miércoles, 31 de octubre de 2018

El JEMAD visita las nuevas instalaciones del JFAC español durante el ejercicio Dragon 18.

El JEMAD en la sesión informativa del ejercicio

El ejercicio está dirigido a evaluar al Componente para su certificación como mando aéreo para la Fuerza de Respuesta de la OTAN 2019 El Jefe de Estado Mayor de la Defensa, general de ejército Fernando Alejandre, ha visitado esta mañana las nuevas instalaciones del ESP JFAC (Componente Aéreo de la Fuerza Conjunta), donde está teniendo lugar el ejercicio Dragon 18 de evaluación de dicho componente como mando aéreo para la Fuerza de Respuesta de la OTAN 2019 (NRF19). 

Durante el ejercicio, se han practicado procedimientos de mando y control de gestión de crisis en el marco de las operaciones de media intensidad, todo ello en un escenario ficticio. El ESP JFAC es la principal estructura nacional de mando y control aéreo para coordinar e integrar las capacidades aéreas en un escenario conjunto complejo, siendo capaz de realizar acciones de mando y control tanto en operaciones aéreas nacionales como internacionales. Las nuevas instalaciones del JFAC están diseñadas para satisfacer los requerimientos operativos más elevados y están equipadas con los sistemas de tecnología e información más avanzados. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook         

Noruega (I): España, en la «guerra» del Ártico con la OTAN.

Noruega (I): España, en la «guerra» del Ártico con la OTAN

La OTAN mira de frente a Rusia en el Ártico, la otra frontera de la nueva «guerra fría» que libran Vladimir Putin y las potencias occidentales. Una escalada militar que se acentuó tras la crisis de Ucrania (2014) y la intervención rusa en Siria (2015). Aunque antes hubo dos advertencias de Moscú: el ciberataque a Estonia (2007) y la guerra en Georgia (2008). Ahora el deshielo podría reavivar el interés de los países ribereños del Ártico por establecer bases militares, nuevas rutas comerciales marítimas y, claro está, por explotar sus recursos naturales (podría albergar el 30 por ciento de las reservas mundiales de gas). Con estos mimbres, y al «socorro» de países aliados como Noruega, Islandia y Dinamarca -y otros socios no miembros como Suecia o Finlandia-, la OTAN desarrolla desde el pasado jueves y hasta el 7 de noviembre sus mayores maniobras militares desde el fin de la Guerra Fría: 50.000 efectivos, más de 10.000 vehículos militares, 250 aviones y 65 buques de guerra (entre ellos el portaaviones estadounidense Harry S. Truman).


El ejercicio se llama «Trident Juncture 18» y en él también tiene un papel importante España, cuya participación es destacable por el peso cualitativo de su despliegue: 1.800 militares, seis cazas F-18 Hornet, tres carros de combate Leopardo 2E, nueve vehículos blindados Pizarro, las fragatas Cristóbal Colón (F-105) y Navarra (F-85), el buque de aprovisionamiento Cantabria (A-15) o misiles antiaéreos Hawk. También se cuenta con un grupo de Inteligencia, otro de Apoyo Logístico y otro de Transmisiones. Un despliegue inusual para un país como España en unas maniobras internacionales. «El ejercicio se basa en un escenario defensivo del Artículo 5 de la OTAN. 


En una zona ficticia a la que acuden otros países desde el sur para ayudar a ese país aliado que se ve atacado por una fuerza extranjera», explica el teniente coronel Gabriel Villalonga, jefe del grupo táctico mecanizado Lepanto de la Brigada «Guzmán el Bueno» X, con base en Córdoba. Es el jefe de la principal unidad del Ejército de Tierra desplegada en el centro de Noruega. «Hoy hemos llegado a -10°C. Por ahora estamos viviendo en un camping, en casas de madera, en la localidad noruega de Dallholen. A partir del martes ya empezaremos a estar desplegados y descansando o bien en los vehículos o bien en tiendas de campaña», explicaba ayer por teléfono el teniente coronel Villalonga.  Obviamente, el frío es uno de los principales desafíos para el despliegue español. La preparación del vehículo (ruedas o cambios de aceite) y el movimiento en la nieve son ahora las prioridades de la adaptación del contingente terrestre español. 

Efectivos del Regimiento de Cazadores de Montaña ‘Galicia’ 64″

Efectivos del Regimiento de Cazadores de Montaña «Galicia» 64 ya se han adentrado en el «infierno blanco» ártico para probar materiales. Son nuestros soldados sobre esquíes. Otro de los problemas será el «white out» (o «fundido en blanco», el factor psicológico ante situaciones donde lo único que alcanza la vista es la niebla, la nieve o la oscuridad). En «Trident Juncture 18», el batallón mecanizado español irá insertado en una brigada italiana que, junto a otra alemana y británica, deberá jugar un rol decisivo en el contraataque de la OTAN ante la amenaza extranjera. En Berkåk, cerca del fiordo de Trondheim, acabará el día 7 la «guerra» del Ártico para los soldados del Ejército de Tierra.

Soldados españolas con vehículo TOA español (dcha.) / ET
 
El buque Cantabria, de la Armada Española, en el puerto de Trondheim

Uno de los 18 pilotos de cazas F-18 del Ejército del Aire desplazados a Noruega es el capitán Emiliano Delgado Hurtado. Su base de operaciones está aún más al norte, en Bodø, dentro del Círculo Polar Ártico. «Tendremos misiones coordinadas, con gran número de aviones», explica. En total, 14 países despliegan aviones, entre ellos estará presente el bombardero estadounidense B-1 Lancer. Sobre la posibilidad de tener algún problema con una aeronave de Rusia o volar cerca de la frontera rusa, el capitán Delgado Hurtado explica que «las zonas están muy limitadas, con un escenario ficticio sobre agua y sobre tierra». No hay margen al error, de otro modo, el ejercicio ficticio podría convertirse en real. ¿Qué hace España en Noruega? «Esto es la OTAN. Cuando un aliado pide ayuda, el resto acude al rescate. “Trident Juncture” es una prueba de solidaridad entre los aliados », sentencian desde el Ejército del Aire. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook          

Defensa convoca por primera vez a una mujer al curso de ascenso a general.


El Boletín Oficial de Defensa (BOD) publica hoy la convocatoria para el curso de ascenso a general en el que, por primera vez, figura una mujer: la única coronel de las Fuerzas Armadas, Patricia Ortega García. «La superación del curso es perceptivo para el ascenso a oficial general», especifica el BOD, aunque fuentes del Ministerio de Defensa precisan que «es condición imprescindible, pero no todos los que los superan ascienden a general, suele ser uno de cada tres lo normal», tal y como informa la agencia EFE. 

Las fuentes reconocen que, en el caso de Ortega, «parece que sería lo lógico y normal», especialmente dado que este año se celebran los 30 años de presencia de la mujer en las Fuerzas Armadas. El pasado 8 de marzo, siendo ministra María Dolores de Cospedal, Ortega participó en un acto con motivo de dicho aniversario como la única coronel, el rango más alto alcanzado por una mujer en las Fuerzas Armadas. Ortega afirmó entonces que los logros por la integración en estos 30 años se deben a los hombres y mujeres. «Las mujeres somos tratadas como uno más, pero somos más que uno más», aseguró la coronel, quien pidió a las instituciones militares «esfuerzos» para alcanzar la «excelencia» en materia de igualdad. Ortega, nacida en 1963 en Madrid, se incorporó al Ejército, junto con otras 25, en 1988 en la primera promoción que admitió mujeres. 

Actualmente, en las Fuerzas Armadas hay 221 generales, todos hombres; 1043 coroneles, de los que solo 3 son mujeres, y 3.096 tenientes coroneles, de los que 16 son mujeres, según datos actualizados de Defensa. La convocatoria del «Curso de actualización para el desempeño de cometidos de Oficial General» convoca a 145 coroneles del Ejército de Tierra, la Armada, Ejército del Aire, cuerpos comunes de las Fuerzas Armadas y guardias civiles. El curso, que comenzará el próximo 9 de noviembre en su fase no presencial y del 21 de enero al 15 de marzo de 2019 en su fase presencial, se desarrollará en la escuela Superior de las Fuerzas Armadas (Ceseden). Los convocados a realizar el curso son coroneles o capitanes de navío y deberán disponer de Habilitación de Seguridad OTAN de nivel NATO Secret/EU-S, especifica el BOD. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook         

martes, 30 de octubre de 2018

El buque español Castilla destruye un barco ballenero pirata.

Momento de la neutralización del ballenero

La operación de la Unión Europea “Atalanta”, con una importante participación de medios navales y aéreos españoles, ha logrado una disminución notable de los actos de piratería en el Índico. El buque español “Castilla”, buque de mando de la fuerza naval de la operación “Atalanta”, ha procedido esta mañana a la neutralización de un barco tipo ‘ballenera’ identificado por haber efectuado actos de piratería.

Durante la mañana de ayer, 27 de octubre, el helicóptero del buque español detectó la embarcación fondeada próxima a las costas de Somalia. Tras la identificación positiva, se procedió a su remolque para su posterior inspección por la dotación del “Castilla” y su neutralización, realizada esta mañana. La operación “Atalanta” forma parte del compromiso adquirido por España, bajo bandera de la Unión Europea, en la lucha por mantener la seguridad en las aguas del Golfo de Adén y Somalia. Iniciada en el año 2008, la operación contribuye a la mejora de la seguridad llevando a cabo acciones de vigilancia marítima con el fin de prevenir e impedir los posibles actos de piratería y, además, colaborando en la monitorización de las actividades pesqueras en la costa de Somalia, así como asegurando la entrega de los alimentos del Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés). 

Buque “Castilla” durante su despliegue

Desde su comienzo, España ha participado ininterrumpidamente con la aportación de medios navales y aéreos. Actualmente se encuentra desplegado el Buque de Asalto Anfibio (BAA) “Castilla”, con una Unidad Aérea Embarcada (UNAEMB).  A bordo se encuentra, además,  el Estado Mayor Internacional Embarcado (FHQ) de la operación, bajo el mando del contralmirante español  Alfonso Pérez de Nanclares desde el día 6 de agosto y hasta el 4 de diciembre. España también contribuye a la “Atalanta” con el Destacamento Orión, en Yibuti, que cuenta con unos 50 militares. A partir del próximo año 2019, el Cuartel General Operacional (OHQ) de Rota asumirá el mando de la operación Atalanta, que dejará el Cuartel General de Northwood tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook          

Así se preparan los «boinas verdes» para defender a España.


Saltar al mar de noche con paracaídas y provistos de trajes estancos para ganar la costa a nado y recrear la captura de un supuesto líder enemigo son algunas de las maniobras que el Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército español, más conocidos como los 'boinas verdes', ha llevado a cabo durante los últimos diez días. Del 17 al 26 de octubre, medio millar de soldados del MOE y alrededor de 600 de unidades de Tierra, la Armada y el Aire de ocho provincias de España han perfeccionado la coordinación en operaciones que, en su mayor parte, se han desarrollado durante la noche entre las provincias de Alicante, Valencia, Murcia y Albacete. Junto a los 'boinas verdes' o 'guerrilleros' (así les gusta llamarse en el MOE), ha participado en las maniobras "Empecinado 18" efectivos de Bétera (Valencia), Javalí y Alcantarilla (Murcia), Colmenar Viejo (Madrid), El Copero (Sevilla), Almagro (Ciudad Real), Salamanca y San Gregorio (Zaragoza).

Imagen de los ejercicios de los «boinas verdes» en Alicante

Las operaciones han sido coordinadas desde Madrid con dos bases operativas: la sede del MOE (el acuartelamiento de Rabasa) en Alicante y la localidad murciana de Los Alcáceres. La fuerza de elite del Ejército español ha ejecutado dos operaciones a gran escala y otras de menor entidad en dos países ficticios enfrentados por la gestión de un río y donde, además, operan grupos armados clandestinos. En una de esas acciones directas de alta precisión, se ha ensayado la captura de un dirigente de una organización. El operativo comenzó con una patrulla de reconocimiento especial para observar el objetivo y verificar la localización del líder enemigo, y le siguieron tropas que saltaron al mar en paracaídas para tomar tierra con sofisticados trajes estancos, que son aquellos que rodean todo el cuerpo ciñéndose en cuello y muñecas de forma que no entra el agua.

Imagen de los ejercicios de los «boinas verdes» en Alicante
Estos soldados han sorteado las líneas enemigas para ejecutar la misión con el apoyo de helicópteros de transporte tipo 'Chinnok' (con base en Colmenar Viejo) y la ayuda de dos 'Cougar' (El Copero) y tres más de ataque tipo 'Tigre' (Almagro). Junto a estas unidades helitransportadas, han asistido a los 'boinas verdes' la compañía paracaidista de Javalí del Ejército de Tierra y la escuadrilla de zapadores de Alcantarilla, ambas en Murcia, la Bripac de Madrid, los mandos de Ingenieros de Salamanca y de Transmisiones de Bétera y las fuerzas de oposición Cenad de San Gregorio (Zaragoza). Otra de las actuaciones "quirúrgicas" desarrolladas por los soldados del MOE ha consistido en la toma de un aeródromo en suelo enemigo para utilizarlo en la salida de tropas.

Imagen de los ejercicios de los «boinas verdes» en Alicante

El ejercicio "Empecinado" es el mayor ensayo que, cada año, realiza el MOE, dirigido por el general jefe Demetrio Muñoz y cuyos militares prestan hoy asistencia militar en Irak y Afganistán, y efectúan misiones más típicas de operaciones especiales en Líbano. El MOE está formado por unos 900 soldados expertos en operaciones que, por su alta especialización, no pueden desarrollar otras unidades, como el rescate de rehenes, reconocimientos especiales o capturas de jefes de redes criminales en territorio hostil. Para ello cuenta con especialistas en paracaidismo, tiro de precisión, montaña y actividades subacuáticas, entre otros aspectos, con una media de 34 años, 12 de ellos en el Ejército y los 7 últimos en ese cuerpo. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook         

lunes, 29 de octubre de 2018

Los “Leopardos” españoles de la misión eFP participan en una competición multinacional de carros de combate.

Carros de combate participantes en la competición

Los carros españoles han quedado en segundo lugar en una competición en la que también han participado medios americanos, polacos, alemanes y británicos. Los carros de combate “Leopardo” del contingente español desplegado en Letonia en la misión Presencia Avanzada Reforzada de la OTAN (eFP en sus siglas en inglés) han tomado parte en una competición de carros de combate en la que han participado varias naciones procedentes de los Batallones Multinacionales de la misión eFP. Los “Leopardos” españoles han competido junto a “Leopard” 2A6 alemanes, “PT-91” polacos, “Challenger” británicos y “Abrams” de Estados Unidos, repartidos en equipos compuestos por un binomio de carros de las distintas naciones. La ejecución técnica del tiro ha sido dirigida por el Instructor Avanzado de Tiro (IAT) español que forma parte del contingente. 

Las tripulaciones después de la competición
El IAT durante la ejecución del tiro

Con cinco blancos a batir y dos disparos en cada uno de ellos para considerarlos destruidos, las distintas tripulaciones se emplearon al máximo en un ejercicio intenso y rápido, en el que, además de la precisión en los disparos, el tiempo empleado por cada equipo ha sido una de las variables para determinar el ganador. Finalmente, los carros alemanes se alzaron con la victoria, quedando los españoles en una meritoria segunda posición. Una vez finalizada la competición, y como parte final del ejercicio “Iron Tomahawk”, 17 carros de combate de las naciones participantes realizaron ejercicios conjuntos de fuego real, uno de día y otro de noche. El excelente nivel de instrucción mostrado por todas las tripulaciones participantes es un reflejo tanto de la alta preparación de los distintos contingentes de la misión eFP de la OTAN como de la interoperabilidad entre ellos. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook        

F-35B, el futuro de la Armada española se tiñe de incertidumbre.


La flota de cazas de la Armada española va quedándose obsoleta y todo apunta a que el país afrontará pronto la necesidad de abordar este problema. De acuerdo con algunos expertos, el F-35B estadounidense podría ser el reemplazo elegido, si bien los recientes fallos de este caza en EEUU han sembrado dudas sobre su idoneidad.

Un caza de vieja generación
La renovación de la aviación embarcada es un tema de gran calado. La Armada española tiene actualmente a su disposición 12 aviones Harrier del tipo V/STOL —de despegue y aterrizaje vertical y/o corto—.

Los Harrier solamente siguen hoy en servicio en el Cuerpo de Marines de EEUU, la Marina Militare italiana y la Armada española, explicó a Sputnik el profesor titular de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio de la Universidad Politécnica de Madrid, José Luis Hernando Díaz. La Armada española recortó un 25% —cuatro aviones— de su flota de Harrier en 2013 cuando dio de baja prematuramente su único portaviones, el Príncipe de Asturias. El heredero del portaviones es el buque de proyección estratégica Juan Carlos I, que también tiene capacidad para albergar a los Harrier. "Actualmente, el Ministerio de Defensa de España está definiendo el nuevo Objetivo de Capacidades Militares a medio y largo plazo. Dentro de este proceso de planificación, una de las necesidades identificadas es la progresiva sustitución de los Harrier de la Armada española", comentó a Sputnik la Dirección de Comunicación Institucional de la Defensa.

Inicialmente estaba previsto que los Harrier estuvieran en servicio hasta 2025, año en que se expira su vida operativa. Sin embargo, con el paso del tiempo, la 'fecha de caducidad' ha sido aplazada hasta el 2030. La Armada española tendrá tarde o temprano que hacer frente a la imperiosa necesidad de reemplazar los cazas. Por el momento, el Ministerio de Defensa de España ya ha dado comienzo a la fase conceptual, que deberá finalizar con la elaboración de unos requisitos operativos para los futuros aviones de combate tripulados de las Fuerzas Armadas, indicó el organismo. En una fase posterior, que todavía no ha dado sus primeros pasos, el propio organismo prevé determinar una alternativa que se ajuste a todos los requisitos. "En este momento del proceso, la intención es considerar desde el primer instante todas las alternativas de adquisición posibles", destacó el Ministerio de Defensa en su comentario para Sputnik.

Cuestión de fiabilidad
Las Fuerzas Armadas españolas barajan varios posibles sustitutos para los Harrier. Una de las posibles soluciones sería hacerse con los Joint Strike Fighter. La cuestión de la adquisición de los aviones de este proyecto para satisfacer las necesidades de la Armada española se ha venido planteando al más alto nivel desde hace bastante tiempo. El F-35B (del tipo V/STOL) incluso pareció en un momento dado la única opción, simplemente por el hecho de ser la más factible. Aquí hay que clarificar varias cosas. 

El avión goza de una gran cantidad de ventajas, sobre todo sus elementos de alta tecnología. Para Hernando Díaz, el F-35B es un buen sustituto de los Harrier: en comparación, los cazas de quinta generación estadounidenses destacan por su capacidad de vuelo supersónico, mayor capacidad de carga y mayor radio de combate, además de la integración de sensores y sistemas electrónicos de última generación. Aunque esta opción pueda parecer ideal para muchos, tiene también sus puntos débiles. Los más evidentes son el elevado precio y un largo historial de fallos técnicos que muchos consideran inadmisibles para un caza tan caro.

El Ministerio de Defensa de España aseveró, sobre este punto concreto, que "realizará un análisis exhaustivo de los riesgos de cada una de las opciones posibles" cuando comience la fase de estudio de alternativas para la compra. A juicio del profesor titular de ingeniería de la Universidad Politécnica de Madrid, no obstante, es poco probable que la actitud de España se vea modificada por el accidente mencionado. Pero, antes de tomar la decisión, el país se mantendrá a la espera de acontecimientos, como por ejemplo la entrada en servicio del caza en los Ejércitos de otras naciones, el cambio de ciclo económico, cuestiones políticas internas, etc. "Todavía es muy pronto para conocer las causas del accidente y, por tanto, para predecir sus consecuencias. Lo cierto es que, con independencia de cuál haya sido la razón de fondo, la actitud de España ante este proyecto ha sido siempre la de mantener una prudente espera", indicó José Luis Hernando Díaz.

Fuera del alcance presupuestario
España no toma parte en el programa Joint Strike Fighter, es decir, ninguna de sus empresas participa en el proceso de producción. En otras palabras, el país no es un 'socio' de pleno derecho del programa. Es decir, un caza F-35B probablemente va a costarle más dinero a España que, por ejemplo, al Reino Unido o Italia. De acuerdo con diferentes informes, el coste por unidad del F-35B superaría los 100 millones de dólares. Para el Ministerio de Defensa, la prioridad es, según sus propias palabras, un equilibrio en toda la política de obtención de recursos. "Una de las premisas para cualquier futuro sistema de armas es que cumpla con los requisitos operativos, lo que inevitablemente obliga a la incorporación de elementos tecnológicamente muy evolucionados. Sin embargo, una vez que se determinan los sistemas que cumplen los requisitos, se analizan otros factores como los industriales, el coste del ciclo de vida y otros", explicó el Ministerio de Defensa español a Sputnik. 


El organismo afirma estar determinado a analizar y valorar todos los factores, incluidos los operativos, tecnológicos, industriales y económicos. El profesor universitario, por su parte, cree que una de las opciones sería la compra de entre 10 y 12 de unidades. Sin embargo, según matiza, esto exigiría un esfuerzo presupuestario que implicaría un compromiso de gasto a muy largo plazo, además de que fuera colocado como algo prioritario dentro de las adquisiciones de las Fuerzas Armadas, y de tener que asumir la renuncia a cubrir otras necesidades. "Se ha mencionado una posible compra conjunta con la versión A [del F-35] para el Ejército del Aire, y/o una posible operación combinada de estos aviones con la Armada, sin que a mi juicio tenga ningún efecto operativo realista, más allá de consideraciones contables o presupuestarias", añadió.

¿Alternativa a los F-35B?
En este momento, Hernando Díaz no contempla ninguna otra alternativa a la adquisición de los F-35B porque es la única opción realista a corto, a lo sumo medio plazo, para sustituir a los Harrier, al menos para operar desde buques de relativamente pequeño tamaño que estaban diseñados para aquel, como el Juan Carlos I de la Armada española. "Ninguna otra solución alternativa tiene sentido que no sea la de su adquisición para operar desde estos buques, todos dotados de trampolín o 'ski-jump'", argumentó el experto.

"Buscar una alternativa a este avión en un nuevo diseño exigiría tales compromisos en los nuevos proyectos europeos que están ahora surgiendo de forma incipiente, que me parece definitivamente algo más que improbable", agregó. Una de estas vagas opciones sería el proyecto conjunto de Francia y Alemania del caza de sexta generación europeo, el FCAS. La pregunta que por ahora queda sin respuesta es si se creará una versión V/STOL de esta aeronave para que sea capaz de aterrizar a bordo del Juan Carlos I. El problema principal de esta opción tiene que ver con los plazos. El FCAS franco-alemán hará su primer vuelo de prueba solo en 2025, mientras que se estima que entrará en servicio solo en 2040, una década después de la fecha de vencimiento de los Harrier. El propio Ministerio de Defensa de España no descarta ninguna posibilidad por el momento. "El proceso de planeamiento y obtención está en sus inicios y, 'a priori', no se puede descartar ninguna opción, entre las que estará sin duda el caza europeo FCAS, a sabiendas de que el proceso será de larga duración", apuntó el organismo militar a Sputnik.

Además, se vislumbran alternativas incluso peores, como comprar un caza del mismo nivel que los Harrier, un avión de cuarta generación, pero nuevo. Sin embargo, esto haría que España quedase por detrás de las potencias mundiales y regionales en términos de capacidad para hacer frente a las amenazas contra el Estado. Cualquiera que sea la decisión de España, tendrá que tomarla pronto. Como ya ha sido mencionado antes, es posible que las Fuerzas Armadas del país se encuentren a un callejón sin salida en el futuro próximo, cuando el FCAS todavía no esté listo, mientras los Harrier quedan abocados al fin de su vida útil. Entonces, Madrid se enfrentará a dos opciones muy poco halagüeñas: quedarse sin cazas embarcados o gastar cantidades de dinero ingentes en los F-35B y rezar para que estos no fallen. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook        

MTorres diseña un submarino de fibra de carbono más ligero, barato y rápido.

Manuel Torres (i) presenta su proyecto, acompañado del decano de los periodistas murcianos, Juan Antonio de Heras. / ANTONIO GIL / AGM

La empresa aeronáutica MTorres está dispuesta a revolucionar también la industria naval del futuro con la creación de un submarino en fibra de carbono que será menos pesado, más veloz, con capacidad para el doble de carga, más fácil y rápido de fabricar y, también, más barato que los convencionales actuales. Esta empresa ubicada en el Parque Tecnológico de Fuente Álamo ha diseñado un prototipo, según anunció ayer su fundador y presidente, el murciano Manuel Torres, en la clausura de la tercera edición de las Jornadas Nacionales de Comunicación y Defensa, organizadas por el Colegio de Periodistas de la Región y celebradas en la Escuela de Infantería de Marina. Si el científico, marino y militar cartagenero Isaac Peral inventó el primer submarino torpedero en 1888, esta compañía especializada en componentes para aviones anunció haber reinventado el sumergible monocasco del siglo XXI. Lo ha hecho utilizando la misma tecnología que usa desde hace dos años para la fabricación del fuselaje en una sola pieza para aviones comerciales.

El prototipo, cuya patente está en trámites, tiene en los planos una superficie de 520 metros cuadrados, un volumen de 466 metros cúbicos y un peso orientativo de 80 toneladas. Además, podría alcanzar una profundidad máxima de mil metros. Un submarino de la clase S-70 de la Armada logra una inmersión máxima de 320 metros y desplaza 1.730 toneladas en superficie. Según Torres, el suyo es «igual de seguro» que los actuales, aunque al ser más ligero permitirá hacer más millas de navegación bajo el agua. Además, según los cálculos de la empresa promotora, su construcción será mucho más rápida y también será más barata, porque no necesita las «miles de horas» de mano de obra requeridas para soldar minuciosamente el casco de acero de los convencionales. Según el presidente de MTorres, su submarino tiene el doble de resistencia y la quinta parte del peso de los sumergibles modernos de sus mismas dimensiones, facilitando así cargar «más material y baterías, algo que le permitirá mayor rapidez de maniobra y autonomía». Al ser más ligero y veloz, Torres ha ideado el término de «submarino 'caza'», a semejanza de los aviones de combate.

El diseño será presentado a Navantia a mediados de noviembre, en el consejo de administración de la Fundación Isaac Peral, una alianza de empresas industriales y tecnológicas de la Región que preside el propio Manuel Torres. Él espera en ese encuentro la asistencia del director de I+D+i de la empresa pública naval, a quien dará todos los detalles. También un plazo de dos meses para que valoren si quieren participar en el proyecto. En caso contrario, Torres tiene claro que irá al mercado estadounidense. Para este empresario, la historia de Isaac Peral «se repite continuamente, porque los españoles no creemos en nuestras capacidades. Tenemos una mala genética en ese sentido, solo sabemos restar, no sabemos sumar ni multiplicar», agregó en referencia a que la Armada Española no desarrolló el prototipo del primer sumergible eléctrico y torpedero creado por Peral en el último cuarto del siglo XIX.
 
Fabricación de los anillos
El proceso productivo de este nuevo submarino comenzará con la creación de los anillos del tubo, igual que se hace para la fabricación del fuselaje de un avión. La estructura será de fibra de carbono especial de MTorres, que se ensambla casi sin remaches y ejerce de molde para la aplicación de la capa exterior de fibra. Posteriormente, es aplicada una resina amalgamante que completa el conjunto. Todo ese proceso, llamado encintado, y la aplicación de la resina están automatizados y apenas necesitan mano de obra, algo que rebaja considerablemente los costes.

Se trata, según Torres, de una propuesta que nace como consecuencia de las 'tecnologías ping-pong', que consisten en trasladar técnicas y sistemas maduros en un sector a otro, «para favorecer un desarrollo más rápido y eficiente». Además de aplicaciones para el casco del submarino del futuro, MTorres está desarrollando baterías de base ion-litio de electrolito sólido de alta concentración energética. Un submarino de estas características podría disponer de 60 y 70 megavatios hora adicionales gracias a la reducción de peso generada por el empleo de fibra de carbono y el uso de estas baterías, lo que le dotará de gran capacidad de autonomía. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook        

miércoles, 24 de octubre de 2018

Los F-18 del Ejército del Aire, rumbo al Ártico noruego con la OTAN.


Seis aviones de combate F-18 «Hornet» del Ejército del Aire han despegado esta mañana de la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) con el objetivo de participar en el ejercicio de la OTAN «Trident Juncture 18», el mayor que celebra la Alianza Atlántica desde hace 20 años. Tras un trayecto de cuatro horas y media, y repostaje en vuelo sobre Alemania con un A-310 de la Luftwaffe, los seis cazas españoles aterrizarán en la base noruega de Bodo, al norte del del Círculo Polar Ártico. Como ya se ha avanzado en este blog, España participa en estas maniobras con efectivos del Ejército de Tierra, de la Armada Española y del Ejército del Aire. En total serán unos 2.000 militares desplazados a Noruega. Las maniobras comenzarán el 25 de octubre y concluirá el 8 de noviembre. Junto a los cazas F-18, se desplazarán unos 90 efectivos (entre ellos 18 pilotos, 63 de personal de mantenimiento y el resto de cartografía, Inteligencia…). 

Además, un avión de transporte A400M del Ala 31 (Zaragoza) despegó de Torrejón para transportar al grueso del contingente así como diferente material. Uno de los pilotos de F-18 que se desplaza a Noruega es el capitán Emiliano Delgado Hurtado, quien destaca la «característica multinacional de un ejercicio con más de 31 paíse, con misiones coordinadas, con gran número de aviones y con un entrenamiento previo específico». En definitiva, ambiente OTAN y con un transcurso de las operaciones que abarca el cielo noruego, sueco o finlandés. El frío, se esperan temperaturas máximas de 0º-3ºC y hasta -5ºC de mínima será uno de los principales condicionantes, sobre todo para el contingente que pone a punto las aeronaves que deberán volar. Además la sensación térmica puede hacer disminuir la temperatura en otros 15 grados dada la humedad y los vientos existentes. El brigada Eduardo López Cantalejo, del equipo de mantenimiento que se desplaza, explica que ya hay experiencias en Noruega con los F-18 pero no con las temperaturas extremas que se esperan. 

«A las aeronaves el frío les puede afectar. Los F-18 estarán siempre en unos hangares especiales hasta que se disponga su vuelo. Si nieva puede ser otro factor adverso, sobre todo, a la hora de coordinar desplazamientos y mantenimiento», explica el brigada López Cantalejo. Sobre la posibilidad de tener algún problema con una aeronave de Rusia o volar cerca de la frontera rusa, el capitán Delgad Hurtado explica que «las zonas están muy limitadas, con un escenario ficticio sobre agua y sobre tierra. «El Trident Juncture es un ejercicio de alta visibilidad puramente defensivo, prueba de solidaridad entre los aliados y ejemplo de defensa colectiva considerada piedra angular de la Alianza Atlántica. Los ejercicios OTAN son un elemento importante de la disposición de la Alianza y de la continua adaptación a los desafíos de la nueva seguridad», informan fuentes del Ejército del Aire. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook    

El JEMAD aprueba el nuevo "Concepto de Ciberdefensa".


La tecnología será el principal motor del cambio

El Jefe de Estado Mayor de la Defensa, general de ejército Fernando Alejandre Martínez, ha aprobado el nuevo ‘Concepto de Ciberdefensa’, que ha sido elaborado por el Centro Conjunto de Desarrollo de Conceptos (CCDC). Este documento sirve de guía y orientación para desarrollar las capacidades militares en el ciberespacio, un entorno global y dinámico que se ha convertido en el nuevo ámbito de las operaciones militares.

La amenaza, cada vez más activa y sofisticada, puede poner en riesgo no solo redes y sistemas de información y telecomunicaciones del Ministerio de Defensa y de las Fuerzas Armadas, sino también las infraestructuras críticas y servicios esenciales de España. Por tanto, “es necesario que las Fuerzas Armadas y el Ministerio de Defensa den una respuesta global e integral a este importante desafío”, en palabras del general Alejandre, que aprobó este Concepto el 28 de septiembre de 2018.

Respuesta global e integral
Tras analizar el entorno operativo actual y del previsible futuro, el Concepto aborda de forma integral todos los campos operativos de la Ciberdefensa. Para ello, define sus capacidades y coordina a los actores que operan en el ciberespacio y en el espectroelectromagnético. 

Asimismo, integra las operaciones militares en el ámbito del ciberespacio con el resto de capacidades operativas y define la estructura de Mando y Control, el marco legal de actuación y la imprescindible integración con el resto de actores civiles y militares a nivel nacional e internacional. Se trata de un documento alineado con las iniciativas desarrolladas en este campo tanto en el ámbito nacional como en el internacional, particularmente en la Alianza Atlántica y la Unión Europea. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook    

lunes, 22 de octubre de 2018

Defensa invertirá mil millones en los cuarteles: más guarderías y más wifi.

Llevar a cabo en las Fuerzas Armadas una auténtica “revolución social”: ese es el planteamiento con el que llegó Margarita Robles al Ministerio de Defensa el pasado mes de junio, cuando Pedro Sánchez ganó la moción de censura y nombró a la portavoz parlamentaria del PSOE para asumir la cartera militar. Su idea era, más que volcarse en adquirir nuevos y costosos sistemas de armamentos, aeronaves, buques, vehículos..., centrarse en mejorar las condiciones de vida diaria de los militares, favorecer la conciliación familiar, reforzar la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, etc. Uno de los puntos de ese plan para mejorar las condiciones laborales de los miembros de las Fuerzas Armadas consistía en realizar reformas en las instalaciones y acuartelamientos militares, especialmente en las zonas destinadas al alojamiento y vivienda del personal. 

Confidencial Digital ha podido confirmar que el Ministerio de Defensa ya tiene definido un plan para reformar sus instalaciones. En el último número de la Revista Española de Defensa, que edita el departamento de Margarita Robles, el secretario de Estado de Defensa Ángel Olivares explica que ya se están realizando las primeras actuaciones para frenar el deterioro de instalaciones militares en mal estado. Estas obras de mejora no son actuaciones aisladas, sino que preceden a un Plan de Infraesctructuras 2019-2014 que está elaborando la Secretaría de Estado de Defensa junto con los cuarteles generales del Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire. 

Inversiones hasta 2024 
 Este plan de Defensa contempla invertir 747 millones de euros en estas obras de mejora, cantidad a la que se sumarían 481 millones de euros para mantenimiento ordinario: en total, más de 1.200 millones de euros a gastar en los seis años que van de 2019 a 2024. La aspiración del equipo de Robles es alcanzar a medio plazo “unas infraesctructuras del siglo XXI”. Las mejoras que plantea el Ministerio de Defensa para sus cuarteles y otras instalaciones consistirían en la reforma integral de alojamientos y vestuarios, por ejemplo. También modernizará las instalaciones deportivas. 

Además, el plan de infraesctructuras contemplará otras medidas destacadas, como extender el despliegue de las redes de wifi por los cuarteles para mejorar la conectividad. En la línea de potenciar la conciliación familiar y atender mejor a las mujeres, Defensa también va a aprovechar este plan para aumentar el número de guarderías en cuarteles que existe actualmente. Por último, se destinará dinero de este plan a mejorar las instalaciones dedicadas a la formación. Y, en general, el ministerio intentará mejorar la eficiencia energética de los acuartelamientos y edificios que controla. 160 establecimientos ya cuentan con certificado de eficiencia energética y otros 60 están en proceso de implementación.  (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook