lunes, 28 de enero de 2019

Dragón: el futuro blindado del Ejército.



Ha sido, desde 2007, la principal prioridad del Ejército de Tierra. Desde entonces llevan soñando con un «Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8x8» para sustituir, entre otras, a la obsoleta flota de Blindados Medios sobre Ruedas (BMR), con más de 40 años. Un material clave y necesario que ha ido acumulando retrasos y paralizaciones, pero que ya está cada vez más cerca. Se trata del vehículo más avanzado con el que contará el Ejército de Tierra y dispondrá de la última tecnología para garantizar mayor seguridad y potencia. Y es que las 1.000 unidades adquiridas serán el principal sistema de combate de las recién creadas Brigadas Orgánicas Polivalentes. Los primeros cinco blindados comenzarán las pruebas en julio y se espera que los 348 correspondientes a la primera fase entren en servicio a partir de 2021. Y está tan cerca esa llegada que lo único que le faltaba a este blindado era un nombre y un logotipo, los cuales ha presentado hoy de forma oficial el Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general Francisco Javier Varela Salas. 

“Dragón”, ha sido el nombre elegido porque, según el Ejército, “evoca las virtudes de las antiguas unidades de dragones, mezcla de Infantería y Caballería, de las que son herederas las unidades actuales”. Y como es lógico, a este programa también le faltaba un empujón económico, que llegó el pasado diciembre con la inyección por parte del Gobierno de 2.100 millones para su desarrollo y construcción. El 8x8 es un vehículo que aportará una «alta movilidad táctica, un elevado nivel de protección, capacidad de proyección y un alto nivel de letalidad» en todo tipo de escenarios, tal y como explica el Ministerio de Defensa. Pero, además, el Ejército mira al futuro y lo concibe como una plataforma actualizable, tanto a amenazas como a avances tecnológicos. Todo esto se pondrá a prueba a partir de julio, cuando la Legión recibirá los cinco Demostradores Tecnológicos con los que probarán las capacidades de este vehículo, en el que se incorporarán los últimos avances tecnológicos.

Interior del vehículo blindado 8x8 Piranha 5 / GENERAL DYNAMICS
Interior del Piraña 5 


Lo que se quiere hacer es experimentar, sobre la plataforma del vehículo «Piraña V», diferentes configuraciones y exprimirlo al máximo durante seis meses. Las conclusiones servirán para reducir riesgos y evitar contratiempos durante la fase de producción. Y marcarán el diseño del futuro vehículo de combate del Ejército, que tiene la vista puesta en el denominado «Horizonte 2035». Aunque el 8x8 contempla trece configuraciones, según las necesidades y exigencias de la misión, los legionarios probarán cinco, basadas en otros tantos Programas Tecnológicos (PT), que confluirán en un sexto PT en el que se integrarán esas tecnologías en cinco vehículos, los Demostradores Tecnológicos. En cuanto al primer punto, los Programas Tecnológicos, se busca desarrollar, verificar y validar diferentes tecnologías dirigidas a ofrecer más seguridad, más protección y mejor proyección. 

Bild

Así, el PT1 (Incremento de la Seguridad) incluye un sistema de alerta por iluminación láser (por ejemplo de un arma guiada) y otro de detección de disparos. Además, se probarán diversos kits de blindaje y anclajes o herramientas de zapadores frente a explosivos improvisados.
Bild

El PT2 (Conciencia situacional) se basa en la seguridad y en la prevención. Incluye un sistema de cámaras de video y térmicas para ofrecer una visión de 360º, además de sistemas de apoyo a la conducción. 


Bild
Bild 
Un conocimiento del terreno que se amplía en el PT3 (Observador Avanzado), que incluye sensores electro-ópticos y portátiles junto a modernos sistemas de mando y control.
El PT4 (Integración de Sistemas electrónicos, comunicaciones e Información) está orientado a integrar los sistemas de mando y control. Cuenta con modernos equipos de comunicaciones, navegador vehicular y sistemas inhibidores, todos conectados. 
Bild

Por último, el PT5 (Grupo Motopropulsor) servirá para comprobar las capacidades de un motor «Scania DC13», su sistema de generación de energía de altas prestaciones, el de gestión eléctrica y la unidad de potencia auxiliar.

Todos ellos se integrarán sobre la plataforma del «Piraña V» dando lugar a esos cinco Demostradores Tecnológicos (D1 a D5): la prueba de fuego, pues además se analizarán diferentes sistemas de armas. El D1 tendrá una configuración clásica, con un cañón remoto y un lanzador doble de misiles contracarro. El D2, mientras, integrará la configuración de Puesto de Mando de Compañía con la de defensa contra carros y los mismos sistemas de armas. En la D3 se incluye la capacidad de observadkor avanzado y la de control, con una estación de armas remota y una ametralladora pesada.

Prototipo del 8x8 dragón que el Ejército incorporará en sus brigadas

La Exploración de Caballería entra en el D4, con integración de los sistemas de mando y armas como un cañón de 30mm tripulado y con un blindaje extra. El más protegido ante cualquier amenaza será el D5, con protección balística, blindaje contra explosivos improvisados, kit antigranadas RPG y diferentes equipos para zapadores, como los rodillos o los arados para explorar el terreno. Incluye una ametralladora pesada remota. Los resultados de estas pruebas permitirán comenzar a desarrollar el primer lote de 348 vehículos, cuya entrega está prevista entre 2019 y 2022. A partir de ahí, otras dos ventanas de entrega: la primera incluye 365 y la última, 287. Con ellos, las Brigadas Orgánicas Polivalentes del Ejército darán un paso de gigante en sus capacidades de fuego, protección y proyección, combinando a su vez rapidez y potencia. Todo, para adaptarse a las necesidades del entorno operacional de 2035. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.larazon.es/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook       

Cerberus: la torre hispano-italiana que quiere competir con las israelíes en el programa del 8×8.

Cerberus: la torre hispano-italiana que quiere competir con las israelíes en el programa del 8×8

Las compañías españolas Escribano Mechanical and Engineering (EME) e Indra se han aliado con la italiana Leonardo (a través de su filial española Leonardo Hispania) para crear el consorcio Trium-DRS cuyo objetivo es competir con las israelíes Rafael y Elbit en el diseño, fabricación y comercialización de estaciones de armas de calibres medios (30-40 mm.). Con este empeño, y sobre todo la vista puesta en el programa español del vehículo blindado 8×8, ayer se presentó el primer producto del consorcio: la estación de armas no tripulada Cerberus, que incorpora la última tecnología en cálculo balístico, optrónica, reducción de firma radar e interfaz hombre-máquina. La puesta de largo de Cerberus se realizó primero a la Prensa y luego a mandos militares y directivos de la industria en el madrileño hotel Wellington. El acto que contó con la presencia de Ángel Escribano, presidente de EME, Manuel Escalante, directivo de Indra para el área de Defensa y Seguridad, y Marco Busolli, director general de Leonardo Hispania. 


Estas empresas comparten a partes iguales la participación en el consorcio creado Trium-DRS, cuyo director y conductor del acto ayer es el contralmirante retirado Bartolomé Bauzá. Los cuatro directivos incidieron en el carácter español y componente de industria nacional del proyecto Cerberus (fábricas en Torrejón de Ardoz, Aranjuez y Valencia); destacaron la oportunidad de exportación que se brinda al proyecto con las nuevas iniciativas de Defensa en la UE y más concretamente el Programa de Desarrollo para la Industria de Defensa en Europa (EDIDP, en sus siglas en inglés); y la simplificación logística que supondría la elección de Cerberus para el programa del vehículo Dragón 8×8, en caso del que el Ejército de Tierra seleccionase esa torre de 30 mm. No obstante, para que el Ejército de Tierra elija esta propuesta para el programa del vehículo blindado Dragón 8×8 (inversión prevista de 2.100 millones hasta 2030) aún hay que superar algún obstáculo nada menor: la competencia israelí.

Características técnicas facilitadas de la torre remota de 30 mm


Y es que para el vehículo 8×8 que construye Santa Bárbara Sistemas-General Dynamics European Land Systems (SBS-GDELS) el Ejército de Tierra tiene por ahora a dos favoritos para las torres no tripuladas sobre los que tiene que elegir aún… y los dos son israelíes:

– la torre UT30MK2 de Elbit Systems 
– y la de 30 mm Samsom MK-11 de Rafael

Es decir, la propuesta hispano-italiana quedaría por ahora al margen del concurso de la torre remota de 30 mm y del programa de construcción de demostradores en el que, por cierto, Indra también tiene su papel como empresa de sistemas tecnológicos junto a la citada SBS-GDELS y la empresa vasca Sapa (encargada de la transmisión del vehículo). Ahora el consorcio Trium-DRS aspira a que la torre Cerberus sea contemplada como una tercera candidata a ese concurso de la torre de 30 mm. (Leonardo lo intentó sin éxito de modo individual, siendo descartado previamente) y que, al menos, se constate su valor tecnológico en pruebas realizadas por el Ejército de Tierra. Esto le daría un marchamo inicial como carta de presentación en futuras exportaciones en la UE (se apuntó a posibles concursos en Italia y Bulgaria).

ALIANZA DE NAVANTIA Y EXPAL CON LA ISRAELÍ ELBIT
Hay que recordar que las “españolización” o, de otro modo, la mayor intervención posible de la industria y empleo nacional en la construcción del vehículo Dragón 8×8 es uno de los objetivos que se marcó el Ministerio de Defensa cuando lanzó el programa. Por ello, la empresa israelí Elbit anunció en diciembre una alianza con las españolas Navantia (100% propiedad del Estado) y Expal para presentar su torre como candidata. Al ir de la mano de estas dos compañías españolas aumentarán sus posibilidades de ser contratadas, aunque la también israelí Rafael y su torre Samsom MK-11 también tiene sus posibilidades de ser elegida finalmente para “armar” al futuro vehículo blindado 8×8 del Ejército español.

Como observamos los grandes programa de la industria de Defensa (8×8, fragatas F-110, los aviones de Airbus…) tienen sus grandes complejidades (no fáciles de explicar), sus conflictos de intereses, sus aristas industriales y nuevas alianzas (también espoleadas ahora por la UE) que determinan finalmente la elección final. Todo ello con parámetros de tecnología, seguridad, transferencia tecnológica, retorno industrial e impacto en el empleo. ¿Cuál será la decisión que adopte el Ejército de Tierra? Aún está por ver, aunque los demostradores ya han incluido pruebas con las torres de 30 mm. de Elbit y Rafael solo. Hay que añadir que el futuro 8×8 no sólo irá equipado con esa citada torre remota de 30 mm. sino que hay otro nivel de competición (12,7 mm.) donde también compite Escribano Mechanical and Engineering con la compañía israelí Rafael:
  • la estación remota de armas de 12,7 mm Guardián
  • y estación remota de armas de 12,7 mm Mini Samson de Rafael.
Además se instalará la torre tripulada de Leonardo Hispania (también conocida como Oto Melara Ibérica) de 30 mm. Hitfist en algunas unidades del 8×8 (Caballería). Se reparte así “cuota” pata todos.

Bild
Programa tecnológico del 8×8 para insertar sistemas de armas entras las candidatas dos torres no tripuladas de 30 mm. o tripulada de 30 mm. y otras dos de 12,7 mm.

PD- Por cierto, en la presentación a mandos militares se dejaron ver por en el acto el exministro de Defensa José Bono o los dos anteriores secretarios de Estado de Defensa, Pedro Argüelles o Agustín Conde. (Jesús.R.G.)


Fuente: http://abcblogs.abc.es/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook       

Margarita Robles confirma que Defensa no va a cumplir con el 2% de gasto militar que Sánchez prometió a la OTAN.

Un “compromiso inquebrantable” de los socios de la OTAN para que, en el horizonte de 2024, todos los países aliados destinen al menos un 2 por ciento de su Producto Interior Bruto al gasto militar. Esas fueron las palabras exactas que figuraban en la declaración de conclusiones de la Cumbre de la OTAN a la que Pedro Sánchez acudió el pasado mes de julio. Su firma quedó estampada en el documento.

“Este Gobierno asume la hoja de ruta marcada en anteriores cumbres por anteriores gobiernos. En nuestro ánimo estará llegar al 2% en 2024” asumió Sánchez en una rueda de prensa posterior desde Bruselas.

“No podemos cumplir”
Sin embargo, poco queda ahora de aquel compromiso. Según ha constatado ECD, el ánimo del gobierno ya no va en esa dirección. Al menos, así lo admite la ministra de Defensa Margarita Robles, quien en un foro de la industria militar celebrado esta semana en Madrid advertía que el objetivo no es asumible.

“Soy una persona muy realista, y no nos vamos a comprometer con lo que no podemos cumplir” aseguró al ser preguntada por los Presupuestos Generales del Estado y la promesa de alcanzar el 2 por ciento en gasto militar. Para Robles, la cuestión debe ir “más allá de números vinculados al PIB”. “¿Hay mayor inversión que tener a 3.000 militares defendiendo la paz en el mundo?” se preguntaba la ministra.

Postura firme de Robles y titubeos de Sánchez
La posición de la ministra Robles al respecto siempre ha sido firme: España no podrá cumplir esa promesa adquirida por el gobierno de Rajoy en 2014. Una valoración que, como ha sabido ECD, también comparten muchos militares al considerar que es “irrealizable”. No ha sido así la postura de Moncloa. Tal y como contó ECD, en altas esferas del Gobierno llamó mucho el cambio de posición que mostró en plena cumbre Pedro Sánchez. El presidente llevaba un discurso preparado desde Madrid que apuntaba a que España sólo podría ofrecer mayor implicación en misiones internacionales de la Alianza.

Sin embargo, llegado el momento, Sánchez contradijo a su ministra de Defensa -quien un día antes había defendido en Bruselas la imposibilidad de alcanzar el 2 por ciento- y se reafirmó en el compromiso de alcanzar la cifra pactada. Lo hizo después de hablar en privado con Justin Trudei, primer ministro de Canadá, con quien pactó que España se sumaría al país norteamericano en su compromiso de gasto. Sin embargo, el Gobierno parece no trabajar en esa dirección seis meses después de aquella cumbre de Bruselas. O al menos, así lo reflejan los Presupuestos Generales del Estado que el PSOE busca aprobar en el Congreso. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.elconfidencialdigital.com/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook