miércoles, 14 de agosto de 2019

Lo que no se cuenta del contronazo entre un EF-18M español y dos cazas Su-27 rusos sobre el Mar Báltico.

Uno de los cazas del Ala 12 del Ejército del Aire de España desplegados en Šiauliai, Lituania, ha tenido un serio encontronazo con dos cazas rusos Sukhoi Su-27 “Flanker” sobre el Mar Báltico. 

Sputnik News publica un vídeo grabado por los rusos en el que algo no cuadra 
El vídeo del incidente ha sido publicada a primera hora de esta tarde por la web Sputnik News, propiedad de la agencia estatal rusa Rossiya Segodnya y uno de los medios de difusión más activos del régimen de Vladimir Putin. Sputnik News no señala en qué fecha tuvo lugar este incidente. El vídeo habría sido grabado desde el avión que transportaba al ministro de Defensa ruso Sergei Shoigu, y consta de tres secuencias. En la primera vemos el supuesto avión de transporte del ministro ruso escoltado a babor por un Su-27 a cierta distancia. En la segunda toma, a partir del segundo 0:06, vemos al caza español (el C.15-68, 12-26) volando cerca del avión de transporte ruso, por babor.

 
Es una sucesión extraña de acontecimientos: ¿cómo pudo acercarse tanto el EF-18M si un Su-27 iba escoltando al avión de transporte ruso? Esto indica que falta algo en el vídeo, que por algún motivo el Kremlin no ha considerado conveniente mostrar. ¿Tal vez los cazas rusos se habían retirado de su misión de escolta y regresaron al detectar el EF-18M? A partir del segundo 0:17 vemos al avión español virando bruscamente a babor, intentando evitar una colisión con uno de los dos Su-27 que se aproximaba desde su lado de estribor (lo vemos aparecer en el segundo 0:20). El propósito del caza ruso era claro: apartar al avión español del avión de transporte ruso. La tercera secuencia empieza en el segundo 0:33: vemos otra vez al Su-27 volando por el lado de babor del avión de transporte ruso, aunque más cerca que al comienzo del vídeo. De momento, el Ministerio de Defensa de España no se ha pronunciado sobre este incidente.

Lo que no cuenta Sputnik: la insistencia de los rusos en apagar el transpondedor
Según Sputnik, el vuelo del ministro ruso se debió a su asistencia a los Army Games 2019, que se iniciaron hace unos días en el Óblast de Kaliningrado, un antiguo territorio de la Prusia Oriental alemana del que la URSS se apropió durante la Segunda Guerra Mundial, y cuya capital, Kaliningrado (antes llamada Königsberg) fue la ciudad natal del filóso alemán Immanuel Kant. El Óblast de Kaliningrado es un exclave ruso rodeado por Polonia y Lituania y una fuente constante de incidentes entre Rusia y la OTAN, debido a los vuelos rusos en la zona, a veces sobre aguas internacionales y ocasionalmente sobre el espacio aéreo de las repúblicas bálticas.    
 
De hecho, Lo que no dice en su noticia Sputnik News es que estas intercepciones son cada vez más habituales por la insistencia de los aviones rusos en volar con el transpondedor apagado. El transpondedor es un dispositivo electrónico que permite identificar a un avión. Si vuela con él apagado, los procedimientos de seguridad aérea requieren el despegue de cazas para identificar al avión en cuestión. Esta identificación incluye una toma fotográfica del avión interceptado. Ésa es la misión que estaría realizando el EF-18M español, y de ahí que volase cerca del avión de transporte ruso.

La misión del Destacamento Vilkas del Ejército del Aire en Lituania
El EF-18M español que ha tomado parte en este incidente es uno de los cinco cazas de ese tipo que el Ala 12 tiene en Šiauliai, formando parte del Destacamento Vilkas. Están desplegados allí desde el mes de mayo y serán relevados en breve. 
 
La finalidad de esta misión de la OTAN es la llamada Policía Aérea del Báltico (BAP, por sus siglas en inglés), mediante la cual los países miembros de la Alianza Atlántica contribuyen a la defensa aérea de las repúblicas bálticas, cuyas reducidas fuerzas aéreas no tienen aviones de caza propios. Actualmente, estos cinco aviones del Ala 12 comparten su tarea en Šiauliai con cuatro cazas JAS-39C Gripen de la Fuerza Aérea Húngara. Además, la Real Fuerza Aérea británica tiene desplegados cuatro Eurofighter Typhoon en la Base Aérea de Ämari, en Estonia. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.outono.net/
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

La X Bandera 'Millán Astray' de la Legión se prepara para la misión EUTM Mali XV.

El Grupo Táctico se prepara desde abril
El Grupo Táctico se prepara desde abril
Un momento del ejercicio
Un momento del ejercicio

Apenas quedan unos meses para desplegar en territorio africano, por lo que el Grupo Táctico de la X Bandera “Millán Astray” del Tercio “Alejandro de Farnesio” 4º de la Legión está inmerso en la preparación de la Misión de Entrenamiento de la Unión Europea en Mali XV (EUTM, por sus siglas en inglés). Entre las actividades que está ejecutando durante estos días, se encuentra el tiro de ametralladoras, la conducción nocturna, la simulación de situaciones reales que puedan darse en zona o el combate cuerpo a cuerpo, entre otros. Desde abril, los militares han realizado diferentes ejercicios en los Campos de Maniobras y Tiro “Las Navetas” (en Ronda, Málaga) y “Los Alijares” (en Toledo), donde se integraron por primera vez las dos secciones de Infantería de Marina que también forman parte de este Grupo Táctico.

La X Bandera y el Grupo de Artillería de la Legión aportarán un pequeño grupo de militares al contingente que se encargará de la instrucción del personal maliense. Las dos misiones principales serán: dar seguridad a la base de Koulikoro y proveer escolta a los equipos de instructores. Se prevé que en las próximas semanas realicen otros dos ejercicios que completen esta formación para alcanzar el mayor nivel de instrucción posible. Esto culminará con la fase de concentración, donde se apuntalará el nivel de cohesión del contingente. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.ejercito.mde.es/
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook 

Plan Porcupine: los túneles en los que se refugiará el Ejército español en el Líbano si estalla la guerra.



"Todo el personal tiene un lugar asignado, 24 horas al día, los siete días a la semana". Un lugar en la vasta red de túneles que recorren el subsuelo de la base Miguel de Cervantes, en Marjayoun. Porque Líbano se sostiene en una paz delicada. De ahí el despliegue de las Naciones Unidas -y de unos 600 militares españoles-, en una misión para controlar que se mantienen las condiciones de paz entre este país e Israel. Pero todo puede cambiar. Y es necesario estar preparado para cualquier circunstancia. El Ejército español lo sabe. La Historia ha demostrado que una mecha puede prender el polvorín, por mucho que ahora se mantenga en una relativa calma. Hace falta el paso del tiempo y el trabajo de muchos actores para devolver la estabilidad absoluta a la frontera entre Líbano e Israel. 

El compromiso de las Fuerzas Armadas en la misión UNIFIL, bajo el paraguas de la ONU, es el de controlar la frágil franja que separa ambos países, conocida con el nombre de Blue Line; su nombre es una descripción de lo que representa, una serie de hitos coloreados de azul que marcan la frontera líbano-israelí. Además, el Ejército español participa en diversos programas de cooperación con la población civil. Se trata de una región que en tiempos recientes ha sido golpeada por la guerra. Los veranos son calurosos y duros; la nieve y el frío sacuden el invierno. Desde sus posiciones, los militares españoles ven los Altos del Golán, que marcan la frontera con Siria.

'Blue Porcupine' 
Pero hay ciertos factores que amenazan esa quebradiza quietud. "Un aumento del conflicto entre Israel y Líbano podría poner en peligro la vida de cientos de militares y civiles", detalla el teniente coronel Gerardo López Iriondo, responsable del área de Planes de la Brigada Líbano en conversación con EL ESPAÑOL. La máxima es la de proteger el despliegue del personal de la ONU, integrado tanto por civiles como por militares de 13 nacionalidades distintas. Ahí surge el plan Blue Porcupine. 


Blue, por el color azul de la frontera; porcupine [puercoespín], por la maniobra de recogimiento frente a un hipotético ataque. Militares ingenieros españoles excavaron una intrincada red de túneles en las que el personal puede guarecerse en circunstancias extremas. El éxito del plan depende de una máxima: tenerlo ensayado y saber cada uno dónde debe ubicarse. "Cuando cientos de militares y civiles ven peligrar sus vidas no hay posibilidad para la improvisación -afirma el teniente coronel López Iriondo-. El plan se ensaya sistemáticamente. Se comprueban las comunicaciones desde el refugio puesto de mando, se actualiza la situación, se comprueba el estado de personal. Nadie se queda atrás". 

Espacio para todos 
"Nadie". Porque en los refugios excavados hay un espacio asignado para el personal que requiera ser trasladado en camilla, con accesos más amplios. También un lugar específico para los perros especializados en la detección de explosivos que desempeñan un papel destacado en esta misión. Para acceder a la red de túneles, los militares ingenieros españoles dispusieron varias entradas repartidas por las extensas instalaciones de la base Miguel de Cervantes. El teniente coronel López Iriondo detalla que "las circunstancias del personal en el día a día son muchas" y que por eso es imprescindible que los refugios estén "permanentemente preparados, ya sea de día o de noche". 

¿Cómo? Un planeamiento militar "previo y detallado" asigna refugios subterráneos en el caso de activación del plan Blue Porcupine. Los túneles se construyeron "buscando un equilibrio" entre la necesaria protección de la vida y unas condiciones de habitabilidad adecuadas, necesarias si el conflicto se alargase a horas o días. O lo que es lo mismo, se buscó un encaje a un adecuado nivel de seguridad, el aire, el agua, la comida, los cascos, los chalecos antifragmentos y el armamento, "elementos imprescindibles una vez que el personal alcanza su refugio". Toda precaución es poca en una región que sostiene su incipiente paz pese a los desequilibrios que se registran en las inmediaciones. Los 600 militares españoles se vuelcan en una misión imprescindible para mantener la paz en el Líbano... sin descuidar su propia seguridad y la del resto del personal de la ONU. (Jesús.R.G.)

Fuente: https://www-elespanol-com.cdn.ampproject.org
Si te ha gustado esta notícia, ¡compártela en tus redes sociales!

Para obtener noticias más actualizadas siga las páginas oficiales de Twitter y Facebook