jueves, 11 de enero de 2018

El Gobierno estudia liquidar la misión militar en Turquía.

Lanzadores Patriot desplegados en el aeropuerto turco de Adana.
Lanzadores Patriot desplegados en el aeropuerto turco de Adana
La misión ‘Active Fence’ de la OTAN podría perder el próximo verano a uno de los países aliados que mayor contingente aporta a la operación. Fuentes políticas confirman a El Confidencial Digital que el Ejecutivo sopesa seriamente no prorrogarla por más tiempo que los seis meses que aún restan. El despliegue incluye a 150 militares españoles, acompañados de una batería de misiles patriot, cuyo objetivo es evitar que la base militar de Incirlik sea objetivo de un ataque desde el aire procedente de Siria, especialmente de zonas controladas por el Estado Islámico.

Sin embargo, la situación geoestratégica de la zona ha dado un vuelco desde que comenzase la misión en 2015. La paulatina pérdida de capacidades y territorio controlado que ha sufrido el Daesh ha reducido considerablemente la amenaza. Así lo refleja, explican las fuentes consultadas, un informe de situación de la misión que ha llegado al Ejecutivo de Mariano Rajoy. La decisión, sin embargo, no atañe sólo a España. La base de Incirlik es un activo fundamental para Estados Unidos y la OTAN en Oriente Medio, ya que es estratégica tanto para cualquier operación militar como para mantener la cadena logística en la zona. Por ello, explican las fuentes consultadas, la decisión sobre prorrogar la misión deberá tener el consenso con los socios de la Alianza Atlántica. Aunque, según admiten, es muy probable que los Patriot españoles vuelvan a casa este verano. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

El Ejército de Tierra prepara su propio servicio de inteligencia.


Militares españoles.
 
El CESEGET, Centro de Seguridad del Ejército de Tierra, va a recuperar sus tareas como servicio de inteligencia militar. Así lo han confirmado a El Confidencial Digital fuentes conocedoras de estos planes.

Visto bueno del JEMAD
La decisión, que parte del Jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Varela Salas, ya cuenta con el conocimiento y aprobación del Jefe del Estado Mayor de la Defensa. La unidad militar se implementará a lo largo de 2018. Supone, en la práctica, que Tierra vuelva a disponer de su propio servicio de inteligencia, ajeno y no vinculado orgánicamente al Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas. Es una vuelta a los orígenes. Antes de la creación del CIFAS cada uno de los tres ejércitos tenía su propia unidad de inteligencia. El CESEGET en Tierra, la Sección de Seguridad Naval Central (SSN) en la Armada y la Dirección de Seguridad y Protección de la Fuerza en el Ejército del Aire. 

Con la creación e implementación del CIFAS, fundado en 2005 sobre los cimientos de la antigua división de inteligencia adscrita al Estado Mayor de la Defensa, las tres unidades de inteligencia cedieron el testigo al nuevo organismo y centraron su actividad en cuestiones relacionadas con la seguridad y la autoprotección de instalaciones y personal en territorio nacional. Así, toda la actividad de recolección y análisis de inteligencia pasó a depender directamente del CIFAS y quedó, por tanto, bajo el mando directo del JEMAD. Su principal misión a partir de ese momento fue suministrar información tanto al Estado Mayor de la Defensa como al Mando de Operaciones (MOPS). Fuentes militares explican que el componente de inteligencia es “vital” para la planificación, ejecución y seguimiento de todas las misiones internacionales en las que están involucradas las Fuerzas Armadas españolas. Por ello se entendió que la producción de inteligencia debía ir orientada más a operaciones –dependientes del MOPS- que al día a día de los tres ejércitos. Además, la unificación en el CIFAS agilizaba la comunicación y el intercambio de datos entre unidades.

Una decisión “sorprendente”
Fuentes próximas al Estado Mayor de la Defensa admiten que la decisión del Jefe del Estado Mayor del Ejército de reimpulsar el CESEGET como unidad de obtención de inteligencia ha generado cierta “sorpresa”.

La decisión que, de momento, sólo se conoce al más alto nivel, implica dotar de mayores recursos al CESEGET, que cuenta entre sus filas con militares y agentes de la Guardia Civil. La presencia de guardias civiles comisionados en el CESEGET se explica en términos prácticos: tienen consideración de agentes del orden –los militares no- y pueden actuar como tal durante una operación de inteligencia. Además, permite el acceso a bases de datos estratégicas para cualquier labor de inteligencia y seguridad, como la red ‘SIGO’, el Sistema Integrado de Gestión Operativa, Análisis y Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil.

Yihadismo, Rusia…
Si bien los motivos aportados por la Jefatura del Estado Mayor del Ejército para la creación de este nuevo centro de inteligencia permanecen reservados, fuentes militares bien situadas explican a El Confidencial Digital que la decisión tiene cierta relación con el aumento de las amenazas a la seguridad de los militares. Según explican, las materias que actualmente más preocupan a quienes diseñan los planes de autoprotección son la amenaza yihadista y la posible actividad de captación de inteligencia que realicen algunos países extranjeros. Concretamente “Rusia”.

En cuanto a la amenaza yihadista, el riesgo radica en los posibles ataques que puedan sufrir las tropas, pero también los episodios de intentos de captación interna por parte de células de reclutamiento ligadas a grupos islamistas. Sobre las labores de contraespionaje, las fuentes consultadas recuerdan que la actividad de inteligencia de algunos países –especialmente Rusia- se ha disparado en España en los últimos años. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

El Tercio de Armada despide a la Fuerza Expedicionaria de Infantería de Marina para Mali.

El General Comandante del Tercio de Armada, pasa revista a la Fuerza de IM que partirá a Mali

En la mañana del 9 de enero ha tenido lugar en la Plaza de Armas “Lope de Figueroa” del Cuartel de San Carlos-Batallones de Marina de San Fernando (Cádiz) una parada militar, presidida por el General Comandante del Tercio de Armada, general de brigada de Infantería de Marina Antonio Planells Palau, para despedir a la Fuerza Expedicionaria de Infantería de Marina para Mali FIMAR EUTM-MALI XI. La FIMAR EUTM-MALI XI, compuesta por dos secciones pertenecientes al Segundo Batallón de Desembarco, desplegará en Mali (África Occidental) por un periodo de seis meses. Los aproximadamente sesenta Infantes de Marina se integrarán en la Compañía de Protección a los Instructores. Esta Compañía estará bajo mando del Ejército de Tierra español y estará compuesta por tres secciones de la Legión (Grupo de Caballería Ligero Acorazado "Reyes Católicos") y dos de Infantería de Marina (Segundo Batallón de Desembarco, Tercio de Armada). 

A petición del gobierno maliense y sobre la base de resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, los estados miembros de la Unión Europea decidieron llevar a cabo una misión para la formación de las fuerzas armadas malienses, bajo el nombre de Operación EUTM (European Union Training Mission) en Mali. Esta misión se encuadra dentro del marco de la política exterior y de seguridad común (PESC) de la Unión Europea. El cometido de la EUTM es entrenar, asesorar y educar a las Fuerzas Armadas de Mali, para contribuir a la restauración de su capacidad militar, lo que les permitirá conducir las operaciones militares necesarias para recuperar la integridad del país y neutralizar la amenaza de los grupos terroristas. La misión EUTM (European Union Training Mission) en Mali no es una misión ejecutiva, es decir, los militares desplegados no participan en actividades de combate ni acompañan a las unidades malienses en sus operaciones. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+