sábado, 20 de octubre de 2018

BAE Systems arrebata a Navantia el contrato de las doce fragatas para Canadá.

La Armada de Canadá ha adjudicado a la compañía británica BAE Systems la construcción de sus futuras fragatas, doce unidades en total, contrato al que también aspiraba Navantia. En cuatro meses, la firma ha arrebatado dos encargos para la fabricación de fragatas, ya que el pasado junio la Marina de Australia también se decantó por el modelo Type 26 de BAE Systems para su nueva generación de navíos, nueve en total. En ambos casos, la construcción de las unidades se llevará a cabo en los respectivos países, por lo que su fabricación no iba a reportar ocupación para los talleres de las empresas participantes. Navantia concurrió al concurso en alianza con Saab Australia, mientras que BAE Systems lo hizo con la americana Lockheed Martin. 

En la lista corta también participó la danesa Stganflex. Como sucedió con la obra australiana, fuentes del sector achacaron a razones políticas y geoestratégicas -por el brexit- la elección del modelo Type 26 y no a cuestiones técnicas. Navantia era el único astillero que participaba en la lista corta de los tres grandes concursos de fragatas que había en el mercado: Australia, Canadá y Estados Unidos. Ahora, los astilleros públicos españoles ya solo quedan con vida en la última de estas licitaciones, para la fabricación de 20 fragatas. Compite con los americanos Huntington Ingalls, Lockheed Martin, Austal USA y el italiano Fincantieri por el diseño de esos barcos. Navantia concurre en alianza con General Dinamics. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook     

jueves, 18 de octubre de 2018

El JEMAD asiste a un encuentro de Jefes de Estado Mayor de la Defensa en Washington.

El general Alejandre, a su llegada al encuentro.

En la reunión, se han tratado temas de actualidad sobre la lucha contra organizaciones extremistas violentas. El jefe de Estado Mayor de la Defensa, general de ejército Fernando Alejandre Martínez, ha participado el 16 de octubre en un foro de colaboración militar sobre la lucha contra organizaciones extremistas violentas en Washington. El encuentro ha reunido a los jefes de Estado Mayor varios países participantes en el foro. El objetivo es desarrollar sinergias para aumentar la eficiencia e interoperabilidad en la lucha contra estas organizaciones en distintos ámbitos. 

Foto oficial de los participantes en la reunión.

Estas reuniones se celebran periódicamente y su organización es rotatoria entre las naciones participantes. De hecho, el pasado 2 de octubre, el JEMAD fue el anfitrión de uno de estos en encuentros en Madrid. La participación en este foro es una de las actividades que está llevando a cabo el general Alejandre en su viaje oficial a Estados Unidos, donde estará hasta el próximo viernes 19 de octubre. Este lunes 15 de octubre, el JEMAD visitó una exposición sobre la participación española en la independencia de Estados Unidos en la Embajada española en la capital estadounidense. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook   

miércoles, 17 de octubre de 2018

El Tercio de Armada despide a la Tercera Fuerza Expedicionaria de Infantería de Marina para Mali.

GETEAR pasa revista a la Fuerza

En la mañana de hoy ha tenido lugar en la Plaza de Armas “Lope de Figueroa” del Cuartel de San Carlos-Batallones de Marina de San Fernando (Cádiz), una parada militar presidida por el General Comandante del Tercio de Armada, general de brigada Rafael Roldán Tudela, para despedir a la Fuerza Expedicionaria de Infantería de Marina para Mali FIMAR EUTM-MALI XIII. La FIMAR EUTM-MALI XIII, compuesta por dos secciones pertenecientes al Tercer Batallón de Desembarco Mecanizado, desplegará en Mali (África Occidental) por un periodo de seis meses. Los cincuenta y nueve Infantes de Marina formarán parte de las Compañías de Protección a los Instructores. Esta Compañía formará parte del Grupo Táctico español bajo mando del Ejército de Tierra. 

A petición del gobierno maliense y sobre la base de resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, los estados miembros de la Unión Europea decidieron llevar a cabo una misión para la formación de las fuerzas armadas malienses, bajo el nombre de Operación EUTM (European Union Training Mission) en Mali. El cometido de la EUTM, misión dentro del marco de la política exterior y de seguridad común (PESC) de la Unión Europea, es entrenar, asesorar y educar a las Fuerzas Armadas de Mali, para contribuir a la restauración de su capacidad militar, lo que les permitirá conducir las operaciones militares necesarias para recuperar la integridad del país y neutralizar la amenaza de los grupos terroristas. La misión EUTM (European Union Training Mission) en Mali no es una misión ejecutiva, es decir, los militares desplegados no participan en actividades de combate ni acompañan a las unidades malienses en sus operaciones. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook   

La industria militar española, débil ante la emergente Defensa única europea.

El 'think tank' español Instituto Coordenadas ha elaborado el primer 'Informe Coraza' sobre la situación de la industria militar española, que pone de manifiesto su potencial en algunos ámbitos. Pero sobre todo pone el foco en el escaso tamaño de las empresas de este sector, que representa el 11% del PIB industrial español, y que queda de manifiesto si se tiene en cuenta que no hay ninguna firma nacional entre las 25 mayores compañías de defensa europeas. Todo ello cuando la UE debate, por primera vez, crear un fondo de 13.000 millones en el presupuesto comunitario 2021-2027 para proyectos de nuevos desarrollos de aviones no tripulados (drones) o 'software' encriptado en los que participen firmas de al menos tres países. "Es una industria que en España está enormemente fragmentada, con multitud de medianas empresas muy especializadas o con monoproducto. 

Hay referencias indiscutibles en las distintas plataformas navales, terrestres y aeronáuticas, con Navantia, General Dynamics-Santa Bárbara y Airbus como protagonistas. Pero el futuro de la industria no radica en fabricar cascos de navíos, carrocerías de vehículos de combate o fuselajes de aviones, sino en llenar esos caparazones de sistemas de armas, telecomunicaciones, electrónica y 'software' de altísima sofisticación para generar estructuras básicas de la defensa del futuro. Y ahí es donde la fragmentación industrial debilita al conjunto del sector". Es el diagnóstico de Coordenadas. La Comisión Europea ya ha hecho sus pinitos en estos proyectos de Defensa paneuropeos, destinados a reducir la dependencia de la tecnología de EEUU y ganar en soberanía tecnológica. Entre 2017 y 2019, se han destinado 90 millones a iniciativas piloto. 

Y para 2019-2020 se quiere llegar a 500 millones para nuevos desarrollos. España tiene capacidades bien desarrolladas en navegación aérea, plataformas de entrenamiento y de simulación. Pero en otras áreas clave, como ciberdefensa o sistemas de mando y control, el 'know how' español es medio o bajo. "Una situación un poco preocupante, pues resulta evidente que aproximadamente la mitad de las capacidades críticas de nuestra defensa dependen de suministros procedentes de empresas con centros de decisión que están fuera de España", resume el documento del Instituto Coordenadas. Este ente está presidido por el presidente de la fundación de la patronal madrileña (Fundación CEIM), Germán López Madrid. Sus dos vicepresidentes son Valeriano Gómez, exministro socialista de Empleo, y Jesús Sánchez Lambás, abogado e investigador ligado tanto al instituto como a la Fundación Ortega y Gasset, entre otros cometidos.

Ocho de cada 10 euros, exportaciones
Lambás, precisamente al hilo de este informe, señala: "El futuro de nuestra seguridad y de nuestra soberanía está en juego. Es imprescindible poner en valor la industria de defensa. Dotarla de un apoyo institucional rotundo, con un impulso decidido a sus capacidades, con planes de crecimiento y desarrollo a largo plazo. En definitiva, dar sentido al adjetivo de estrategia que siempre se le adjudica y que muchas veces no hace referencia a un contenido concreto". 

En definitiva, sin una industria militar fuerte, España no podrá ejercer ninguna capacidad para participar en el diseño futuro de la Defensa de Europa, concluye el 'Informe Coraza'. La industria española de este sector mueve actualmente un volumen de negocio superior a los 5.370 millones de euros, con un crecimiento sostenido a lo largo de los últimos años, 7% en 2017, y con una especial resistencia a los efectos de la crisis económica iniciada en 2008. El 80% del negocio procede de la exportación, lo que muestra su alto nivel de competitividad en el intercambio global de defensa; emplea a casi 23.000 trabajadores directos, un 40% de ellos titulados universitarios. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook    

Submarinos autónomos europeos con tecnología española.



Tecnalia, Acciona o la Universidad Politécnica de Madrid son algunas de las instituciones españolas que participan en el proyecto europeo SWARMs, una iniciativa que está construyendo vehículos submarinos que son capaces de entrar en entornos complejos de manera completamente autónoma. 

Las pruebas se han realizado en Gran Canaria – donde han verificado la validez de la tecnología empleada, tanto desde el punto de vista de la robótica, como de las telecomunicaciones, desde el año 2016–, Rumanía y Noruega. Según Tecnalia, el objetivo principal del proyecto es incrementar el uso de vehículos subacuáticos y de superficie y mejorar el diseño, planificación y ejecución de las misiones y operaciones offshore marítimas. Esto reducirá el costo de operación y aumentará la seguridad en tareas asignadas a buceadores. “El enfoque general –han explicado– consiste en diseñar y desarrollar una plataforma integrada (un conjunto de componentes de software / hardware) para una nueva generación de operaciones autónomas submarinas, incorporada en el actual diseño y fabricación de vehículos submarinos con el fin de mejorar la autonomía, la cooperación, la robustez, la rentabilidad y la fiabilidad de las operaciones offshore, concretamente mediante la cooperación entre vehículos”. De hecho, también se podrán emplear para medir y controlar los materiales en suspensión derivados de las operaciones de dragado y para medir la concentración de otras sustancias disueltas en el agua. 

Así, estos vehículos, según Acciona, trabajarán de manera conjunta y colaborativa, a modo de enjambres (lo que da nombre al proyecto “Swarms” que significa precisamente “enjambres”), comunicándose entre sí a través de módem acústicos, sin necesidad de cableado que los conecte, ni de ser operados por humanos. “Además, el proyecto incluye el diseño de un interfaz de usuario, con un aspecto similar al de un videojuego, pensado para permitir que los vehículos puedan llegar a ser manejados sin necesidad de contar con una formación específica en robótica.” El proyecto ha contado con un presupuesto de 17 millones de euros, y en él han participado 30 empresas, universidades e institutos tecnológicos de 10 países europeos (España, Alemania, Francia, Portugal, Noruega, Suecia, Países Bajos, Rumania, Turquía, Italia), entre las que figuran, además de las tres antes mencionadas, TTI Norte, PLOCAN, Ixion e HI-Iberia. (Jesús.R.G.)

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook   

El BAC “Cantabria” se incorpora a la Agrupación Permanente de la OTAN nº2 (SNMG-2).

El BAC Cantabria se incorpora a SNMG-2

Esta mañana, el Buque de Aprovisionamiento en Combate “Cantabria” ha zarpado de su puerto base en Ferrol para integrarse en la SNMG-2. Está previsto que el “Cantabria” se mantenga desplegado con esta agrupación durante un periodo de dos meses. Tras dicha incorporación, que se realizará en las inmediaciones de la costa gallega, la agrupación comenzará un tránsito hacia las costas de Noruega, donde el buque participará en los ejercicios de la OTAN Trident Juncture 18, los ejercicios más importantes de la Organización Atlántica desde 2015. 

Una vez finalizados estos ejercicios, regresará con la agrupación a aguas del Mediterráneo. En esa zona realizará principalmente, presencia naval y operaciones de vigilancia y seguridad marítima. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook    

Aseguran que ejércitos de 'RoboCops' revolucionarán la guerra del futuro.

Aseguran que ejércitos de 'RoboCops' revolucionarán la guerra del futuro

Las guerras del futuro serán protagonizadas por ejércitos de robots y humanos genéticamente mejorados, según un informe del Ministerio de Defensa británico, con descripciones dignas de ciencia ficción. La creación de "soldados biónicos" con vastos poderes físicos y mentales ―tal como fue descrito en las películas 'Soldado Universal', de 1992 y 'RoboCop', de 1987― permitirán a los países desarrolladores aumentar sus capacidades militares y mejorar el rendimiento de las fuerzas armadas, señala el informe 'Tendencias Estratégicas Globales hacia el año 2045', citado por varios medios locales. Elaborado por el laboratorio de ideas del Ministerio, conocido como Centro de Desarrollo de Conceptos y Doctrina, el documento vaticina que dentro de 30 años soldados mutantes serán capaces de cargar pesos enormes y recorrer distancias extremadamente largas a altas velocidades. 

Podrían contar con visión infrarrojo y transmitir sus pensamientos mediante equipos electrónicos de telepatía. La ingeniería genética, los miembros biónicos, la adaptaciones que impulsen la capacidad cerebral y drogas que mejoren el desempeño, "facilitarán la profunda expansión de los límites del rendimiento humano", indica el documento. Asimismo, se advierte de la necesidad de aprobar nuevas leyes y tomar en cuenta todas las consideraciones éticas y morales, antes de que los nuevos ejércitos mutantes aparezcan. "Aunque se prevé que los humanos mantendrán su papel central en la toma de decisiones, los conflictos con participación cada vez mayor de robots y sistema autónomos podrían cambiar la índole de la guerra, puesto que se hará menos énfasis en las emociones y la pasión", indica el informe, según reporta The Independent. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

martes, 16 de octubre de 2018

Así es la vida a bordo del portaviones 'Juan Carlos I'.


El cielo ha dejado de amenazar lluvia. Por delante, 30 millas de navegación con una mar rizada y viento suave. Son cerca de las doce del mediodía y el portaviones 'Juan Carlos I' pone rumbo a Motril a 18 nudos de velocidad (33 km/hora). En el puente de mando, el trasiego es incesante. La oficial de derrota (es una de las cuatro mujeres oficiales que tiene el buque y coordina la travesía) recibe las órdenes del comandante y se las traslada al timonel.  

«El primer movimiento siempre es separarnos del muelle y una vez obtengamos más espacio para maniobrar y podamos meter más velocidad, pasaremos a configuración de navegación. ¿Qué necesito de vosotros? Buena coordinación y con tranquilidad. Nada más. Cuando sea el momento, a los puestos y a funcionar», ordena el capitán de navío Francisco José Asensi, comandante del LHD (L-61) 'Juan Carlos I'. Es el buque insignia de la Armada. Nunca España había tenido un barco de guerra tan grande y con semejantes capacidades. Porque, aunque no responde a la configuración estricta de portaviones, la suya lo convierte en un barco versátil con capacidad para operaciones aéreas, pero sobre todo para realizar misiones anfibias (es, por ejemplo, capaz de transportar a una fuerza de Infantería de Marina para realizar un desembarco); de proyección de fuerza (trasladando militares a un escenario en conflicto) y de ayuda humanitaria. Fue entregado a la Armada española en los astilleros de Navantia en 2010 en presencia de su epónimo, el rey emérito. 

Se siguió así la larga tradición de la Armada de asignar a uno de sus buques principales el nombre propio del monarca reinante, mantenida desde la llegada de la Casa de Borbón al trono de España a principios del siglo XVIII. Pertenece a una nueva generación de portaviones después de que su antecesor, el 'Príncipe de Asturias', fuera dado de baja en 2013. Había acumulado una hoja de servicios impecable durante 25 años, con misiones en la primera Guerra del Golfo y el conflicto de Yugoslavia, y teniendo en su tripulación al actual rey Felipe VI durante su formación como alférez alumno de la Armada. Pero fue imposible estirar su vida útil por motivos presupuestarios y acabó en Turquía desguazado como chatarra. Triste final. No obstante, algo queda de él en el nuevo portaaviones: algunas de las 'metopas' (placas de agradecimiento) que colgaron de sus paredes y una alfombra de bronce a la entrada de la cámara de los oficiales, en la que se lee 'Príncipe de Asturias'. En esta sala, en la que cuelgan algunas marinas y hasta un cotizado cuadro de Revello de Toro con una imagen de la Virgen de la Soledad (regalo de la Cofradía de Mena de Málaga), los oficiales descansan viendo la tele, echando una partida de 'Risk' o tomando un café.

Navegación nocturna
La navegación del 'Juan Carlos I' hacia Motril se inicia con incertidumbre desde su salida de la base militar de Rota, donde tiene su atraque. Tras la revisión hecha a los motores en tierra, toca ponerlos a prueba en el mar. Los mandos no las tienen todas consigo. De hecho, cabe la posibilidad de tener que regresar a puerto si las cosas no salen bien. «Cada cierto tiempo se le hacen unas comprobaciones rutinarias, como la ITV de los coches, pero en esta ocasión ha habido un retraso en la adquisición de las piezas necesarias para su puesta a punto, de ahí que hayamos tenido que posponer un día las jornadas de puertas abiertas en Motril», justifica el teniente de navío Carlos Sánchez Riezu. Allí, ya había inscritas más de 14.000 personas para visitarlo. La expectación era máxima. Nada podía fallar.

Finalmente, amarró en el puerto granadino a las ocho de la mañana del viernes, Día de la Hispanidad, después de 18 horas de travesía a través del Estrecho de Gibraltar y bordeando la costa africana durante la noche. La singladura se aprovechó para realizar ejercicios cotidianos a bordo, que la dotación repite una y otra vez, casi hasta la saciedad, para que nada ni nadie falle en un escenario real. «Alerta amarilla. Aproximación de aeronave sospechosa. Todo el mundo a sus puestos», advierten. Es un simulacro, porque en realidad el que se acerca es el emblemático avión de la Armada AV-8B Harrier, que tiene previsto su aterrizaje en el portaaviones para ser exhibido durante los tres días de puertas abiertas en la ciudad granadina. Junto a él lo hacen cuatro helicópteros, dos H-500 de la Sexta Escuadrilla y otros dos SH-3D de la Quinta.

El barco tiene unas fases de adiestramiento programadas en las distintas áreas para lograr la certificación del Centro de Valoración y Apoyo a la Calificación Operativa para el Combate (CEVACO) que realiza un organismo nacional dentro de la Armada, pero que es externo al barco. Son evaluados cada dos o tres años de acuerdo a unos parámetros a cumplir. «Una vez que el barco está certificado, ya está listo para salir a cualquier misión», explica el capitán de corbeta David Méndez. Es la esencia de los ejércitos actuales: preparar, adiestrar y certificar sus dotaciones para tenerlas listas por si el Estado Mayor de la Defensa las requiere para cualquier misión. Mientras tanto, estas maniobras forman parte de la rutina. «Me adiestro, me adiestro, me adiestro para combatir; para combatir como me adiestro», recalca David Méndez.

Diana y desayuno
El toque de diana llega por megafonía a las 7.00 horas en punto. «Diana, diana. Aseo personal y arreglo de camas. Comienza el desayuno con preferencia para cocineros, rancheros y personal de vigilancia entrante», avisan a toda la dotación, formada por cerca de 300 tripulantes (en esta ocasión el rol consigna 284 personas). Aunque es la habitual, este portaaeronaves tiene capacidad para albergar hasta 1.435 almas. «El nivel actual de sofisticación de los equipos nos ha permitido una mayor automatización, por eso la dotación del 'Juan Carlos I' puede parecer pequeña», aclara el comandante Francisco José Asensi, quien el pasado mes de junio tomó el mando del buque. «Profesionalmente, es un sueño, pero además es un privilegio y una gran responsabilidad dirigir a este equipo de profesionales. Todo un desafío», afirma. 

Sus sueldos oscilan entre los mil euros de un marinero raso hasta los más de 3.000 que puede cobrar el comandante. «Todo está en función de los trienios y los complementos, pero estamos en el margen de cualquier otro profesional de las Fuerzas Armadas», precisa Asensi. Una parte de la tripulación se dirige a sus ocupaciones, mientras el resto descansa. El día se divide en cuatro turnos de seis horas;el primero se inicia a las ocho de la mañana. Media hora antes empieza a servirse simultáneamente el desayuno en los cuatro comedores, separados por rango (marinería, infantería de marina o tropas de desembarco, suboficiales y oficiales). A los oficiales de guardia se les reconoce inmediatamente, ya que todos llevan colgada la 'gola', una especie de collar dorado y metálico que antiguamente se usaba para protegerles el cuello de posibles ataques. «Se nos identifica por eso y también por la mala hostia que llevamos por tener que hacerla», bromea un mando.

En el comedor de marinería, la dotación aguarda cola para coger su bandeja y servirse. Un enorme televisor de pantalla plana, que casi nunca se enciende, preside la estancia. Lo flanquean un retrato del rey Felipe VI (pequeño en comparación al tamaño del plasma) y un reloj digital para que nadie se despiste con el horario de las guardias. En el menú, rebanada de pan (hecho diariamente en las cocinas del barco) con mantequilla y mermelada; cereales, galletas y bizcochos. El café y la leche se la sirve cada uno a su gusto y, a elegir, también hay café descafeinado y Cola-Cao. Hasta 50 litros de leche se pueden consumir cada mañana. Una vez terminado, toca recoger cada uno su bandeja y reciclar: papel por un lado, latas y plástico por otro. 

En cocina, no han terminado con la primera comida del día cuando ya preparan el almuerzo. Allí, un cabo, cuatro marineros y tres cocineros elaboran diariamente hasta 70 'bollas' (barras grandes de pan) que trocean para acompañar el rancho, compuesto de ensalada de lechuga y tomate; un contundente potaje de alubias y morcilla en su punto de sabor, y merluza en salsa. Para beber, agua o refresco de cola. «Así como el pescado no suele gustar mucho, los guisos que hacemos les encantan», presume orgullosa la cabo primero María José Roldán mientras remueve el puchero para que no se pegue la crema de verduras que ya elabora para la cena, junto con los 25 kilos de arroz cocido que acompañarán de guarnición a los pinchitos. Por la noche sí hay postre. En esta ocasión, natillas. «La comida de rancho tiene mala fama, pero eso es un mito», se apresura a desmentir el teniente de navío Sánchez Riezu. Las cantidades que se consumen en una mole de 27.000 toneladas como esta asustan. Solo en detergente para lavar los distintos uniformes (de embarque, calle y gala), ropa de cama y toallas, se pueden gastar cerca de 20 litros diarios entre las dos lavanderías, que suman seis lavadoras grandes, otras dos pequeñas y seis secadoras.

Cuatro cubiertas
Pero el buque más grande de la Armada española, tan largo como dos campos y medio de fútbol y tan alto como un edificio de 10 plantas, dista mucho de los enormes portaaviones nortamericanos. También es más barato y versátil. Mientras que el 'Juan Carlos I' costó 350 millones de euros, EE UU ha invertido 13.000 millones en su último portaaviones, el 'USS Gerald R. Ford'. No obstante, solo arrancarlo, con toda la tripulación a bordo, cuesta 80.000 euros. 

En el barco español, la primera cubierta tiene un dique inundable, que facilita la entrada y salida de las cuatro lanchas de desembarco (LCM) estibadas, con capacidad para dos carros de combate cada una. En este enorme hangar situado en la popa del buque se guardan, además, los vehículos pesados destinados a esas misiones anfibias, hasta 46 carros de combate Leopard. Sobre este nivel se encuentra la zona de habitabilidad, que comprende los alojamientos de la tripulación, cocinas, comedores, el hospital, el gimnasio y las cámaras, salas de estar para la dotación y separadas por rango. La tercera cubierta está ocupada en su totalidad por el hangar principal, donde se guardan los vehículos ligeros y las aeronaves, por ser la más cercana a la cubierta. Puede albergar hasta 19 cazas de aterrizaje vertical AV-8B Harrier II Plus, 30 helicópteros de tipo medio o 10 helicópteros pesados CH-47D Chinook. La última cubierta, a la que las aeronaves acceden a través de dos enormes ascensores, es la de vuelo, de 5.440 metros cuadrados y con una rampa Sky-Jump de 12 grados para facilitar el despegue de los aviones tipo STOVL (capaces de alzar el vuelo tras una corta carrera y de aterrizar en vertical). 

Sin duda, todo un hándicap para el buque insignia de la Armada española, dado que su docena de aviones Harrier están ya pidiendo pista y con fecha de caducidad en el 2020. Pocas aeronaves de ala fija pueden aterrizar en la cubierta de vuelo del 'Juan Carlos I': los V-22 Osprey y los cazas F-35B. Todo apunta a que estos últimos acabarán sustituyendo a los Harrier, pero está por ver si será posible comprarlos, ya que cada uno cuesta entre 90 y 130 millones de euros. Desde el primario de vuelo, que es como la torre de control de un aeropuerto y está junto al puente de mando, se controlan las 'tomas' (aterrizajes) y despegues; las aeronaves que están en las proximidades del barco, y los movimientos de las que hay en la cubierta de vuelo. Esta última es una de las zonas de trabajo con más riesgo, donde sopla un fuerte viento, hay muchas tareas a realizar por numerosas personas y el movimiento de aeronaves implica un gran peligro por los rotores, las toberas y el manejo de combustible. Los protocolos de seguridad aquí son estrictos. Uno inexcusable es el paseo FOD ('Foreing Object Damage'). Se realiza cada vez que hay prevista una operación de vuelo para evitar que un objeto extraño pueda dañar el motor de una aeronave al ser succionado por éste o pueda lanzarlo sobre algo o alguien. 

Por eso, el personal de cubierta no puede llevar nada susceptible de perderse y, de forma periódica, el personal se despliega a todo lo largo de la cubierta, de proa a popa, para ir recogiendo cualquier cosa que encuentren a su paso. Todos llevan chalecos, que pueden ser de seis colores diferentes para distinguir las funciones que cada uno realiza en cubierta. Son los 'Rainbow Warriors'. Dado los riesgos que acarrean las labores en este portaeronaves y su adaptación a misiones humanitarias, en su construcción se contempló un hospital puntero con sala de diagnóstico, dos quirófanos (general y de traumas), sala de analíticas, farmacia, sala de infecciosos, una UCI y una consulta odontológica. «Es sumamente importante, sobre todo para los pilotos, a los que cualquier cambio de presión les puede causar un fuerte dolor y provocar un accidente», advierte el enfermero Juan Pablo Cotorruelo, quien destaca su conexión al hospital Gómez Ulla y el sistema que tienen para extraer oxígeno del aire y mantenerlo en tanques de hasta 300 litros.

El toque de queda
Todos los sistemas del barco (eléctrico, hidráulico, contra incendios, refrigerantes o motores) se controlan desde la sala de máquinas a través de un potente software de producción nacional. «El 99% del barco es eléctrico. Esa energía la producen dos motores que generan 7,7 megawatios cada uno; una turbina, de potencia similar a la que puede tener un avión, y un sistema generador como el de una refinería. Pocas armadas lo tienen en el mundo. Con esa cantidad de megawatios podríamos alumbrar la ciudad de Córdoba. No es poca cosa», presume el teniente de navío Rodríguez.

El buque dispone de seis plantas osmotizadoras que producen 24.000 litros diarios de agua potable para aseo, cocina y limpieza del barco. Para caso de incendio, cuentan con un colector de agua salada, espuma y agua nebulizada. El barco está dividido en cuatro zonas de fuego, con sus compartimentos y mamparos estancos para aislar las llamas. Además, cuenta con siete miniestaciones de bomberos para atender cualquier accidente en sus diferentes secciones. No se escatiman medidas de prevención. Hasta el suelo, de color azul oscuro, tiene un pequeño moteado en blanco que evita la propagación del fuego. La protección se extiende a los camarotes, donde todos los colchones están protegidos por unas fundas gruesas de material ignífugo.

En cuestión de alojamiento, también hay clases. El camarote de los oficiales es personal y tiene el baño dentro; el de los suboficiales puede ser compartido por dos o cuatro personas, y la marinería se instala en los sollados, estrechos habitáculos con literas en los que pueden llegar a dormir hasta 15 personas. Todos los camarotes tienen anclajes para fijar las sillas en caso de mala mar y disponen de un equipo de protección individual (EPI) con una máscara de oxígeno para usar en caso de incendio. Acabada la jornada, llega el toque de queda. Son las 19.56 horas. «Ha sido el ocaso. Atención, oración». La plegaria, acompañada de música, reza: «Tú dispones de viento y mar y haces la calma y la tempestad, ten de nosotros piedad, piedad Señor, Señor piedad». Todo el interior del barco cambia su iluminación a una tenue luz roja para mantener una mínima visibilidad durante la noche. Los altavoces enmudecen: «'Juan Carlos I'. Buenas noches». (Jesús.R.G.)




Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    


viernes, 12 de octubre de 2018

Personal del Grupo de 'Regulares de Melilla' se instruye en Almería.

Dos militares en el ejercicio en Viator

La 2ª Compañía de Fusiles y la Sección de Morteros Medios de la Compañía de Mando y Apoyo del Tábor “Alhucemas” I/52, perteneciente al Grupo de “Regulares de Melilla” nº 52, han participado en un ejercicio, dentro del marco de las maniobras "Estopiñán" II/18, en el Campo de Maniobras y Tiro “Álvarez de Sotomayor” de Viator (Almería), del 2 al 9 de septiembre.
Bajo el mando del capitán Carrillo, los regulares afrontan un apretado y variado programa de instrucción y adiestramiento, que comenzó con una dura marcha táctica nocturna de 25 kilómetros a lo largo del perímetro del campo de maniobras. A lo largo de la semana se han realizado, entre otros, ejercicios de combate en zonas urbanizadas, ejercicios tácticos orientados a la misión de adiestramiento de defensiva, así como prácticas topográficas individuales y colectivas, tanto a pie como en vehículos. Finalmente, también se llevaron a cabo ejercicios de fuego real de entidad compañía y sección, tanto diurnos como nocturnos. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.ejercito.mde.es/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

El Gobierno aprueba 85 millones para inhibidores de vehículos militares.

El Gobierno aprueba 85 millones para inhibidores de vehículos militares

El Consejo de Ministros aprobó ayer un acuerdo marco de adquisición de inhibidores de frecuencia vehiculares, así como los contratos que se adjudiquen basados en el citado acuerdo, por un valor máximo estimado de 84.949.227,27 euros. La duración del acuerdo marco es de cuatro años (2018 a 2021), informa la referencia del Consejo de Ministros. Los contratos derivados de este acuerdo marco podrán formalizarse de manera individualizada, en función de las necesidades de la Administración. Se distinguirán dos fases:
Primera fase: Equipos pre-serie instalados
La primera fase consistirá en la contratación del suministro e instalación de inhibidores en 12 vehículos distintos, de dotación en las Fuerzas Armadas, denominados vehículos pre-serie. Una vez recepcionados estos vehículos, serán sometidos por las Fuerzas Armadas a las preceptivas pruebas de Evaluación Operativa (EVALO).


Hasta que no se obtenga una calificación operativa positiva de los distintos vehículos pre-serie, no se efectuarán más contratos derivados para la adquisición de los equipos y kits. 

Segunda Fase: 
Adquisición de equipos en serie Una vez que los vehículos pre-serie hayan sido calificados de conformidad, se podrán realizar los contratos derivados para el suministro de equipos y accesorios con su kits de instalación correspondientes, según las necesidades.


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

jueves, 11 de octubre de 2018

Casado insiste en trasladar la VI Flota estadounidense a España.

[Suspendre le ciblage publicitaire Adyoulike] El presidente del Partido Popular (PP), Pablo Casado, reiteró su plan de ofrecer a Estados Unidos trasladar la base de la VI Flota a Rota (Andalucía). Según declaraciones de Casado a EsRadio, "España tiene que recuperar la relevancia internacional en Iberomaérica, en el Mediterráneo" y con ese fin propondrá a EEUU que traslade la base de la VI Flota de Nápoles a Rota. "Ahora que Italia no es un país fiable hay que intentarlo", agregó. Además, amplió la oferta para que en España se instale también el Mando de Estados Unidos para África (Africom) como "destacamento de Estados Unidos y de los aliados para el contencioso de África en materia de inmigración irregular, para el narcotráfico y para el yihadismo" y aseguró que dicha medida "vendría muy bien económicamente y estratégicamente" a España. 

Anteriormente, la embajadora estadounidense ante la OTAN, Kay Bailey Hutchison, afirmó que su país estudiará la posibilidad del traslado si se le hace la oferta. "Cualquier oferta que haga un país, el Departamento de Defensa lo evaluará, evaluará las capacidades y evaluará la oferta y tomará una decisión", respondió Hutchinson en rueda de prensa aunque admitió no conocer en detalle la propuesta de Casado. "No conozco la oferta de España, Rota es una base importante pero no tengo información sobre un añadido a Rota en el futuro", agregó. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

El misil de crucero TAURUS de la Fuerza Aérea Española será mejorado por MBDA.





El Ministerio de Defensa español y TAURUS Systems GmbH (TSG) han firmado un contrato para la actualización de la capacidad operativa del Sistema de Armas TAURUS KEPD 350 utilizado por el Ejército del Aire. El TAURUS KEPD 350 lleva 10 años en el inventario de la Fuerza Aérea Española donde es operado por el avión de combate EF-18 Hornet. El misil de crucero avanzado TAURUS KEPD 350 proporciona, con su gran alcance y una ojiva inteligente única, una importante ventaja estratégica y táctica para las fuerzas armadas españolas. Está diseñado para atacar búnkeres enterrados profundos, infraestructuras y objetivos aéreos, incluso en entornos de acceso restringido o sin acceso.


Como parte del contrato firmado el 26 de septiembre en Madrid, la capacidad operativa del TAURUS español se actualizará mediante la robotización  y mejora del sistema de navegación. El valor del contrato está ligeramente por debajo de los 30 millones de euros. Esto aumentará la capacidad de supervivencia considerablemente más allá de la configuración original. Con la actualización, el Sistema de Armas está preparado para escenarios modernos altamente defendidos y entornos de operaciones conjuntas. El proyecto comenzará inmediatamente. El misil Taurus posee capacidad furtiva, su radio de alcance es de 500 km, y está provisto de un motor turbofán capaz de alcanzar Mach 0,9. Pueden llevarlo diferentes tipos de aviones.


El misil de crucero TAURUS KEPD 350 se encuentra operativo con las fuerzas aéreas de Alemania (600 misiles), Corea del Sur (260 misiles) y España (46 misiles). El Taurus no es un misil para destruir tanques o cañones, es un misil para destruir los centros de interés estratégicos de un país o para atacar a sus cúpulas políticas y militares: puertos, refinerías, fábricas de armas, centros de investigación, cuarteles generales… Por ejemplo durante la Guerra del Golfo de 1991 se lanzaron varios misiles Tomahawk con el fin de acabar con Saddam Hussein, los misiles nunca alcanzaron su objetivo, pero de haberlo hecho habrían descabezado a Iraq paralizando la capacidad del país para hacer la guerra. (Jesús.R.G.)

Fuente: http://www.defenseworld.net/

Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook                    

La Armada alistará a los helicópteros europeos medios NH-90 en 2023.


La versión navalizada del helicóptero medio NH-90 de fabricación europea comenzará a operar en la Armada española en el curso del presente lustro, según ha informado el capitán de navío (coronel) Luis Díaz-Bedia Astor, comandante de la Flotilla de Aeronaves del citado arma marítima. 

Díaz-Bedia indicó que esa es la previsión en la que se mueven los presupuestos operativos nacionales de Defensa, después que varias unidades del NH-90 hayan entrado ya en servicio tanto en el Ejercito de Tierra como en el del Aire. La diferencia entre la versión navalizada de estas aeronaves -fabricadas por un consorcio europeo en el cual participa España- y las que actualmente sirven ya en las fuerzas terrestres y aéreas nacionales estriba en una serie de modificaciones estructurales de importancia. Todos los helicópteros navales deben disponer de rotores plegables, para que sus palas queden alineadas juntas sobre la estructura longitudinal de la aeronave, facilitando así su almacenamiento en hángares de buques. Igualmente el tramo final de su cola, donde se ubica el rotor trasero, debe ser suceptible de doblarse con identica finalidad de almacenamiento a bordo. Asimismo, las aeronaves de uso naval (sean de ala fija o rotatoria) requieren de trenes de aterrizaje reforzados, pues posarse sobre la cubierta un buque resulta más arriesgado que hacerlo sobre tierra firme. 

Esta circunstancia se debe a que el oleaje puede elevar o hundir bruscamente la rasante del punto de toma, al moverse el navío, lo que implica mayor castigo para dicha parte de las aeronaves. Los helicópteros navales precisan finalmente de tratamientos y revestimientos con pinturas especiales contra la corrosión marina. Tanto el aerosol salino del mar como las partículas de arena de las playas, que se introducen en el núcleo de las turbinas impulsoras de estas aeronaves, generan un efecto de "lijado" que, al cabo de cierto tiempo, afecta a los revestimientos interiores de los motores. De hecho, tras cada misión de vuelo los aparatos navales deben ser "purgados" (pulverizados con agua dulce). El Comandante Jefe de la FLOAN realizó estas precisiones dentro de las conferencias impartidas a una veintena de periodistas de Sevilla, Málaga y Cádiz, que han participado en una jornada técnica de inmersión organizadas por la Asociación de laPrensa del Campo de Gibraltar. Diseñado como un helicoptero de uso polivalente (transporte de tropas y aeronave de maniobra con capacidad de acarrear cargas medianas), los NH-90 han sufrido diversas adaptaciones, según los requerimientos de los diversos países que los operan. 

La versión naval española buscaba realizar dos tipos de misiones bien diferenciadas. La primera consistiría en el transporte de fuerzas de operaciones especiales como las que actualmente realizan las aeronaves de la 5ª Escuadrilla roteña, dotada con aparatos Sea King SH-30. Pero se da la circunstancia que este veterano helicóptero, un auténtico hito en la historia de la aviación, ha comenzado a ser retirado de los principales países que operaban con mayor número de unidades: Canadá, EE.UU y Gran Bretaña. Tambien la Armada española había iniciado ya su proceso de reemplazo, con la recepción de los primeros aparatos SH-60 Sea Hawk de la denominada 'variante Foxtrot', una renovación integral de aparatos desalistados por el US Marine Corps, sometidos a una profunda remodelación de sus mecánicas, plantas motoras y aviónicas. Asimismo, la marina de guerra nacional precisa que entre las capacidades del NH-90 figuren prestaciones de lucha antisubmarina, similares a las que actualmente disponen los SH-60 Bravo de la 10ª Escuadrilla de Aeronaves, que operan embarcados desde fragatas y otros buques de la fuerza anfibia, realizando misiones antipiratería. (Jesús.R.G.)


Puedes seguir las noticias a traves de mis cuentas oficiales de  Twitter y Facebook