el mayor programa de fragatas abierto actualmente en el mundo. Además, subrayó que la solicitud oficial de las ofertas a los mencionados astilleros «es una parte importante del proceso de evaluación competitiva que llevará al Gobierno a anunciar el exitoso diseñador de las fragatas futuras en 2018». De hecho, no será hasta finales del presente ejercicio cuando dé comienzo la fase de estudio de las tres propuestas, tal y como anuncian las autoridades australianas. Para la adjudicación del contrato, la Defensa del país tomará en cuenta la implicación del astillero ganador para demostrar y desarrollar una cadena de suministro australiana para apoyar la construcción naval en el país, ya que los nueve buques serán fabricados en el astillero de Adelaida. 

Aunque no entraña fabricación fuera del país, este requisito puede convertirse en una ventaja para Navantia, que está gestionando en esta factoría la construcción de los tres destructores AWD para la Armada continental. También el hecho de que esos destructores estén basados en el modelo de las F-100 españolas, mismo tipo que defenderá ahora Navantia en este nuevo concurso, es otra de las fortalezas que espera exprimir la compañía pública en el concurso, así como la compatibilidad de sistemas y equipos con el resto de buques australianos diseñados por Navantia, además de la creciente implantación que ha demostrado estos años en el país. Recientemente, Navantia celebró diversas reuniones en distintas ciudades australianas con numerosas empresas con las que sondeó alianzas para el concurso. Este tipo de encuentros bilaterales no son anecdóticos. El pasado miércoles, miembros de la Fundación Consejo España-Australia se reunieron con representantes de Navantia a bordo del Cantabria.

Desconfianza en las declaraciones de Platero
Gañemos CC.OO. se mostró ayer crítico con la actitud mantenida por la presidenta de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) en las últimas semanas. Si bien ayer manifestó su voluntad de impulsar el diálogo con los representantes de la plantilla para desarrollar el plan industrial de Navantia, obvió hasta en cuatro ocasiones la solicitud de entrevistas formulada por los comités de empresa. Además, la corriente crítica de CC.OO. insiste en que generar nuevos empleos, tal y como dice la corporación que va a hacer, no implicará aumentar la plantilla y tampoco mantenerla. En su catálogo de demandas se encuentra la de aumentar el censo directo de empleados de Navantia y la reducción de la subcontratación. Afirma que se está ante una nueva reconversión.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

Defensa cifra en 3.836 millones el programa del vehículo 8×8 del Ejército.


En su comparecencia del pasado jueves en el Congreso de los Diputados, el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde, abordó el estado de los Programas Especiales de Armamento. Entre ellos se encuentra el vehículo 8×8 del Ejército de Tierra. Desgranamos algunos interrogantes, en base a la ponencia del “número 2″ del Ministerio en la Comisión de Defensa:

1. ¿POR QUÉ UN NUEVO VEHÍCULO?
El objetivo de este programa nacional es la obtención de un vehículo de combate sobre ruedas 8×8, que sustituirá a los obsoletos Blindados Medios sobre ruedas (BMR). El vehículo 8×8 va a cumplir, en las unidades no acorazadas, las mismas funciones que el vehículo de combate Pizarro realiza en las unidades acorazadas o mecanizadas, pero con una mayor movilidad estratégica, ya que pueden ser proyectados por vía aérea con mayor facilidad debido a su peso y una mayor movilidad operacional, motivado por su menor gasto de combustible y su facilidad para desplazarse utilizando vías de comunicación.

2. ¿EN QUÉ CONSISTE LA FASE ACTUAL DE LOS PROGRAMAS TECNOLÓGICOS?
Denominada “Fase de Reducción de Riesgos”, para el desarrollo e integración de aquellos sistemas procedentes de programas de I+D+i o que se encuentren en servicio en las Fuerzas Armadas, que faciliten el cumplimiento de los requerimientos establecidos en los requisitos del Estado Mayor del Ejército de Tierra.
Esta fase consistirá en el desarrollo, verificación y validación en banco de pruebas de cinco programas tecnológicos:
1. Incremento de la Seguridad
2. Conciencia Situacional
3. VCOAV (Vehículo de Observador Avanzado de Artillería)
4.Integración de Sistemas Electrónicos, Comunicaciones e Información
5. Grupo Moto propulsor

Y en el desarrollo de un sexto programa tecnológico denominado “Integración de Sistemas en Plataforma” que integrará los otros cinco programas tecnológicos en cinco demostradores para su verificación y validación en un entorno operativo. Esta primera fase tiene presupuestado 178,6 millones de euros: de los cuales el Ministerio de Economía, Industria y Comercio aporta 89,30 millones de euros entre 2015-2018 (ya aprobados en Consejo de Ministros) y el Ministerio de Defensa otros 89,39 millones de euros en 2018 (deberán aprobarse aún).

3. ¿CUÁNTOS VEHÍCULOS PREVÉ ADQUIRIR EL EJÉRCITO DE TIERRA?
La segunda fase del programa, una vez el prototipo final se haya definido, prevé la contratación del suministro de 348 vehículos, para cuatro agrupaciones tácticas, previstos en los requisitos de Estado Mayor como primera etapa de la Fase de Producción en Serie de un programa total aproximadamente de 1.000 vehículos.
El importe estimado de este programa es de 3.836,29 millones de euros, de los que 1.587,60 millones de euros son para adquisición y 2.248,68 millones  para mantenimiento y modernización durante los 30 años de vida útil.
4. ¿QUÉ EMPRESAS ESTÁN INVOLUCRADAS?
Los contratistas principales son a UTE formada por GDELS-Santa Bárbara Sistemas, INDRA Y SAPA  y subcontratistas: Navantia, GMV, Thapec o Tecnobit, entre otros.
Tras un periodo de cuatro meses en los que el Ministerio de Defensa valoró otras dos ofertas de plataformistas de la italiana Iveco y la finlandesa Patria, la oferta ganadora resultó el vehículo Piranha 5 de GDELS-Santa Bárbara Sistemas.

5. EN QUÉ TIPO DE ESCENARIOS PODRÁ OPERAR EL 8×8?
Este tipo de vehículo tiene un protagonismo especial en las operaciones que impliquen la proyección de la Fuerza con gran rapidez, como fuerzas de segunda entrada que apoyarán a los elementos ligeros desplegados en un primer momento. Los 8×8 servirán para los entornos actuales, de amenaza híbrida, o para la gran mayoría de los escenarios a los que nos conduzcan los actuales desafíos de seguridad. Así, está especialmente indicado para las actuales operaciones de baja intensidad, especialmente en África. 

Es el vehículo que utilizan la mayor parte de nuestros aliados, por su flexibilidad, protección y versatilidad, al ser muy apto para realizar gran variedad de misiones. Este vehículo vendrá a potenciar las capacidades para operar en escenarios de conflicto ”híbrido” (combinación de medios convencionales y asimétricos). El 8×8 proporcionará la necesaria protección a sus ocupantes, movilidad y potencia de fuego que BMR, con casi 40 años de servicio y diseñados hace casi medio siglo, no pueden proporcionar debidamente. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://abcblogs.abc.es/
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

El Ejército del Aire tiene 61 cazas Eurofighter y le quedan 9 por recibir.


En su comparecencia del pasado jueves en el Congreso de los Diputados, el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde, abordó el estado de los Programas Especiales de Armamento. Entre ellos se encuentra el avión de combate Eurofighter (EF2000), cuya parte más importante acabará el próximo año cuando sea entregado el último al Ejército del Aire. “Hasta la fecha se han recepcionado por parte de España 61 aviones (hay que añadir otros dos que tuvieron accidentes en 2002 y 2014) y faltan sólo 9 que irán saliendo de la línea de producción hasta finales de 2018″, informó Conde. En este momento en el Programa EF2000 coexisten las fases de desarrollo (nuevas capacidades), producción (Tranche 3) y en servicio (Tranche 1 + Tranche 2 + primeras unidades Tranche 3).

Según informó Conde, actualmente, los principales trabajos que se llevan a cabo por parte del consorcio Eurofighter para el Ejército del Aire son: la implantación de los contratos de sostenimiento y de ingeniería; la recepción de 5 aviones en 2017, y la generación de la capacidad inicial de ataque a superficie. “También se está consolidando la madurez operativa del avión como un caza multipropósito o multirol, con capacidad aire-aire y de ataque a suelo para las tranches 2 y 3″. Los principales retos actuales se centran en el desarrollo y producción del futuro radar de barrido electrónico y en conseguir el éxito en alguna de las distintas campañas de exportación que están abiertas.

SOBRE EL GASTO DEL PROGRAMA 
El techo de gasto actual aprobado en Consejo de Ministros es de 10.629,86 millones de euros. De estos, el Ministerio de Industria, Energía y Competitividad prefinancia hasta 4.398,6 millones de euros, que han sido abonados en su totalidad. Por parte del Ministerio de Defensa se ha efectuado el pago ya de 4.836,1 millones de euros. Por tanto restarían por pagar 1.394,16 millones.

El Proyecto Eurofighter se inició en 1977, con el objetivo de conseguir un avión de combate europeo de nueva generación, España se incorporó al programa en 1984. El primer avión se recibió en 2003 y para el último se prevé su entrega en 2018. El consorcio Eurofighter está formado por cuatro países y tres empresas: Reino Unido (33% de participación) con BAE Systems; Alemania (22%) y España (13%) con Airbus DS ambos; e Italia (21%) con la ahora llamada Leonardo. El Eurofighter es avión de combate en servicio en seis ejércitos del Aire de Reino Unido, Alemania, Italia, España, Austria y Arabia Saudí. A esta lista se sumarán próximamente Omán y Kuwait. Esta es la disposición de las unidades entregadas a España a lo largo de estos últimos 14 años:
  • Número de aviones contratados: 73 (1 de ellos pasa a Austria): 72
  • Entregados: 63 (dos se pierden en accidente: ST008 en 2010 y SS015 en 2014) = Operativos: 61
  • Pendientes de entrega: 9
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook