Páginas vistas en total

viernes, 20 de febrero de 2015

Rota: Navantia tendrá en 2016 trabajo «de continuo» con la US Navy.

Rota: Navantia tendrá en 2016  trabajo «de continuo» con la US Navy

La llegada de dos nuevos destructores de EE.UU. a la base de Rota este año supondrá una carga de trabajo adicional para Navantia que permitirá reforzar su «astillero móvil» en las instalaciones militares gaditantas «de continuo» con un pico de trabajo de 400 empleados y una media anual de 170 empleados «24 horas al día, 7 días a la semana, en tres turnos». Así lo explica Humberto Martínez Marín, director del programa de Navantia para el mantenimiento de los cuatro destructores estadounidenses que forman parte del denominado «escudo antimisiles» de la OTAN. Actualmente en la base naval se encuentran el USS «Donald Cook» y el USS «Ross», que arribaron a Rota en febrero y julio del pasado año. Este último se somete a su primer ciclo de mantenimiento tras haber llevado a cabo misiones en el Mediterráneo, incluyendo la «zona caliente» del Mar Negro, con actividad de la aviación y submarinos rusos.

«No todos los períodos de mantenimiento son iguales, pero la duración de las recientes labores tanto del “Donald Cook” como del “Ross” es de cien días y comprende trabajos que son cruciales para asegurar la disponibilidad de los buques para lograr éxito en un entorno operativo con un ritmo muy exigente», explica el capitán de fragata del USS «Ross», el comandante Russ Caldwell. Navantia proporciona una amplia gama de servicios para apoyar la disponibilidad del buque, como trabajos de reparación del casco y de los sistemas mecánicos y eléctricos, o la fabricación e instalación de modificaciones relacionadas con la mejora y modernización del buque.

Imagen de archivo de la US Navy del pasado 25 de julio, con el «Donald Cook» a su llegada a Rota / US NAVY

Las labores de reparación incluyen desde trabajos de conservación, de control de la corrosión o de reparación del sistema de bombeo, a la rehabilitación de las zonas de alojamiento, con la instalación de nuevas literas, mobiliario y aseos, o a la instalación de nuevos sistemas militares de defensa y comunicaciones. Eso sí, Navantia no realiza por razones de confidencialidad trabajos de mantenimiento del sistema de combate Aegis, clave en estos destructores cuyos misiles son capaces de detectar, seguir y derribar una amenaza balística.

La llegada de dos nuevos destructores estadounidenses a la base de Rota USS «Porter» y USS «Carney» en el mes de mayo y otoño reforzará la actividad naval (y económica en general) de la provincia de Cádiz. El objetivo de la US Navy es tener desplegados dos buques mientras que otros dos se encuentran en el ciclo de mantenimiento de Navantia. Cada buque cuenta con una tripulación de 250 marinos, acompañados en su estancia en Rota por sus familia. En noviembre de 2013 se adjudicó al astillero estatal Navantia un contrato de siete años, por valor de 229 millones de dólares, para dar mantenimiento de máxima calidad a los cuatro destructores estadounidenses. La US Navy calcula que a lo largo de la vida del contrato, Navantia habrá ejecutado una carga de trabajo de unos tres millones de horas en apoyo de sus cuatro destructores.

NEGOCIACIÓN POR MORÓN DE LA FRONTERA
Los operarios de Navantia-San Fernando (Cádiz) comienzan a cortar a primera chapa de uno de los BAM/ EFE

Precisamente la presencia de los cuatro destructores estadounidenses en Rota y la fuerza de reacción rápida de 1.100 marines en Morón de la Frontera (Sevilla) cuya extensión en número y periodo de vigencia del acuerdo se negocia en estos momentos son los dos principales pilares de colaboración entre España y EE.UU. en materia de Defensa.

No es la primera vez que Navantia cuyo principal negocio es la construcción realiza trabajos de mantenimiento o reformas para Armadas de otros países. Durante los últimos tres años ha asistido a la Armada de Argelia en la modernización del buque anfibio «Kalaat Beni Rached». Actualmente Navantia está inmersa en la construcción de dos buques BAM para la Armada española y el submarino S-80, un proyecto aún incierto y del que no sabemos nada tras los fallos del cálculo del peso. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook