Páginas vistas en total

jueves, 20 de octubre de 2016

La Armada, alertada por el lanzamiento de misiles contra buques en Yemen.

Mapa de la zona donde se registró el lanzamiento de misiles por parte de fuerzas hutíes.
Mapa de la zona donde se registró el lanzamiento de misiles por parte de fuerzas hutíes

El pasado 9 de octubre a las siete de la tarde (hora local), el destructor USS Manson detectó el lanzamiento de dos misiles de crucero desde una zona de Yemen próxima a la costa. Los misiles se dirigían hacia el grupo de buques norteamericanos que transitaba por el estrecho de Bab al-Mandab. En ese momento acompañaban al Manson  la unidad de asalto anfíbio USS Ponce y el destructor USS Nitze.
Pese a que el Pentágono no ha comunicado oficialmente los detalles del incidente, la prensa estadounidense maneja abiertamente que el USS Manson evitó el impacto de ambos misiles mediante el uso de misiles antiaéreos SM-2s y Evolved Seasparrow, además de utilizar los sistemas de contramedidas y guerra electrónica que disponen estos buques –como el sistema Nulka-. El USS Manson es un destructor de la clase Arleigh Burke, la misma que los cuatro buques destinados en la base naval de Rota en el operativo del Escudo Antimisiles (Carney, Porter, Donald Cook y Ross). Es, además, de la misma ‘familia’ que el USS Cole que fue atacado por una lancha suicida precisamente en Yemen en el año 2000.

Los rebeldes hutíes controlan una base militar estratégica
La zona donde tuvo lugar el ataque, en aguas del estrecho de Bab al-Mandab, está bajo control del movimiento popular yemení  Ansar Allah (rebeldes hutíes), relacionados con el régimen chií de Irán y enemigos de Arabia Saudí (se declaran abiertamente anti wahabistas).
Se sospecha que fue esta facción la responsable del ataque, que desde 2012 controla una importante zona de Yemen y que en diciembre de 2015 tomó una estratégica base militar situada en Bab el-Mandeb. Se sospecha que el ataque se planificó y ejecutó desde esa base, con la ayuda de estaciones de radar situadas en la zona y que posteriormente fueron bombardeadas por el USS Manson.

Una zona de vital importancia estratégica
El estrecho de Bab el Mandeb, situado unos 1.500 kilómetros al sur del Canal de Suez, es la desembocadura del Mar Rojo al Golfo de Adén –y al Océano Índico-. Está considerada una de las zonas marítimas más estratégicas del mundo, ya que en una anchura de unos 12 kilómetros se condensa el paso de miles de buques cargueros, petroleros y flotas militares que van en dirección al Índico o al Mediterráneo.
Por ahí pasan también los buques de la marina española que van destinados a la Operación Atalanta para dar protección a las flotas que transitan por aguas del Golfo de Adén y de Somalia.

Inquietud en la Armada española
Por ello, según ha sabido El Confidencial Digital, en el Cuartel General de la Armada se ha seguido –y se sigue- con interés la evolución de esta situación para determinar si puede convertirse en un riesgo para los buques españoles.
Oficiales de la Armada consultados por ECD admiten cierta “preocupación” aunque confirman que de momento “no supone un peligro evidente” para las unidades de la marina desplegadas en la zona. Sin embargo, confiesan que hay que prestar atención pues es el tipo de suceso que se evalúa a la hora de establecer planes de contingencia que puedan afectar a la seguridad de las unidades.

La F-81 Santa María patrulla en la zona
En estos momentos, el buque militar español que está destinado a la Operación Atalanta contra la piratería es la fragata Santa María F-81. Esta unidad realiza patrullas por la zona del Golfo de Adén, próxima a Bab al-Mandab, y deberá pasar por dicho estrecho de vuelta a casa cuando finalice su misión.
Las fuentes consultadas aseguran que incluso en caso de darse un ataque contra la F-81 –con una dotación de 215 militares a bordo-, el buque dispone de armamento y sistemas de contramedidas suficientes para evadirlo. Va equipado con misiles antiaéreos RIM-66 SM-1MR, además de lanzadores de bengalas y señuelos FMC SRBOC Mk 36. Además, según explican fuentes de la Armada, el buque cuenta con un nuevo sistema de defensa electrónica RESM, instalado por Indra en 2009. El contrato de modernización de la fragata ascendió a 6 millones de euros. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI TUS COMENTARIOS EMPLEAN PALABRAS CON INSULTOS HACIA MI PERSONA, PAIS, COMENTARISTA, RELIGIÓN O QUE NO ESTE RELACIONADO CON LA NOTICIA SERAN BORRADO AL INSTANTE Y NO SERAN PUBLICADOS, SI AUN ASIN SE SIGUE INSULTANDO DEJARE DE PUBLICAR SUS COMENTARIOS PARA SIEMPRE. SALUDOS Y GRACIAS POR SU VISITA.