lunes, 26 de febrero de 2018

El sistema InShield de Indra protegerá la flota de aviones A400M del Ejército del Aire español.


El sistema InShield DIRCM (Contramedida Infrarroja Dirigida) de Indra, ha sido la elegida por el Ejército del Aire español para proteger a sus aviones de transporte militar A400M. Se trata de un sistema de última generación que protegerá las aeronaves frente a cualquier ataque con misiles de guiado infrarrojo tierra-aire y aire-aire. 

El contrato le ha sido adjudicado a la compañía Indra por el Ministerio de Defensa a través de la Organización Conjunta de Cooperación en Materia de Armamento (OCCAR), el organismo que coordina el programa del avión A400M. Esta nueva adjudicación llega después de que la compañía haya suministrado un primer demostrador de su sistema para su evaluación en vuelo, con financiación de la DGAM. Los buenos resultados conseguidos en esta validación han conducido a su contratación para equipar las aeronaves de la flota A400M del Ejército del Aire. Asimismo, el sistema InShield DIRCM también ha sido evaluado durante los ejercicios EMBOW de la OTAN, los más prestigiosos en el ámbito de análisis de tecnologías disponibles para proteger aeronaves. El sistema fue instaló en un helicóptero Chinook de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) y probado en los escenarios más exigentes. Estas pruebas se completaron con otros ejercicios realizados anteriormente, incluyendo campañas con proyectiles tierra-aire reales. El pasado año, Airbus Military (AMSL), empresa que lidera el desarrollo del A400M para la OCCAR completó con éxito una revisión crítica de diseño (CDR) de la integración del sistema InShield en la aeronave A400M. 

Dentro del proyecto para equipar la flota española de los A400M con el nuevo sistema, Indra además, se responsabilizará de suministrar las herramientas para integrar el InShield DIRCM en la cadena de logística y soporte del Ejército. De este modo, Indra se asegura la máxima disponibilidad y fiabilidad del sistema a lo largo de todo el ciclo de vida, racionalizando al máximo los costes. El desarrollo del sistema InShield DIRCM tuvo su origen en un programa de I+D financiado por la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) en el que se realizó un primer estudio de viabilidad y calificación tecnológica del demostrador DIRCM. Más tarde, la compañía modificó el sistema a la tecnología láser de estado sólido, y presentó un nuevo proyecto de I+D para su caracterización y validación. Este proceso de desarrollo ha dado lugar finalmente al sistema InShield DIRCM que se ha probado con éxito y que se instalará próximamente en la flota de los aviones A400M. 

Aterrizaje, despegue y vuelo a baja altura seguro 
El sistema DIRCM InShield se distingue por incorporar la tecnología electroóptica y láser en estado sólido de última generación. Es capaz de detectar múltiples lanzamientos y neutralizar los misiles de forma prácticamente instantánea sin necesidad de intervención humana. La solución resulta especialmente eficaz para proteger a las aeronaves durante el aterrizaje y despegue, momento clave que suele ser aprovechado para atacarlas. Lo mismo ocurre con los helicópteros y aeronaves que vuelan a baja altura en zonas de riesgo y que pueden ser sorprendidos por un atacante que porte un lanzamisiles tipo MANPAD, un arma fácil de operar y que resulta barata y sencilla de adquirir en el mercado negro En el caso concreto del A400M, el sistema resulta imprescindible para garantizar la seguridad de personal y la carga que transporta en las misiones internacionales en las que presta apoyo. La solución de Indra se adapta a cualquier tipo de aeronave, desde pequeños aviones o helicópteros hasta las plataformas de mayor tamaño. 

Puede instalarse como solución única en aviones sin equipamiento de defensa electrónica adicional o integrarse en aeronaves que ya disponen de otros elementos propios, como alertadores radar, misil o lanzadores de bengalas. Destaca su capacidad para integrarse fácilmente como una actualización de conjuntos de aplicaciones o suites de autoprotección controladas por el sistema ALR-400 de Indra. Indra es una compañía líder en defensa y seguridad que desarrolla sistemas de defensa electrónica que emplean Fuerzas Armadas de todo el mundo. Más de 400 plataformas aéreas en misiones internacionales están protegidas con sus sistemas. Entre las aeronaves que incorporan su tecnología de autoprotección se encuentran los aviones F/A-18 Hornets, CN-235, C-295, Gulfstream y A400M, así como los helicópteros Super Puma, Cougar, CH-47 Chinook, Tigre, NH90 y CH53. 

Mayor peso en el programa europeo del A400M 
Con el suministro del sistema InShield, Indra incrementa su fuerte participación en el programa A400M, en el que aporta soluciones de última generación en los ámbitos de alerta radar, contramedida DIRCM, equipos IFF y comunicaciones Link-16, siendo una de las compañías más relevantes del programa por las capacidades de defensa electrónica que aporta. 

También es una de las empresas clave que ha desarrollado el simulador en el que se entrenan los pilotos de la aeronave. El sistema de contramedida infrarroja DIRCM InShield es uno de los más novedosos sistemas en el ámbito de la autoprotección y proporciona una capacidad de supervivencia sin precedente contra los ataques de misiles guiados por calor. Una vez equipado el sistema DIRCM en los A400M del Ejército del Aire, está previsto poder trasladar esta capacidad de autoprotección a los A400M de otros países usuarios de la plataforma.

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

El Ejército desarrolla con éxito un sistema que convierte cualquier VAMTAC en vehículo sin conductor.

Uno de los VAMTACs de conducción autónoma durante una prueba de efectividad. Uno de los VAMTACs de conducción autónoma durante una prueba de efectividad
El proyecto, denominado ‘Remote-Drive’, se lanzó en 2015 siguiendo las directrices marcadas por una iniciativa similar que puso en marcha Estados Unidos en 2004 para crear un UGV –siglas en ingles de Vehículo Terrestre no Tripulado- plenamente operativo en materia militar. Tras varios años de investigación y desarrollo, financiado por el Ministerio de Defensa, el programa ya empieza a mostrar resultados. De hecho, las dos pruebas realizadas en julio y noviembre de 2017 en las instalaciones ‘Esteban Terradas’ del INTA han sido un éxito: el sistema es operativo.

En el desarrollo también han participado ingenieros civiles pertenecientes al Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA), de la Universidad Politécnica de Madrid, uno de los centros de investigación en conducción remota y autónoma más importantes de España. La premisa es sencilla: conseguir que un vehículo militar –en este caso un URO VAMTAC- se pueda conducir de forma remota por un militar desde una estación de control (incluso desde el mismo vehículo u otro que le preceda), o bien que sea capaz de seguir una ruta prefijada de antemano a través de localización GPS. Uno de los mayores desafíos del proyecto fue el de desarrollar un sistema que permita al vehículo detectar en su ruta obstáculos imprevistos –una roca, otro vehículo, una persona- y actuar de forma eficaz para evitar un accidente. Bien sea deteniéndose o esquivando el obstáculo. Este sistema funciona basado en un sensor LIDAR VLP-16. La definición del proyecto es más ambiciosa que la mera creación de un vehículo capaz de ser conducido de forma remota. 

La idea desarrollada consiste en un kit que permite convertir cualquier vehículo de conducción ‘normal’ en un vehículo adaptado para su uso remoto con la instalación de este sistema. Cuando no se necesite la conducción remota, el kit puede retirarse y el vehículo podrá volver a conducirse de manera regular. El uso de este sistema, de llegar a concretarse operativamente, supondría un gran avance en materia de seguridad para las tropas españolas. Por ejemplo, permitiría que un convoy de vehículos fuera precedido de uno de estos VAMTACs autónomos que, a modo de avanzadilla, pudiera ir detectando posibles amenazas en la ruta. O podría utilizarse para designar una serie de puntos de recorrido alrededor de una base para que realice tareas de vigilancia sin necesidad de exponer la vida de sus tripulantes ante un ataque. Las posibilidades del proyecto son muy amplias, pudiendo involucrar también el uso de UAVs que, desde el aire, podrían ir reconfigurando la ruta a seguir por el vehículo adelantándose a posibles obstáculos que encuentre en terrenos con escaso o nulo reconocimiento previo. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

El jefe de la próxima misión de policía aérea del Báltico: "Rusia es una constante fuente de inestabilidad".


Resultado de imagen de policía aérea del Báltico


Año tras año, militares españoles se desplazan a los países bálticos para vigilar su espacio aéreo. El próximo 1 de mayo empezará una nueva misión que tendrá su base en Siauiliai (Lituania) y el jefe del destacamento, el teniente coronel Manuel Maximiliano García de Veas, ha explicado a Europa Press su labor de disuasión frente a la continua fuente de "inestabilidad" que supone Rusia. Esta misión comenzó en el año 2004 con el ingreso en la OTAN de Estonia, Letonia y Lituania, países sin fuerza aérea de combate. Desde entonces, aviones de los países de la Alianza permanecen desplegados en estos países para proteger su espacio aéreo. La operación se reforzó en 2014 tras el estallido de la crisis de Ucrania y el aumento de las incursiones de los aviones rusos en el espacio aéreo báltico. "Rusia ha sido durante los últimos años una fuente de inestabilidad y preocupación para la OTAN", ha reconocido el teniente coronel García de Veas, que será el jefe del destacamento de 135 efectivos del Ala 11 del Ejército del Aire que permanecerán en Siauiliai entre los próximos 1 de mayo y 31 de agosto.
La misión de los aviadores españoles será la de interceptar todos los aviones que entren en el espacio aéreo báltico sin identificar o comunicar su ruta. El pasado año, el contingente desplegado en Amari, en Estonia, realizó 384 salidas de las que 36 fueron interceptaciones reales. "Es la singularidad de operar en la frontera de Rusia, una continua fuente de inestabilidad", ha reconocido el teniente coronel, que ha explicado que su misión es "defensiva" y de "disuasión" para evitar incursiones en el espacio aéreo de la Alianza Atlántica. Ésta será la segunda vez que García de Veas participe en la misión de Policía Aérea, aunque ahora lo hará como jefe del destacamento y en 2006 lo hizo como capitán piloto de uno de los Mirage F-1 que desplegó España. También será la segunda participación en esta misión del Ala 11 del Ejército del Aire, ubicada en Morón de la Frontera (Sevilla), aunque en la anterior ocasión desplegó en Amari.
 
Esta vez el contingente español se acompañará de seis cazas Eurofighter, aunque sólo cuatro de ellos estarán dedicados en exclusiva a la misión de Policía Aérea. Sus servicios estarán alerta semanas alternas y en los periodos de descanso se dedicarán a realizar operaciones de adiestramiento con otros países, incluidos Suecia o Finlandia --fuera de la UE-- y los Battle Group de la Unión Europea. Una de las singularidades de esta misión será que los Eurofighter del Ejército del Aire español compartirán la misión con cazas F-16 de la Fuerza Aérea portuguesa. El teniente coronel ve este trabajo conjunto con normalidad, ya que es habitual trabajar con otros miembros de la Alianza. Lejos de poner algún obstáculo, cree que puede tener la "ventaja" de apoyo mutuo. El despliegue de España comenzará en el mes de abril para tener ya todo preparado el 1 de mayo. Antes, una avanzadilla de personal llegará a Siauiliai para preparar todo el material de tierra y las aeronaves tendrán oportunidad de realizar algunos vuelos para familiarizarse con el entorno. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

Militares españoles, líderes de la instrucción sobre explosivos en Irak.




España lidera los cursos de formación y preparación contra los Artefactos Explosivos Improvisados (IED) impartidos a oficiales del Ejército de Irak, ha informado este jueves el Estado Mayor de la Defensa. Cuatro oficiales españoles y uno estonio se desplazaron a Bagdad para impartir un curso y un seminario sobre este tipo de artefactos explosivos, una de las principales amenazas para la población y fuerzas armadas en Irak. Dentro de las actividades en apoyo a la reconstrucción del país, España se ha ofrecido a la OTAN para participar en el campo de los IED y por ello se han impartido estos cursos en las instalaciones del centro de estudios estratégicos Al-Nahrain, en Bagdad.

Los militares españoles dieron a conocer los procedimientos más efectivos para detectar, neutralizar y, en última instancia, aumentar la protección contra los efectos de los IEDs, haciendo hincapié en la necesidad de compartir información con las fuerzas policiales para optimizar los esfuerzos colectivos contra el uso de este tipo de artefactos. El uso extendido de este tipo de explosivos por el Estado Islámico constituye la mayor amenaza a la seguridad para la población civil y las Fuerzas de Seguridad iraquíes y reducir el uso y la efectividad de los mismos es una prioridad para garantizar la seguridad en el país, según subraya el Estado Mayor de la Defensa. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+