sábado, 15 de febrero de 2020

España ofrece la mitad de sus tropas en Irak a la OTAN como exige Trump.


La OTAN quiere aumentar su protagonismo en Irak y pasar de una presencia prácticamente testimonial a una mucho más destacada. Desde octubre de 2018 la Alianza estableció una misión de entrenamiento en el país (NMI) que, liderada por Canadá, cuenta con unos 550 efectivos de una veintena de naciones. Pero cuatro años antes, en el mismo teatro de operaciones y con la misma tarea, se había desplegado la Coalición Internacional contra el Estado Islámico, liderada por Estados Unidos y en la que participan más de 5.500 efectivos de unos 70 países. Dos operaciones muy similares, en las que participa España, que ahora viven un momento complicado por la reciente escalada de tensión entre Irán y EE UU, lo que llevó a suspender los entrenamientos. Ahora, el Gobierno iraquí está a favor de que se reanude la instrucción de sus militares pero prefiere que quien lleve la batuta de mando sea la OTAN. Así que la Alianza quiere implicarse más en Irak (como exigió el presidente estadounidense, Donald Trump) y aumentar los efectivos de su misión. 

Eso sí, a costa de la Coalición, ya que la idea es que parte de los uniformados desplegados en ésta pasen a depender de la OTAN. Y España, con cerca de 600 militares y guardias civiles en Irak (unos 550 en la Coalición y casi medio centenar en la NMI), apoya esta posición y ha ofrecido cambiar de bando a más de la mitad de los militares. Un gesto, además, que sirve a nuestro país a la hora de defender que la contribución a la Alianza va más allá de ese 2% del PIB y que debería tenerse en cuenta también la aportación a las misiones. Así lo ha confirmado esta tarde la ministra de Defensa, Margarita Robles, a su llegada a la Cumbre de ministros de Defensa de la OTAN en Bruselas, donde ha asegurado que “apoyamos la decisión de la OTAN y entendemos que tiene que tener un protagonismo en Irak. Consideramos que todos los países de OTAN tenemos que estar muy presentes en Irak”. 

Y añadió que “España está de acuerdo en que en la fase primera, nuestras tropas pasen, que son además la mayoría, que están en Besmayah, al paraguas de la OTAN”. Eso sí, dejó claro que las tropas españolas continuarán apoyando a la Coalición Internacional, en la que España también tiene militares desplegados en otras zonas como Bagdad, Taji o Al Taqaddum. “Apoyamos que una parte importante del contingente pase a OTAN al mismo tiempo que vamos a seguir trabajando con la Coalición”, recalcó. Tal y como explicó la ministra, desde el punto de vista militar, la misión del contingente español no cambia, pues continuará adiestrando al Ejército y a las Fuerzas de Seguridad iraquíes. 

“Estamos en misiones de paz, no de combate, y si desde el Gobierno iraquí entienden que es bueno potenciar la labor de OTAN, vamos a apoyarlo”, dijo para añadir que no es necesario que este cambio de mando pase previamente por el Congreso, pues el Consejo de Ministros y la Cámara Alta ya aprobaron la presencia en Irak en misiones de paz. En la actualidad, España tiene desplegados cerca de 600 militares en Irak. De ellos, 550 pertenecen a la Coalición Internacional contra el Estado Islámico y se reparten entre la base “Gran Capitán” de Besmayah (350), la localidad de Taji (80 y seis helicópteros), 70 en Al Taqqadum (con una unidad de drones) y 40 en Bagadad. En lo que se refiere a la misión NMI de la OTAN, medio centenar de uniformados españoles se encuentran en Bagdad y Besmayah.

Fuente: https://www.larazon.es/
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook

GHENOVA FIRMA SU PRIMER CONTRATO CON LA ARMADA DE BRASIL POR VALOR DE 1,35 MILLONES DE EUROS.


Es el primer contrato que el grupo firma con la marina militar brasileña esperando que “la experiencia sea positiva y pueda adquirirse más carga de trabajo con ellos” GHENOVA ha firmado un contrato con la Armada de Brasil por valor de 1,35 millones de euros durante un año con posibilidad de renovación de otros cuatro años más. El contrato es un acuerdo marco para la ingeniería de detalle de los barcos de la marina de Brasil, comenzando por finalizar dos buques patrulleros que estaban inacabados. 

En la firma, que se produjo en la sede de la marina militar en Río de Janeiro, estuvieron presentes el contralmirante de la Armada Militar de Río y los comandantes que administrarán la ejecución del trabajo, así como el Director General Corporativo de GHENOVA, Raúl Arévalo, y el gerente de la empresa en Brasil, Frederico Cupello. GHENOVA tiene una amplia trayectoria en el diseño de buques militares, con una alta capacidad para realizar todas las fases del diseño e ingeniería de buques, tanto civiles como militares, de alta tecnología. Nuestra compañía es líder en el sector naval y offshore, habiendo participado en importantes proyectos del sector defensa como la Fragata 105 Cristóbal Colón, Australian Landing Helicopter Dock, Buque Juan Carlos I, y diversos trabajos con la Armada de Colombia. 


En este sentido, Francisco Cuervas, CEO de GHENOVA, ha explicado que la firma de este contrato es una oportunidad muy importante para la compañía, ya que nuestra experiencia puede ser muy positiva y nos permitirá adquirir más contratos con la marina brasileña. GHENOVA es una compañía internacional que cuenta con un equipo formado por más de 500 personas y que ofrece servicios de ingeniería multidisciplinar y consultoría en una amplia variedad de sectores tanto en el ámbito de defensa como en el civil: energías, industria, infraestructuras, naval, offshore, aeronaútica y sistemas. Actualmente opera en más de 25 países y tiene sedes en Sevilla, Puerto de Santa Maria, Vigo, Ferrol y Madrid, así como fuera de España en Colombia, Bolivia, Brasil y Australia.

Fuente: https://www.ghenova.com/
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!  

Ya puedes seguir las páginas oficiales de Poderío Militar tanto en Twitter y Facebook