martes, 12 de marzo de 2019

El ejército español prueba el nuevo camión de artillería VAMTAC SK95.



El Ejército de Tierra español anunció el pasado jueves, 7 de marzo, que soldados de la séptima brigada de artillería de campaña “Galicia”, estacionados en Pontevedra, han estado realizando las pruebas a un nuevo camión de artillería desarrollado por UROVESA. Según el comunicado de la Fuerza Terrestre, el nuevo camión llamado VAMTAC SK95, ha sido diseñado para remolcar piezas de artillería de de 105 mm y sus correspondientes rondas de municiones. El VAMTAC SK95 utiliza un chasis modificado del VAMTAC ST5 y tiene un peso bruto de hasta 10 toneladas.


UROVESA anunció por primera vez el desarrollo de una versión de carga del VAMTAC en la exposición internacional de defensa y seguridad terrestre EuroSatory-2008 en París, pero desde entonces no se había oído hablar del desarrollo del proyecto hasta que el prototipo VAMTAC SK95 en la versión de transporte personal y carga general se demostró en HOMSEC-2015 en Madrid. UROVESA es una compañía automovilística española, especializada en la construcción de vehículos de gran tonelaje ​​con sede en Santiago de Compostela. Es más conocida por la producción del URO VAMTAC, un vehículo de motor con tracción a las cuatro ruedas similar al  Humvee estadounidense, y de los camiones URO. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://defence-blog.com/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook   

Defensa descarta contratar otro Patiño a Navantia «a medio plazo».

El Ministerio de Defensa va a desembolsar en los próximos años más de 11.000 millones de euros en programas especiales de armamento. De ellos, destinará 4.325 a la construcción de cinco fragatas F-110 -que se ejecutarán en el astillero ferrolano- y otros 1.772 a elevar el techo de gasto del programa de los submarinos S-80. En la ría ferrolana se espera con expectación el arranque del programa de las futuras fragatas para la Marina española, cuya orden de ejecución se aguarda para el próximo abril. Sin embargo, aunque antes del verano se inicien los trabajos de ingeniería para estos buques, no será hasta la primavera del 2020 cuando comience la obra en los talleres. 

Ese mismo año se entregará el último de los dos Buques de Aprovisionamiento en Combate que Navantia construye en Ferrol para la Armada de Australia, por lo que algunas voces se han alzado para reclamar del Gobierno central más buques con los que evitar la caída en la actividad, principalmente para las compañías auxiliares, que se producirá el próximo año. La posibilidad de que la Armada quisiese jubilar a su buque logístico Patiño y encargase uno nuevo a Navantia se puso encima de la mesa. Sin embargo, ese relevo no entra en los planes del gabinete de Margarita Robles. «En estos momentos la construcción de un nuevo BAC no está contemplada a medio plazo en el proceso de planeamiento de Defensa», sostienen fuentes oficiales, aunque admiten que «existe una necesidad militar de la Armada a largo plazo para la sustitución del buque más antiguo de los dos que están en servicio, el Patiño, en servicio desde el año 1995, ya que este tipo de buques son esenciales para prolongar la operatividad de la fuerza naval en zonas de operaciones». 

Otro BAM
Pese a descartar la renovación de la capacidad logística, hay otro segmento de barcos con los que cuenta la Armada y que además han sido contemplados en el plan estratégico de Navantia para el período 2019-2022. Los astilleros públicos españoles han construido seis Buques de Acción Marítima (BAM) -el último en Ferrol- pero las previsiones son las de incrementar su número. «Atendiendo a la dimensión marítima de nuestro país, y con la premisa de garantizar la seguridad, existe una necesidad militar para que la Armada pueda disponer en el futuro de un máximo de 12 unidades de este tipo», aseguran desde el Ministerio de Defensa. 

En concreto, subraya que el barco de este tipo que se estima necesario para la Armada en un futuro próximo es el BAM-IS, destinado al salvamento y apoyo al rescate de submarinos, y llamada a ser la unidad principal de la Armada para el apoyo a las operaciones de buceo. La construcción de este barco, sin embargo, no se llevará a cabo en Ferrol, sino en los astilleros de la bahía de Cádiz, ya que son los que están especializados en este tipo de navíos y debido a que el astillero de Puerto Real tiene próximo el fin de su carga de trabajo. 

Capacidad industrial
Defensa elude, no obstante, concretar cuándo encargará la construcción de este navío. «Sin un horizonte temporal concreto acerca de la construcción de nuevas unidades de ambos tipos de buques, se realizará teniendo en cuenta la capacidad industrial nacional basada en astilleros públicos y su industria auxiliar, tal y como se ha hecho en anteriores buques de ambas series», afirma. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www.lavozdegalicia.es/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook