martes, 21 de marzo de 2017

El Mando de Defensa y Operaciones Aéreas desplegará sus fuerzas asignadas en el sector sur peninsular en la Operación “EAGLE EYE 17-01”.

F-18 del Ala 15 (Zaragoza) reabasteciendo en vuelo del C-130

El Mando de Defensa y Operaciones Aéreas (MDOA) empleará 6 EF-18 e integrará una Unidad de Defensa Antiaérea y una Fragata F-100 para contribuir a las operaciones de vigilancia y seguridad 24/7, en el Área de Operaciones Aéreas establecida en el sur peninsular El Mando de Defensa y Operaciones Aéreas (MDOA), como responsable del planeamiento, conducción y seguimiento de las operaciones de vigilancia, seguridad, control y policía aérea en los espacios aéreos de soberanía, responsabilidad e interés nacional, llevará a cabo la Operación de Defensa Aérea “Eagle Eye 17-01”, con fuerzas asignadas de los tres ejércitos, tal y como se explica en el documento CEFAS 2017 (Concepto de empleo de las Fuerzas Armadas), en el NFC-2 (Núcleo de la Fuerza Conjunta), para operaciones exclusivamente nacionales. 

La Fragata Blas de Lezo en el Mar de Alborán

Esta Operación tendrá lugar en el sector sur peninsular los próximos días 22 y 23 de marzo y en ella participarán los medios asignados al Mando. 6 aviones EF-18 del Ala 12, una Unidad de Defensa Antiaérea (UDAA) perteneciente al Mando de Artillería Antiaérea (MAAA) del ET y liderada por el GAAA I/73, con base en Cartagena. A estos medios se unirá, la fragata de la serie F100 “Blas de Lezo”, dotada con el radar multifunción SPY-1D entre otros sistemas de mando y control, que zarpará del Arsenal del Ferrol hacia aguas del mar de Alborán el próximo 17 de marzo. Además participarán los Centros del Sistema de Mando y Control (con más de 2.000 profesionales en servicio 24/7 365 días del año) y otras Unidades pertenecientes a las distintas Alas del Ejército del Aire que actuarán como fuerzas opositoras, con el fin de incrementar y mejorar el adiestramiento de los medios integrados en el MDOA. Por último, una Compañía de Infantería de la X Bandera de la Legión (Ronda-Málaga), perteneciente a la Brigada Rey Alfonso XII, será la encargada de realizar los cometidos de protección de la fuerza durante todo el despliegue. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook                              

Documental de la Brigada de Infantería Guadarrama XII

“No había dinero para comprar el caza F-35... hasta que Trump nos apretó”.


Lockheed Martin, fabricante del caza F-35, admitió recientemente que estaba en negociaciones con una serie de países para que se sumasen a la lista de operadores de la aeronave. Y entre ellos se citó explícitamente a España. Fuentes del ministerio admiten que efectivamente hay en marcha un proceso de negociación, “pero aún se encuentra en la primera fase”. Los F-35, especialmente la versión B –que cuenta con toberas para despegue vertical- son una de las prioridades marcadas por el Estado Mayor de la Defensa en materia de adquisiciones para la próxima década. Es, a día de hoy, la única aeronave capaz de relevar a los Harrier AV-8B de la Armada, que dejará de estar operativa en menos de diez años. Mandos militares consultados por El Confidencial Digital admiten las negociaciones, pero explican que estas se remontan “años atrás”. 

Incluso hasta el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que había mantenido “conversaciones avanzadas para sumarse al proyecto”, aunque quedaron aplazadas sine die por el impacto de la crisis económica en los presupuestos. De hecho, estas conversaciones entre España y Estados Unidos quedaron reflejadas incluso en cables diplomáticos filtrados por Wikileaks. Como se pudo leer en estas páginas, el ex JEMAD José Julio Rodríguez –actualmente en Podemos- acudió a una reunión en la embajada norteamericana en Madrid con el entonces jefe de la diplomacia de EEUU en España, Arnold A. Chacon. En ese encuentro, del que se envió información precisa al Estado Mayor Conjunto en Washington, se puso sobre la mesa la compra de los cazas F-35. Algo que se veía con buenos ojos en Defensa, pero impensable de acometer por el impacto económico que supondría en las cuentas públicas. Sin embargo, señalan las voces militares consultadas –que han tenido relación con dichas negociaciones-, España “ha admitido las negociaciones justo ahora”. 

“No había dinero ni presupuestos para comprar F-35, hasta que llegó Trump y nos apretó con el dos por ciento del PIB” indican estas voces. El comentario es generalizado, sobre todo entre la cúpula de la Armada. España trata de enviar un mensaje a Estados Unidos de que está dispuesta “no sólo a gastar más, sino a gastar en Estados Unidos” explican. Una maniobra para calmar las ansias de Trump por engordar los presupuestos de Defensa de sus socios de la OTAN, y reducir así el balance de casi 70-30 a favor de Estados Unidos en las aportaciones económicas a la Alianza. “La compra no tiene marcha atrás” aseguran. Pero esta, dicen, no se hará efectiva hasta “al menos una década”, siendo “muy posible” que España se quede durante un tiempo sin ala embarcada. Actualmente los F-35 se encuentran a precios “desorbitados” para España. Dos docenas de F.35 podrían suponer más de 3.500 millones de euros actualmente, a un precio de unos 150 millones de dólares aproximado para la versión B. España, dicen estas voces, podría intentar su cerrar su compra cuando el precio quede reducido a unos 80 millones de dólares. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter y Facebook