jueves, 24 de mayo de 2018

El Golfo de Cádiz, escenario de un ejercicio de la Armada.


La Armada Española ha realizado en aguas del Golfo de Cádiz, un ejercicio de seguridad marítima entre los días 21 y 23 de mayo, en el que también ha participado la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA) y Salvamento Marítimo. Este adiestramiento, previsto en el programa del ejercicio MARSEC-18, ha estado dirigido por el Almirante de Acción Marítima (ALMART). El escenario consistió en la simulación de un supuesto en el que un buque petrolero, se dirige hacia un puerto nacional en la zona del Golfo de Cádiz. Por existir indicios de criminalidad por tráficos ilícitos, incidentes de contaminación marítima, unidos a un comportamiento anormal del buque y sospechas de que a bordo haya una célula terrorista, se evalúa que existe una amenaza contra la Seguridad Marítima Nacional. 

Imagen de un momento del abordaje del buque.

La evolución de los acontecimientos a bordo del buque, así como la gravedad de estos y la implicación de varios ministerios, hace que sea necesaria la activación del Sistema de Seguridad Nacional. El Consejo Nacional de Seguridad Marítima, reunido en pleno y presidido por el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), ha realizado una videoconferencia con todos los puestos de Mando antes de realizar el asalto en el que han participado el Buque de Acción Marítima 'Tornado', un equipo de Guerra Naval Especial de la Armada, y los helicópteros de la Armada SH3D y SH60B. Este escenario ha servido para mejorar la coordinación interdepartamental y avanzar en el intercambio de información, coordinación y toma de decisiones a nivel político-estratégico, operacional y táctico.
 
Ejercicio MARSEC-18
Esta actividad se enmarca en los escenarios previstos en el ejercicio conjunto marítimo MARSEC-18, que la Armada Española desarrolla junto a numerosos organismos de la Administración Pública, Administraciones Autonómicas y Locales para afrontar y mejorar la coordinación entre agencias en operaciones de seguridad marítima.
 
El objetivo del ejercicio MARSEC-18, es comprobar la capacidad de coordinación y colaboración de la Fuerza de Acción Marítima de la Armada con otros organismos, para afrontar operaciones de seguridad marítima, así como mejorar la coordinación en la mar entre las unidades de la Armada y Organismos Gubernamentales y no Gubernamentales. Estas abarcan desde las actividades relacionadas con la seguridad del tráfico marítimo, seguridad en puertos, rescate de submarinos, tráfico de sustancias estupefacientes, control sanitario de personas, control de los espacios marítimos, apresamiento e inspección de pesqueros, búsqueda y reflotamiento de pecios, y protección y conservación del patrimonio subacuático. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.lavozdigital.es/
 
Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+             

El “Juan Carlos I” y la “Blas de Lezo” completan la proyección estratégica de la Unidad de Helicópteros de Irak.


Colaboración de la TG 830.01 con los buques de la operación “Sophia”

La operación de proyección estratégica por vía marítima de una unidad de helicópteros demuestra la capacidad expedicionaria y la interoperabilidad de las FAS. 

El buque “Juan Carlos I” y la fragata “Blas de Lezo” han finalizado la proyección marítima de la Unidad de Helicópteros (UHEL) del Ejército de Tierra tras recorrer, sin escalas intermedias, las más de 6.500 millas náuticas que separan la Base Naval de Rota del puerto de Kuwait City. Durante el último mes, estos buques han cruzado cuatro de los ‘chokepoints’ marítimos más importantes a nivel global: el Estrecho de Gibraltar, el Canal de Suez, el Estrecho de Bab El Mandeb y el Estrecho de Ormuz. Una vez en Kuwait, la UHEL realizará el movimiento hasta su base de operaciones en Taji, Irak. Sobre la proyección, cabe destacar que el LHD (Landing Helicopter Dock) “Juan Carlos I” es el único buque con capacidad de operar los dos modelos de helicóptero que componen la UHEL -Chinook HT-17 y Cougar HT-27-, lo que ha permitido reducir el tiempo de despliegue de las aeronaves en territorio iraquí. Al buque anfibio le ha escoltado la fragata “Blas de Lezo”.
Helicópteros del Ejército de Tierra en el hangar del “Juan Carlos I”
Helicópteros del Ejército de Tierra en el hangar del “Juan Carlos I”
Con este tránsito, ambos buques han realizado sus navegaciones continuadas más largas desde que entraron en servicio en la Armada, siendo de 24 días para el “Juan Carlos I” y 26 para la “Blas de Lezo”. Esto demuestra la autonomía logística y versatilidad del LHD, que durante esta navegación ha suministrado más de 500 toneladas de combustible a la fragata y ha realizado 154 tomas y despegues de los AV8B y SH3D que lleva embarcados, en 31 operaciones de vuelo. Asimismo, los buques españoles están prestando apoyo asociado a las principales operaciones marítimas internacionales en las que España participa; operación Sea Guardian, Operación Sophia, Operación Atalanta y apoyo a las Combined Maritime Forces, potenciando así la presencia naval española en aguas del Mediterráneo, Mar Rojo, Golfo Pérsico y Océano Índico, conforme a los objetivos fijados en la Estrategia de Defensa Nacional. En la parte final de este despliegue se aprovechará también para llevar a cabo actividades en apoyo al Plan de Diplomacia de Defensa y a los intereses de la industria de defensa nacional durante las escalas previstas en los puertos de Bombay (India) y Alejandría (Egipto).

UHEL en “Inherent Resolve”
La Unidad de Helicópteros (UHEL), compuesta por tres Chinook HT-17 y dos Cougar HT-27, iniciará ahora el movimiento a Irak para integrarse en la Coalición con el objetivo de aportar capacidades de transporte de ala rotatoria pesado y medio en beneficio tanto de las fuerzas españolas como del resto de países. Con ello, España responde a su compromiso de cubrir las capacidades de este tipo de transporte requeridas por la Coalición. 

La Unidad, preparada para operar en un entorno combinado y multinacional, actuará encuadrada en una de las agrupaciones de helicópteros que forma la Task Force Hurricane (US Army). Las misiones asignadas tienen un doble ámbito de actuación: por un lado, apoyo a las fuerzas de la coalición y, por otro, apoyo directo al contingente nacional, mejorando considerablemente las posibilidades de transporte y movimiento entre los distintos destacamentos. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir todas mis noticias a traves de mis paginas Twitter, Facebook y Google+