Páginas vistas en total

lunes, 2 de junio de 2014

El Rey concluye su monarquía con un fuerte impulso a la industria de Defensa en Oriente Medio.


La decisión del Rey de abdicar del trono, anunciada esta mañana por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, deja como uno de sus últimos servicios al país la gira que inició hace dos meses a Oriente Medio para tratar de impulsar la presencia comercial de la industria española de defensa, interesada en vender carros de combate, fragatas y aviones militares a países como Arabia Saudí, Kuwait, Omán y Bahréin. Don Juan Carlos emprendió a principios de abril un viaje oficial a Emiratos Árabes Unidos y Kuwait, tras meses en los que su agenda internacional había sido reducida por problemas de salud. Aquel era el primero de una intensa gira por distintos países del Golfo Pérsico para impulsar las posibilidades de la industria española en una región, Oriente Medio, donde los gastos en armamento aumentaron un 22% entre 2008 y 2012 (datos del Sipri, Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo), en contraste con Europa Occidental, donde se redujeron un 7% en el mismo periodo.

En ese desplazamiento entre los días 13 y 16 de abril el monarca estuvo acompañado, entre otros ministros, del titular de Defensa, Pedro Morenés. Poco después, del 27 de abril al 2 de mayo, la misión encabezada por el monarca se dirigió a Omán y Bahréin, y el pasado día 17 se dirigió a Arabia Saudí en el tercer viaje de esta gira al Golfo Pérsico. Para después del verano estaba previsto un cuarto y último desplazamiento a la región, concretamente a Catar. Entre las operaciones que buscaba impulsar la presencia del monarca en esos países destaca el contrato pendiente de carros de combate Leopard a Arabia Saudí en el que se lleva años trabajando y que está valorado en más de 3.000 millones de euros. También en Arabia Saudí, Navantia opta al futuro concurso de adquisición de seis nuevas fragatas. Además, la compañía opta a la venta de buques militares cuatro corbetas a Catar, el último país que estaba previsto que visitaría el monarca en su extensa gira por Oriente Medio. La cuestión que queda ahora en el aire es si el impulso del Rey en estos viajes ha sido suficiente para cerrar estos contratos o si la abdicación puede suponer un parón, o incluso un paso atrás, en la resolución de estas acciones comerciales.

Apuesta por la continuidad
Antonio Fonfría y Jordi Marsal, expertos en Defensa y Relaciones Internacionales, y colaboradores de Infodefensa.com, abogan por una continuidad en la Casa Real tras la abdicación del Rey en favor del Príncipe de Asturias. "Los acuerdos entre países trascienden a las personas -reyes incluídos-, y si están cerrados, aunque no estén firmados definitivamente, suelen salir adelante. Y en este sentido, estoy convencido que el Rey ha dejado el tema bien cerrado", indica Fonfría, profesor de Economía Aplicada y director del Máster en Logística y Gestión Económica de la Defensa de la Universidad Complutense de Madrid.

Respecto a don Felipe de Borbón, Fonfría señala que "el Príncipe tiene buena relación con esos países, por lo que puede continuar con su labor sin ninguna duda". Añade que el propio acto de Coronación también "dará lugar a numerosos contactos en diversos niveles que pueden reforzar lo ya pactado". Jordi Marsal, Adjunto Civil al director del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN), también cree que el nuevo monarca "seguirá la estela marcada por Juan Carlos I contribuyendo a la defensa de los intereses nacionales españoles y a un importante papel de España en los escenarios internacionales que redunda también en beneficio de los españoles". Añade que "el apoyo a estas exportaciones es también una garantía de unas capacidades para la seguridad y la defensa de España", por lo que la Casa Real deberá continuar en ese camino de apoyo.

Asociación estratégica con el Golfo Pérsico
Estos viajes encabezados por el jefe del Estado, según las explicaciones del Ministerio de Exteriores, “responden a la prioridad estratégica que España otorga a un conjunto de países que destacan  por el dinamismo de sus economías y con los que el gobierno desea reforzar la cooperación en los distintos ámbitos de las relaciones bilaterales: político, económico, de seguridad, de defensa y cultural”.

“Las frecuentes visitas de ministros españoles y de secretarios de Estado a los países del Consejo de Cooperación del Golfo en los últimos meses y los instrumentos negociados en todos los ámbitos de la cooperación sectorial dan fe de la voluntad política de impulsar las relaciones bilaterales”, añade la misma fuente. En este contexto, concluye, la presencia del Rey en estos países “simboliza esa voluntad al más alto nivel y refuerza la asociación estratégica con todos ellos”. (J.R.G.)


Puedes seguirme a traves de mis paginas Twitter y Facebook         

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.