Páginas vistas en total

viernes, 26 de diciembre de 2014

Navantia asesorará a los astilleros brasileños EISA, del grupo Efromovich.


La empresa española Navantia ayudará a Synergy Group, propiedad de Germán Efromovich, a mejorar el desempeño de dos de sus astilleros en Brasil: el Astillero Ilha SA (EISA), en Río, y el EISA Petro 1, Niterói. El asesoramiento técnico de Navantia será muy importante para aumentar la productividad y que se pueda entregar el trabajo a tiempo y en el precio acordado con los clientes. EISA ha estado inactivo durante más de dos meses este año y las operaciones se reanudaron en octubre, al establecer un nuevo calendario de entrega de los buques de su principal cliente, Log-In. El nuevo presidente de EISA, Diego Salgado, dijo que la asociación con el grupo español busca cumplir con las órdenes de la Marina de Brasil, pero también existe la intención de desarrollar el acuerdo con otros contratos. 

Salgado expresó que exite un acuerdo de consultoría con Navantia, con validez de diez meses, el cual establece que los equipos de ingeniería de España trabajarán conjuntamente para mejorar el rendimiento, la calidad y cumplimiento de plazos con la Marina. EISA tiene un contrato con la Armada para construir cinco naves de patrulla de 500 toneladas, Clase Macaé Navantia y Sinergia anunciaron en abril acuerdos para trabajar juntos en el área de defensa en Brasil. Las dos compañías firmaron un memorando de entendimiento con el objetivo de crear una Compañía de Defensa Estratégica (EED) . El convenio apunta a combinar la tecnología naval española con la capacidad de Synergy en construcción local. Según Salgado, la asistencia técnica de Navantia se puede extender a otros barcos de la base de clientes EISA, como el caso de los buques portacontenedores ordenados por Log-In. Navantia apoyará a Eisa y Eisa Petro 1 en revisión de procesos con el fin de mejorar los niveles de productividad y reducir las ineficiencias en la construcción de los buques encargados. 

En el caso de EISA, después de permanecer más de 60 días sin actividad, el astillero reanudó sus operaciones el 25 de octubre gracias a un préstamo internacional de 120 millonesde dólares, con parte de los fondos aún no adjudicados. El astillero había estado teniendo un rendimiento irregular en términos de productividad, medida por un indicador que tiene en cuenta las horas-hombre por tonelada. El índice mostró mejoras, dijo Salgado, en una presentación a un grupo de inversionistas en el astillero. El ejecutivo dijo que la tasa de reparación de soldadura en los bloques de acero que forman las naves cayó,lo que también es una buena señal. EISA debe garantizar la construcción de 17 buques de su cartera de encomendados. La cifra incluye a los barcos de la Armada , las unidades de Log-In y buques de apoyo a las actividades de la industria petrolera para otros clientes. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook