jueves, 4 de octubre de 2018

Santa Bárbara Sistemas quiere el nuevo vehículo blindado para Sevilla.

20160719 Pizarro fase 2 - Foto 6

La factoría sevillana de Santa Bárbara Sistemas (SBS) en Alcalá de Guadaíra tiene grandes opciones para asumir el montaje final y la fabricación de algunos componentes del futuro vehículo terrestre blindado del Ejército español, según avanzaron ayer responsables de la compañía. El VCR 8x8, siglas que se corresponden con vehículo de combate de ocho ruedas, es uno de los programas estrella del Ministerio de Defensa. Está llamado a sustituir a los desfasados carros de combate BMR, que se diseñaron hace 30 años y que no cuentan, por ejemplo, con sistemas anti-minas. Este nuevo proyecto de alta tecnología está todavía en fase de ensayo. En concreto, una UTE formada por SBS, Indra y SAPA lidera el desarrollo de cinco prototipos. 

20160719 Pizarro fase 2 - Foto 220160719 Pizarro fase 2 - Foto 5

En las instalaciones de la empresa sevillana se realiza el montaje final de los modelos de carros de combate, se fabrica alguna de las partes, como la barcaza, y se hacen los ensayos en las pistas de pruebas habilitadas en la factoría. Los datos los avanzó ayer el director general ejecutivo de General Dynamics SBS, Antonio Bueno, en un Encuentro sobre Industria Aeronáutica y de Defensa organizado en la Fundación Cajasol por la Cadena Ser. Se calcula que, en una primera etapa, el Ejército de Tierra necesitará unos 300 carros VCR, pero se estima que el pedido final podría llegar al millar, ya que el 8x8 será el vehículo estándar de combate que utilizarán las brigadas mecanizadas. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

LA U.S. NAVY PRORROGA EL CONTRATO DE MANTENIMIENTO DE CUATRO DESTRUCTORES EN ROTA.


La Armada de Estados Unidos ha confirmado la prórroga de los trabajos de mantenimiento a realizar en los cuatro destructores clase DDG 51 desplegados en la Base Naval de Rota. El contrato con la U.S. Navy entró en vigor en noviembre de 2013 con un plazo de ejecución de uno + seis años de prórroga y finalizaría en noviembre de 2020. El importe de esta nueva ampliación alcanza los 57 millones de euros, por lo que el techo de gasto de todo el programa suma con esta prórroga los 261 millones. En total, supone 3,1 millones de horas de trabajo para la Bahía. En ella, NAVANTIA aporta más de 1.000 empleos directos, más los 4.000 de la industria auxiliar. En conjunto, teniendo en cuenta también los puestos de trabajo inducidos, suman 12.500 empleos. La Marina estadounidense es uno de los clientes más exigentes que tiene NAVANTIA, por lo que esta prórroga del contrato puede interpretarse como un éxito. 

El desempeño realizado por la compañía es evaluado semestralmente por la US Navy, habiéndose alcanzado una calificación de excepcional para todos y cada uno de los periodos examinados hasta la fecha. El contrato con la Armada de Estados Unidos se enmarca en la política desarrollada por NAVANTIA para consolidar su presencia internacional y mantener la carga de trabajo en todos los astilleros. En este caso, la principal beneficiada va a ser la Bahía de Cádiz, al igual que ocurre con el contrato firmado con Arabia Saudí para la construcción de cinco corbetas, una operación que alcanza un importe de 1.800 millones de euros. Gracias al mismo, se generarán cerca de 6.000 ocupados directos e indirectos cada año. El impacto social y económico de NAVANTIA en Cádiz puede medirse también a través de las siguientes cifras: representa el 36% del empleo industrial, el 3,3% del empleo total y el 2,1% del PIB. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook