miércoles, 28 de febrero de 2018

Fidelity (EE.UU.) recibe el ok del Gobierno para hacerse con el 20% de Indra.

Fidelity (EE.UU.) recibe el ok del Gobierno para hacerse con el 20% de Indra

El Consejo de Ministros de este viernes autorizó la inversión extranjera de la empresa norteamericana Fidelity en la sociedad española Indra Sistemas S.A. hasta alcanzar una participación del 20 por 100 de su capital, del que actualmente posee el 9,4 por 100.
Indra Sistemas S.A. tiene como actividad principal la consultoría sobre defensa, seguridad, transporte, energía, telecomunicaciones, servicios financieros, así como servicios al sector público, por lo que realiza actividades directamente relacionadas con la defensa nacional. Al cotizar Indra S.A. en bolsa, el importe total será el que corresponda según valor de mercado, se informa en la referencia del Consejo de Ministros.
Asimismo, el Consejo de Ministros autorizó otras dos inversiones extranjeras en empresas relacionadas con el sector de la Defensa:
– La Sociedad francesa Safran Engineering Services S.A.S. realizará una inversión en la sociedad española Safran Engineering Services S.A., por el 100 por 100 del capital social.
Mediante esta inversión extranjera se crea la sociedad española Safran Engineering Services S.A., sucursal en España de la matriz francesa, que tiene como actividad principal ofrecer servicios de desarrollo en los sectores de automoción y aeroespacial. Dichos servicios cubren la vida completa del producto.
Aunque esta empresa aún no ha iniciado su actividad, en el futuro realizará actividades directamente relacionadas con la defensa nacional, las mismas que corresponden a la sociedad matriz.
– La Sociedad francesa Sonovision S.A.S. realiza una inversión en la sociedad española Sonovision Ingenieros España S.A.U., por el 100% del capital social, con un valor de operación de 66.300 euros.
Constituida en 1986, la sociedad española Sonovision Ingenieros España S.A.U tiene como actividad principal el desarrollo de actividades de diseño y cálculo de sistemas, estructuras y componentes, y el mantenimiento de los mismos. Las actividades relacionadas con la defensa nacional que desarrollará tras la inversión estarán relacionadas con el ámbito de la ingeniería de vehículos y sistemas diseñados especialmente o modificados para uso militar. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

La odisea del Ala 12 para traer a casa un caza F-104 desde Grecia.

Una formación de cazas F-104 del Ejército del Aire español.
Una formación de cazas F-104 del Ejército del Aire español.
En 1965 Estados Unidos cedió a España 20 unidades del caza F-104, uno de los más avanzados de la época. La entrega formó parte del Programa de Ayuda Militar que ambos países firmaron en los denominados ‘Pactos de Madrid’, los acuerdos de cooperación de 1953 que permitían el establecimiento de bases norteamericanas en suelo español a cambio de material militar.
7 años y más de 17.000 horas de vuelo más tarde, las aeronaves fueron devueltas a Estados Unidos en 1972. La veintena de cazas, ya en manos de nuevo de la USAF, fueron divididos en dos lotes y entregados a la fuerza aérea turca y a la griega.
El caza que le faltaba al Ala 12
Cuatro décadas después de decir adiós a aquellos F-104 ‘Starfighter’, personal del Ala 12 volvió a interesarse por el destino que habían corrido aquella veintena de cazas que habían servido a la unidad.
Cuando un avión deja de estar activo en el Ala 12, la tradición manda que se conserve un ejemplar y que este sea restaurado y mantenido como parte de una suerte de ‘museo’ de la unidad. Así, en Torrejón puede verse un F-86 Sabre y dos F-4 ‘Phantom II’ –uno en su versión de reconocimiento-. Faltaba, sin embargo, un ejemplar del F-104.
Un ‘Ataúd volante’ que dejó un buen recuerdo
Aquel caza dejó buen recuerdo en el Ejército del Aire pese a su corto paso. De hecho, es una de las aeronaves con un menor índice de siniestrabilidad: no se perdió ninguno ni se produjo baja alguna en sus siete años de servicio. Dato curioso, pues en otros países como la República Federal Alemana dejó trágicas cifras de 115 pilotos fallecidos en tres décadas de servicio, lo que le valió sobrenombres como ‘el ataúd volante’ o ‘la fábrica de viudas’ entre los miembros de la Luftwaffe. En parte por ciertos defectos técnicos en su único reactor y en el asiento eyectable.
Las tareas de investigación del personal del Ala 12 comenzaron a encontrarse problemas. Todas las unidades, tanto las entregadas a Turquía como a Grecia, ya habían sido dadas de baja. La mayoría desguazadas, y otras convertidas en monumentos decorativos en los aeródromos donde realizaron sus últimas horas de servicio.
Localizado el C8-12 en Agrinio
Pero la investigación terminó dando sus frutos. Se localizó en el aeródromo de Agrinio una unidad perteneciente a la fuerza aérea griega que parecía estar en relativo buen estado. Al menos estaba prácticamente íntegra y no había sido ‘canibalizada’ para repuestos.
Conseguir traer de vuelta aquel F-104, que en su día portó en su fuselaje el numeral C8-12, se convirtió en un desafío para el personal del Ala 12.  El mando dio luz verde a la operación e inició las conversaciones con la fuerza aérea helena.
Un parón de 3 años y varios viajes a Grecia
La excesiva burocracia congeló el plan durante tres años, hasta que en 2016 y con el apoyo de la embajada española en Atenas se reactivaron las negociaciones con Grecia. En otoño de ese año, el Mando Aéreo General (MAGEN) autorizó un viaje hasta el aeródromo de Agrinio para que dos miembros del Ala 12 se reencontrasen con el F-104 y realizasen una primera observación del aparato. Con los datos recopilados, y ya con la aprobación directa del Jefe del Estado Mayor del Aire, se diseñó una operación para trasladar el caza desde Grecia hasta España por carretera.
Traerlo de vuelta a España por carretera
Los vehículos elegidos fueron tres camiones del Grupo de Automóviles del MAGEN, cuyo personal relató a su vuelta la extraordinaria odisea que supuso el tránsito por carreteras y ferris para cruzar Europa de oeste a este y vuelta. Seis miembros del Ala 12 y un representante del Museo del Aire viajaron en septiembre de 2017 hasta Agrinio para desmontar el caza y prepararlo para su viaje de vuelta a España. Pero volvieron a aparecer problemas en el proceso. Los mandos de la base de Agrinio permitían el traslado del avión, pero obstaculizaban el de algunas piezas de repuesto y componentes que se encontraban dispersos entre la chatarra. 

El equipo consiguió desbloquear la situación obteniendo una carta del Estado Mayor griego en la que la cúpula de la fuerza aérea helena ordenaba la máxima colaboración con los militares españoles al respecto. Las maniobras de carga se realizaron correctamente, y el convoy inició el regreso a casa por mar y carretera, viajando desde Atenas a Italia a través del mar, cruzaron de este a oeste Italia –con turística en Roma incluida- y por mar desde Civitavecchia hasta Barcelona. El F-104 finalmente llego a Torrejón, donde los mecánicos del Ala 12 ya han comenzado su restauración. Una de las primeras acciones devolverle el esquema de pintura del Ejército del Aire que lucía hace 45 años. Se espera que a lo largo de 2018 esté plenamente restaurado y pueda ser exhibido. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

Ejército de Tierra: una brigada en 2035 con menos personal (2.600-2.800 militares).

Ejército de Tierra: una brigada en 2035 con menos personal (2.600-2.800 militares)

El Ejército de Tierra ha organizado este martes «una jornada de actualización para periodistas» en la que ha repasado asuntos como la situación de s novedoso programas de la Brigada Experimental 2035, que hará pruebas para definir qué deben tener todas las unidades del Ejército de Tierra. El general Luis Martínez Meijide, jefe de la División de Planes (DIVPLA), presentó el futuro de la denominada brigada 2035 y las cuestiones principales que trató:
1. Entorno operativo futuro
– Campo de batalla no lineal (amenaza híbrida).
– Combate en áreas urbanizadas: la población elemento clave. «Por ejemplo, una de las lecciones aprendidas en la batalla de Mosul es la necesidad de contar con unidades especializadas en subsuelo con binomios hombre-perro, para detectar explosivos o en zonas de derrumbe. En Mosul el enemigo aparecía en la retaguardia tras usar los túneles de que disponían», aseguró el general Martínez Meijide.
– Enfrentamiento de alta intensidad contra un enemigo tecnológicamente avanzado: en ocasiones a la par en cuestiones como guerra electrónica, etc. «Hay que estar preparados para volver al combate de los años 70. Coordenadas manuales, códigos cifrados… Hay que mantener las capacidades degradadas que el soldado del 2035 no tendrá. Habrá que enseñarles también a manejar mapas o brújulas».
– Apoyo de autoridades civiles: homologable a protección civil, Unidad Militar de Emergencias…

Disposición de la brigada de combate actual

2. Conclusiones de los estudios realizados: La Brigada 2035 es el modelo de Brigada necesario del año 2035. Su característica principal será su base tecnológica que permita disponer una mayor potencia de combate con menor número de personal.
¿Y con cuántos efectivos contaría esa Brigada del año 2035? «Entre 2.600-2.800 militares con tres batallones de 400-500 efectivos y más apoyos necesarios (artillerías, ingenieros, logísticos…)». Es decir unos 500-800 efectivos menos. Actualmente el Ejército de Tierra cuenta con unos 75.000 efectivos.
3 Experimentación: la brigada de referencia será La Legión, con experiencia en combate y con el Mando de Doctrina, con sede en Granada, cerca de sus bases en Almeía y Ronda (Málaga). «Aunque haya una brigada designada para la fase experimental es una cuestión de Ejército y debemos seguir proporcionando los mismos apoyos y misiones que realizamos ahora».

El general jefe de la DIVPLA aseguró que entre las amenazas a las que también habrá que dar respuesta son, por ejemplo, ataques de enjambre de drones (visto en Irak con el Daesh) o el comentado subsuelo con perros, zapadores e infantería. Otras de las ideas expresadas por el general Martínez Meijide es que en el futuro la guerra seguirá siendo fundamentalmente terrestre y los carros de combate seguirán sirviendo, tal y como se ha demostrado en el escenario de Irak en la guerra contra Daesh. Las denominadas «fake news» o noticias falsas también serán parte del desafío al que se enfrente el proyecto Brigada 2035: «Se crearán unidades de operación de información a nivel batallón o nivel compañía que van a dar información y contrarrestar falsas verdades o verdades a medias. Y eso hay que hacerlo a bajo nivel». (Jesús.R.G.)

Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+