martes, 6 de agosto de 2019

Tizona, un cañón ‘made in San Fernando’

Pugna israelí por la torre de 30 mm. del vehículo 8×8 del Ejército español

La Tizona fue la espada del Cid Campeador, clave en la reconquista y que hoy se expone en el Museo de Burgos. Navantia ha bautizado con este nombre a uno de sus proyectos tecnológicos más ambiciosos para el Ejército de Tierra. La torre Tizona es un cañón anticarro con el que Navantia opta a un concurso público para dotar a nuestras Fuerzas Armadas de un soporte de tiro muy sofisticado. La Unidad de Sistemas del astillero de San Fernando sigue su estrecha colaboración con el Ejército de Tierra y con la Armada. Este búnker de La Carraca, donde se desarrolla la más alta tecnología militar 'made in Spain', será el cerebro del sistema de defensa y control de navegación que llevarán las nuevas fragatas F-110 de la Armada española. La Unidad de Sistemas de la factoría gaditana, donde trabajan más de 300 profesionales, tiene un amplio curriculum en materia de desarrollo logístico para el Ministerio de Defensa. 

En 2003 arrancó un ambicioso programa para diseñar una torre de exploración y reconocimiento terrestre en el campo de batalla para los blindados. El proyecto militar cristalizó en 2011 tras una inversión de 20 millones de euros. De esta forma, Navantia optó a un concurso público para incorporar al Ejército español un sofisticado sistema de reconocimiento del campo de batalla a distancia aportando más seguridad a nuestros soldados. Se trata de un sistema de visión que aporta información sobre objetivos a larga distancia. El SERT (Sistemas de Exploración y Reconocimiento Terrestre) se esconde el diseño y comercialización de todo tipo de equipamientos para vehículos militares. Navantia ganó este concurso de desarrollo tecnológico y desde 2017 produce en serie, junto con Urovesa, el SERT para 18 blindados de nueva generación. 

Alta precisión

La Unidad de Sistemas se enfrenta ahora a un nuevo reto con el Ejército de Tierra. Se trata de la torre Tizona, es decir, la fabricación de una potente estructura para implantar en blindados 8x8 que incluye un cañón para misiles anticarro y una ametralladora. La tecnología permite que la Tizona sea un elemento autónomo. No necesita un artillero 'in situ' para cumplir con su misión. Los ingenieros de Navantia montaron a primeros del pasado julio el prototipo de la Tizona, que anteriormente fue presentado por la presidenta de Navantia, Susana de Sarriá, en la Feria Internacional de Defensa y Seguridad (Feindef), celebrada en Madrid el pasado mayo. La Tizona es una torre de 30 mm no tripulada de alta precisión creada por Navantia para el Ejército español, con el apoyo de la española Expal, empresa alavesa dedicada a la fabricación de munición, y de Elbit Systems, fabricante israelí de material electrónico para defensa. Esta torre está diseñada para su incorporación al Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR 8×8). 


Si finalmente Navantia se hace con este concurso, se crearán unos 300 empleos en el astillero. Según anunció la presidenta de Navantia, Susana de Sarriá, el proyecto lleva asociado un plan industrial que permitirá que la torre evolucione y que pueda ser mantenida en España, "con las capacidades industriales de aquí, e incluso que, con licencia, la torre pueda ser exportada. Además, debemos destacar que la torre generará empleo y riqueza en la bahía de Cádiz, un empleo de alta calidad, con un importante contenido tecnológico en nuestra factoría de sistemas de San Fernando. Todo esto hace que sea una torre 100 % española", ha asegurado. La torre Tizona es una estructura de alta precisión tanto en disparo estático como dinámico, gracias a sus características de estabilización del cañón y a las prestaciones de sus sistemas electroópticos de última generación, probados con éxito en las condiciones más extremas. 

Además, incorpora otros subsistemas seleccionados, como por ejemplo, el misil contracarro Spike, cañón coaxial o sistemas lanzadores de granadas fumígenas", explican desde Navantia. Por otro lado, indican que, si bien su condición es no ser tripulada, puede estar disponible también como tripulado. En este programa Navantia aporta un conocimiento, experiencia y unas instalaciones con gran capacidad de integración y fabricación de sistemas de armas, artillería y armas de medio calibre, mientras que Expal se encargará de la fabricación y pruebas de subsistemas eléctricos y electrónicos, así como su mantenimiento; Elbit Systems, como tecnólogo, respaldará la puesta en marcha y calificación de las nuevas líneas de producción, y garantiza el bajo riesgo tecnológico del programa. Adicional a la fuerte nacionalización de producción prevista, los socios han definido un ambicioso plan de exportación, que se beneficiará de la fuerte vocación internacional de los partners españoles. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.lavozdigital.es/
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

1 comentario:

  1. El artículo afirma que es una torre creada por Navantia , esto no es así es una torre diseñada por Elbit que Navantia quiere montar bajo licencia en ESPAÑA

    ResponderEliminar

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.